nocopias

domingo, 4 de diciembre de 2016

ADENTRARSE EN LO DESCONOCIDO... SANARA VUESTROS CONFLICTOS INTERIORES.



ADENTRARSE EN LO DESCONOCIDO... SANARA VUESTROS CONFLICTOS INTERIORES.

Si os preguntáis cómo deshaceros de vuestros conflictos interiores, la respuesta es adentrándoos en lo desconocido.
Después de todo, cualquier buen matemático o físico tiene que investigar lo desconocido, y quizá también el artista, si no se ha dejado arrastrar demasiado por sus propias emociones e imaginación.
Y vosotros, personas con problemas cotidianos, también tenéis que vivir con un sentido profundo de comprensión, es decir, también tenéis que penetrar en lo desconocido.
Una mente que está siempre persiguiendo los fantasmas que ella misma ha inventado, con todos sus problemas y contradicciones no tiene posibilidad de penetrar en lo desconocido.
Como personas normales que sólo vivís las monótonas, anodinas y pequeñas vidas de todos los días, estáis interesados en cómo cambiar todo eso inmediatamente, pero la gente cambia con los nuevos inventos, nuevas presiones, nuevas teorías, nuevas situaciones políticas; todo eso produce cierta cualidad de cambio, aunque no habla de una revolución radical, básica, en el propio ser, y de si esa revolución puede efectuarse en forma gradual, o instantáneamente.
Los seres humanos han tratado de hacer esto durante milenios, pero realmente no han podido cambiar radicalmente, con alguna que otra excepción, de modo que es necesario saber si cada uno de vosotros y, por lo tanto, el mundo -ya que vosotros sois el mundo y el mundo es vosotros- puede eliminar instantáneamente todo el afán, la ira, el odio y la enemistad que habéis creado, y la amargura que soportáis.
Aparentemente la amargura es una de las cosas más comunes que tenéis. ¿Podéis erradicar toda esa amargura instantáneamente conociendo sus causas, viendo toda su estructura?
Pues bien, eso es posible únicamente cuando hay observación, cuando la mente puede observar con gran intensidad, entonces esa misma observación es la acción que pone término a la amargura.
Del mismo modo, debéis considerar si existe alguna acción libre, espontánea y que no dependa de la voluntad, o si se basa en la memoria, en vuestros ideales, en vuestras contradicciones, vuestras heridas, vuestro sufrimiento, etc. de si se aproxima siempre a un ideal, a un principio, a un patrón, porque, de otro modo, tal acción no es acción en absoluto, porque engendra contradicción entre lo que debería ser y lo que es.
Angel Luis Fernández.
www.esdeihewe.com






https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/

LA NECESIDAD DE UNIDAD Y RESPONSABILIDAD PARA MANIFESTAR EL EQUILIBRIO EN LA NATURALEZA.



LA NECESIDAD DE UNIDAD Y RESPONSABILIDAD PARA MANIFESTAR EL EQUILIBRIO EN LA NATURALEZA.

La Naturaleza posee una capacidad intrínseca de equilibrarlo y armonizarlo todo de forma misericordiosa y consistente, por eso cuando los seres humanos se muestran descuidados o imprudentes, están interfiriendo el equilibrio universal, desafiando el orden sagrado y, al hacerlo así, provocan una lluvia torrencial de efectos que no sirven más que para ralentizar el devenir del destino de luz.
Por ello, las precauciones excesivas no alteran el destino, y si estos descuidos o imprudencias afectan a los demás, es posible acelerar su ritmo de evolución y con ello forzarlos a que lo afronten sin estar preparados, de forma que ese daño provocado a los demás por el propio descuido, hace al inductor responsable del daño que ocasione; es decir, se ha sembrado una semilla dañina, que dará lugar a una cosecha enferma.
Sin embargo, si en lugar de ser descuidados, os volvéis solícitos por el bienestar de los demás, generaréis una fuerza útil que os protegerá de las inclemencias, para que todo quede equilibrado de acuerdo al plan de la Naturaleza, en lugar de ser precipitado fuera de tiempo.
Cada ser humano nace y renace como una entidad independiente y puede poner nuevas causas en marcha cuyos motivos pueden estar inspirados y venir definidos por sus principios superiores, o por sus deseos personales.
Los impulsos desde el lado superior de la naturaleza de cada esencia provienen de su fuente espiritual, la cual es la fuente de toda vida, y esos impulsos son, necesariamente, de naturaleza altruista y deberían ser siempre los motivos de todas las acciones emprendidas, de manera que nunca habría lugar para la equivocación si se perseverase en ellos, por lo que dichas acciones serían útiles a los demás, y nunca dañinas para uno mismo.
Así que, ya veis, la unidad y origen espirituales de todos los seres humanos, es la base para las enseñanzas conductuales que les fueron entregadas a los primeros moradores de la esfera por todos los Maestros de la Sabiduría Antigua del pasado.
Cuando no se hace a los demás lo que no gustaría que le hiciesen a uno, no se necesita pensar en las consecuencias que vendrán después, la propia Naturaleza y las futuras efusiones o vidas no serán afectadas por tragedias y desgracias.
Por eso, cuando se obedece a los impulsos inferiores, se producen como resultado fricciones y desajustes que conducen, en muchos casos, a accidentes y desastres en el ahora y en el futuro. Así se construye el destino, y se atraen las tragedias, que tan amargamente repercuten en todos.
Angel Luis Fernández.
www.esdeihewe.com





https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/