nocopias

miércoles, 30 de julio de 2014

CUANDO DIOS DISTRIBUYÓ SUS DONES


 Y cuando el Sol anunciaba el nacimiento de un nuevo día, Dios se reunió con sus Doce Hijos Amados y sembró en cada uno de ellos la semilla de la Vida Humana. Uno por uno, se fueron acercando al Padre para recibir su regalo…

A Ti, Aries, te doy Mi semilla. Siémbrala. Cada semilla que siembres se reproducirá en miles y miles más. La semilla crecerá y dará frutos, mas no tendrás tiempo de verlo, porque todo lo que tú siembras, crea nuevas semillas que se han de propagar. Tú serás el primero en introducir mi idea en la mente del hombre, pero no te corresponde a ti nutrir la idea ni discutirla. Y tu vida es acción y la única que te encomiendo es: empezar a hacer consciente al hombre de mi creación. Para ello te doy:

Mi Don: La virtud de la Apreciación. Quietamente, Aries regresó a su lugar.
A Ti Tauro, te doy el Poder de Construir. Haz que la semilla se transforme en Substancia. Tu labor es muy grande y requiere paciencia. Tendrás que terminar lo que has empezado, si no, la semilla sería como palabras al viento. Haz que fructifiquen los sembrados. No te interrogarás ni cambiarás de opinión en tu trabajo, ni pedirás ayuda para cumplirlo. Para que puedas realizar todo eso, te doy:

Mi Don: La Fuerza; utilízala hábilmente. Y Tauro regresó a su lugar.

A Ti Géminis, te doy las preguntas sin respuestas, las búsquedas sin fin. Muestra y haz que los hombres entiendan todo lo que observan a su alrededor. Nunca sabrás, el por qué el hombre habla y por qué escucha, pero en tu búsqueda de respuestas, algunas veces las encontrarás, te doy:

Mi Don: El Conocimiento. Y Géminis regresó a su lugar.

A Ti Cáncer, te doy la tarea de manifestar al hombre el Mundo de las Emociones. Harás que conozca la risa y el llanto, haciendo todo lo que vea y piense en su camino, participe plenamente en él. Para que puedas cumplir tu misión, te doy:

Mi Don: La Familia, así toda plenitud podrá multiplicarse. Y Cáncer regresó a su lugar.

A Ti Leo, te doy la Tarea de manifestar mi creación con todo su esplendor. Al mostrar la gran obra, cuídate del orgullo. Acuérdate siempre que es de mi creación, no tuya; si te olvidas de esto, los hombres te despreciarán. Hay mucha alegría en el trabajo que te doy si lo cumples bien. Para ello, te doy:

Mi Don: La Honradez. Y Leo regresó a su lugar.

A Ti Virgo, te pido que cuides celosamente mi creación; vigila y analiza todo lo que el hombre ha hecho en ella. Tendrás que observar detalladamente sus caminos y recordarles sus errores y así, a través de ti, serán perfeccionados. Para cumplir tu Misión, te doy:

Mi Don: La Pureza del Juicio. Y Virgo regresó a su lugar.

A Ti Libra, te doy la misión de Servir; despierta en el hombre la consciencia de sus deberes hacia los demás para que puedas aprender a cooperar, así como apreciar la otra parte de sus actos. Te pondré en todos los lugares donde haya discordia y para tus esfuerzos, te doy:

Mi Don: El Amor. Y Libra regresó a su lugar.

A Ti Escorpión, te doy una tarea muy difícil. Tendrás la habilidad de conocer la mente Humana, pero guardarás en secreto todo lo que vayas aprendiendo. Muchas veces sufrirás por lo veas y en tu dolor negarás y olvidarás quien soy. Será la perversión de mi idea, quien te causará esté dolor. Verás tanto del hombre que lo conocerás como animal y lucharás con todas tus fuerzas contra los instintos animales dentro de ti, y eso te desviará del camino. Pero cuando finalmente salgas victorioso de tu lucha y regreses a mí, te doy:

Mi Don: La Resolución. Y Escorpión regresó a su lugar.

A Ti Sagitario, te pido que enseñes al hombre la alegría. Haz que ría, para que dentro de él la concepción de mi idea no se amargue. A través de la risa, darás Esperanza al hombre y a través de la esperanza el regresará a mí. Estarás cerca de muchas vidas en un mismo momento y conocerás la inquietud de cada vida que toques. Te doy:

Mi Don: La Abundancia Infinita, para que puedas esparcirte y alcanzar todos los rincones de la obscuridad y llevarles la Luz. Y Sagitario regresó a su lugar.

A Ti Capricornio, te encomiendo la labor de enseñar al hombre a trabajar. Tu tarea no es fácil, porque sentirás el peso de los esfuerzos del hombre a tus propios hombros, para la grandeza de tu misión, te doy:

Mi Don: La Responsabilidad del Hombre. Y Capricornio regresó a su lugar.

A Ti Acuario, te doy el conocimiento del futuro, muestra al hombre nuevos caminos. En ti anidaré el dolor de la soledad, porque harás que mi Amor no sea personal. Para mostrar y enfocar la mirada del hombre a los Nuevos Caminos, te doy:

Mi Don: La Libertad, y tu Libertad seguirá sirviendo a la humanidad cuando ella necesite. Y Acuario regresó a su lugar.

A Ti Piscis, te doy la tarea más difícil de todas: te pido que recojas las tristezas del hombre y me las regreses; sus lágrimas serán mis lágrimas. El dolor que tú embelesas, es el resultado de la falta de entendimiento de mi idea por el hombre, pero tú le darás compasión para que pueda empezar de nuevo. Por ser la tarea más difícil, te doy:

Mi Don: Que seas el único de mis doce hijos que me podrá entender, pero el don del Entendimiento es para ti, guárdalo porque cuando trates de participarlo al hombre, él no te escuchará. Y Piscis regresó a su lugar.

Luego Dios dijo – “A cada uno de ustedes le ha correspondido una parte de mi idea. No se confundan creyendo que esta parte es la idea total, ni quieran cambiar su parte con otro. Cada uno de ustedes es perfecto, pero no serán conscientes de esto hasta que los doce sean Uno - En este momento, mi idea con toda su integridad se revelará a cada uno de ustedes".

Recibida su misión, los jóvenes se fueron. Cada uno se dirigió a realizar su trabajo lo mejor posible para poder recibir su don. Pero ninguno entendió plenamente su tarea ni su don, y cuando regresaron confundidos, Dios les dijo -"Cada uno de ustedes cree que el don del otro es mejor que el suyo; les dejo que se cambien sus tareas y sus dones".

En este momento todos se alegraron pensando en la posibilidad de su nueva misión. Pero Dios sonriendo les dijo – “Regresarán a mi muchas veces y me pedirán que les libre de su misión, y cada vez les permitiré sus deseos. Pasarán por innumerables encarnaciones antes de cumplir la misión original que les he dado. Les doy tiempo innumerable para cumplirla, pero solo cuando la hayan cumplido podrán regresar y estar conmigo". (Anónimo)
Un abrazo de LUZ y AMOR.
Camino del Ser.



1 comentario:

sonia maria martins fávero dijo...

Maravilhosamente lindo este início dos senhores!
Amei tê-los descoberto em minha trajetória de buscas por conhecimentos mais sérios e aprimorados sobre o assunto proposto.
Obrigada pela oportunidade de lhes ter conhecido, através dos textos.
Feliz caminhada!

Publicar un comentario