nocopias

viernes, 5 de enero de 2018

Regreso a Lemuria - Parte 1, 2, 3, 4, 5 y 6 - Kryon - Canalización por Lee Carroll Regreso a Lemuria Hawái, 20 de diciembre de 2017



Regreso a Lemuria - Parte 1, 2, 3, 4, 5 y 6 - Kryon






Parte 1
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
El momento es más conmovedor que lo que ustedes saben. Algunos han venido para unas vacaciones, otros para una celebración, pero ninguno de ustedes tiene verdaderamente una idea de dónde está. No podrían; ¡no podrían! Por muy sintonizado que esté su akash, lo que sucedió aquí - aquí mismo - es muy profundo para muchos en este planeta, y especialmente para quienes llegan ahora para celebrarlo, tan profundo que no puede realmente contenerse. Pero el residuo de aquello los trae de regreso.
En los próximos días les voy a dar algo de historia, algunos recordatorios de lo que aquí sucedió. Pero aun antes de hacerlo, el recordatorio es este: no están en una isla; están sobre la montaña de Lemuria. La montaña; una montaña enorme, la más alta de la Tierra. Y el recordatorio es que ustedes no están en absoluto en la elevación en que solía estar la tierra de Mu, el pequeño continente en medio del Pacífico. Y todo esto será explicado nuevamente, tanto en canalización como por mi socio,  en los próximos tres días.
Lo que quiero contarles es algo que sólo mencioné brevemente en el pasado; una experiencia que tuvo mi socio y que yo quiero transmitirles en esta ocasión. ¡Silencio!  ¿Pueden sentir el viento? Aun dentro de este salón, esotéricamente; el viento de la Creación.
La Lemuria que ustedes celebran no es de tanto tiempo atrás, realmente; les contaremos más sobre ella. Fue el inicio de la información de la Luz Sagrada, la plataforma de lanzamiento del akash, y muchos llegaron a través de esta sociedad.
Esto ahora es una isla; fue la cumbre del volcán en ese entonces, como lo es ahora, excepto que entonces estaba más activo - ligeramente. Las otras cumbres de la montaña que hoy son islas, en los tiempos de Lemuria estaban aún extinguidas, porque el deslizamiento de las placas del planeta es lento. Lemuria fue muy reciente, como volveremos a discutir; reciente en la historia que ustedes llaman historia. ¿Ya pueden sentirlo? Hay algo aquí. El suelo, la lava en que están parados; muy pocos estuvieron aquí en los días de Lemuria, porque estaba aproximadamente a 33.000 pies de altura (N.T. aprox. 10.060 m.)  Sin embargo, déjenme contarles lo que le sucedió a mi socio.
Antes del conocimiento que ustedes hoy celebran, antes de que mi socio canalizara nada sobre Lemuria, sobre lo que podría haber sucedido aquí, lo que eso significaba esotéricamente, históricamente, lo que sea, él vino a canalizar a Kryon y, extrañamente, canalizó aquí, sobre esta cumbre de la montaña que hoy llaman la isla grande. Fue su primera experiencia, más de veinte años atrás. En un lugar llamado Parker Ranch, allí es donde estuvo. En ese entonces la asistencia no era numerosa, tal vez hubo cincuenta personas. Y el lugar donde estuvo solía ser un club. Antes de sentarse a canalizar, mi socio vio a un hombre entrar y sentarse en la última fila. El hombre tenía el pelo canoso, obviamente era hawaiano. Llevaba un bastón. Se sentó y observó cuando mi socio entró a canalizar. Cuando mi socio salió de la canalización, el hombre se había ido. Esto sucedió nuevamente dos veces más cuando mi socio volvió a estos lugares, estas islas, cumbres de la montaña. Y mi socio sabía que en esto había algo, él lo sentía. Solía llorar aun antes de llegar, sabiendo que algo había en esto, y sin embargo la canalización no decía qué era. A medida que pasaba el tiempo, empecé a contarle algo más sobre eso.
El hombre de pelo blanco y bastón regresó dos veces más, igual que lo había hecho la primera vez; cualquiera fuera la isla donde mi socio canalizaba, el hombre acudía, solo por unos momentos lo veía, y se iba antes de que mi socio saliera de la canalización. Mi socio ni siquiera entendía si él era real o no, porque solo venía por un momento y luego se iba. Mi socio no lo veía irse, pero se había ido.
Eventualmente se presentó y se dio a conocer como un Kamuna y su nombre era Makúa. Y con completa inocencia e ingenuidad mi socio preguntó: "¿Qué quiere decir Makúa?" Y él dijo: "Significa Makúa. Chamán para la era, para el tiempo." Entonces mi socio se dio cuenta de que era el sostenedor de las tradiciones de los ancestros, las tradiciones originales de Mu, de Lemuria. Las que databan directamente de los pleyadianos. Y entonces Makúa aceptó ser maestro para algunos de los grupos que mi socio iba a traer a las islas de Hawái, especialmente a esta isla llamada Hawái que era su hogar.
Quiero contarles solo un episodio porque, queridos, quiero que aquellos de ustedes que van a ir a la caldera recuerden esta historia de ahora, porque allí es donde estarán. La gran abertura en la cima de la montaña, la caldera, estaba llena de lava que entonces estaba activa en Lemuria y ahora no lo está. Va y viene a veces, o se abre una fisura a veces y humea, o a veces se puede ver la lava. Pero después de los días de Lemuria ha habido muchos lugares donde brotaba la lava. De modo que la caldera no está tan activa como lo estaba en Lemuria. No la veían, estaba demasiado alta. Yo estaba parado con mi socio - ¿qué les parece eso, los dos juntos? - porque había canalización al borde de la caldera, no hace muchos años, conducidos por Makúa. Y él dio las enseñanzas que deseaba al grupo allí presente, y empezó la canalización, y cuando terminó Makúa dijo: "Quiero mostrarles algo." y llevó a mi socio a un lugar que no era el lugar donde estaba el grupo. Una pequeña caminata y él dijo: "Esto es un lugar donde se reunían los varones." Esto fue antes que mi socio comprendiera las diferencias en el honrar a lo femenino en esta isla. Él no tenía idea de por qué los varones iban a un lugar y las mujeres a otro, sin comprender siquiera que aún en nuestros días en ciertas culturas hay lugares donde las mujeres se reúnen de manera sagrada y allí solo van las mujeres. Y no es una segregación de los géneros; es un homenaje a la sacralidad de la madre. Y ése es el punto. Los varones tenían que ir a otro lugar porque ellos no tenían esa sacralidad de la madre. No comprendían a la madre, no estaban equipados, lo estaban para otras cosas que sostenían a la madre.
Y él me llevó junto con mi socio a otra área aparte, porque mi socio todavía sentía que estaba canalizando. Él sentía la energía de la canalización y no sabía por qué, ya que había cerrado la canalización y sin embargo yo todavía seguía con él. Y era para que yo pudiera recibir y dar el mensaje y decir "Está bien, socio mío" cuando Makúa señaló un lugar a la distancia y dijo: "Allí es donde están enterradas las canoas de la Luz." Y mi socio no sabía qué significaba eso. En ese punto le hice un guiño y le dije "Es una metáfora, es una metáfora. Algo así."  Quiero que piensen en eso; los pleyadianos llegaron a este lugar. Y si ustedes piensan que vinieron esotéricamente, o en vehículos, o en lo que sea, la cuestión es que enterraron la esencia de su viaje, porque se quedarían. ¡Esta es una de las historias de amor más grandes de la galaxia! Y se revelará más a medida que ustedes avancen, porque ellos se quedaban, no había regreso. Ellos sabían que ese era el lugar, esa era el área, donde enseñarían durante miles de años, donde tendrían hijos que serían especiales, que también enseñarían, y donde nacería el akash con que se continuaría su estirpe. Continuaría su línea de sangre.
En los medios sociales algunos acusaron a mi socio de no ser totalmente humano (se ríe). Algunos dicen que viene del espacio, y dicen: "Cuidado, no es realmente humano."  Bueno, tengo noticias para cualquiera que escuche: "¡Ninguno de ustedes lo es! Ninguno lo es; esa es la historia de amor de la que quiero hablar este fin de semana. Y esa es la historia de la Creación, es la razón por la que, aparentemente, ustedes tienen 23 pares de cromosomas.
Makúa le dio a mi socio un manuscrito; era uno de cuatro. Y dijo: "Aquí están todos los secretos del linaje que yo enseño. Tuve que revisarte durante años para ver si eras puro, porque el linaje de la pureza de mi raza algún día desaparecerá, y estas cosas deben ser conocidas." Poco tiempo después, Makúa falleció en un accidente de tránsito en esta misma isla. Los chamanes no conducen bien. Y el linaje de su chamanismo pasó a una mujer; por primera vez en la historia no había un heredero listo para recibir esa herencia.  Esa mujer está aquí, y vive aquí, no lejos de donde vivía Makúa, y su nombre es Kalei. Y él le dio a ella el mismo manuscrito que le dio a mi socio. Mi socio y Kalei están aliados en la tradición de la Montaña.
Le dije a mi socio que no lo leyera, y me obedeció. Yo no quería que contaminara lo que yo iba a canalizarle; quería que esperara hasta mucho después de 2012 para abrir esas páginas y leer la verdad que él ha estado canalizando durante todos estos años. Una verdad que dice que la humanidad lo logrará, y ha pasado este hermoso capítulo de la evolución llamado 2012, la precesión de los equinoccios.  Hay mucho más para darles. Pero como ustedes van a estar pronto junto al cráter, y yo canalizaré de nuevo allí, quiero que sientan el viento de la Creación que soplará sobre ustedes, y en sus rostros, y que incluso lo hace ahora para aquellos de ustedes que saben de qué hablo y comprenden la metáfora; esta es un área especial, un tiempo especial: ustedes ha venido al lugar donde empezó la enseñanza de la Luz y la belleza. Lo que ustedes hoy necesitan para poder cruzar este puente de evolución de la humanidad, que empezará a crecer y florecer, a volverse sabia y continuar.
Queridos, vienen al lugar correcto en el momento correcto; recuerden a Makúa. Vean a Makúa en Kalei, porque ella habla de las mismas historias que él le contó, pero entiendan que ahora  lo femenino lleva la antorcha de los ancestros con esto, la plataforma de lanzamiento del akash para la humanidad, aquí mismo.
Y así es.

Kryon

Regreso a Lemuria - Parte 2 - Kryon
Canalización por Lee Carroll Regreso a Lemuria Hawái, 20 de Diciembre de 2017


                       

Parte 2 - en la mañana
Saludos queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Hemos dicho esto muchas veces: yo sé dónde estoy. ¿Ustedes lo saben? ¿Realmente lo saben?  Anoche, en un evento más pequeño, para quienes vinieron, mujeres en su mayoría, para iniciar realmente esta energía especial, anoche hablé de esto, y volveré a hablar, otra vez y otra.
Hace veintiocho años, cuando mi socio abrió su mente al potencial de que había más, sucedió otra cosa: una educación muy lenta de él hacia una alianza de lo que es Kryon. Una alianza que creció en confianza y amor, adecuación e incluso lógica. El mundo entero celebraba cosas como la oración o el Dios único, los profetas, los capaces de  realizar sanaciones, mensajes desde el otro lado, todo el planeta de alguna manera cree en la vida después de la muerte, en todas estas cosas. Sin embargo la idea de sentarse en una silla y tener una conexión directa, no necesariamente resultaba aceptable. Le llevó largo tiempo darse cuenta de que los apóstoles mismos, los profetas, todos ellos seres humanos que daban la información, estaban canalizando. ¿Cómo llaman a eso? ¿Qué otro nombre le darían?  Cuando tienen un libro, escrito por hombres y mujeres, que es la palabra de Dios, ¿de qué otro modo lo llamarían? Es la palabra de hombres y mujeres bajo la influencia de la canalización. Llámenlo como quieran, pónganle el nombre que deseen pero, queridos, existe una conexión entre ustedes y el más allá, sea lo que sea que ustedes creen que es.
Y luego la información empezó a venir de lo que era un Dios amoroso, hermoso, no enjuiciador, que unía las cosas, almas que estaban siempre allí y no necesariamente creadas para estar solo en el planeta.
Una vieja energía de la naturaleza humana fue entonces colocada sobre Dios - todavía lo está - de que Dios es tan disfuncional como el humano. Que Dios pone reglas, que tiene ciertos tipos de disciplina, que a Dios le importa qué haces cuando giras a la izquierda o a la derecha, y luego si lo haces mal este hermoso Dios amoroso te tomará y castigará a tu alma para toda la eternidad si no lo haces bien.  Queridos, esto es de la naturaleza humana, esto no es de Dios.
Y lentamente, muy lentamente, especialmente después del Cambio, en muchos existe un despertar. Un despertar que dice: "Tal vez lo que nos dijeron es un poco distinto. Estos aman a su profeta y pueden seguir amándolo. El profeta es bello y está lleno de conocimiento, amor, sabiduría, benevolencia, pureza, poderes sanadores. Pueden seguir amando a su profeta, y entender que tal vez, solo tal vez, el Dios que el profeta representa es más grande que lo que les dijeron en alguna doctrina; ¡es más grande! ¡Más amoroso, más misericordioso, más comprensivo!
Y así es como está hoy. Este Cambio empieza a despertar a muchos a los potenciales. Ustedes no necesariamente se sientan en una luz  y son cambiados; lo que sucede es que se sientan en una luz y ven cosas que no veían en la oscuridad. De modo que cada ser humano, todos ellos, reciben una oportunidad de ver algo que antes no vieron. No hay una energía de guía que se coloca sobre el planeta y que no haya estado allí antes. En cambio, son los seres humanos, como siempre ha sido, como debe ser, los seres humanos controlándose a sí mismos con libre albedrío, y la iluminación que sobreviene es que lo que se logra como resultado del libre albedrío. Y al encenderse la luz en el planeta, el libre albedrío de miles de millones empieza a ver  - o no. Las almas antiguas son las primeras en despertar. Las almas antiguas están aquí; están escuchando; son parte de esto que llamamos la experiencia lemuriana.
Las canalizaciones de estos días estarán hablando de eso, en su mayor parte. Porque debemos empezar por el principio; darles alguna visión de cómo ocurrió todo esto. Y cada vez que hablamos de la historia, los historiadores o científicos que escuchan  ponen los ojos en blanco y dejan de escuchar.
Científico, historiador: déjame decirte, solo un momento, algo sobre la naturaleza humana. ¿Te entusiasma la historia? Historiador, arqueólogo: la respuesta es sí; de otro modo no hubieras ido allí y hecho eso. No tendrías los títulos que tienes, no estarías tan entusiasmado a menos que realmente, de veras, estuvieras interesado en estas cosas que hizo la humanidad, cómo sucedió, qué está pasando.  Y sin embargo te "pintas" dentro de una caja de lo que tú crees que sucedió. Pasas por una escuela en que los instructores te "pintan" lo que se ha descubierto. Luego postulan, basados en los descubrimientos hechos, cuál era la probabilidad de lo que sucedió, antes de saber qué había sucedido. Se usa la extrapolación, cosa lógica, y eso se convierte en el modelo de lo que sucedió en el planeta. Uno pensaría que un arqueólogo o un historiador o un científico estarían babeándose por encontrar cosas mejores que las que descubrieron. Y ahora les digo qué pasa. Esta es una energía vieja, tan lógica y lineal pero, queridos es lo que sucede. Se babean en tanto lo que descubran apoye la caja de lo que ellos piensan que ha sucedido. Y cuando descubren algo que está fuera de lo que les enseñaron, generalmente lo descartan.  Y no son los únicos; los físicos hacen lo mismo. Esto es naturaleza humana, y esto es la construcción que empezará a cambiar. La construcción que casi nadie reconoce siquiera, ¡existe! La caja de la creencia de la ciencia y la historia, que se mantiene basada en lo que ha visto y no en lo que no ha visto. Por lo tanto, cuando empezamos a hablar del planeta de maneras que no están en las escuelas, que no se enseñan, eso se descarta inmediatamente, es demasiado esotérico, no hay evidencias, por lo tanto no se considerará.
Me siento ante quienes escuchan y les doy historia que es bella más allá de la educación que se da en el planeta, que no necesariamente encaja en las cajas de lo que se enseña. Y si esas cajas se abrieran y permitieran el potencial de algunas de estas cosas, sería una vía acelerada a un potencial glorioso e información que sería muy grandiosa y llena de maravilla, más que lo que hay incluso cuando ahora la miran.
La historia de la humanidad es tan grandiosa en su desarrollo, en la manera en que llegaron aquí. No en lo que hicieron, sino en lo que Dios hizo.  Queridos, si no lo descubrieron todavía, existen diversas clases de akash. Y en esta serie de seminarios les pedimos que se concentren en el akash del alma del ser humano. Cada vez que les hablamos sobre almas, identificamos que se trata del alma del ser humano, y ya hemos dicho esto antes en conferencias sobre almas, en canalizaciones sobre las almas; hay muchas clases, pero el alma del ser humano es la que tiene a Dios en su interior. Es la única con Dios en su interior: el alma humana. Y comenzó literalmente aquí en este planeta. Las visiones que tuvo el doctor son tan magníficas porque son metafóricas (N.T. Dr. John G. Ryan), en otras palabras, aquello que un ser humano puede entender y dibujar en una imagen, que significa algo que un ser humano ni siquiera puede comprender, pero que le da un cuadro interior de lo que podría suceder, no cuando llegan aquí sino en las etapas de planeamiento, aun antes de llegar aquí. Cómo se alinea, cómo se encaja, cómo recoge lo que hay en la Cueva de la Creación para que ustedes hoy se sienten aquí como quienes son. Cada uno de ustedes, ¡miles de millones! tienen un alma tan grandiosa, como las que se sientan frente a mí, las almas antiguas, son las que hicieron las cosas bien en la antigua Lemuria.
Pero me estoy adelantando. Existe algo llamado alma cósmica y es una mala palabra para usar; es algo que consideran que pertenece a ustedes, su nombre, su cuerpo. Hemos hablado de que eso no es exactamente correcto, pero cuando hablamos del alma cósmica eso eres tú cuando no estás aquí, eres tú cuando estás en el Hogar y no aquí. Esta alma que tú tienes, no el alma humana, sino el alma que es cósmica, es quien tú eres en el Universo. Verás: no hubo principio ni habrá fin para quien tú eres. Vienes a este planeta y te vas tantas veces. Tus vidas son tan cortas, e involucran un alma: el alma cósmica se vuelve un alma humana parcialmente para esas ocasiones. Hemos hablado de eso antes. Parte de quien eres se queda del otro lado, tú lo sabías. Lo llamas Yo Superior o como  tú desees. Pero estás enterado de que una parte de ti está siempre un poco más allá de ti. ¡Y hay tanto de ti! Está aquí. Esa es el alma que conoces, pero el alma cósmica es aquella de quien queremos hablar ahora.
El alma cósmica es la que vio cuando se creaba la Tierra. Mucho antes que lo que tú piensas que existía el Universo, tú existías. El alma cósmica tiene su propio akash. ¿De cuántos universos crees que has sido parte? ¿De cuántos planetas de libre albedrío crees que has sido parte, alma antigua? Tú no tienes idea, no puedes concebirlo, porque tu akash solo recuerda el akash humano; no se te permite ir más allá de eso.
Cuando no estás aquí, el cuadro es mucho más grande, mucho, mucho más grande. He aquí lo que quiero contarles. Biólogo: escucha. Historiador: escucha. Este planeta evolucionó biológicamente según un grandioso plan que no es azaroso. Puedes aplicar cualquier forma de evolución que desees al desarrollo desde una sola célula hasta el ser humano, y no vas a acertar en lo correcto. Tanto tiempo como crees que llevó, queridos, hubiera tardado casi para siempre llegar desde una célula sola hasta el humano. Esto se realizó por un plan, con propósito, y demasiado rápido para haber ocurrido al azar. ¡Esto fue designio humano!
El amor empezó en el comienzo, a nivel de los microbios;  crear en un tiempo breve un ser humano y que este planeta tuviera vida es absolutamente imposible. Tiren los dados y saquen doble seis  durante diez años, y eso se acercaría a las probabilidades de esto, en la forma en que sucedió. Y algunos biólogos están realmente mirando esto, y haciendo los cálculos con algunas de las computadoras que tienen, considerando el darwinismo y todas esas cosas que tienen y que crearían este tipo de evolución, y empiezan a reconocer que no habría podido suceder sin una consciencia, un plan que excedía cualquier cosa que ustedes piensan que hay allí. Que lo aceleró más y más, hasta llegar al punto en que los seres humanos estaban listos para recibir la semilla desde las estrellas. Hay evidencia de esto. Le pediré a mi socio que presente algo de ella dentro de un rato.
Pero este planeta se desarrolló demasiado rápido para ser por azar. Luego vinieron los pleyadianos. Queridos, todavía algunos de ustedes no entienden lo que fue Lemuria. Lemuria no fue el Jardín del Edén; eso fue decenas de miles de años, mucho antes de que sucediera Lemuria. Cuando la siembra comenzó, la historia de la Creación sobre la que leen en tantas escrituras es correcta y verdadera y es toda metafórica. Realmente sucedió justo de este modo. Retrocedan a lo que es fundamental, lo que aprendieron de niños, y es exacto y verdadero. Lo que llaman Jardín del Edén es una metáfora de Gaia. Gaia es la energía materna. Puedo decirles ahora que Gaia fue muy determinante en esta evolución avanzada, muy avanzada, del ser humano. Fue Gaia la que cooperó tan grandemente, de maneras que ustedes todavía no conocen, para impulsar los límites de la velocidad para que esto sucediera, ir de los microbios unicelulares prácticamente hasta el ser humano, de manera tan veloz, tan rápida, todo por designio, todo listo para avanzar. Fue más que selección natural; fue impulsado y Gaia estuvo allí para aceptarlo. Gaia no solo tiene una energía, sino una consciencia, incluso la llamamos el alma de Gaia, el alma colectiva - abrazadores de árboles: ya hablamos de esto antes; no abrazan a un solo árbol, los abrazan a todos.
El Jardín del Edén es Gaia. El "Adán" y la "Eva" son los nombres de los géneros; hombres y mujeres. Y de acuerdo a esta bella historia metafórica, un ángel vino y les mostró e implantó en ellos el conocimiento de la oscuridad y la luz. Y en la escritura está implícito que el conocimiento no estaba allí antes de que viniera; el ángel se lo dio; eso es correcto y verdadero. Los humanos estaban preparados para lo que llamaré la siembra de la información sobre luz y oscuridad, decenas de miles de años antes de Lemuria. Diremos que empezó 200.000 años atrás; si lo comparan con una edad del planeta de 4.000.000.000 de años (cuatro mil millones), fue ayer.  Y luego, una aceleración: pasó algo más. Mi socio hablará de eso, hay evidencias; cuando la humanidad empezó a cambiar y ya no se pareció a los otros mamíferos del planeta. Incluso los biólogos lo han notado en la historia que sí pueden ver y estudiar.
¿Y dónde entra Lemuria? Retrocedan 50.000 años. No a la historia de Adán y Eva; Lemuria es la plataforma de lanzamiento de la enseñanza. Ustedes llegaron a cierto punto en que la enseñanza comenzó, y los que los sembraron, vinieron desde las estrellas para quedarse. Queridos, hay algunas culturas en algunos lugares, incluso la de ustedes, que dice que ellos todavía están aquí. Algunos tienen nombres legendarios, como Peleé, por ejemplo. Es interesante, el dios del volcán mismo, de la isla misma, todo lo que es, es femenino. A diferencia de los dioses griegos que empezaron por los varones y luego los hicieron disfuncionales, (se ríe), Peleé ha permanecido igual. Pelé es el eco metafórico de la madre pleyadiana: comprende, y es poderosa, y es amorosa. Y es sabia. Es una leyenda, queridos, pero es importante en el lugar donde hoy están.
Entonces este episodio particular de la historia, que es el pequeño continente de Mu, Le - Mu - ria, que es la que fue la montaña más alta del planeta, empujada hacia arriba por lo que llaman el magma de un lugar caliente por un tiempo, para asentar esta plataforma de lanzamiento en esta montaña y muchos de ustedes participaron, una vez. Fue muy especial aquí; no se encarnaban una y otra y otra vez; solo estaban aquí una vez. Creaba algo interesante en la civilización de Lemuria; eran todos primerizos, de modo que tenía que haber un anclaje, y el anclaje era este: que las pleyadianas, las madres, eran las maestras. Y ellas crearon un grupo de humanos que vivieron por muy largo tiempo y también fueron maestros para que pudiera haber una estabilidad de uniformidad  para que creciera la madurez de la información. No se podía tener recién venidos, yendo y viniendo, yendo y viniendo, sin la estabilidad de algunos que se quedaran y transmitieran la información. Ellos se convertirían entonces en las almas antiguas, solo unas pocas, de Lemuria. Algunas están aquí; algunas saben que están aquí y no conocen qué parte tuvieron, no conocen siquiera su nombre lemuriano, pero saben que estuvieron. Y no me refiero a las que pasaron, me refiero a las que se quedaron por largo tiempo.
Mi socio no necesariamente fue una de ellas, no fue maestro. Es interesante; (se ríe) quién fue y qué hizo es insignificante, no fue maestro. Las maestras están aquí, algunas de ellas ahora. Y son las que más van a resonar con esta tierra.
Esto los trae a 50.000 años atrás, hablaremos más de ello a medida que avanzamos. Les daremos información al borde de la caldera. Hablaremos más sobre Makúa, como lo hicimos anoche. Les daremos tal vez algunas visiones sobre lo que realmente tuvo lugar pero, queridos, que no se les pase por alto que en la historia de la humanidad que no se ha escrito ni visto ni descubierto, ustedes están en uno de los lugares más importantes, de lo espiritual, en todo el planeta. No fue un accidente que esta montaña estuviera en medio del Océano Pacífico. No había viajes hacia y desde ella, no podía ser influida, no podía ser cambiada ni conquistada y permaneció igual por miles de años. La pureza permanecía la misma, la enseñanza era la misma, las madres permanecían: las mismas.
Ustedes podrían preguntarse cómo podría cualquier criatura, de cualquier planeta desde cualquier lugar, vivir durante miles y miles de años. Queridos, los pleyadianos vinieron desde un planeta graduado, donde la biología no necesariamente era lo que ustedes hoy piensan que es. Mucho tiempo atrás sus almas se habían entretejido con su biología de modo que estaban casi para siempre en una forma biológica - casi para siempre. Ellos elegían ir y venir a lo que ustedes llaman el otro lado del velo.
Y luego está esto: puede que ustedes los vean como dioses - muchos lo hicieron - pero llegará un día en que ustedes sean iguales a ellos, ese es el plan. Eso es lo que se inició en 2012, es el comienzo de este ciclo tan magnífico, la razón de que acuda el entorno, la razón para que los ángeles estén aquí, la razón para que la Galaxia esté mirándolos por lo que ha sucedido y está sucediendo ahora. Todo lo que ven en el planeta que es tan extraño, tan cambiante, que les molesta tanto, todo eso tiene que ver con el Cambio. Sistemas de sistemas que deben cambiar y transformarse, cosas que deben caer y ser reconstruidas, para que recomience la integridad, y este es un ejemplo: lo que ese enseña en estos días es el núcleo, la espiritualidad, de la enseñanza de las madres que estuvieron aquí.  Mientras ustedes están aquí, estén abiertos a descargas. Hablo a los que están en la montaña ahora mismo, frente a mí: estén abiertos a las descargas (N.T. bajada de información) Se refiere a esa palabra que todos conocen, que es un término popular que entienden. Estén abiertos a recibir algo que no es lineal, que será dominante en su cuerpo, que es nuevo y lleno de luz, ideas de ajá; algunos de ustedes no se darán cuenta de la descarga hasta que se hayan ido. Y se vuelven al lugar de donde vinieron - algunos viven aquí - vuelven a sus casas y estarán cambiados. Incluso quienes viven aquí y sienten la tierra bajo sus pies tendrán nuevos sentimientos sobre lo que eso significa.
Se formula la pregunta: "Bueno ¿por qué es que la cumbre de esta montaña en particular que ahora llaman la isla grande es tan específica para los otros?", y eso es porque, incluso 50.000 años atrás, es porque aquí estaba Peleé. Porque hace 50.000 años mucho era distinto. El volcán estaba un poco más activo, pero los otros estaban extinguidos. Aquí es donde fluía, aquí se creaba nueva tierra, aquí es donde se hizo mucho de la enseñanza, en esta ladera en particular, en este pico de montaña en particular que se convirtió en isla. Esa es la lección de historia.
Aquí está el repaso. Si pudieran ver su akash cósmico ahora, si pudieran ver su akash cósmico se quedarían sin aliento. De pronto se levantaría el velo y ustedes exclamarían "¡Aaaah! ¡Soy por siempre!" Y toda esta idea de morir y nacer, de venir e irse, se va. ¡Se va! Verían las muchas encarnaciones como una sola, como las vemos nosotros, verían a su alma regresando una y otra vez, ustedes no mueren, ¡no mueren! Su cuerpo se gasta, ¡eso es todo! Ustedes no mueren. Dos percepciones muy distintas; la vida no queda relacionada con la biología, simplemente no lo está.
¿Puedo contarles - otra y otra vez - qué es el entorno? Por tanto tiempo como mi socio ha estado aquí, desde la primera vez,  el entorno está compuesto a menudo de las almas de quienes ustedes han amado y perdido en su vida. Todavía están aquí. Esta es la parte que confunde: muchos se han reencarnado y sin embargo están aquí en el entorno; bueno ¿cómo puede ser eso? Bienvenidos a la multidimensionalidad no lineal, donde muchos pueden estar en muchos lugares al mismo tiempo. Ustedes creen eso de Santa Claus, ¿qué problema hay?
Eso es lo que es. Están aquí en el momento correcto, tal vez para sentir cosas para las que no estaban preparados; para recibir enseñanza, porque la recordarán, ¡la recordarán! ¡Y recordarán a la maestra, y a menudo eso traerá lágrimas a sus ojos! Darse cuenta de que son tan de otro mundo; ¡su ADN no es completamente humano! ¡Esa es la historia de amor! Les contaremos más sobre eso.
Eso es quien tú eres; ¡eso es quien eres! Observando este planeta y un akash cósmico que recuerda todas las galaxias, todos los universos. Nunca..., naciste es una palabra inadecuada, nunca jamás tuviste un comienzo, estás en un círculo de tiempo, has sido siempre. ¿Dónde está el comienzo y dónde el fin de un círculo?  Ese es quien eres, pero para la Tierra representas el comienzo de la enseñanza, de la pureza, del amor del Dios interior. La unicidad de todas las cosas te pertenece, y ahora empiezas a regresar con esa percepción del Todo lo que Es.
Hay más. Volveré. Yo soy Kryon, enamorado de la humanidad, sobre el suelo del lugar donde aprendieron todo sobre mí, todo sobre lo que es Dios, todo sobre ustedes.
Y así es.
Kryon

Regreso a Lemuria - Parte 3 - Kryon
Canalización por Lee Carroll Regreso a Lemuria Hawái, 20 de diciembre de 2017




Parte 3 - El Círculo de Enseñanza
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Deseo dar un mensaje que nunca se dio antes; Atributos de los que nunca oyeron antes, porque estoy en este lugar. Este es un mensaje específico que solo se puede dar aquí, y es tiempo de darlo, porque hay quienes lo tomarán, lo entenderán, que están escuchando y ni siquiera están en este salón. Es hermoso, porque habla de la enseñanza de las madres pleyadianas. Específicamente, cómo se hacía, qué se enseñaba, por qué se enseñaba, y quién aprendía. Yo no podría dar este mensaje si no estuviera en este lugar, en la cumbre de esta montaña donde sucedió.  No fue en la cumbre, fue en la costa, pero la montaña es esta, y ustedes están aquí, y yo estoy aquí. Yo no podría dar este mensaje si no estuviera rodeado ahora, de ambos lados, por maestras lemurianas - y están aquí. Uso su akash, así como aquello que Kryon sabe, para traérselo a ustedes de manera que lo puedan entender. Queridos, lo que presento en este momento será estudiado como lo que es, y parte de esto es críptico; parte de esto solo lo entenderán los maestros de los maestros de hoy. Parte de esto solo será entendido por los físicos - créanlo o no.
¿Por dónde empiezo?  Esta montaña fue utilizada como plataforma de lanzamiento akáshico para la verdad. ¿Cuáles serían las primeras lecciones de una maestra de las estrellas para los seres humanos, al llegar? Los que tenían los 23 cromosomas. ¿Cómo sería la información? ¿Cuál sería la pureza, o la simplicidad de ella, para que dondequiera encarnasen la próxima vez y la siguiente esto los siguiera en su akash? Para que lo supieran, lo recordaran, y con libre albedrío usaran parte de esto - o no. Con el intelecto y la cultura que tendrían, parte de esto sería importante, una parte crecería, otra parte quedaría descartada. Eso es libre albedrío.  Pero yo voy a darles la cruda verdad  que se enseñó desde el mismo comienzo, directamente desde los niños a los adultos, les diré qué era y por qué.
Fue distinto de lo que ustedes podrían imaginar. Había sabiduría de los de las estrellas en todo lo que les voy a contar. Ustedes tal vez imaginan a seres humanos reunidos así, en un lugar donde se sientan y observan a la maestra, y no era así en absoluto.
Empezaba tempranamente, y lo que se enseñaba era basado en la forma, y desde los niños a los adultos la forma permanecía la misma. Era complejo, porque lo que estaba dentro de la forma era luego evolucionado. Déjenme explicar. Primero, y muy complejo, la forma. La rueda. Un círculo con rayos hacia el centro. Los rayos hacia el centro eran cinco en número; cinco radios hacia el centro desde alrededor de la rueda. Socio mío, ve despacio: te voy a dar estas cosas que nunca oíste antes, y te daré visualizaciones que tú luego realzarás usando también el akash de los dos que están sentados a tu lado, en cómo esto se veía, qué sucedía, y cómo se sentía.
La maestra, la maestra lemuriana que era pleyadiana, siempre una mujer, no estaba en el centro; siempre caminaba alrededor del círculo cuando enseñaba, de modo que nunca había un lugar exaltado. Comenzaba con los niños. Si fueron lemurianos, y muchos de ustedes lo fueron, recibieron esto de niños.
El círculo tenía un nombre, pero primero déjenme explicar por qué cinco. El nombre y el número van juntos y no se trata de numerología. Esto es muy anterior a la numerología, muy anterior. El ser humano vio las energías en los números y desarrolló sistemas.  Esto era crudo. Había cinco. Cinco rayos hacia el centro. La rueda tenía un nombre: búsqueda de equilibrio, era el nombre de la rueda. Y la llamaban rueda aunque en ese momento la ponían en el suelo para estudiarla: un círculo en el suelo con cinco rayos desde lo que lo rodeaba hacia el centro.
¿Por qué cinco?  Queridos, cinco no es lo que ustedes esperan. Casi todo en la naturaleza se equilibra en pares; la energía de tira-y-empuja de la galaxia, el yin y el yang, la luz y la oscuridad, las leyes de la física, la fuerte y la débil, todo está en pares. Pero no en cinco.
Buscar el equilibrio era el tema de esta rueda sagrada, y todos los rayos tenían sus nombres, y se explicaban a los niños, a los adultos. ¿Por qué cinco? Y ahora entramos en lo que los pleyadianos querían que la humanidad supiera y entendiese desde el comienzo.  Campos magnéticos (se ríe). Esto no llevará mucho tiempo, no se vayan si no les gusta la ciencia. Lo básico del magnetismo, y la información más primordial, super simple, - físicos, perdónenme por esto - super simple: un átomo que tiene demasiados electrones versus un átomo que no tiene suficientes, crean una tracción en más y en menos al intentar conectarse uno con otro para auto-equilibrarse. Eso es un campo magnético. Esto es la bipolaridad del magnetismo, el más y el menos. Les hemos dicho, desde que empezamos a hablarles de Física, que el magnetismo es una de las pocas cosas en la Física estándar que pide ser cambiada. Y hay formas en que en la relación entre estas partes, estos átomos con demasiados y estos otros átomos con demasiado pocos, si pueden encontrar cómo manipular los muchos hacia los pocos y los pocos hacia los muchos, cambian la relación entre las partes, manipulan el equilibrio de la Física, y pueden hacer cualquier cosa.
Esta rueda es cinco porque pide equilibrio, aún dentro de la forma de la enseñanza de la rueda. Cinco; crea seis espacios. Cinco rayos crean seis espacios; aun antes de la numerología, el seis era conocido; ese es un número equilibrado.
La maestra, siempre la madre desde las estrellas, hermosa, encantadora de contemplar porque siempre estaba en la benevolencia y la compasión; los niños amaban a las madres. Los niños menores de 7 años tenían ruedas simuladas, nunca podían jugar o aprender de una madre pleyadiana hasta los 7 años.  Había una ceremonia entonces, cuando podían empezar a sentarse alrededor de una rueda, como niños, con una madre pleyadiana. A los niños se les enseñaba desde los 7 años hasta los 13. A los 13 años se hacía una separación por géneros, y a partir de los 13 años las ruedas se enseñaban en forma separada a los hombres y a las mujeres. Trece años era la edad promedio en que se presentaba la menstruación, las madres empezaban a ser madres y eso cambiaba todo, porque entonces estaban disponibles para una sacralidad que los hombres no necesariamente querían saber, porque entendían las diferencias y el homenaje que se hacía entre hombres y mujeres en Lemuria. 
Había una gran diferencia en las tareas. Lo que hacían era aquello que hacían bien. No había separación de clases, la separación era según lo que hacían bien. No se pedía a los hombres que tuvieran bebés; no se pedía a las mujeres que pescaran. Déjenme contarles cómo funcionaba esto. Las mujeres se quedaban y estudiaban, tenían hijos y  les daban educación, eran las más intuitivas para decirles a los hombres  dónde pescar, qué hacer y cómo hacerlo. Los hombres se sentaban y las escuchaban, ¡porque funcionaba! Las mujeres no hacían ninguna parte de la tarea de pesca; eran buenas en lo que hacían, daban a luz, enseñaban, aprendían, se convertían en chamanas y tenían la información avanzada.
Quiero darles otras informaciones sobre los hombres y las mujeres. A los hombres nunca se les ocurría ir al mar con el problema de atrapar esos peces y dárselos a las mujeres para cocinar; ¡eran sus pescados!
Hay algunos chistes que contaban los hombres lemurianos respecto a las mujeres, y otros que las mujeres contaban sobre los hombres. ¿Serán apropiados? Le preguntaré a los ancestros que están representados a mi izquierda. ¿Puedo contar estos?  Los ancestros han dicho que no. Yo soy Kryon, no dependo de  los ancestros (risas del público).  Así son los chistes, son cortos.
Los hombres se reúnen: "¡Nunca jamás le des un pescado a una mujer! Ella no sabrá qué hacer con él, y terminará siendo bendecido y usado en una ceremonia." (risas)  Los hombres sabían eso. Las mujeres se juntaban: "¡Nunca jamás le dejes saber a un hombre qué elementos se usan en los círculos sagrados, porque tratarán de cocinarlos!" (risas). Así eran los chistes. Ahora bien, por qué los ancestros no querían que yo contara nada, realmente no sé con seguridad. Estaba dividido, era hermoso, y las tareas tenían sentido.
Volviendo al círculo, a los niños, a la enseñanza. Crear equilibrio. La rueda tenía ese nombre; cinco rayos; los niños se sentaban alrededor de la rueda. Al principio, información básica; y eso voy a discutir con ustedes, porque eso ha cambiado. ¿Cómo se puede enseñar una rueda para una vida? Se lo mostraré, se lo contaré. Entenderán la complejidad, pero empieza sumamente simple. Los niños se sientan en círculo y la maestra pleyadiana camina alrededor de la rueda. Ahora bien, esto es importante: no hay una posición de importancia. Entonces la maestra está siempre moviéndose, de modo que los niños no linealicen el proceso, y eso va para lo que se discute dentro de la rueda.
Las madres de los niños siempre están presentes, siempre, desde los 7 años hasta los 13. Y esto también tiene una razón: los niños no aprenden en un vacío, sino que lo que se les da y se les muestra, pueden discutirlo inteligentemente con las madres, porque están allí para el aprendizaje. Los padres, por supuesto, están pescando.
Así es como se hacía y, queridos, vean las razones para ello, porque las mujeres tenían la intuición que necesitaban para los niños. Los hombres no estaban para eso. Ellos tenían la intuición para construir las aldeas, para hacer lo necesario para la supervivencia, para asegurar el cuidado de sus familias, para ir a encontrar la fruta. Y las mujeres se quedaban y enseñaban, y aprendían.
Cinco rayos, todos yendo hacia el centro. Ahora revelaremos algunas cosas sobre el centro. Esto era la extensión de la enseñanza de todos los pleyadianos, una rueda, puesta sobre el suelo, bastante grande, con niños así como adultos sentados alrededor, y hay una conferencia. Todos los rayos iban al centro; ahora bien, el centro no era pequeño, era más bien de gran tamaño; se lo llegó a conocer como el gran centro. En medio de esto, el ser humano puede poner lo que se le ocurra para representar la grandiosidad del centro.  No se le pasaba por alto a ninguno que el sol podría ser lo que podían imaginar allí, porque sabían la astronomía simple que los pleyadianos les enseñaron, sobre la Tierra rotando alrededor creando las estaciones y girando en el trayecto creando la noche y el día.  Y desde el principio, hasta los niños entendían el centro, que tal vez podía representar metafóricamente al sol.
Por la noche, cuando se daban enseñanzas especiales, ponían llamas que les gustaban allí, representando un sol, llama de aceite de pescado que se quemaba. Pronto recibió un apodo: el Gran Sol Central. Y si ustedes han seguido mis enseñanzas durante 28 años, ahora saben qué es. No es algo en su galaxia, no es algo en el universo, no es algo alrededor de lo que rotan, es el centro de todo aprendizaje, es el centro de toda verdad. Todos los rayos salen y vuelven a esto, el Gran Sol Central.
Desde el comienzo hemos usado la expresión y ustedes no sabían qué era. Ahora, después de 2012, ¡pueden recordar qué es!  Y ustedes están implicados; los rayos tenían nombres, tenían enseñanzas, les voy a dar cada uno. Los niños memorizaban los nombres, porque no tenían sentido, como ustedes aprenden de memoria algunas cosas en la escuela que más tarde tendrán sentido. Antes de entender realmente las tablas de multiplicar, estaban memorizándolas; antes de entender la gramática estaban memorizando las reglas. Los niños son buenos para esto; memorizan los cinco nombres de los rayos, ¡porque los van a necesitar!  Porque siguen cambiando, no sus nombres sino lo que significan. Significan algo para un niño de 7 años, y otra cosa para uno de 14 años, y ¡oh! mucho más para un hombre de 30 y uno de 40 años.
Para cuando ha terminado la enseñanza, esperas que la rueda ascienda. Está llena de tan grandiosa verdad, a medida que los rayos empezaban a evolucionar desde sus significados más sencillos y sus nombres.
De manera elemental, cuando les doy los nombres, desde el mismo comienzo los niños tienen idea de lo que significan los rayos, y todos están equivocados. Los rayos en realidad tienen energía en ambas direcciones; desde el centro a la circunferencia, desde la circunferencia al centro. Pero no es así como se los ve al principio; son simplemente rayos - con nombres.
Déjenme darles los nombres, pero primero les cuento cómo eran presentados cada vez que se enseñaba, ya fuera a niños o adultos. Cuando la maestra pleyadiana empezaba, decía: "Que empiece el juego de los números."  Había un juego con números; no un rompecabezas; un juego, y cada persona en la circunferencia de ese círculo participaba en un juego de números que luego terminaba apropiadamente con un cierto individuo. Ya se tratara de niños, jóvenes o adultos, el juego siempre era el mismo. Donde el juego de números se detenía, el rayo más cercano a esa persona, que no se hubiera estudiado ese día, se estudiaba y se identificaba.
En la sabiduría de la maestra, esto significaba que no había una jerarquía de los rayos (se ríe). No había ninguno con que empezaran o terminaran; no había una lista; no había un "este es más importante", ninguna jerarquía en absoluto. Aparentemente, el juego entonces elegía cuál era el rayo que se estudiaba o identificaba. ¿Ven la sabiduría en esto? Ninguna cosa  era más importante que otra, porque todas se centraban alrededor del círculo sin comienzo ni fin.
Entonces hagamos de cuenta que ya se han hecho los números, y vamos a identificar los rayos -no en una jerarquía en absoluto. Les daré los nombres, les contaré qué pensaban los niños que ellos significaban, y luego les diré lo que realmente significaban. Y en eso podrán ver cómo podrían estudiar un rayo toda una vida y nunca aprenderlos realmente.  Nombres sencillos, haré paráfrasis de los nombres, porque no se los daré en el idioma de aquellos días. Les daré lo mejor que pueda en cuanto a lo que el lenguaje significaba para los niños.
Y aquí es donde comienzan. La primera vez que oían los nombres, rayo número uno que se estudia, no el más importante ni el menos importante, simplemente el primero elegido por el juego. Elegido por el juego. Se llama "centro-regreso". (N.T center return) Centro-regreso. Centro-regreso. Los niños lo entendían en seguida, decían "Bueno, esta es nuestra madre pleyadiana de las estrellas. Tiene que ser un lugar donde vamos cuando terminamos." Como ven, la idea de la esencia del alma estaba allí mismo, con ellos. Y todos decían,  "sí, cuando terminamos aquí regresamos al centro, al Gran Sol Central de donde emanan todas las cosas."  El centro, el hermoso centro. Centro-regreso. Y lo memorizaban: centro-regreso.
Les voy a dar los nombres de los rayos y luego vuelvo y les doy los significados, los significados reales.  El segundo rayo que se estudiaba,  "conducción-estrella"(N.T.star steering). Los niños estaban muy entusiasmados con esto, porque sabían que los pleyadianos venían de las estrellas, y que para llegar aquí conducían en su camino de algún modo, y decían, "Este va a ser un rayo que eventualmente, eventualmente nos enseñará cómo conducir entre las estrellas. Podremos hacer lo que hicieron las madres, sí, conseguimos eso, conseguimos conducir en las estrellas."
Número 3: difícil, difícil, difícil. "Vida infantil". ¿Qué podía significar, vida infantil? (N.T. child-life). Los niños decían: "Este es el nombre del rayo dado hoy, cambiará mañana cuando seamos mayores, este es para nosotros, que somos niños. Es la vida que tenemos de niños, nos enseñarán cómo funciona, vida infantil".
Número 4: "humano-Dios".  Humano-Dios; memorizaban estos nombres, humano-Dios. "Esta fue la primera vez, dijeron, tiene que haber un profeta, tiene que haber algo que sucederá, tiene que haber un humano que se convertirá en Dios. Esto será para el futuro, no lo entendemos, no entendemos el nombre, humano-Dios."
Número 5: Sencillo, pero no tan sencillo: se llamaba "el espejo". Cinco rayos, nombres raros, memorizados por los niños.
Y luego empezaba, lentamente, metódicamente, simplemente y con elegancia; las madres empezaban a enseñar qué eran los rayos. Y para los niños, las ideas infantiles eran realzadas lentamente, como para niños, y luego cada sesión y cada año se volvían más difíciles. Los niños captaban recién al tercer año la idea de que los rayos iban en ambas direcciones, del centro hacia afuera y de afuera hacia el centro. Pero en lugar de darles todas las lecciones en todas las permutaciones y penetraciones de las lecciones, déjenme darles la verdad, la pureza, de los rayos, los cinco. Las cinco verdades básicas que estas madres pleyadianas querían dar a los seres humanos y colocar en su akash, para que, cuando se fueran de Lemuria, ellos supieran. Que supieran: centro-regreso (se ríe) eso es la reencarnación, toda la idea de que ustedes van en ambos sentidos. Van y vuelven del Gran Sol Central. ¿Estudiaron esto hoy? ¿Vieron la belleza, la elegancia, la complejidad, el honor, el amor, que había en un sistema que les permite venir y volver a lo que ustedes llaman el Centro, la Fuente Creadora?
Pronto los niños que iban creciendo entendían que el Gran Sol Central, ese núcleo que a veces tenían un fuego, a veces un trozo de comida, lo que fuera, era el Dios, el Espíritu, donde estaba todo. Esto se convirtió en la Gran Fuente Creadora. Es muy difícil hablarle a un niño de la Fuente Creadora, a menos que año tras año se lo exponga a una enseñanza elegante y en capas de entendimiento. Eso era el número uno, la belleza del regreso al centro y luego desde el centro hacia afuera, y luego de regreso, la idea de que nunca, jamás, mueres.
Y eso es lo que se enseñaba a los niños: la muerte es una transición; no se ha de temer; porque tú, tu esencia, regresa. El cuerpo se desgasta; el alma no. Y eso es el rayo número uno, hermoso. También es el rayo número cinco, y también el número dos, y tres y cuatro, según el juego. Es el primero que estudiamos hoy, la conducción por las estrellas, (se ríe), ah, a ustedes les va a encantar esto (se ríe). Así es como su vida puede ser conducida por las estrellas.  Es astrología (se ríe). Conducción por las estrellas, desde el comienzo mismo. Ya hemos explicado por qué la astrología funciona, no lo volveremos a explicar, solo diré que funciona porque tiene que ver con la Física. No con lo esotérico; con la Física. Tiene que ver con el campo magnético de su sol, y la gravedad, y están relacionados. Tiene que ver con la impronta de su sol de las tracciones gravitatorias de sus planetas, que los niños ven como estrellas, son sencillamente luces en el cielo.
Y ese patrón luego es impulsado a este planeta por el viento solar y aceptado por su gravedad y su campo magnético. ¿Alguna vez han visto una aurora boreal? Son las chispas del viento solar que su campo magnético combina y la información es colocada en el planeta.  Conducción por las estrellas fue el nombre dado a la idea de que lo que ves en el cielo puede afectar a quién eres y qué haces, dependiendo del momento del nacimiento y no quiere decir que necesariamente sea lo mismo en el hemisferio norte que en el sur. Podrían pasar la vida estudiando eso, ¿lo ven? Podrían estudiar lo que llaman el alma humana reencarnada durante toda su vida, no se la llamaba reencarnación; eso habla de una separación; encarnado, no encarnado, era algo completo, un círculo de la vida, un círculo de belleza, un círculo de amor, era sin muerte.
Dos conceptos, hermosos, simples al principio, y complejos. El tercero que se estudiaba y les mostraremos hoy: infantil. Oh, no entenderán esto, y algunos de ustedes se rascarán la cabeza. Este es uno de los rayos básicos, es muy importante, y aquí está, queridos. Cuanto más tiempo puedas mantener esa actitud, la elegancia, el humor y la alegría del niño, más tiempo vivirás (se ríe). Vida infantil: no la pierdas. Se enseña a los niños desde que nacen, lo que tienen ahora puede terminarse, si no son cuidadosos. No pierdan esto, porque empezarán a morir tan pronto lo pierdan. La enfermedad puede adherirse a ti, por el tiempo que la tengas, pero mientras tengas la alegría, el entusiasmo del niñito que eres ahora, queridos, se enseñaba, vivirás una vida muy larga. No lo dejes, recuerda, no importa qué pase, que pena te aflija, no importa por qué tengas que atravesar como adulto después, no pierdas esto, no lo olvides; la vida infantil. Afectará la longitud de tu vida, y empezarás a morir tan pronto como se haya ido.
¿Cuán importante crees que sea ese rayo? Habla de la salud del ser humano, habla de eso que tienes que es un atributo de la naturaleza humana y le habla a la biología. ¿Puedes imaginar cuánto tiempo podría estudiarse ese rayo? La mente sobre la materia; ¿qué tal si la mente es lo más importante? ¡No pierdas a ese niño interior! Eso es lo que dice la mamá pleyadiana; no lo olvides. ¡Es primordial para la existencia!
Número 4: humano-Dios (se ríe - luego suspira). Esta es la educación que dice que el Gran Sol Central, el núcleo, y el rayo, está aliado con lo de afuera, va en ambos sentidos, ¡tú eres Dios, Dios es tú, tú eres sagrado! Desde el comienzo, y en la elegancia de no comprender y memorizar dos palabras, hasta las lecciones avanzadas de saber que eres parte de ese núcleo, y es por eso que reencarnas, un núcleo empieza a relacionarse con los otros, y ese es entonces el avance. Están los cinco, hay capas de los cinco, hablan unos con otros, el cuatro habla con el uno y el dos habla con el tres; esa es la elegancia, la complejidad, de la rueda de los cinco.
El Dios en ti nunca se va, y se enseña al niño que hay una relación con el núcleo, relación hermosa, y que aprenderá más sobre ella, pero ha de acostumbrarse a ella; se les enseña: Yo soy el núcleo (se ríe) que luego se convierte en Yo soy sagrado. Yo soy Dios. ¡Hermoso!
Número 5: el más misterioso, el espejo.  Los niños no entendían el espejo hasta que tenían más edad. Y decían, Sí, creemos que sabemos; creemos saber; uno tiene que mirarse a sí mismo, adecuar sus acciones, comportarse mejor con sus padres (se ríe). Mirar el espejo; mirarse uno; ser reflexivo. Estaban equivocados. Ahora les digo qué era el espejo, si puedo. El espejo... ¿cómo puedo decirles esto? Llegas a verte a ti y a Dios juntos en el espejo, y no te ves a ti, lo que ves es Dios, y no miras al espejo, miras a otro ser humano (se ríe) y el espejo está en el otro. Esa es solo la primera capa del entrenamiento y la enseñanza. Buscar a Dios y buscarte a ti en los otros. Una comunidad, donde hay una unicidad de todas las cosas.
Luego el espejo empieza a reflejar lo que es Gaia. La naturaleza empieza a reflejar al humano y el humano la refleja, en la compasión, en los sistemas y cómo funcionan. Podría decirse que el espejo es un estudio elevado. Tal vez lo es, pero es igual a todos los otros. Hasta hoy en día el espejo se entiende mal. Es la unicidad de todas las cosas juntas, es el estudio de todas, es el estudio de una, es el derivado - ¿estás preparado? - es el derivado de Yo Soy el que Soy.
Esos son los cinco. ¿Puedes ver por qué, en cierto punto,  la enseñanza despegaría hacia lo que ustedes llaman la Hermandad Femenina? Donde las mujeres tenían lo que iban a necesitar como chamanas. Los hombres sabían lo suficiente para entender que había una elegancia que no les enseñarían porque no estaban necesariamente equipados con la intuición requerida, y todos ellos lo comprendían, todos.
Esta es la historia, queridos, de la enseñanza inicial en esta montaña por parte de quienes eran de las estrellas. Esto es lo que querían decir, esto es lo que involucraba. Y continuó durante miles de años. Las verdades básicas, las fundamentales, las crearían humanos que tendrían una oportunidad de saber y de despertar algún día, para continuar el estudio de la rueda. ¡Bienvenidos a la continuación de la rueda! Llámenla como quieran; todo lo que han visto y aprendido hoy es parte de ella, ¡todo! Y seguirá siéndolo.
Quiero que dediquen un momento a felicitarse a sí mismos, por atravesar un marco de tiempo que muchos no atravesaron. Por el despertar de los nodos y las zonas nulas, y el retorno de las madres pleyadianas. Por sentir cosas que no pensaban que sentirían, por llevar a casa entendimientos que no creían que entenderían.
Hay mucho por saber y por recordar, querido lemuriano. Eso es suficiente por ahora.
Y así es.
Kryon 

 Regreso a Lemuria - Parte 4 - Kryon
Canalización por Lee Carroll
Regreso a Lemuria Hawái, 21 de Diciembre de 2017




 Parte 4 - En el Volcán
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Para quienes están escuchando estamos en el Parque Nacional de Volcanes de Hawái. Es un lugar que mi socio ha frecuentado muchas veces. Kahunas de ambos géneros le han mostrado parte de la majestad.
Quiero contarles sobre la celebración de este tema porque no es la primera vez que un grupo se ha sentado a disfrutar de una energía sumamente especial. Queridos, no es realmente la energía de Lemuria, ni tampoco de las maestras, sino de Gaia. Y de eso quiero hablar.
Muchas veces hemos mencionado al ser sintiente que es Gaia. Ustedes se sientan y sienten algo, y no importa si está brillando el sol o si está viniendo la bendición de la lluvia, o si están mojados con el rocío de la niebla; no importa, porque la vida,  la presencia de Gaia sabe que están aquí. Les hemos dicho antes que la naturaleza, que ustedes llaman Madre Naturaleza, aunque parece haberlos precedido a ustedes como raza humana, ella estaba preparándose para ustedes como raza humana. También les hemos dicho que Gaia los conoce y que el planeta mismo había sido creado para la compasión venidera del ser humano.
De modo que quiero que por un momento se sienten, mientras les cuento la historia, la historia de Gaia. Hemos hecho esto en muchos lugares del planeta. Estuvimos en lugares que se sentían como este, la majestad del Gran Cañón, lugares como este en la verde isla de Irlanda, lugares que se sentían así en la Baja Baviera,  la personalidad de Gaia era idéntica. Los abraza y dice, "Bienvenido, sé quién eres."
¿Les parece interesante que el clima esté así hoy? ¿Les parece interesante que este aspecto siga a mi socio  por dondequiera que él va? Y no tiene nada que ver con mi socio (risas del público). Tiene que ver con los que lo rodean. Ustedes crearon energía de amor, compasión y expectativa. La gente pregunta, "¿Es posible que la consciencia cambie el clima?" Antes de responder a eso, quiero que retrocedan metafóricamente y pregunten a un indígena justo antes de hacer su ceremonia para cambiar el clima (se ríe). Hoy en día es un poco increíble y no científico pensar que tal vez la consciencia de unos pocos pueda cambiar la Física a su alrededor, crear lluvia o evitarla, o tener el sol un momento o dos sobre ustedes para una ceremonia preciosa. La respuesta es sí.  Los experimentos con la Física y la consciencia han probado, incluso para los científicos, que un grupo de seres humanos puede afectar la Física del planeta. Esto no es metafísico, esto es ciencia. ¿Cuánto más forzado es pensar que un grupo de alta consciencia pueda cambiar el clima? Sí que pueden, y lo han hecho. ¡Bienvenidos a su propio milagro, ahora mismo! Gaia sabe quiénes son.
Si entrevistan a un abrazador de árboles y le dicen "¿Por qué? ¿Por qué estás tan enamorado de la Naturaleza? ¿Qué es lo que sientes cuando vas a abrazar a ese árbol que es tu favorito?" Y en todo el mundo, en cualquier idioma,  la respuesta va a ser la misma: "De algún modo, por un momento o dos, me da una paz que va más allá de cualquier cosa que yo pudiera crear por mí mismo. Es casi como si toda la Naturaleza se hubiera extendido un momento para decirme 'Te conozco. Gracias por estar aquí'."  Si extienden eso a lo que es posible aquí, ellos saben todo sobre ustedes, es como si con cada regreso la Tierra dijera "Bienvenido de vuelta"
Antes hemos dado canalizaciones donde dijimos a quienes nacieron en ciudades: "Salgan de la ciudad, aunque sea por un rato, y pongan sus pies en la tierra para poder sentir esto, esta madre hermosa que sabe quiénes son."  Esto es el Jardín del Edén, la Tierra. No donde se sientan; la Tierra. Fue el Jardín que se preparó para la humanidad. 
Ahora bien, ¿qué suponen ustedes que requirió eso, esa creación, eso tan inusual? ¿Y es específica de este planeta?  Y la respuesta es sí. Todas las cosas colocadas aquí, y la evolución de la que hablamos, la ciencia que citamos para ustedes, todas estas cosas empiezan a integrarse en un plan, tal vez un rompecabezas misterioso, pero todo este rompecabezas señala una cosa: la magnificencia del ser humano es lo que se celebra, por lo que es posible, potencialmente, en cada uno de ustedes. ¿Por qué la gente camina en los bosques? ¿Por qué se sientan en el pasto? ¿Por qué quieren oír a los pájaros? Porque hay una transmisión de paz para ustedes. Quiero que sientan ahora esta transmisión. Aquí hay algunos que tienen literalmente dificultades para tener paz en su corazón, en su mente, en su vida. Yo sé quién está aquí, yo sé quién está escuchando. Pero esto es especialmente para quienes están sentados en el pasto frente a mí.  Queridos, no se pierdan esta oportunidad. Ustedes están en un lugar muy especial, un lugar poderoso. Les han hablado de la diosa Peleé. A  Peleé no  le rinden culto; Peleé es una ayudante legendaria; lo que hace Peleé es la fuerza de Gaia como ustedes la ven en el fuego de la montaña, y es la protectora, la que elimina la negatividad.
En muchas culturas existen ayudantes, tal vez llamados dioses y diosas, que hacen lo mismo; protectores, favorecedores, los que luego se llevan la negatividad. Los humanos necesitan esta clase de linealidad para verlo funcionar, de modo que miremos cómo funciona. En este mismo momento, ustedes están sentados en la casa de Peleé. Y Peleé los conoce; Gaia los conoce. Esta sería una buena ocasión, ahora mismo, para quitar la negatividad de lo que puedan haber traído desde otras partes del mundo - o de la puerta vecina, si viven aquí. Para permitir que se limpie y se purifique de modo que puedan tener paz mental y comprender, tal vez por primera vez, quiénes son. Ya dijimos esto antes, la cosa más difícil, lo más difícil de hacer para un ser humano es entender esto para sí mismos. Ustedes debieran ser capaces de crear paz por sí mismos, porque el motor dentro de ustedes es tan grandioso y proviene de una Fuente que es tan asombrosa, tendrían que poder mover el interruptor y tirar toda la negatividad afuera. Pero lo que se interpone es la dualidad, el intelecto, la duda, y un akash que tal vez está lleno de recuerdos de no poder nunca avanzar. Entonces, ¿por qué no soltar estas cosas por un momento y dejar que el planeta las tenga? Dejen que las tenga el planeta. Pregunten a un abrazador de árboles: ¿Esto funciona o no?  Y les dirá: "Por eso es que hay un sendero muy gastado y pisado hacia ese árbol; porque voy cada mañana y cada noche. Y Gaia me abraza, y siento tanta paz, y me puedo ir y trabajar todo el día." Bueno, aquí hay muchos árboles. Están en suelo sagrado; las enseñanzas sobre Lemuria debieran decirles eso.  ¡Esto es sagrado! Marcado por la enseñanza que dice que ustedes son sagrados. Existe una observancia del pensamiento, una coherencia de la energía entre ustedes y este planeta. Si no pueden sentirla, entonces están bien dormidos.
Quiero que sientan esto. No les diría estas cosas si no fueran absolutamente verdaderas y reales. En esta nueva energía hay muchos que recién están descubriendo las cosas que siempre han existido. Puede que no sepan esto, pero en todo el mundo se están revelando muchos secretos de los indígenas. Es casi como si entendieran plenamente que la precesión de los equinoccios ha pasado, que sus profecías se han cumplido, y es seguro. Y los secretos de los indígenas son los que yo estoy mencionando ahora. Verán: ellos conocen a Gaia. Y el ser humano moderno de estos días no la conoce. Y estas cosas, que yo he canalizado antes, deben integrarse porque Gaia es su socia y la fuerza de la compasión que ustedes tienen.
Ahora bien, conectemos todo esto, para que ustedes entiendan un poco más por qué la Tierra se considera como un grupo álmico, y por qué cuando tocan a Gaia aquí o del otro lado del planeta están tocando al mismo grupo álmico. He aquí por qué. Dije que Gaia es su socia y ustedes lo saben. La compasión que ustedes desarrollarán es nueva, la paz que pueden tener que es nueva, la información sobre ustedes y el planeta, que ustedes empiezan a absorber, no se queda con ustedes.
Cuando cualquiera de ustedes toma esto y sale a una pastura o al pasto que ven alrededor, cualquiera de ustedes, y lo comparte con Gaia, se vuelve mundial. ¿Están entendiendo esto?  Gaia y la humanidad deben aliarse, así como lo entendieron y supieron los indígenas, porque esta es la comunicación de lo que ustedes saben y comprenden, y la compasión que pueden tener por el resto del planeta no puede quedarse en un solo lugar donde están parados, y el vehículo es Gaia. Porque está todo junto en el mismo lugar en todo el planeta; tocan un árbol y los están tocando a todos; yo canalicé eso hace poco.
Si ustedes tienen información sobre la compasión y la alegría de esta nueva energía, Gaia la sentirá y será sentida en otros lugares. Doscientas personas teniendo compasión por el planeta y para la paz en la Tierra, en esta temporada mágica de las Fiestas, doscientas personas sobre el pasto sentadas sobre Gaia, transmitirán al planeta una energía de lo que este grupo es, instantáneamente.
Me gustaría decirle a los individuos, si van a tener una buena reunión, si van a tener una meditación, que sería mucho mejor que no lo hagan en un edificio, porque si pueden ir afuera, en los elementos, tocan la comunicación de Gaia. Lo que les estoy diciendo es antiguo. Lo que les digo es sencillísimo: Gaia 1.01. Lo que un padre o madre indígena le enseñaría a su niño. Tiene que empezar por algún lado, para que ustedes comprendan la alianza que tienen en donde están sentados.
¿Qué sintieron en el volcán? ¿Había paz allí? ¿Qué energía monstruosa, de veras, algo que sería muy terrorífico si lo vieran verdaderamente en su forma poderosa? Por lo que les da, cuando lo miran, retroalimentación de paz. Todo ese poder les habla a ustedes de paz. Esa es Gaia, diciéndoles que aquí están seguros. Esa es Gaia diciendo "Bienvenidos a una montaña muy, muy especial." Esa es Gaia invitándolos a devolver algo. Porque lo que tú haces, ser humano, en tu fuente compasiva como grupo, no puede compararse con ninguna energía en la Tierra. Porque tú llevas una parte del Creador dentro de ti.
Ahora les daré algo para que piensen, antes de cerrar.
Si este proceso es posible, un pequeño grupo al aire libre, tocando a Gaia, por lo tanto tocando al planeta entero: si eso es posible, simplemente simulen que también hay un sistema - solo simulen - que toma a la Tierra compasiva y la amplifica a toda la galaxia. No voy a decir mucho más, pero acabo de darles una razón para que ustedes estén aquí. Piensen en estas cosas; hay un sistema; ustedes no están aparte de ninguna cosa que vean. Celébrenlo. Luego úsenlo.
Y así es.
Kryon

Regreso a Lemuria - Parte 5 - Kryon
Canalización triple: por Lee Carroll, Adironnda por Marilyn Harper, y Alcazar por Prageet Harris Regreso a Lemuria Hawaii, 22 de diciembre
de 2017




Parte 5
Marilyn Harper:
Buen día para ustedes. Estamos aquí, algunos nos conocen, otros no, somos Adironnda. Y traemos con nosotros todo un Concejo de Luz solo para reflejar la luz de ustedes. Verán, queridísimos, ustedes son la razón para que hayamos venido aquí desde la 17ª dimensión. Muchos preguntan sobre nosotros. Muchos que no comprenden que nuestro mensaje es siempre permitir que la nueva energía dentro de ustedes esté presente. Somos un activador de su akash, queridísimos. Fuimos a lo profundo de su cuerpo emocional y los honramos por su labor. Su juego-trabajo, como nos gusta decir, porque creemos que el trabajo debiera ser juego más trabajo, que resulta en juego-trabajo.
Vemos seres de luz. Su trabajo, su juego-trabajo, ustedes lo ven como trabajo, no es suficiente, no es exactamente la energía de ello, es el juego de los seres delfines, este es el juego de las ballenas, es el juego de su alma que ha decidido regresar aquí, llegar a esta tierra donde Marilyn ha conocido y se ha sentado junto a Gurudeva, la reconoció como lemuriana que es. La reconoció y nos hizo llegar a nosotros con esa energía.
Lo ven, queridos, nunca saben del todo qué sucederá en el momento siguiente; nunca saben cuándo la siguiente actividad se encenderá dentro de su alma, de modo que nosotros jugamos en sus chakras cardíacos. Nosotros reconocemos, como la querida y divina Kalei reconoce, la magnificencia dentro de ustedes. Sin embargo les pedimos que se pregunten por qué piensan de sí mismos que son tan pequeños a veces. ¡No lo son!  Son quienes son, de regreso aquí para ayudar en el Cambio de este planeta. Estamos aquí para recordarles quiénes son, ese brillo, esa luz, esa eminencia, y alegría del amor. Estamos aquí para sostenerlos siempre en ese corazón de amor incondicional que solo los grandes Maestros pueden compartir con ustedes.
Ven, queridos, nosotros vemos dentro de su alma, e incluso si no dijéramos nada, la activación de su akash igual sería expandida desde su alma a la de ellos. Desde nuestra alma a la de ustedes, desde su alma a la nuestra. Es una conexión de alma a alma, ¿ah? Lo ven, con esa energía todo es posible. Con esa frecuencia y esa vibración, todo es posible; hacer que montañas surjan de la tierra, para empujar otra vez a Lemuria a surgir. Verán, ustedes son una parte de esa tierra,
El mensaje de Peleé para nuestro vehículo Marilyn ayer fue que nunca dejaran que otros los definieran. Y por supuesto, Marilyn discutió, dijo "¿No puedes cambiar eso a lo positivo? Siempre definirse a sí mismo." Y Peleé le habló a su corazón, así como ella le habló a los suyos, y les donó una parte de su energía para que lleven a sus casas. Es raro.
Lo ven, están dejando caer su energía por todos lados en todo este planeta, por todos lados con la magnificencia de lo nuevo jugando con el ADN de su cuerpo; esa vibración cambia su consciencia para ser ustedes, y nosotros los encargamos de ser el amor que son. Los reconocemos por vivir ese amor para saber que podría haber más, podría haber menos, pero está todo en su perfección divina. Recibieron un llamado para estar aquí; el universo dio un golpecito en su hombro, golpeó en su aura, para que trajeran esa activación aquí. Y para algunos fue una activación tan enorme que perdieron su equilibrio al llegar, y tuvieron que anclarla otra vez en el alma de su sabiduría universal. Con esa energía queremos que respiren dentro de su akash universal.
Verán, no importa tanto quiénes fueron o lo que hicieron o cuanto blablablá tuvieron, no nos importa. Lo importante es que reconozcan ese recuerdo de su magnificencia, que reconozcan el recuerdo del amor interactivo dentro de ustedes, que recuerden quiénes son y luego sean quienes son ahora.
A medida que trabajamos, jugamos-trabajamos (se ríe) con nuestra fuente selenita de luz, para activar todo lo que está dentro de ustedes, pongan la intención de sacar todo lo que quieran integrar para que ya no esté a cargo y  activar todo lo que esté dentro de ustedes y esté destinado a activarse para su próximo paso, para su siguiente conexión,  para su próxima interacción, para su próxima novia, para su próxima pareja, para su próximo amor, para su ser. Eso es quienes son ustedes. Hemos venido aquí para hacer eso, para decir, para ser, para tener y sostener en su cuerpo emocional.
Porque sabemos que está a punto de cambiar, así como primero el centro de la Tierra,  y el cambio burbujea hacia afuera desde el núcleo.  Pero vamos a ser suficiente burbuja solo para todos ustedes; honramos eso. Sostenemos esa energía y traemos nuestra fuente selenita de luz... para activar a ustedes y a su akash y lo que haya que activar para su más alto bien.
Prageet Harris:
Bienamados, los saludamos. Soy Alcazar.
Escuchen los sonidos; estos sonidos fueron creados por este maestro (N.T. Robert Coxon) para el Stargate. Los invitamos a todos a cerrar los ojos, porque mientras les hablamos, estamos compartiendo mucho más que palabras e información. Hay transmisión de energía emanando de estos cuatro que están en el escenario. Relájense y permitan.
Ustedes son totalmente únicos, y cada uno será tocado a su propia manera única por esta energía y por estas palabras. Ustedes han sido atraídos aquí por razones diferentes. Muchos recuerdan o sienten que han estado aquí en tiempos antiguos, los tiempos de Lemuria. Lo importante es el ahora. Lo importante es cómo permiten a su propia divinidad, su propia vida sagrada, ser vivida en lo cotidiano.
Han oído cómo los pleyadianos prepararon esta hermosa tierra para ustedes. Han oído a Kryon decir que ustedes estaban allí observando el proceso aun cuando nacía la misma Tierra. Entonces, ¿quiénes son ustedes? No son este cuerpo en que están sentados ahora mismo; ¿quiénes son ustedes, bienamados? Ustedes son todos, sin excepción, extraterrestres, han vivido en otros lugares antes de venir a esta Tierra.
Esta es una experiencia bella, un experimento de evolución de este universo. Muchas veces hemos dicho que la humanidad está en la vanguardia de la creación, cosa difícil para que la mente acepte, si miran a su mundo ahora. Pero, si miran a los que se han reunido aquí con ustedes, y a aquellos que son como ustedes, cientos de miles alrededor del mundo, que se están abriendo a la vastedad de su potencial, pueden empezar a sentir que la transformación ya está sucediendo dentro de sí mismos y dentro de la humanidad. Han oído a Kryon decir que la oscuridad está luchando por sobrevivir, pero no podrá. Esto es algo que se está empezando a reconocer. Se trata de vivir su verdad en el momento, de ser su verdadero ser, al transitar su vida cotidiana.
Nosotros les presentamos a los maestros lemurianos, y nos gustaría ahora mismo que cada uno de ustedes los invitara una vez más a acudir y unirse a esta reunión, de modo que por favor pidan en su interior la presencia de los maestros lemurianos, y permitan la posibilidad de que por su mero pedido ellos respondan.
Cuando ellos se les unieron hace dos días, enviaron una transmisión para cada uno de ustedes, una transmisión única para cada uno. Ahora ellos van a traer otra energía a este salón, algunos de ustedes la podrán sentir en unos pocos momentos. Va a empezar ahora mismo. Y como antes, casi imperceptible al comienzo.  Esta transmisión es para traerles apoyo, coraje, para vivir lo que saben. Para permitir que eso se presente, en los momentos apropiados. El coraje para vivir su verdad, de una manera respetuosa que honra a todos a su alrededor, cuando y dondequiera que estén.
Ustedes son seres vastos, están empezando lenta, lentamente a captar esto. Han vivido en otros lugares antes de venir a esta Tierra, Han sido desde siempre; difícil para la mente humana aceptarlo al principio, pero a medida que se conectan más y más con su ADN de más alta dimensión y su akash, los sentimientos y los recuerdos empiezan a regresar.  
Bienamados, es hora de saber quiénes son realmente. Humanidad: cuando ustedes llegaron aquí entraron en frecuencias de belleza y alegría, y a través de las generaciones se movieron hacia la oscuridad de los conflictos, de la negatividad; difícil de comprender, pero así tenía que ser. Y ahora, después de esta turbulencia, después de estas pruebas, están volviendo a despertar. Ustedes, reunidos aquí, y los que oyen estas palabras en grabaciones, que están en la vanguardia del despertar, sepan esto. Muchos  han vivido vidas muy difíciles. ¿Por qué?  Bienamados, porque cuando llegaron a esta vida consintieron en tener esa lucha, en ser reprimidos de diversas maneras, en tener esas dificultades, porque sabían, como almas avanzadas, que podían vivir a través de esas luchas, esas dificultades, esos abusos.
Y luego, a medida que crecían su percepción conciente y su entendimiento, las podían soltar. Esta influencia se disolvería, desaparecería esto de sus vidas. Y al liberarse de esas cosas del pasado, estarían creando más luces, más comprensión para sí mismos, y luego simplemente por su conexión con el campo mórfico de la humanidad estarían irradiando esta comprensión. Transformando una línea oscura a través del viejo linaje y disolviéndola con luz y comprensión. Cuán grande, hacer la transformación para aquellos que te siguen atrás. Bienamados, ustedes son grandemente honrados por su lucha, por el conflicto, no solo en esta vida, sino por permitir que se complete en esta vida. No es necesario llevar el dolor más allá de este momento.
Como ya saben, aquí hay muchos, muchos que no se ven, en esta reunión, y que los aman muchísimo. Son los guías de toda clase de reinos, que ahora están aquí con ustedes, que los aman y están disponibles en este momento para ayudarlos a disolver los apegos finales a los dolores y las limitaciones del pasado. Si les gustaría tener ayuda para esto, para liberarse de las limitaciones conocidas y tal vez las aun desconocidas, simplemente digan en su interior, "Sí, estoy listo. Estoy listo para recibir esa ayuda" y relájense y sientan una energía suave y amorosa que llega a ustedes.
No esperen una marejada; solo sientan una energía sutil que llega. Comprendan, al elevar su consciencia y darse cuenta, que no se necesitan energías fuertes; las energías sutiles son increíblemente poderosas y transformadoras. De modo que relájense y sintonicen con  esa misma energía que llega a ustedes ahora, porque, bienamados, nosotros estamos con ustedes. Es tiempo de ser libres.  Estaremos en silencio por unos pocos momentos, sólo sientan las energías sutiles a su alrededor (pausa de 40 segundos).
Han venido a este lugar desde el Universo para crear algo que nunca ocurrió antes en este Universo; es hora de recordar por qué vinieron.
En gran amor y homenaje, los bendecimos y les hablaremos nuevamente muy pronto.
Lee Carroll:
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
¿Se dan cuenta de la información que les están dando todos estos que tocan el otro lado del velo? La información empieza a ser personal. Hace dos días les hablé de historia; presentamos un mensaje que literalmente necesitaba del akash de los humanos sentados cerca de mí, tomándolo de ellos, así como la información del pasado. Si el mensaje sonó un poco diferente, lo fue, porque fue canalizado desde tres lugares: desde el akash de los que estaban a mi alrededor, y lo que yo tengo para ustedes del pasado. Esta no es la manera de la nueva canalización; esta es la manera de la intuición. A medida que empiezan a expandirse, la información que iban a recoger de lo que creen que es su Yo Superior, también va a provenir de lo colectivo. Es hora de dejar de ser tan lineales en su espiritualidad. Mi socio mencionó la cultura de la unicidad; desde que nacen aprenden que no son singulares, que están conectados. Y durante toda su vida la conexión es entre uno y otro,  con Gaia, con Dios.
La unicidad es una descripción, no de una ausencia del yo, sino de plenitud del yo, cuando se dan cuenta de que nunca estuvieron solos, que no están solos, que nunca lo estarán.
Queridos, quiero hablar solo un poquito más sobre las madres de las estrellas. Solo un poco más, y luego quiero llevarlo a algo personal para ustedes. Todos los niños lemurianos sabían quiénes eran las madres de las estrellas; no era difícil darse cuenta. La humanidad según ustedes la conocen, es bastante más alta que lo que solía ser, proviene del conocimiento, de la nutrición, de la evolución, de un número de cosas. Los lemurianos no eran muy altos tampoco. Pero los pleyadianos son más altos que ustedes (se ríe). En forma física, son más altos que ustedes, ¡de modo que pueden imaginarse qué altos les parecían a los niños! No era un secreto quiénes eran las madres de las estrellas.
Y cuando las madres de las estrellas empezaron a enseñar los cinco rayos alrededor del núcleo central, hace dos días les conté cómo esta información empezaba sencillamente y luego se expandía. Les dije los nombres que ellos memorizaban, de los cinco rayos alrededor del centro de la rueda. Algunos de ustedes integraron esto, yo no lo mencioné entonces, quería esperar hasta ahora.
¿Cuál creen que sería la información avanzada? ¿Qué vendría después de años de enseñar a los niños hasta los 13 años, cuando se separaban por género y eran enseñados aparte? El comienzo de la Hermandad Femenina. ¿Qué podía venir después de eso que se había enseñado todos esos años? Y aquí es donde se pone bueno, porque entonces la enseñanza se volvía hacia los seis espacios alrededor de los cinco rayos. No voy a recorrer la línea de lo que eran esos seis espacios. Algún día, algún día lo haré.  Los niños no aprendían sus nombres, no tenían percepción de los espacios, ellos solo veían los cinco físicos. Los niños solo veían el centro, hasta los 13 años se concentraban sobre los cinco, la circunferencia, el núcleo, la unicidad, sin entender nunca que la verdadera enseñanza eran los seis espacios. Porque, queridos, aquí hay una verdad básica: todo lo que ven, todo lo que sienten, todo lo que creen que es real, es solo una minúscula fracción de lo que está allí. Y en los espacios entre los rayos, están las verdades de Dios, del Universo, de la Física, del cuerpo humano, de la compasión, del amor. Empezaban mostrando y enseñando que lo que ustedes ven no es todo lo que está allí. Muchos de ustedes  saben esto; creen que ven cinco con los ojos, hasta que se dan cuenta de que solo están viendo una longitud de onda. Creen que sienten todo, oliendo lo que pueden, hasta que se dan cuenta de que los animales lo hacen cien veces mejor que ustedes. Hay mucho que no es visto ni conocido, y que sus sentidos ni siquiera sintonizan. Entre ustedes alguno puede ver y analizar regularmente una merkaba humana. Ahora mismo, mientras hablo, hay una energía invisible que es nueva, que se está derramando desde el Stargate. Es invisible. ¡Hay tanto en los espacios, tanto!
Revelaré uno de los espacios; es el secreto de la salud. No de la larga vida, porque ese es uno de los rayos (se ríe). El secreto de la salud; en eso se encuentran con el Innato. El Innato es invisible, el Innato es el cuerpo inteligente, el Innato está sintonizado con la pineal, con el Yo Superior, con la Unicidad, el Innato es el puente desde las tres dimensiones a las muchas. Eso está en las hendiduras, en los espacios entre los rayos. Y luego llegan a los que son tan preciosos, tan divinos, tan sagrados; empiezan a aprender sobre el amor.
Todos ustedes saben sobre el amor, ¿no? Y si yo les pudiera preguntar, cuál es la cosa principal que podrían decir sobre el amor en este planeta, de cualquier tipo, el amor entre humanos, el amor de Dios, el amor entre tú y tu bebé, el amor entre tú y un animal, ¿qué es? Y tú dirías, "Es grande, puedo sentirlo". Y yo digo ¿qué aspecto tiene? Y tú dices, "Bueno... bueno, es invisible. Pero todos los que aman saben qué es." Ustedes lo perciben, lo sienten, cuentan con él, lo desean, lo anhelan, se bañan en él. Cuando abrazan a un árbol sienten el amor de Gaia. Tal vez cuando se paran afuera con los brazos alzados hacia el océano sienten el amor de los que los rodean o tal vez sus ancestros y de Gaia - y es todo invisible. Es uno de los espacios entre los rayos. Entonces quedémonos allí por un momento.
La cosa más grande no vista, que la humanidad no ha reconocido, es la razón por la que están aquí (se ríe).  Oh, me río porque es tan grande, y es tan grandioso, y se oculta. El amor del Creador no tiene límites, no puede medirse, no puede entenderse, muy a menudo es visto como otra cosa, un amor increíble visto de algún modo como disciplina porque eso es todo lo que tu cerebro tiene permitido hacer. A veces se atribuye equivocadamente al Creador ser un padre humano. No es así, no lo es. Es el padre humano Y  la madre. No pueden poner género a Dios, es enorme, es inmenso, y espera fuera de la merkaba de cada ser humano. Espera a ser invitado para entrar; esa es la definición del libre albedrío.
Si pudieran definir el Cambio en este planeta de modo diferente, y dejar afuera la historia, las profecías, todas las estrellas, ¿cómo lo llamarían? Déjenme darles otra definición: es el favorecimiento del libre albedrío del humano para que finalmente abra la puerta al amor de Dios. Ahora bien, allí sentados - no los que escuchan mi voz necesariamente, sino los que están en la cumbre de la montaña de Hawái - allí sentados sabiendo la historia de este lugar, y todo lo que los rodea, ¿se dan cuenta de la nueva apertura? Tal vez las nuevas energías que no conocían antes; los que son maestros en este salón, escuchen: una de las cosas más difíciles de hacer para un maestro, es hacer una lectura para sí mismos. Es casi imposible. Entonces déjenme darles una: salgan de su caja. Creen que saben lo que hay aquí, y no lo saben. Píntenla de nuevo, pónganle otro color, expándanla, suéltenla.
Ahora bien: no pasen por alto esto: van a usar todo lo que saben y han sabido como cimiento para un nuevo edificio venidero. El cimiento es el núcleo de lo que han aprendido en la vieja energía, y el edificio que construyen va a ser los que están en los espacios entre los rayos: lo invisible, la compasión, el amor, las razones, los porqués. Por qué están aquí: se debe al amor de Dios. Esta es la más grande historia de amor jamás contada. El Creador puso a Dios en ustedes y les permitió descubrirlo. Se necesita el libre albedrío. Les dijimos esto antes: el Creador de todas las cosas, el más alto de lo más alto, (se ríe), está sesgado hacia el amor, no hacia la lógica. Por lo tanto a veces necesita a los seres humanos y el intelecto y el libre albedrío para conducir una nave de linealidad para la galaxia, que no necesariamente podría ser conducido por el Dios sesgado hacia el amor. Piensen en eso; es información difícil, avanzada sobre por qué puede ser que están aquí.
El planeta ha despertado. Hay muchas nuevas energías, no solo una realzada, no solamente más luz, sino luz nueva y nuevas energías ¡todavía sin nombrarse! que están aquí, que están esperando, que están llegando. Eso solía enseñarse aquí mismo.
Ahora bien, aquí sentados, todos ustedes, ¿pueden entrar en una energía nueva que no tiene un nombre? Una que no solo sanaría las cosas con que ustedes llegaron, que son inapropiadas para su magnificencia, sino que también les daría la paz que han estado pidiendo toda su vida. Este es el lugar donde empieza, las semillas están plantadas aquí para la humanidad, están plantadas aquí para ustedes. ¿Qué semilla podrá haber sido plantada, para que ustedes se vayan de estas cumbres de montaña diferentes de como llegaron? Semillas de novedad que empezarán a crecer y ustedes se sentirán, no solo con más energía y más salud, sino sintiéndose mejor consigo mismos, en lugar de lo que tienen ahora, Algunos de ustedes literalmente existen de un día para el siguiente, déjenme decirles que yo sé quién está aquí.  ¿Ustedes son así? Yo los conozco; es hora de que ustedes conozcan mejor a Dios de nuevas maneras; expandan lo que cualquiera les haya dicho, para incluir ahora lo que no saben. He aquí la prueba del trabajador de luz maduro: ¡celebren aquello que no saben! Y pueden hacerlo: "Querido Dios, siento que hay algo aquí, que algo viene, no tengo idea de qué es. ¡Gracias!" "Querido Dios, estoy cómodo con saber que se me mostrará cuando llegue el momento. ¡Gracias por tu programación!" "Querido Dios, sé que en el pasado he empujado, y preguntado, y preguntado otra vez, y luego otra vez." (se ríe) "Que ahora me extienda más allá de la necesidad de saber, y vaya en nuevas energías que todavía no conozco. Fluirán a través de mí y crearán un conducto para que otros vean la unicidad a través de mí. La Unicidad a través de mí."
Haré algo que nunca hice antes, porque ha llegado la hora,  y es correcto,  y al hacerlo pido perdón a los dos que están en el escenario, porque a los dos les voy a decir algo que ellos no pueden decirse a sí mismos. Porque un ser humano, incluso un canalizador, no puede leerse a sí mismo.
Oh, querido Prageet, tú percibiste que venía, sé que lo percibiste. Viene algo nuevo, lo dije: se derramaba desde el Stargate algo nuevo, algo muy nuevo, algo realzado. Alcazar está dando nacimiento a otra entidad para que canalices, que es grande y amorosa y bella, y cuando esa entidad llegue a ambos, tú y Julieanne, realzará grandemente tu trabajo. Tú lo sentiste; tú le darás nombre, señor.
Y la otra cerca de mí, ¡oh, querida Marilyn! Querida, hay una mujer sentada en tu regazo, que quiere llegar a ti, recientemente fallecida, y tú sabes de qué hablo. Ella está muy orgullosa de ti, sus ojos están abiertos, ella es hermosa, como tú la recuerdas. ¡Ella está en tu regazo! Déjala entrar.
Y así es.
Kryon

Regreso a Lemuria - Parte 6 - Kryon
Canalización por Lee Carroll Regreso a Lemuria Hawái, 22 de diciembre de 2017




Parte 6
 Dra. Amber Wolf:
Querida familia luminosa: al cerrar esta reunión con la presencia de las madres de las estrellas y la divina fuente de amor, abrimos nuestros vehículos lemurianos. Les pedimos que tomen una suave respiración profunda, relajen su cuerpo, cierren los ojos, y hagan con nosotros este viaje en su vehículo lemuriano de luz. Ese es quiénes son, quiénes vinieron a ser aquí, un vehículo de luz y de amor, un templo para el Divino.
Y al seguir su respiración entrando y saliendo, sientan el espacio que hemos limpiado este fin de semana para que ustedes puedan contener más de esa luz y reconocerse a sí mismos como la fuente de amor divino, la conexión con esa Fuente Única a través de su corazón, su alma, su ADN, y las madres de las estrellas que están siempre con nosotros. Y ellas celebran su activación, su recordación, su volver a despertar, celebran a cada uno de ustedes. ¡Respiren eso; digan sí a eso!
Permitan que el espacio que hemos creado aquí dentro de cada uno siga expandiéndose para contener más luz, para contener más amor, más sacralidad, más magnificencia. Siéntanse como ese hermoso templo. Su cuerpo físico es su vehículo para su bella alma radiante mientras se mueven por esta dimensión y la multidimensión, conectándose con las almas en este salón en otras formas, en otras vidas, en otros campos de juego, permítanse sentir la familia de la luz.
Dr. John Ryan
Al sentarse en la silla, sentirán su cuerpo físico, y es como un jardín; es el suelo de la Tierra. Y en este jardín pueden crecer bellísimas flores; la semilla fue plantada un largo, largo tiempo atrás. En el viaje del Tiempo esa semilla fue enterrada profundamente, pero la luz de un nuevo amanecer, de un nuevo sol, brilla sobre esta creación y por los zarcillos cuánticos de la energía, ustedes sienten esta energía canalizada hacia su ser como los rayos de la luz del Gran Sol Central y la semilla florece en su corazón y se abre plenamente y la fragancia de su alma empieza a surgir y llena el espacio a su alrededor, hasta que gotas de alegría caen desde las madres de las estrellas que celebran este despertar y los sostienen en sus brazos con el amor que solo la madre de un niño puede conocer. Y los contienen en este abrazo mientras los sostienen en su proceso de cambio.
Dra. Amber Wolf
Y parte de tu proceso de cambio es el entrelazamiento de tu femenino divino y tu masculino divino, como lo hacemos aquí y ahora, viviendo un nuevo trayecto en nuestro lugar de búsqueda de equilibrio en el mundo. Empezamos por buscar ese equilibrio dentro de nosotros mismos.
Trae tu atención a ese lugar de tu cuerpo llamado columna vertebral, y permite que el ojo de tu mente visualice un ADN en espiral envolviéndose alrededor de esa columna, en sentido del reloj, y luego otra espiral envolviéndose en sentido contrario al reloj. Esto es el femenino y el masculino trayendo equilibrio al humano en los cuerpos físico, espiritual y emocional. Permite que las madres de las estrellas te ayuden a encontrar esto, a conservarlo, este equilibrio, a medida que das pasos hacia adelante en tu vida que lo traerán más y más cerca. Al empezar a reconocer que existe un equilibrio en tu interior, visualiza esas espirales de ADN girando con alegría alrededor de tu columna, diciendo que sí a este bello vehículo lemuriano de luz que eres. Cada espiral danza y conecta el divino femenino y el divino masculino en cada persona.
Esta es la bendición de las madres de las estrellas, que nos enseñan tan amorosamente que podemos, que nos equilibramos a nosotros mismos con estas enseñanzas. Nos volvemos maestros del auto-equilibrio al avanzar en la luz de su amor.
Dr. John Ryan:
Y la semilla cobra fuerza, y la luz brilla intensamente. Y como el tronco de un árbol, echando ramas, y brotando pequeñas hojas tiernas con flores, sabes que contienes todo; la ternura del niño, el amor del abrazo materno, la fuerza del padre, el sol de la creación, la tierra debajo de ti, el viento a tu alrededor, el agua dentro de ti y el fuego para encender tu corazón, y el amor.
Te estás volviendo el vehículo de Lemuria, el don sembrado por las madres de las estrellas.
Lee Carroll:
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Hablo para el que escucha, con las próximas breves palabras. Si descubres este mensaje en lo que tú llamas medios sociales, este es el mensaje número 6 de una serie de 6. Se ha programado para ser el sexto; hay otros cinco. Puede que no los encuentres en las mismas redes sociales en que encontraste este, pero existen todos juntos en otro lugar. Es 22de diciembre, del año que has designado como 2017. También doy a este mensaje un sello y es importante que comprendas, oyente, que este es simplemente una pieza de un rompecabezas más grande.
Quiero continuar aquí solo un momento. La enseñanza de la madre pleyadiana, la madre de las estrellas. Hace dos días presentamos el círculo con sus cinco radios o rayos. En ese momento di información básica y elemental que se les daba a los niños. Contamos que los niños solían decorar el centro (se ríe) porque no tenían idea de qué era el centro. A veces incluso ponían allí una luz, ya sea una vela, o quemaban un aceite, un pescado, o una madera, y lo llamaban "el sol". Por la noche parecía eso, especialmente en el círculo que representaba al sistema solar, que ciertamente se les enseñaba.
Pero cuando llegaban a los trece años, todo eso se dejaba de lado, y ellos empezaban a descubrir el espacio. Ahora les daremos alguna información que no les dimos antes. No es tan importante, es solo que queremos que visualices esto por ti mismo y tal vez incluso recuerdes qué aspecto habría tenido esa rueda. El círculo sobre el suelo, en dos dimensiones, sobre el suelo, el aspecto que realmente habría tenido. Luego lentamente vamos a contar los espacios.
La parte de la rueda, la parte del círculo, era gruesa, gorda, representaba un tercio de la distancia desde la parte exterior hasta el eje o el medio. Los rayos, cinco, ocupaban otro tercio hacia el medio. Y el núcleo era el tercio restante. Ahora bien, si dibujan esto verán que el núcleo era bastante grande, de modo que cualquier cosa que se pusiera en el centro de este hubiera resultado bastante pequeña, comparada con el espacio de ese núcleo.
Ahora bien, para aquellos que se tomaron el tiempo para dibujar un círculo y ponerle cinco radios,  el último mensaje que di puede haber parecido enigmático, pues como ven solo hay cinco espacios entre los radios. Hablemos del sexto espacio, no sin antes recordarles la geometría sagrada, que aquellos que entienden esto verán. Ustedes están acostumbrados a que la geometría sea una línea recta. Si colorean los cinco espacios representan un tipo muy, muy extraño de triángulo, verán que la base del triángulo es curva. Tienen cinco triángulos inusuales, porque sus bases no son líneas rectas. La definición de cualquier curva es un número infinito de líneas rectas. Hay un mensaje, incluso dentro de los espacios formados, cinco de ellos. ¿Dónde está el sexto espacio? La respuesta es en el núcleo, el sexto.  Ahora bien, el niño que aprende no puede ver eso, no se le enseñaba eso. A las mujeres sí se les enseñaba. Cuando la enseñanza se separaba por géneros, las niñas empezaban a estudiar los espacios, y empezaban a identificarlos.
Lo que es invisible, como dije antes, lo que es difícil de entender; la razón por la que las mujeres lo reciben, es que ellas van a necesitarlo para enseñar la sacralidad que van a contener, del avance de la relación con el núcleo en el centro.
Incluso a los niños se les enseña que el centro es Dios, el Gran Sol Central es Dios, y que el gran círculo, ese lugar a su alrededor, es la vida; es su vida. Y desde el comienzo ellos ven algo: en primer lugar, toca a todos los rayos y todos los rayos tocan el centro. También ven que no hay comienzo ni fin para la vida, por lo tanto, no importa cuánto tiempo lo estudian, siempre ven la misma cosa: nunca termina.
Eventualmente la enseñanza, incluso la que trata de la circunferencia, incluso lo que se refiere a la vida, es muy sagrada, y dice esto: No hay comienzo y no hay final para la esencia de ti.
Quiero hablar, otra vez más, del sexto espacio, del núcleo. El núcleo empieza a mostrarse a sí mismo; esos rayos van en ambos sentidos, y nuevamente tienen la enseñanza de que no hay direccionamiento en ninguno de los rayos, ¿lo ven?, no hay exclusividad, todos se conectan con el centro y el centro se conecta con lo de afuera. Si quitan uno, el sistema se debilita. De modo que el núcleo no es el final de todo; el núcleo no es el poder, es simplemente el centro.
La enseñanza avanzada dice que toda la rueda está conectada de tal manera que es una sola. Que los rayos, lo exterior y el centro, todos vibran en el mismo nivel; por lo tanto, todas las cosas son el centro.  También hay una enseñanza de que en el medio de cada rayo hay una separación. Los que hacen la rueda en madera, crearían diferentes tipos de madera para los rayos, de modo que cambiaran el color en el medio. Y la enseñanza avanzada empezaba a colorear dentro de la rueda. Y la razón por la que había una separación en el medio de cada rayo, un nombre para ello: dualidad y libre albedrío. Esto es lo que entonces separa, en lugar de unir, lo de adentro y lo de afuera en ambas direcciones.
Empezó la enseñanza básica de que los seres humanos incluso con el círculo de la vida tendrían que cruzar los colores de las maderas, la separación entre los rayos, tenía que alcanzarse, había algo allí que Dios no les daba entonces y era algo que tendrían que hacer: creer, con libre albedrío. Incluso había un ejercicio en el que empezaban a colorear entre los rayos plenamente, en lugar de solo dos colores, y al graduarse tenían todos los rayos de un solo color. Algunos de ustedes entenderán esto, otros no. Significaba que tenían una conexión plena, en ambas direcciones, con el núcleo y con la parte de afuera, eran uno con todas las cosas.
Ahora bien, ¿dónde estás tú? ¿Dónde estás tú en este sistema de enseñanza? Es tan profundo el simbolismo de esto, incluso en la Gematría.  La Gematría es el sistema, en lenguaje hebreo, que oculta en su propia geometría sagrada, se llama gamatria. El sistema hebreo mismo tiene algunas de las semillas de la geometría sagrada de la rueda. Hasta hubo profetas israelitas que veían la rueda en el cielo (N.T. dice dos frases que no están en inglés) Uno dentro del otro. Esta enseñanza de Lemuria fue a todas las culturas, en lo que son algunos de los sistemas más básicos del planeta.
¿Dónde estás tú?  ¿Puedes visualizar algo tan simple como este tipo de enseñanza y tan complejo, como lo que vas a hacer en adelante con tu vida? De vez en cuando damos lecturas en el auditorio.  Tres de ustedes, aquí, sentados frente a mí, están en cierto estado de depresión. Conozco sus nombres. Lo diré otra vez: no aquél con que nacieron. Queridos, yo los conozco a ustedes. Y quiero decirles algo: están esperando que algo se limpie, para salir de ese pozo que han cavado para sí mismos, tan negro y tan oscuro. Y quiero decirles algo, darles alguna información ahora mismo: desde el otro lado del velo, conocemos sus nombres y necesitamos su luz. Son trabajadores de luz y esa es la razón por la que están aquí. Y ustedes pensaron que después de estos tres días se limpiaría y tal vez no sucedió. Que se limpie ahora mismo; ¡quiero tomar su mano y sacarlos fuera del pozo! ¡Ahora mismo! Quiero que vean la luz y sientan alegría, quiero que sientan los escalofríos que tal vez no han sentido durante semanas estando en este horrible pozo. Los conozco, sé sus nombres, ¡y es hora de que salgan! ¡Necesitamos su luz! (casi gritando) ¿Me oyen? ¡Necesitamos su luz! Y lentamente, al ir saliendo con libre albedrío, tendrán entonces la revelación de quiénes son. Tal vez empiecen a recordar la infancia, cuando se reían mucho, o corrían, incluso con padres que no los cuidaban. ¡Yo sé quién está aquí! Todavía conservan esa actitud infantil. Entienden lo que es jugar; volvamos a eso. La opción es suya: pueden poner color en uno de los rayos ahora mismo. Poner el color para que esté completo, comunicación en dos direcciones, del Espíritu hacia ustedes y de ustedes hacia el Espíritu. Y una de las razones por las que están deprimidos es que no quieren ver por sí mismos la majestad del nombre real y de quiénes son.
Catorce de ustedes llegaron con problemas de salud. En Física hay algo hermoso que se envuelve alrededor de su ADN, algo que se enseñó este mismo día, que lo que las madres de las estrellas les dieron en el nacimiento y al plantar las semillas no fue un número raro de cromosomas: ustedes tienen 24 pares, y el par número 24 es uno de los espacios, porque es invisible. Es cuántico. Se ha probado en la ciencia que cuando el ADN está presente puede cambiar el espín de un electrón en un campo cuántico, y solo otro elemento cuántico puede hacer eso. ¡Eso es el ADN! ¡Es multidimensional, está enganchado con la Fuente, está listo para comenzar, no necesita ser activado! Solo se necesita activar su creencia, color en los rayos, eso es lo que están esperando. Yo no quiero pisar ningún proceso que dice activar el ADN, pero eso en realidad es un nombre mal puesto. Ya está activado; está listo; está allí. Literalmente. Listo para que ustedes entren en él, se sintonicen con él, reestructuren sus ideas sobre él, y se conviertan en lo que es, en lo que siempre ha sido.
Catorce de ustedes. ¿Sabían que lo que sea que estén experimentando y que los preocupa, que piensan que tal vez les esté acortando la vida, y les preocupa saber qué es, todas esas cosas en todos los catorce, pueden ser reestructuradas y curadas y restauradas con la consciencia de la compasión y la unicidad en sus mentes? Sin un médico; sin sustancias exóticas que ustedes llaman drogas; lo hacen ustedes mismos. Esto, los patrones, la plantilla, remisión espontánea, lo han visto. ¿Por qué dudan? ¿Por qué lo asignan como milagro de Dios? ¿Por qué nunca lo reclaman? Cuando eso sucede en un hospital, ¡debieran dar una fiesta, cantar alrededor de la cama, felicitando al humano por hacer algo avanzado! (se ríe). Y todos debieran mirarlo y decir: "Ahí voy yo, ¡si quiero!" Ahí voy yo si quiero, enganchado con lo que es posible, en lugar de que sea algo que sucedió desde el más allá, ya sea que lo merecieran o no. ¡Lo merecen!
Yo sé sus nombres; sé quiénes son, aquí sentados. Hay otros que siguen preguntándose qué se supone que tienen que hacer. Mi socio tuvo una vislumbre,  basado en una pregunta que le hicieron durante el descanso, y entonces buscó algo. Algo que yo iba a canalizar, pero él lo recibió por adelantado - siempre hace eso. Dos años atrás, en enero, dimos un mensaje interesante con un título muy interesante, basado en todo lo que he estado contándoles; el mensaje se llamaba "Cinco en círculo". Y habla sobre cómo los seres humanos toman las tareas, lo que eligen hacer y los tipos de cosas que hacen, ya sean introvertidos en espíritu o extrovertidos, meditadores o abrazadores de árboles, y va todo alrededor, e incluso uno de ellos es todos los otros, y habla de la increíble variedad de lo que hacen los humanos con la pieza de Dios dentro de sí. Y toda la razón por la que están en un círculo es la enseñanza de la madre lemuriana que es esta: todo lo que haces es sagrado y la pieza de Dios que sientes es correcta para ti, no tienes que ponerlo en compartimientos; eso es para la escuela lineal. Cuando te miran y tus padres dicen ¿Bueno y qué vas a hacer? Tienes que elegir algo, una cosa que vas a ser por el resto de tu vida (se ríe). Así es como creciste; los adultos te miraban y decían, ¿Qué quieres hacer cuando seas grande? Y tenías muchas opciones pero solo una respuesta se aceptaba, si decías "¡Todo!" ellos decían, "Muy bien, personita, ya veremos."  Bueno, algunos de ustedes están haciendo todo, y quiero que sepan que tal vez esa es la cosa más avanzada que podrían hacer.
Quieres compartimentar todo y decir, "Bueno, ando a la carrera, y hago muchas cosas y no soy bueno para nadie porque estoy fragmentado..." ¡No, no lo estás! No estás fragmentado; ¡eres un Dios multitarea! ¡Eso es avanzado!
Espero que puedas reestructurar algunas de las ideas que puede que tengas como humano en una vieja energía, que empiezan a salir y ser vistas de una manera totalmente diferente; ¡aquí están los nuevos paradigmas! Todos ustedes, cada uno, en el escenario, escuchando, y en los asientos aquí, todavía están llenos de residuos de una autoestima insuficiente. Están arrastrándose hacia afuera de este pozo del pasado; ya dijimos antes, algunos que escuchan incluso esperan plenamente la terminación del planeta. La única razón es que es la única información que han conocido. Es lo que recibieron al nacer; va a terminarse, tiene que terminarse. Y en la vieja energía todas las profecías y  las guerras, hablaban de eso porque otras civilizaciones habían pasado por eso y ustedes estuvieron allí también. ¿Cómo se siente haber pasado por un final tres o cuatro veces? Y entonces cuando se despiertan aquí, ¿qué pueden esperar ahora? ¡El final! Y es un residuo que permanece en todos ustedes, ¡todos! hasta el punto en que los toca de vez en cuando y dice, "Me pregunto si vas a sobrevivir, me pregunto si lo vas a lograr". Las cosas cambian en tus noticieros y tú dices "No lo lograremos". Sin entender que están empezando a aparecer los nuevos paradigmas. Cambios masivos de maneras que ustedes no creían, incluyendo el catalizador que está aquí, que hemos llamado un comodín, que pone un palo dentro de todo lo que ustedes aprecian, y revuelve vigorosamente. Es la única manera de que cambie; tiene que ser revuelto; algo de eso tendrá que romperse. Ya les he dicho esto antes, esto es un "reepee",  querer saber qué traerá el futuro para su país; ustedes están en la antesala de tener un país fracasado. No suele durar mucho más que 200 años; miren la elegancia de Roma, miren la elegancia de Egipto. Solo dura cierto tiempo hasta que la naturaleza humana toma el control, y luego se rompe, se atasca, y luego fracasa. Lo que tienen ahora en proceso, es una reescritura, una reestructuración; el gran palo revolviendo en todas las direcciones. Eso es la única cosa que les permitirá empezar de nuevo de manera elegante, sin un colapso bursátil, sin un fracaso total, solo reestructurar, solo replantear, levantar los pedazos y construir algo nuevo, moderno, y que funcione.  
Estas son cosas antiguas que te han sido dadas cuidadosamente porque...  porque el amor de Dios ha venido desde el núcleo, el medio, el espacio número seis, y empieza a invadir - (se ríe) ¡qué buena palabra! - cuando las murallas empiezan a caer y lo que llamas el velo se adelgaza, recibes una invasión de luz. La luz es más poderosa que la oscuridad, el yin y el yang ya no son iguales, la luz empieza a avanzar, y algunos le tienen miedo.  No es como era antes; las cosas no funcionan tan bien como antes. Catorce de ustedes están preocupados por su salud, porque una vieja energía pensó que había que decírselo; tal vez han visto a quienes les informan qué anda mal y también les dan el pronóstico - basados en un modelo de vieja energía. No comprenden que la luz está aquí y va a invadirlos de una manera que los ayudará a entender qué viene ahora. Tienen que hacer esto.
Autoestima, la última cosa. Este sería un gran momento para empezar a aceptar que lo que sienten es solo un tigre de papel; es falso, ya no es exacto; es un residuo muy fuerte, que se aferra a ustedes debido a todo lo que han atravesado. Alma antigua, piensa en cuánto tiempo puede que hayas estado aquí.  Si estuviste en esta montaña, piensa cuánto tiempo, cuántas civilizaciones, cuánto daño inapropiado, cuánta tristeza. ¿Cuántas veces has sido chamán? Y no funcionó.  ¿A cuántos conocen, que son trabajadores de luz y todavía en el ropero? No quieren salir y que los vean. Porque salir de ese ropero equivale a morir, como la vez anterior, y la otra, y la otra. Están en un nuevo paradigma, en un tiempo nuevo, en que la luz se verá, se entenderá, se aceptará, y será parte de la sociedad y también de la naturaleza humana.
Empezando desde aquí, eventualmente se difundirá a todo el planeta, sanando sociedades y continentes que siempre han estado enfermos, construyendo nuevas consciencias, nuevos gobiernos, nuevas maneras de pensar; construyendo invenciones que nunca se vieron antes, para la energía, el agua, la salud.  Incluso una consciencia que controlará de por sí el crecimiento poblacional humano; tendrán la suficiente inteligencia para resolverlo, en lugar de pensar que simplemente marcha al azar porque los humanos no tienen idea de por qué nacen los niños; eso es baja energía. ¡Eso está próximo!  Alimentar al planeta: ¡eso está próximo! Todo por medio de maravillosa tecnología proveniente de trabajadores de luz.
Y los que empiezan a despertar, esos tres de ustedes, ¡necesitamos su luz! Necesitamos su luz. Esos catorce de ustedes: ¡necesitamos su luz! Es la razón por la que queremos que se queden, no hay razón para no quedarse; es inapropiado, no corresponde a su magnificencia sentirse como se sienten.
Al resto de ustedes: quiero que vean físicamente esa oscuridad residual que no tiene lugar en la magnificencia de Lemuria - ¡no hay lugar para ella! Y quiero que la vean arrastrada lejos, borrada. No les pertenece a ustedes. Esta es una era nueva y es parte de un Cambio que fue profetizado por muchos antiguos, y aquí está. Esto no es cosa de Kryon; esto es cosa del mundo, y está sucediendo; simplemente sintonicen sus noticieros y véanlo. La integridad empieza ahora. No conserven esa oscuridad; no hay razón para hacerlo. Váyanse de aquí diferentes, váyanse de esta isla diferentes; mírenla y recuerden esta patria, la patria original, esta, la isla, la montaña de Mu.
Y así es.
Kryon
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar


Regálanos un "Me Gusta"


Suscríbete a nuestro canal







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/