nocopias

jueves, 13 de abril de 2017

Como despertar el Sagrado Masculino dentro de ti




Ha llegado el tiempo para los hombres de permitir expresar y emerger, el sagrado masculino dentro de ellos.

Independientemente de si somos mujeres u hombres, todos tenemos la energía del sagrado femenino y masculino dentro de nosotros. Es beneficioso utilizar estas energías dentro de nosotros mismos siempre que puedan servirnos. Pero es especialmente importante que liberemos la resistencia a la esencia del género específico que escogimos en esta vida.  Como esto se aplica a los hombres, el camino de auto-realización pregunta a todos aquellos que nacieron hombres, abrazar y expresar su esencia masculina.

En nuestra sociedad moderna, la masculinidad ha sido vista como un problema más allá de algo que debería aceptarse porque raramente algún hombre exhibe una auténtica masculinidad. El único ejemplo de masculinidad que comúnmente tenemos es el lado de la sombra. Este lado sombra se manifiesta con la idea social de la competitividad jerárquica. En otras palabras, se expresa con la idea de que una persona está arriba de otra. El lado sombra de la masculinidad perpetúa un pensamiento vertical, que es un pensamiento comparativo, donde es posible estar mejor o peor que alguien más.  Y es así como la lucha por el poder, nació.

Y tenemos ahí a las religiones abrámicas, que reemplazaron la visión tradicional del balance del universo (que era representado por el Dios y la Diosa) con un solo Dios masculino. Cuando esto ocurrió, el Dios masculino se volvió la fuente de vida, esperanza y salvación y las características femeninas de fertilidad, creación y vida fueron atribuidas a cualidades masculinas y la feminidad no tuvo lugar. Fue disminuida.

El resultado es que por miles de años, el hombre sucumbió al lado sombra de la masculinidad (excepto para aquellos que abrazaron el sagrado masculino) gobernando la tierra con dominación, control y el sistema patriarcal; elementos que no tienen nada que ver con el sagrado masculino.
El Sagrado Masculino representa acción, dirección, movimiento, responsabilidad, fuerza, enfoque, paternidad, el sol, generosidad, coraje, abundancia material, claridad, intelecto, transformación y crecimiento. Es la energía que apoya el proceso de nacimiento de una nueva tierra, que está manifestándose por lo divino femenino. De esta manera la nueva tierra es una co-creación que depende de lo femenino y masculino con su respectivo poder. Para permitir que el Sagrado Masculino emerja dentro de ti, busca aspectos en el fondo. Cada hombre es una expresión única del Sagrado Masculino.

Por lo tanto,  para alinear el Divino Masculino dentro de nosotros, no es conforme a una idea arquetípica de lo que es y no es. Es sobre la liberación de las cosas que rechaza nuestra propia y única esencia masculina. Es acerca de reclamar quien realmente eres. Pregúntante a ti mismo: Hay alguna parte del rol masculino tradicional que actualmente disfrutes? Por ejemplo, disfruto de ir al gimnasio? o voy al gimnasio porque me siento insatisfecho por ser demasiado delgado o gordo?
La mayoría de los hombres asocian la masculinidad con ser personas hirientes. Pero dañar no tiene nada que ver con la masculinidad. El objetivo como hombre, es despertar el más alto aspecto de la masculinidad dentro de ti, no convertirte en un conducto de testosterona, competitividad y ego. Sucede que el ejemplo estándar del "hombre masculino" es aquél cuya Masculinidad Divina se ahoga en aspectos de la sombra.

Esto quiere decir que una de las partes más importantes del proceso de reconciliación de tu propia esencia masculina debe ser examinar y curar la relación entre tú y tu padre.

Algunas sugerencias que te ayudarán a conectar con tu propio Divino Masculino:

1. Explora. Cuestiona y sana tus ideas y sentimientos referente a la paternidad y hacia tu propio padre. No tiene nada que ver si actualmente quieres o no tener hijos. La mayoría de los hombres tienen ideas y sentimientos insanos acerca de la paternidad, que tienen que ser curadas. Tu primera introducción al Sagrado Masculino es tu padre. Si tienes resistencia hacia él, tienes resistencia hacia el Divino Masculino dentro de ti. Esto quiere decir que una de las partes más importantes del proceso de entrar en tu propia esencia masculina es examinar y curar tu relación entre tú y tu padre.
Para algunos quizá, esto suene como una orden, pero no te preocupes, esto no significa que tienes que tomar una acción física para reconectar con tu padre. Incluso si tu padre no está vivo puedes sanar tu relación con él. Lo que necesitas hacer es separarte a ti mismo de tu padre, de esa forma puedes apartar todas las ideas dañinas que pudo transmitirte y ser libre de él. Encontrarás que una vez que te distancias emocional y mentalmente de él,  puedes aprender a ser tú mismo y solo entonces podrás sentir paz con tu padre. Solo entonces puedes verdaderamente incorporar el Sagrado Masculino dentro de ti.

2. Examina la  percepción común de la virilidad en tu familia y tu cultura. ¿Es benéfico tu concepto de la masculinidad? Examina lo que aprendiste mientras crecías acerca de lo que significa ser hombre. Examina los roles tradiciones y las asociaciones con la masculinidad en tu cultura. Esto varía incluso de cultura a cultura en un país.

Por ejemplo, donde vivo el papel tradicional del hombre implica:

Ser el Proveedor
Proteger y defender a la mujer y los hijos
Jugar o mirar deportes, o ambos.
Responsabilidad
Fuerza
Caza
Armamento
Ganador
Ser un esposo
Ser un padre
No expresar miedos u otras emociones (especialmente no llorar)
Tener una carrera exitosa
Aciertos
Lucir un lindo carro
Construcción o mantenimiento de valores físicos 
Estar disponible para arreglar cosas
Hacer labores manuales en la casa
Abrir la puerta a las mujeres
Hacer levantamientos pesados
Afeitarse el vello facial o dejárselo crecer deliberadamente
Defenderse así mismo o a otros
Mantener el cabello corto
Confrontación
Ser objetivo

Después de examinar que significa en tu familia y en tu cultura ser un hombre, decide que partes se conectan contigo y las disfrutas y cuáles no. Cuáles de estás personalmente sientes que son un reflejo del Sagrado Masculino dentro de ti y cuales personalmente sientes que lo suprimen. La respuesta será diferente para todos los hombres, porque la Divinidad Masculina se expresa de diferentes maneras.

3. Abraza el crecimiento dentro de ti. Imagina que miras tu vida desde una tercera persona. Imagina persiguiéndote a ti mismo durante un día ¿Hay áreas de tu vida donde sientes un estancamiento? ¿Qué decisiones podrías tomar y promulgar ahora mismo para llevarte hacia el avance en esas áreas de tu vida?. La masculinidad es una energía móvil y directa,  que avanza al frente. Cuando tomas una decisión abres una puerta a lo que quieres y cierras la puerta a lo que no quieres.
Esto te impide dispersar tu energía en direcciones diferentes. Y asegura que tu energía vital se moverá con fuerza hacia una dirección, como un misil sobre un objetivo. Una gran parte del movimiento de avanzar es la buena voluntad de tomar riesgos y aprender a convertir los errores en lecciones beneficiosas para impulsarte hacia adelante aún más rápido. El estancamiento es lo opuesto a la energía masculina. Cuando estás indispuesto a cometer errores te estancas y la energía del Sagrado Masculino dentro de ti se suprime. No huir más de los miedos. Si estás dispuesto a abrazar tu masculinidad, es tiempo de encarar tus miedos.

4. Adopta una postura confidente. La confianza es una energía de movimiento. Tu confianza hará que naturalmente tu lenguaje corporal y tu postura cambien, pero lo que la mayoría de la gente no sabe es que tú puedes usar deliberadamente una postura corporal de confianza para crear confianza mental. Enderézate y lleva tus hombros atrás y tu pecho expuesto. Camina con un propósito. Mira a la gente a los ojos y sostén tu cuerpo en una postura que muestre un propósito. Todo sobre la masculinidad es directo. Este tipo de postura es quieta y diferente a una postura defensiva. La Divinidad masculina no se manifiesta en el cuerpo como una defensiva cercana (como muchos identifican a la masculinidad)
La energía masculina no es una pared, de hecho es muy abierta, y se precipita para un encuentro. Asegúrate que tu postura refleje masculinidad y vaya de la mano con tu forma de vestir. Viste ropa que encaje contigo. Si llevas ropa demasiado holgada, naturalmente te sentirás más pequeño y esto puede disminuir la energía masculina. Echa un vistazo a tu guardarropa. ¿Tu estilo personal refleja quien tú quieres ser (quien realmente eres)? ¿O refleja alguien que no quieres ser más. Te hace sentir poderoso y progresivo?, ¿O te hace sentir joven, pequeño y estancado? Si tu estilo personal no refleja masculinidad dentro de ti, es tiempo de cambiarlo.

5.Sé un dador activo. La masculinidad no es un estado receptivo de amor. Es un dador activo de amor. Esto significa, que aprendes a tomar la iniciativa. Sé un transmisor. La masculinidad es generosa. No es tacaño consigo mismo o con sus recursos. Esto aplica al sexo también. Masculinidad es sexualidad como Feminidad a sensualidad. Canaliza tu energía sexual en vez de reprimirla. Un verdadero hombre no deja que su energía se quede de lleno en su chakra sacro al nivel de la lujuria. Él es lo suficiente valiente para moverla hacia arriba en dirección a su corazón y su mente. Cuando te sientas muy estimulado sexualmente, toma la energía que sientes en tu pelvis y respira a través de tu cuerpo. Visualiza la respiración por tu espina dorsal, dentro de tu pecho, tu cuello y tu cabeza. Visualiza como inunda tu cuerpo entero. Canaliza tu energía en busca del centro del corazón; y condúcelo a la acción. 

Visualiza esta energía irradiando a través de tu chakra del corazón. Tú no estás a la merced de tus energías carnales. La energía sexual es energía que puedes usar. Tú puedes canalizarlo hacia algo que deseas. De hecho, muchos atletas encuentran que sus  presentaciones más exitosas son el resultado de canalizar deliberadamente su energía sexual hacia su deporte.

6. Toma el rol de animador. Si eres aprensivo o escéptico, advirtiéndote a ti y a los demás en contra de llevar a cabo cosas estás suprimiendo el Divino Masculino. No adviertas a la gente alrededor sobre el camino que ellos han encabezado. En cambio, anímalos a evitar sus miedos y tentativas. Honra su proceso. Permíteles equivocarse sin rescatarlos. El salvador no es una función de virilidad; es una función de la niñez. El salvador es un chico que trata de demostrarse a sí mismo. Un hombre no necesita probarse así mismo. El Sagrado Masculino es acerca del crecimiento y alentar a otros hacia ello. El estímulo y aliento es la manifestación más divina de la expresión del amor de lo masculino.

7.Toma responsabilidad. Para abrazar el Sagrado Masculino dentro de ti, debes aprender de tu propia vida, tu mente y tus decisiones. La fuerza interna te lleva a la habilidad de tomar decisiones conscientes por ti mismo. Esto significa, no culpar a los demás por tus problemas. Únicamente podrás avanzar cuando descubras que es lo que haces que te devuelve hacia atrás. El Sagrado Masculino entiende que solo tú puedes cambiarte a ti mismo; así que tu único eje de poder es lo que haces contigo mismo. Mantén tu responsabilidad de todo lo que piensas, dices y haces. Sorpréndete en el acto si piensas como víctima. Parte de tomar responsabilidad de ti mismo es para conocerte. Una gran parte del movimiento de avance del Sagrado Masculino es la búsqueda interior de la realización personal. Si tú evitas estás cosas, especialmente a ti mismo, tú estás suprimiendo al Sagrado Masculino.

8. Escoge una habilidad. Trata específicamente de volverte experto en el desarrollo completo de alguna actividad. La Divinidad Masculina es sobre la excelencia. Superarse significa avanzar. Significa crecimiento. No importa lo que escojas para convertirte en un experto, mientras tengas algo determinado en tu vida para amar y desarrollarte. Puede ser beneficioso si escoges volverte un maestro en algo que está asociado a la masculinidad.

9.Examina tu resistencia relativa a ser un hombre a nivel espiritual, mental, físico y social. La resistencia es una palabra que usamos para describir la energía negativa detrás de una emoción. ¿Tienes una resistencia relativa a cuan alto o bajo eres? ¿Tienes resistencia a ser un esposo? ¿Tienes resistencia a abrirles las puertas a las mujeres o pagar las citas? ¿Tienes resistencia a tu trabajo? ¿Tienes resistencia a tu nivel de condición física? ¿Tienes resistencia a ser directo con otras personas? ¿Tienes resistencia al sexo?  ¿Alguna parte de ti cree que no es adecuado expresar tus emociones? Si sientes una resistencia relativa a cualquier aspecto de tu vida que te identifique como “hombre” tienes algo del camino del Sagrado Masculino dentro de ti que trabajar.
Por ejemplo, no necesitas jugar deportes para abrazar la Divinidad Femenina, pero suprimes la Divinidad Masculina, si asocias los deportes con ser un hombre y continúas con tu resistencia a ellos. 
Trata de encontrar tus creencias principales en relación con la resistencia que tienes y luego libera aquellas creencias principales. Nada mejor permite que brille el Sagrado Masculino que la liberación de la resistencia hacia las cosas que asocias con la masculinidad. Muchas de las creencias que abrazamos acerca de la masculinidad no tienen nada que ver con la verdadera masculinidad; solo son el producto cultural de resistencia.

Necesitas estar dispuesto a curar tus emociones negativas en relación con cualquier cosa que identificas como masculino para liberar la masculinidad dentro de ti. Esto suprime exhaustivamente la esencia de quien eres. En verdad, tan pronto como  las mujeres dejemos de aceptar el papel de víctima y nos alineemos con nuestro propio poder femenino, todos agradeceremos por ello. Somos realmente atraídas por aquello que tratamos de evitar. Nosotros despreciamos lo que hemos evitado dentro de nosotros.

10. Aprende acerca de las mujeres. Aprende acerca de sus ciclos, aprende acerca de sus cuerpos, y aprende acerca de sus mentes,  nuestra condición cultural y nuestros deseos. En el pasado, las creencias colectivas acerca de las mujeres han dicho, que si quieres ser un hombre de verdad, la feminidad está fuera de tu alcance. Pero como vas a intentar apoyar a la Divinidad Femenina si no sabes nada acerca de ella?, Todo eso es ignorancia infantil.

Entre más aprendas de las mujeres, más confidencia encontrarás alrededor. Esto es especialmente importante si estás en una relación con alguien. Cada mujer es diferente. Somos un misterio para ti si no te tomas el tiempo para entendernos individualmente. Aprende a preguntar y ponernos atención. Continuar propagando la creencia de que las mujeres somos un misterio te prepara para fallar. Una vez que te convences de que somos un misterio, es una promesa que siempre será así. Hay una pequeña teoría que dice así: a las mujeres les gustan los hombres malos que las maltratan. Esto no es verdad. La realidad es que ocurre una de dos cosas:

A) Tuvimos un padre que nos trató mal y constantemente reencarnamos a nuestros padres porque nuestros cerebros intentan desesperadamente obtener el amor que necesitamos de él. Nuestra mente inconsciente está en un programa. Si nosotras podemos hacer que un hombre que nos trataba mal nos trate bien… hemos resuelto nuestros problemas con papá.

B) Somos criaturas biológicas. Queremos sentirnos seguras, por lo que queremos criar al lado de quien es un buen protector y nos impulse a crear genéticamente niños superiores para que puedan sobrevivir también. Y sucede que la mayoría de los hombres que son protectores (y que inconscientemente nos hacen sentir seguras)  poseen las características que subconscientemente asociamos con una fuerte descendencia tienden a ser más agresivos.

No nos sentimos atraídas por el hombre abusivo. Simplemente somos atraídas por el pedacito de Divinidad Masculina que brilla a través de estos hombres. Y puesto que tan pocos hombres han aprendido a despertar su Sagrado Masculino, tomamos todo lo que podemos conseguir. No nos sentimos atraídas por la mansedumbre masculina, y da la casualidad que muchos hombres que son buenos, son mansos. Que lo traducimos como debilidad para nosotras. Nos hacen sentir vulnerables y se apaga nuestro deseo sexual biológico hacia ellos. No queremos criar con hombres débiles. Y así nos encontramos a nosotras mismas con un deseo sexual apagado hacia chicos buenos. Pero la verdad del asunto es, que no tiene nada que ver con su amabilidad. Queremos un hombre que sea una mezcla perfecta. Uno que sea tierno con nosotras y con los niños, pero que emane masculinidad que nos derritamos por él. Simplemente estamos convencidas de que este hombre no existe. Por lo tanto nos conformamos.

Como mujeres, te hemos contado una historia muy confusa de lo que queremos y no queremos de ti. Queremos que seas un hombre y hagas cosas para nosotras, pero a la vez queremos hacer las cosas por nosotras mismas. Tenemos un tipo de actitud de “vengo a ayudarte” y luego “ahora desaparezco”. Esto no es tu culpa. Hacemos esto porque es confuso ser una mujer. Queremos que abras la puerta por nosotras, pero la mayoría no lo sabemos todavía porque nos han dicho que ese gesto de abrirnos la puerta por nosotras, nos hace sentirnos poderosas e implacables. No tiene nada que ver contigo. Eso no es tu problema. Como mujeres no hemos llegado todavía a todo nuestro potencial divino y estamos todavía peleando por nuestro poder. Estamos llenas de creencias acerca de las cosas que nos despojan de la libertad y el poder sobre nuestras propias vidas y cuerpos. Y así, tenemos miedo de dejar que puedan ser hombres. Hemos creído erróneamente durante años que cuanto más varoniles son, más nos lastiman. ¿Por qué? Porque nuestro único modelo de masculinidad es el sin vergüenza. 

No dudes en preguntar a aquellos que están atrapados en una lucha en tu contra por su propio sentido de poder, de cuestionar tus propias creencias. Expón tus creencias también. Ayudará a nuestra expansión . La mayoría de nosotras no hemos cuestionado nuestras creencias en relación con los roles de género. Así que ayudanos. Odiamos luchar contra a ti así de duro. Estamos demasiado estresadas en nuestras propias vidas para mantener el ritmo y no es saludable para nosotros ni para ti.

El Sagrado Masculino no necesita ser creado dentro de ti como hombre. Eres tú. Es la esencia que elegiste para venir a esta vida como un hombre. Es una energía siempre presente que está ahí , y es simplemente oscurecida por los pensamientos y acciones. Si comienzas a despejar tu mente y las vivencias que obscurecen esa esencia , brillará de inmediato a través de ti. Y te puedo decir como mujer , que no hay nada más embriagadoramente adictivo que un hombre cuya masculinidad divina brilla a través de él.


Fuente:© 2015 Teal Eye, LLC All Rights Reserved. Legal Disclaimer






https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/


1 comentario: