nocopias

sábado, 26 de julio de 2014

Luna Nueva de Leo: Hacer brillar la Luz en el mundo Por Karen Berg. julio 25, 2014


























Bienvenidos al mes de Leo. Para aquellos de ustedes que tienen la suerte de tener a un Leo en su vida, saben que son fogosos, magnánimos, generosos con un gran corazón y mucha energía. 

El signo de Leo está regido por el Sol, que calienta todos los planetas en nuestro sistema solar. No es sorprendente que los Leo amen ser el centro de atención. Les gustan los halagos, aunque a veces pueden tener temperamentos feroces. Además, ellos también asumen, para bien o para mal, que ellos saben lo que es mejor para ellos mismos y los que los rodean.

La meta espiritual para cada uno de nosotros este mes es ir en contra de nuestros instintos de Leo: dar un paso atrás, ser un poco más callados, no creer que sabemos todo. Dios sabe que ocasionalmente todos nos lanzamos de cabeza a situaciones antes de darnos cuenta de que no sabemos cómo salir de ellas, así que la idea aquí es mantener nuestra boca cerrada y nuestros oídos abiertos. 

Adicionalmente, tenemos que escuchar a las personas que nos rodean que intentan darnos un mensaje para nuestro camino.

Tampoco deberíamos sorprendernos si nos encontramos este mes sintiéndonos inusualmente inseguros en nuestros trabajos, familias o relaciones. Esto se debe a la energía de Leo, que puede volvernos extremadamente preocupados de lo que las otras personas piensen de nosotros. 

Cuando este sentimiento de inseguridad nos alcance, recuerda que las pequeñas herramientas: la oración, meditación, los 72 nombres de Dios, incluso una caminata por la cuadra; pueden ayudarnos a reconectarnos con la chispa de Luz que tenemos dentro, y llevarnos a otro nivel de conciencia, y permitir que nos acerquemos a cualquier situación que estemos enfrentando con una energía más fuerte y proactiva.

En términos de energía, hay una polaridad energética durante este mes. Por un lado, hay un gran potencial para la fuerza y las energías positivas, pero al mismo tiempo, hay una gran cantidad de caos en el mundo. Como dije la semana pasada, no olvidemos que no estamos separados de lo que está ocurriendo en Israel, Nigeria o Ucrania, o del dolor que siente nuestro vecino al otro lado de la calle.

Cuando oremos, meditemos o hagamos lo que sea que hagamos para conectarnos a un nivel superior, recordemos también enviar energía de sanación y protección a todos los lugares y a las personas que viven en medio de batallas y caos en el mundo. 

Aunque no podamos detener físicamente el caos que está ocurriendo, lo que sí podemos hacer es controlar nuestra propia conciencia. Podemos decidir ser la piedrita que cae al agua, creando ondas de energía positiva que se extienden más allá de nosotros mismos.

Jódesh Tov (Qué tengas un gran mes),

Karen









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada