nocopias

miércoles, 23 de julio de 2014

LAS OBLIGACIONES DE SER Y HACER Mensaje de Uriel Por Jennifer Hoffman 16 de Julio2014


¿Por qué es que la alegría que pueden sentir en sus vidas se ve disminuida cuando se encuentran con alguien que está triste? ¿Cómo pueden estar felices en un momento y entonces sentirse culpables por sentirse felices cuando están conscientes del dolor de otra persona? ¿Está mal que disfruten la abundancia y la prosperidad cuando otros experimentan limitación? 

¿Se sienten avergonzados de su éxito cuando saben que hay otros que luchan por obtenerlo? ¿Cuáles son sus obligaciones hacia los demás y cómo pueden ustedes apoyarlos y ser un faro de luz si no comparten el estado en el que ellos están? Es un asunto de entendimiento de sus obligaciones respecto a hacer y ser. 

La confusión surge cuando ustedes creen que su ser está centrado alrededor de lo que ustedes hacen y en eso, para ser la luz de los demás, ustedes también deben apoyarlos a ellos reflejando las propias bendiciones de ustedes. Esto crea la creencia de que ustedes tienen una obligación con los demás, para que ellos puedan disfrutar el mismo tipo de vida que ustedes han creado para sí mismos. 

Aunque ustedes pueden ser una fuente de iluminación para los demás, no pueden ser la Fuente de iluminación de ellos. No hay promesa de éxito o de abundancia en la vida, solamente hay un potencial para disfrutar de abundancia ilimitada y bendiciones en todas las cosas, cuando uno ha elegido ese sendero.    

Sus obligaciones de hacer, lo que hacen en su vida y con su vida, solamente se circunscribe a su propio sendero de vida. Todo lo que hacen en su senda de vida les sirve a su aprendizaje, sanación, crecimiento y transformación. 

Su experiencia es su propia creación, es su propio sendero de sanación y todo en ello es parte de lo que hacen para sí mismos. Lo que hacen por los demás o en su nombre no les sirve a ustedes, a menos que se haga como cumplimiento de su lección. 

La lección más poderosa que ustedes pueden aprender es que no son responsables del dolor o la alegría de los demás, el aprendizaje de ellos o su sanación y ellos no son responsables de la de ustedes. Es esta obligación la que ha creado vidas de karma y ustedes lo liberan cuando aceptan que todos son soberanos en su sendero al igual que lo son ustedes en el suyo.   

La experiencia compartida de la humanidad es una experiencia total de ascensión y cada sendero individual dentro de ella lleva a la luz, a su manera. Ningún sendero es más importante y cada persona tiene su propia senda para crear y seguir. 

Su obligación de ser para la humanidad es ser en su propia verdad, expandirse hacia la expresión más elevada de su propia energía y experimentar el pleno potencial de su luz. Su sanación y aprendizaje se convierte en un potencial para los demás cuando ellos pueden resonar con ello por sí mismos.

No hay líderes, sólo puntos de alineación y resonancia. No puede haber seguidores cuando cada persona reconoce que ellos se guían a sí mismos hacia la vibración y frecuencia de luz que ellos pueden experimentar. Ellos son maestros y estudiantes, pero cada persona es tanto maestro y estudiante, que tanto enseña como aprende, que es ambos el que experimenta y la experiencia, porque todo el que está alineado, necesita y puede tener esa experiencia.   

Hay una diferencia profunda entre la lástima y la compasión y la obligación de ustedes se extiende por compasión, lo cual requiere de desapego y aceptación, pero no de energía de lástima, que es lo que sucede cuando ustedes se sienten responsables del sendero del otro, ustedes creen que tienen una obligación de garantizar la felicidad de ellos, o se sienten responsables de crear los resultados que ustedes creen que ellos no pueden crear por sí mismos.   

La vida de ustedes brilla con mayor fulgor cuando están en su energía más elevada, experimentando su mayor alegría, viviendo la vida más plena que puedan crear para sí mismos. Es aquí cuando están más empoderados, y es también cuando ustedes son la fuente más poderosa de luz para el mundo. 

Ustedes tienen una obligación con la Fuente que es parte de su sendero, pero no ser la fuente para quienes ustedes juzgan como débiles o impotentes. Todos tienen una chispa de la luz divina de la Fuente y todos son igualmente poderosos. 

Sean una luz para el mundo, sean la luz más brillante que puedan y a través de la fuerza de su ser, iluminarán un sendero para que los demás puedan elegirlo y ustedes puedan experimentar una alegría y regocijo que estén alienados con su propio sendero de iluminación, expansión y ascensión.

Derechos de autor reservados © 2014 por Jennifer Hoffman.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada