nocopias

martes, 27 de mayo de 2014

¿Qué está ocurriendo con nuestros cuerpos? Síntomas de la Ascensión.


SÍNTOMAS DE LA ASCENSIÓN CON NUESTROS CUERPOS



¿Qué está ocurriendo con nuestros cuerpos?


Síntomas de la Ascensión.

La visión completa de lo que está ocurriendo con nuestros cuerpos tiene que primero ser observada a través del lente de lo que está pasando al cuerpo del planeta Tierra. Y todavía más allá, debemos comprender que todas las cosas fueron creadas en Unidad con un eslabón de interconexión entre las partes de Dios y los distintos niveles, desde planetarios, hasta sistemas solares, galaxias y universos.

No podemos considerar la transición cuántica que está ocurriendo en un planeta, sin tomar en cuenta los efectos y reverberaciones de la creación completa. De acuerdo con eso deberíamos formular nuestra pregunta en una forma diferente: Por Dios, ¿qué está pasando con nuestro Sistema Solar, con la galaxia y con nuestro universo local?

Hace algunos años un maestro espiritual dijo "Cuando recoges un grano de arena, estás literalmente cambiando la estructura molecular de todo el universo". Yo comprendí entonces que todas las cosas están ligadas, sin importar qué tan distantes imaginamos nosotros que estén las otras dimensiones, o qué tan lejos de nosotros esté la vida en otros planos de existencia. Estamos todos conectados por fibras doradas que, visibles o no, nos conectan con la Fuente Primordial.

Durante nuestras visiones, sueños, meditaciones, o en algunos momentos con calidad superior de vida todos hemos podido sentir esta conexión.
Por medio de la respiración consciente podemos percatarnos de la red de vida respirando a través de nosotros y sentir la conexión y la cualidad de esa unión. Cada día más y más ciudadanos de la Tierra saben intuitivamente, a pesar de no poder probarlo, que la Tierra no se mueve sola en un universo, galaxia y sistema solar sin otra manifestación de vida que la terrestre.

Lo que realmente está ocurriendo es que Luz más elevada, frecuencias más altas, nuevos códigos de energía, (escoge el nombre que gustes) están entrando a la Tierra en ondas de ascensión. Por otra parte, los ciudadanos del planeta, por medio de energía enfocada por medio de sus meditaciones, plegarias e invocaciones, han estado asimilando esa Luz y ese Amor y conscientemente han estado irradiando luego esas elevadas energías, pasándolas a otras personas y anclándolas en el planeta mismo. Se trata realmente de una co-creación del hombre, que está trayendo el cielo a la Tierra.

El magnetismo desciende y las frecuencias suben.
Los patrones de lo que Isaías llamó "Un nuevo cielo y una nueva Tierra" están estableciéndose en una forma sin precedentes, y muchos pueden ya sentir los cambios profundos que están ocurriendo al planeta y en sus propios cuerpos. El magnetismo está descendiendo simultáneamente en el planeta y en nuestros cuerpos. Las fuerzas magnéticas son como la goma que pega todas las cosas juntas. Este descenso en el magnetismo es una señal de que un gran cambio está ocurriendo. Los científicos reconocen que la caída del magnetismo en estos tiempos ha sido rápida, y al mismo ritmo acelerado ocurren los cambios. Por otro lado las frecuencias de la Tierra están subiendo. Y esto también afecta notablemente los cuerpos de sus ciudadanos.

Con la caída del magnetismo ocurren cambios a nivel mental y emocional en un individuo. Es posible que los programas de mente y emociones, que teníamos grabados, comiencen a soltarse. Como la resistencia cae, es más fácil dejar ir. Uno no sabe por qué algo o alguien, que antes era indispensable, ya no importa. Y por el contrario, cosas o personas sin mayor relevancia súbitamente se vuelven importantes. Es posible que de un momento a otro ciertas personas, lugares, o situaciones ya no le sirvan a uno, y hay que cambiar, el cuerpo pide hacerlo.
Por eso, en la opinión de muchos, estos tiempos parecen caóticos. Algunos individuos se quejan de que ya ni tan siquiera saben quienes son, sufren una crisis de identidad.

Qué está ocurriendo a nuestros cuerpos?
La humanidad actual de la Tierra camina con vestidos de carne, dentro de cuerpos constituidos por materia-energía. Funcionaban hasta ahora con un determinado grado de densidad, pero en este momento cierta condensación se está estableciendo. Sus vehículos físicos están siendo preparados para ser transmutados en vestimentas de Luz, mucho más refinadas y menos densas.

El karma está siendo procesado y diluido, habrá menos densidad y menos limitaciones. Estamos siendo acondicionados para comenzar a interactuar con conciencias más elevadas, nuestra biología se abrirá para compartir con otros seres, no solo de nuestras especies terrestres, sino con habitantes de otros mundos, dimensiones o entidades de distintos niveles de existencia. Lo que realmente nos está sucediendo es lo que los maestros llaman"Transfiguración".
Está ocurriendo que nuestra forma condensada ha entrado en un proceso parecido a "derretirse".

La sustancia de nuestro cuerpo físico, aquel que nos es familiar, está transformándose en Luz, el cambio consiste en que nuestro cuerpo material y denso paso a paso se refina y se convierte en "Cuerpo de Luz". También, en la medida en que nos vamos conectando con la Mente Divina Universal, nuestra inteligencia se desarrolla en ciertas áreas de la mente. Vamos pasando por iniciaciones de Luz, e inmediatamente aprobamos, los efectos pueden sentirse en el cuerpo físico.

¡Hemos pedido "Transformación" y eso es lo que se nos ha concedido! Estamos viendo como obra la transmutación aún en los niveles de nuestra carne. Cuando el planeta recibe las frecuencias elevadas de Luz, los habitantes de la Tierra entran en un proceso de cambio, que obra en su organismo a nivel de los espacios vacíos entre células, bioquímicamente estos están siendo re-ubicados.
La fuerza de la Luz activa nuestros cuerpos y literalmente la química de mente y cuerpo cambia. Expresado en una forma poética "algo muy antiguo, y sin embargo nuevo, está saliendo del cascarón". La membrana exterior que sujetaba y aislaba a la humanidad está adelgazándose y los humanos están comenzando a tener la posibilidad de conectarse conscientemente con dimensiones más altas de Luz.

Es como una bellísima flor preparando al botón para que pueda abrirse y florecer. El botón de la flor guarda dentro de sí la información que le permite tener el potencial para convertirse en flor Crística. Así nuestro ADN guarda los códigos que disparan la transformación completa de un individuo en el Cristo radiante, en el maestro ascendido, integrado, con poder total. Es el regalo de convertirnos en el Cristo, para continuar nuestra evolución con la realización de todo nuestro potencial. Estamos siendo preparados, y ya estamos comenzando a pasar de una densidad molecular a una nueva más alta. Esto es transformación.

El siguiente paso en la escalera Divina para la humanidad es el asumir la forma del Adán y Eva Kadmón. En el proceso estamos activando y reforzando nuestros lazos con el Yo superior, o cuerpo Crístico, que se conecta a nuestra columna de chakras a través del octavo chakra. Una cosa es saber que poseemos este cuerpo, y otra es anclarlo y activarlo totalmente. Por algún tiempo hemos estado en este proceso, que para algunos seres ya está completo. Vivimos en un mundo electro-magnético, hasta ahora con una densidad electromagnética característica que nos ha limitado mucho. Pero estamos siendo afinados en una frecuencia más alta por la acción de la energía, la acción de la Flama en la electrificación de la materia de nuestros cuerpos materia-energía.

¿Por qué es importante? Porque es un paso más alto en nuestro proceso evolutivo, desarrollado paso a paso para permitir que el yo superior o cuerpo Crístico se involucre en nuestro desarrollo. El trabajo que ya se ha hecho ha preparado a algunos seres humanos para vivir con un tipo más avanzado de resonancia. Aquella que está dentro del rango de capacidades del cuerpo superior. Sin embargo hay que aclarar que la Ascensión no consiste en descartar el cuerpo físico, sino de llevarlo con nosotros un paso más arriba en la escalera de Jacob. A este proceso se le llama "integrar la Diosa" (el cuerpo físico).

Se trata de sentir los cambios, y de ser conscientes de ellos para apoyarlos. Un proceso consciente desarrolla en nosotros más sabiduría, porque así pasamos por la experiencia de tener la vivencia de la Ascensión, o iluminación. Debe haber una aceptación, el acuerdo de permitirnos sentir lo que tengamos que sentir para llegar a la comprensión. No se trata de que despertemos y simplemente la ascensión ya está lista. Es importante saber esto, porque nos ayudará en el proceso de transformación y transmutación. Mientras menos resistencia pongamos al cambio, este se dará más armónicamente.

Recuerdo que Lord Sananda (El maestro Jesús) decía que la entrada y la salida eran a través del corazón. Cuando aprendemos a amar nuestro proceso de ascensión, de paso eliminaremos el miedo y gozaremos del cambio. El corazón ya conoce el proceso de ascensión, y el corazón es la puerta al Cristo radiante, nuestro potencial oculto en el ADN. El control que tengamos sobre nuestras emociones también nos ayuda para aprender a experimentar la vida a través de las emociones de la conciencia Crística. Estos sentimientos elevados liberan nuestro potencial. La Presencia Yo soy también está conectada a la llama triple en el corazón, y el corazón conoce la ascensión.

Las percepciones pueden alterarse.
Lo que está ocurriendo es que las dimensiones se están superponiendo unas sobre otras. Algunas frecuencias de cuarta dimensión están bombardeando nuestras frecuencias de tercera dimensión, y lo mismo ocurre con frecuencias de quinta dimensión, y con algunas todavía más altas. Por eso nuestras percepciones también comienzan a cambiar, pero desde luego cada caso es único. En general la humanidad está comenzando a ver y a poder percibir una multiplicidad de dimensiones y esto causa trastornos en las percepciones habituales, en una forma u otra. Podemos hasta perder objetos y luego encontrarlos, o no encontrarlos. Es como tener un triángulo de las Bermudas en casa. Otros trabajadores de Luz reportan tener sueños muy vívidos.
Experimentan muchas visiones y sueños donde un maestro o un ángel les advierte que hay un regalo que estará llegando a todos, y que debemos abrirnos a las posibilidades nuevas. Hay mucha guía que se está dando en sueños y visiones, para prepararnos a nivel subconsciente e interior para los cambios que están ya ocurriendo.

Es como si estuviéramos aprontándonos para volver a ser lo que en otros tiempos fuimos, o para asumir lo que somos en dimensiones superiores de evolución. Algunos trabajadores de Luz dicen que a veces sienten la trascendencia, lo que yo llamo "El síndrome del país de las maravillas".

A veces caminando en la calle se sienten muy altos y ligeros como plumas, o pequeños y densos. Otras veces se sienten como si estuvieran montados en un trompo, o en el ojo de un huracán. Esto ocurre porque las dimensiones se están cruzando. Otros seres humanos comienzan a percibir mucha más luz y presencias de luz alrededor de ellos. Naturalmente, si Ustedes, están invocando maestros y ángeles, lo más probable es que ellos estén ahí a su lado.

También los hermanos extraterrestres procedentes de dimensiones Crísticas pueden ahora acercarse más, y su presencia está siendo percibida por muchos. Algunos circuitos de energía planetaria han sido activados y estos vórtices planetarios pueden ser ahora percibidos, vistos o sentidos de alguna forma por muchos individuos.
Los cambios son profundos, y continuarán siendo cada vez más dramáticos. Hay que integrarlos a la vida diaria porque no desaparecerán, la transformación no es una fase que se pueda cancelar.

El plan Divino está desarrollándose en perfección, trayendo cambios cada vez más profundos. Este es un nuevo tiempo, y una Nueva Era se aproxima. Si alguna parte tuya comienza a sentir miedo del cambio, es mejor hacerse consciente de este miedo. Habla a esa parte tuya que vibra en el temor, controla tus pensamientos y dile a tu mente que el cambio es real, que en eso consiste el Plan Divino, y que todo está bien para ti. Es correcto hacer un diálogo con aquellos aspectos de tu personalidad que puedan sucumbir al miedo.

Existe un pensamiento colectivo de la humanidad que rechaza el cambio. Cuando ocurrió la caída del hombre hubo muchos cambios, pero no fueron para bien, y hay algo en cada uno de nosotros que lo recuerda.
Desarrolla conscientemente confianza en la apertura de la Nueva Era Dorada de Paz que se avecina. Mantén viva la visión y el concepto. Háblale a aquella parte de tu ser que teme el cambio, dile que el cambio es inevitable porque todo es energía, y la energía, por definición, es constante cambio.

Todos los cuerpos están mutando sus estructuras. En el presente nuestras formas físicas están recibiendo ondas de Luz muy poderosas. La luz es absorbida por todas las estructuras, igual si tú crees en ello que si no, las nuevas frecuencias de Luz llegan al planeta y nos afectan a todos, así no estemos dispuestos o previamente no hayamos pedido recibirlas. Los efectos causados por este aumento de luz no son solamente físicos.

También a nivel emocional experimentamos cambios dramáticos. Tenemos un sistema de cuatro cuerpos que están mutando sus estructuras, y como todos están conectados, si uno cambia se afectan todos. A veces alguien nos dice algo sin importancia y nos echamos a llorar. Son sentimientos, que como burbujas sacan a superficie emociones guardadas. A veces nos sentimos desconectados de Dios, otras veces totalmente conectados con Dios y los maestros. Emocionalmente la sensibilidad se ha agudizado, y es probable que vivamos en la inestabilidad de un machín-machón fluctuando entre los extremos. Por eso se requiere un trabajo constante de limpieza, de balancear los cuerpos y anclarse.

Ocurre que estás viviendo un cambio dimensional en uno o varios de tus cuerpos y eso hace impacto en todo el sistema. La mejor forma de armonizarse es a través de la compasión y el amor por sí mismo. Ten paciencia con tu proceso de transformación. No lo controles con un reloj, ni te compares con nadie. Cada cuál procesa sus propios cambios en diferentes formas y a distintos ritmos. La gente reacciona en forma diferente, cuando las estructuras de la polaridad comienzan a desvanecerse, y cuando comienzan a procesar su propio karma. No existe una sola forma ideal, las posibilidades son múltiples.

Lo que le ocurre al cuerpo físico.
Nuestro cuerpo basado en el ciclo del carbón está convirtiéndose en un cuerpo de Luz con base en el silicio. Algunos trabajadores de luz traen un contrato, o convenio, para anclar la Luz a la densidad de partes determinadas de sus cuerpos físicos. Algunos traen luz a sus corazones, otros a los huesos, otros activan el funcionamiento del cerebro, y otros más la traen al sistema nervioso.
A veces esto ocurre sin que nos demos cuenta, pero otras veces nos produce incomodidad. Depende del grado de sensibilidad de cada cuerpo. En los días por venir cada uno de nosotros será muy diferente, y las situaciones de nuestras vidas serán muy distintas en la medida en que las frecuencias se incrementan. Todos hemos sentido ya como el factor tiempo se ha alterado, y cada vez transcurre más rápido. El concepto de tiempo está siendo desmantelado. El corazón de la madre Tierra se acelera en la medida en que sus frecuencias suben, y todos estamos tratando de seguirle el ritmo. No se trata de que sientas transcurrir el tiempo más rápidamente porque estás envejeciendo. Trata de comprender que tú estás aumentando tu frecuencia vibratoria porque vives en un planeta que está acelerando la suya.

Los campos electromagnéticos, que aceleran su giro, a veces pueden incluso producirte mareo. ¿Te suena familiar?
Lo que está sucediendo afecta la naturaleza del espacio y el tiempo. Afecta tus relaciones con la energía y con el cuerpo. Hasta los niveles subatómicos de nuestros cuerpos tienen que alinearse nuevamente con la Luz y esto nos afecta, podemos sentirlo. Vamos dejando atrás el espectro planetario al que estábamos acostumbrados y nos movemos hacia una frecuencia vibratoria más alta, con un nivel de magnetismo más bajo.

Naturalmente nos vamos sintiendo diferentes. Pero, no importa cuál sea tu experiencia ¡Dale la bienvenida al cambio! Estamos mutando. Y en el proceso de mutación, cada uno de nosotros estaremos más cerca de su propia Divinidad. Acéptalo, en la medida en que la resistencia cae y la densidad se esfuma, los programas viejos dejan de funcionar. Pero no hay nada que temer, Dios proveerá. Estamos recibiendo un nuevo par de anteojos, una nueva conciencia, y un cuerpo nuevo para vivir en él. La verdad es que tú lo pediste antes de encarnar en la Tierra, y ahora está sucediendo. El arreglo biológico de la materia está cambiando.

Estamos siendo afinados a nuevas redes electro-magnéticas que están cambiando nuestros patrones. Nuestra sangre se está tornando más transparente, porque la hemoglobina está pasando de una densidad molecular a otra. Nuestros ritmos biológicos están siendo alterados.

Los campos magnéticos del cerebro están trabajando con más Luz, y es a la fuerza de esa Luz a la que nos estamos ajustando. Estamos siendo afinados y perfeccionados con un código más elevado de creación. Esta nueva codificación está literalmente reactivando partes dormidas en nosotros. Las frecuencias electro-magnéticas, que llegan al planeta, están alineando al cuerpo y al cerebro para que podamos adaptarnos a la siguiente fase del plan Divino para la humanidad.

Más cambios en el cuerpo físico.
La cabeza está aumentando su tamaño. La sangre está cambiando. Las relaciones de espacios en los niveles subatómicos del cuerpo están siendo alterados y realineados para que tengan correspondencia con frecuencias universales y multi-dimensionales. La velocidad de giro de todas las partículas está cambiando, los campos magnéticos del cuerpo, de cada chakra y de las células mismas está siendo realineados. Es un proceso tal vez incómodo, y algunas partes del cuerpo se resienten más que otras. Es probable que sientas una corriente que recorre tu cuerpo a través del centro del tubo pránico. Son las ondas de Luz llamadas "columna de Metatrón".

Esta columna de Luz es usada por los maestros para reprogramar tu cuerpo electro-magnéticamente. Puedes sentir a veces su calor cuando actúa, un calor que se siente venir desde dentro. Puede que haya períodos de tiempo en que te sientas muy cansado. Esto es perfectamente normal. Cuando el arreglo biológico comience para ti, vas a sentirlo. Piensa que Dios, los maestros y tu presencia Yo soy están literalmente transformando tu cuerpo. Están aplicando ingeniería bio-molecular a los circuitos de tu cerebro.
La luz estará llegando a todos los circuitos del cuerpo para reestructurar las moléculas y acelerar tus bio-ritmos. Nuevos conocimientos están haciéndose asequibles a nuestros cerebros. Están ocurriendo también cambios en la piel. Se trata nada menos que del comienzo de la transmutación biológica de nuestra forma.

Descripción de los cambios del cuerpo.
• Puedes sentir calor que se origina dentro del cuerpo.
• TU SISTEMA NERVIOSO ESTÁ SIMULTÁNEAMENTE SIENDO DESTRUIDO Y REEDIFICADO. CON LOS CAMBIOS ES POSIBLE QUE SIENTAS DOLOR E INCOMODIDAD. Para el sistema nervioso los cambios son particularmente intensos.
• Desde tus huesos emana una corriente de vibración diferente. A veces se siente dolor dentro de la médula de los huesos en la medida en que está siendo cambiada la corriente. La estructura del esqueleto va a cambiar más y más, porque su conformación actual no es capaz de asimilar energías que llegan con frecuencias cada vez más altas. Con los cambios se le da la posibilidad de acomodarse a procesarlas. Tendrá que adaptarse a velocidades de giro más aceleradas. Los huesos del cuerpo son los fósiles que guardan nuestros recuerdos. Al cambiar los huesos también se da una sacudida a nuestra historia personal. Por eso es posible que donde más se sienta el cambio sea en los huesos.
• Puedes a veces sentirte muy fatigado, y esta fatiga puede aparecer repentinamente. Nuestra realidad, como la hemos conocido, está siendo estirada y cambiada, y esta es una actividad, que aún cuando no percibimos, cansa el cuerpo. Pero es Dios obrando en nosotros. Si te sientes fatigado date permiso de descansar, es tiempo de hacer una siesta.
• Dolores de cabeza y desorientación. El dolor se siente con palpitaciones en la parte de atrás de la cabeza (tallo cerebral?), donde la cabeza se une al cuello. ¿Podría ser que el circuito Urim (del que se habla en "Las claves de Enoch) está siendo instalado en el cerebro?. Este es el circuito que conecta nuestro octavo chakra con el séptimo. Esta conexión habilita nuestra materia para recibir y luego ser INTELIGENCIA SUPERIOR. ¿Estaremos siendo estimulados en nuestro centro de memoria, atrás en la cabeza, para recordar nuestras experiencias en otros niveles del ser? ¿Estamos siendo reconfigurados paso a paso para poder recibir y decodificar luz, color y sonido en una forma nueva? ¡Yo creo que sí!
• Puede haber dolor en todos los cuerpos. A nivel emocional todas las emociones guardadas, los miedos y negatividades comienzan a surgir para ser limpiados. La ira mostrará su cara y luego desaparecerá. Estos cambios en los cuatro cuerpos pueden ocurrir muy rápidamente. Hay que tener en cuenta que la clave de la trasformación está en el contacto y conexión que logremos con nuestro cuerpo Crístico. El cuerpo Crístico es la cumbre de la pirámide de nuestros cuerpos y tiene que integrarse, anclarse y activarse antes de que la nueva creación se complete.
• Están ocurriendo también cambios a nuestros sentidos, especialmente los de la vista y el oído. Cuando los cambios en el oído comienzan puedes sentirte a veces mareado y el equilibrio puede afectarse. También es posible escuchar un pitido característico y algo molesto.
La vista también se altera, a veces súbitamente puede haber visión borrosa. Esto causa momentáneamente movimientos torpes. Todo esto es incómodo, pero recuerda que mucho se está ampliando dentro de ti. El velo de la visión interna estuvo corrido por toda una era, y ahora se está abriendo para ti. Estamos en transición, caminando entre mundos, simultáneamente cambiando nuestra conciencia, nuestros cuerpos y nuestra realidad. Date tiempo para la práctica de la meditación practicada regularmente. Esto te pone en contacto contigo mismo y ayuda enormemente en el proceso.
• Nuestro cerebro está pasando por cambios inmensos. Muchas de sus funciones se perdieron cuando ocurrió la caída, y el cuerpo humano se condensó en una frecuencia más baja. Ahora la glándula pineal está siendo activada y está creciendo, al igual que la glándula pituitaria. Y ambas están siendo conectadas a nivel etérico para inducir a estados de conciencia más elevados. La glándula pineal está recobrando su alineamiento con nuestra naturaleza divina. Debido a este proceso puede además haber dolor en el centro de la cabeza. Los espacios Inter-celulares también perciben dolor cuando son alcanzados por las nuevas frecuencias de Luz. Está gestándose la bio-reestructuración de los circuitos que prestan capacidad al cerebro. Los mensajes de Luz y Amor no son solo pensamientos, son impulsos elevados que están re-ordenando los sistemas vivientes de Luz del cerebro. La imagen de Dios está siendo re-definida en nosotros. Y todo cambia con este nuevo orden. El cerebro necesita pasar por varios niveles de aceleración para poder llegar a aceptar el conocimiento evolucionario y comprenderlo. El computador del cerebro tiene que ser re-estructurado y reconfigurado para adquirir la posibilidad de comandar nuevas formas de transmisión y creación.

Los dolores intensos.
La materia en nosotros está siendo electrificada con el fuego del espíritu y estamos siendo transformados en una forma física nueva portadora de energías más refinadas. Pero el dolor que acompaña este proceso puede ser intenso para algunos de nosotros. Los maestros dicen que este es un precio muy pequeño para pagar por un regalo trascendental y divino. Sin embargo muchos no se sienten listos para soportar la amplitud del dolor que pueden llegar a experimentar. Necesitamos sentir la intensidad del dolor para desarrollar compasión incluso por nosotros mismos, para no repetir más esta danza de densidad nuevamente. Por eso el cambio incluye irremediablemente algo de dolor. Hay puntos de dolor específicos en el cuerpo, que corresponden a los puntos de coordinación para asimilación de la energía.

Si sientes dolor piensa esto:
¡Yo soy convirtiéndome en un corazón de cristal!.
¡Yo soy un cerebro de cristal!.
¡Yo soy un transmisor de los ángeles!.

¡Entrégate en manos de Dios y recibe con gratitud aquel regalo que pediste!

La humanidad está pasando por una emergencia fisiológica, y cada uno de nosotros va a sentir el cambio célula por célula, porque cada célula es un holograma reflejando a todo el cuerpo. Estamos en el proceso de limpiar y borrar el contenido de nuestros archivos, esto es: información genética, patrones kármicos, creencias ancestrales, patrones de pensamiento y limitaciones del pasado. Pero, nuestras células y nuestro ADN también contienen la información de la paloma de la paz. Cuando dejemos ir la codificación anterior nuestra fisiología cambiará. Si cada célula cambia, nosotros cambiamos.

En la medida en que esto ocurre nuestro cuerpo se va tornando transparente y luminoso. Puede ocurrir que haya una guerra, confusión o lucha entre células o partes de nosotros mismos antes de llegar a la aceptación de lo nuevo. Por ejemplo, probablemente debemos comer menos porque tendremos cada vez menos necesidad de alimentos, y eso no es fácil de aceptar. Si te encuentras en medio de esa lucha entre lo que crees y lo que sabes, llama en tu ayuda a la presencia Yo Soy. En seguida pide ayuda al Deva de tu ADN y el de tus células. Trabaja con tu mente subconsciente, Piensa que cada una de tus células tiene un ángel que te ama. Todo esto es trabajo de integración, integración de la Diosa a niveles celulares.

Es decir el cielo integrándose a la Tierra. ¡Clama por la vibración de la verdad en cada célula y míralas como se transforman!. Háblales con respeto, porque son inteligentes, así trabajarán a tu favor. Cuando una sola célula cambia, esta transmite impulsos de información, que son geometrías infinitesimales, encargadas de cargar con vitalidad a tus otras células o de transmitirla a otras personas. La cooperación es el secreto para integrar la Diosa. Debes estar a cargo de tu propia transformación. Mantener un balance de tus cuatro cuerpos en este momento es nuestra tarea más importante. Hay que observar qué tipo de energía ponemos en nuestros pensamientos y sentimientos, en nuestras palabras y acciones.

Qué tipo de energías ponemos en lo que cocinamos y comemos. No vamos a lograr dar el salto cuántico de una transformación cargando el equipaje de nuestros viejos valores. Descarta el miedo y cuenta con que el cambio será la única realidad que no puede ser evitada. ¡Dale entonces la bienvenida! Todo lo que necesitamos hacer es estar abiertos para recibir, y listos para dar cuando así se nos pida.

No juzgar a otros.
Hay un mito que tiene gran fuerza dentro del movimiento de "Nueva Era". Dice que "Cada uno crea su propia realidad". Si sientes dolor, tú mismo lo creaste, o estás resistiendo a algo o aferrándote a algún apego. Estas teorías seguro tienen aplicación en otras circunstancias. Pero lo que acá ocurre, es algo completamente diferente. Nadie conoce de antemano las experiencias que estamos viviendo, así que lo mejor es no asumir nada, porque puede no ser cierto.

Algunos de nosotros tenemos cuerpos muy sensibles, y son así con algún propósito. Otros están abriendo caminos evolutivos para un grupo completo o varios grupos.
Otros tienen que vivir el proceso de ascensión conscientemente, con todos sus detalles, para luego poder ayudar y enseñar a los grupos que vienen atrás, o para escribir el Libro del Conocimiento del Planeta Ascendente. Podemos servir a la Luz en una mejor forma cuando aprendemos a no juzgar, a no explicar las cosas con criterios caducos del pasado, aplicándolos a lo que está ocurriendo ahora, que es totalmente nuevo. Seamos humildes.


Wistancia Stone y sus revelaciones.

Wistancia Stone es un canal telepático de maestros y arcángeles. Es maestra espiritual y autora especializada en el tema de la Ascensión, y la activación dimensional. Toda la información aquí contenida fue sintetizada de su relato de cómo "Seres divinos de luz me hicieron estas revelaciones. Me mostraron rayos X de la cabeza en todos sus ángulos. Vi todos los nadis, como comienzan a encenderse y como los circuitos están siendo afinados en una forma nueva. Pude percibir la reestructuración biológica dentro de la cabeza, con una nueva disposición de sus habitaciones y corredores. Me mostraron con rayos X las líneas principales de Luz, como algunas estaban encendidas y otras no. Vi como existían espacios vacíos que la Luz comenzaba a llenar. Eran los nuevos circuitos bio-energéticos que estaban siendo instalados, destinados a expandir la capacidad cerebral de la nueva humanidad".


Publicado por “Isis Alada”

Para Compartir…Respetar e incluir  todos los enlaces, canal y traductor si lo hubiere 

La Conexión Magnética entre el sol y la Glándola Pineal...


La Conexión Magnética entre el sol y la Glándola Pineal...
La relación entre la glándula pineal y el Sol es un emblema de la relación entre el hombre y el cosmos. Probablemente uno de los ejemplos más estimulantes y significativos del principio hermético más citado en el ámbito de la esoteria: “cómo arriba, es abajo” (la holofrástica de la existencia). Un principio de correspondencia que pese a ser el fundamento cognitivo de la “ciencia” antes de la ciencia, es decir de los padres de la ciencia (de personajes como Paracelso, Giordano Bruno y el mismo Isaac Newton, quien hizo una traducción de la Tabla Esmeralda), ha sido relegado al terreno de la superstición o del pensamiento mágico; relumbrando herejía en la estructura racional de la mente científica. Sin embargo, hoy en día tenemos evidencia “científica” que sugiere convincentemente que el cosmos –”el mundo de las esferas”—tiene una influencia en la psicobiología humana. Y la clave para entender esta “influencia”, no ya sólo desde el plano simbólico de la astrología, es la glándula pineal, ese gran misterio de la psique.

Este acercamiento a este enigmático tema –sin duda una de las vetas centrales del misticismo humano—viene a colación de las recientes tormentas solares que han estado arribando al planeta con renovada intensidad, como generalmente ocurre en julio, pero marcando esta vez una especie de despertar dentro del ciclo de 11 años de nuestra estrella central. La posibilidad de que nuestro estado de ánimo e incluso nuestro estado de salud general se vea afectado por una emanación de partículas energéticas en el Sol hace algunos años les habría parecido como una aberración o un anatema a la mayoría de los científicos; hace cientos de años, les habría parecido como algo completamente natural e ineludible. Hoy en día algunos estudios, y sobre todo un entedimiento del funcionamiento de los campos magnéticos y de la glándula pineal, muestran claramente que las llamadas tormentas solares inciden en nuestro estado de ánimo y en nuestro comportamiento.

El efecto de las tormentas solares en tu cerebro


El prestigioso sitio de divulgación científica New Scientist publicó hace 4 años unartículo en el que se citan una serie de estudios que investigan la relación entre las tormentas solares, el geomagnetismo y el comportamiento humano. Particularmente interesante es el trabajo del científico ruso Oleg Shumilov, quien, partiendo de la premisa de que muchos de los animales son sensibles a los campos magnéticos (¿y por qué no el ser humano?), investigó la afectación del geomagnetismo en la psique humana. Shumilov correlacionó datos de la actividad geomagnética de 1948 a 1997 y descubrió que durante los picos de actividad, de marzo a mayo, en julio y en octubre –detonados por tormentas solares– había un incremento paralelo en el número de suicidios en la ciudad de Kirovsk (un estudio en Australia y otro en Sudáfrica replicó el hallazgo de Shumilov).

Otro estudio, realizado por Michael Rycroft, ex director de la Sociedad Europea de Geociencias, encontró una correlación entre perturbaciones cardiovasculares y perturbaciones geomagnéticas. Según Rycroft, problemas de salud geomagnéticos afectan hasta al 15% de las personas (así que tal vez tú seas una de ellos, por si querías descubrir el algoritmo de causas y efectos que determinan tu estado de salud actual).

Tal vez no sea la Luna (o por lo menos no sólo ella), también magnética, la que nos altera las hormonas y desquicia. Un estudio publicado en el British Journal of Psychiatry (todos estos estudios pueden ser consultados en el link a New Scientist) muestra un incremento del 36.5% en hombres admitidos a un hospital por depresión en la semana posterior a una tormenta geomagnética.

¿Cómo es que estas llamaradas solares, también responsables de los sublimes fuegos de plasma de las auroras, nos afectan tanto? Al parecer se debe a que alteran nuestra producción de melatonina, un neurotransmisor que se produce en la glándula pineal, responsable de regular nuestro patrones de sueño y biorritmos. Según la psiquiatra de la Universidad de Columbia, Kelly Posenr, la actividad geomagnética puede “desincronizar los ritmos circadianos y la producción de melatonina”.

La glándula pineal es una glándula endócrina que yace entre los dos hemisferios cerebrales, a la altura del entrecejo. Aunque no se conoce bien a bien su funcionamiento –hasta hace poco más de 50 años se pensaba que era un excedente de la evolución sin una función determinada, acaso solamente el centro de numerosas especulaciones. Hoy sabemos que por lo menos produce melatonina, una hormona cuya producción se ve afectada por la luz. La oscuridad, por ejemplo, hace que se secrete melatonina –y es por esto que nos es más fácil dormir en la oscuridad (pero en realidad diferentes longitudes de onda de luz hacen que se secrete melatonina en diferentes frecuencias). Esta hormona juega un papel también en el trastorno afectivo estacional (“la depresión invernal”); interactúa con el sistema inmunológico, tiene propiedades de antienvejecimiento y sirve como antioxidante.


Si bien es importante recalcar que para la ciencia actual la glándula pineal es todavía una región relativamente inexplorada, sabemos que contiene vestigios de una retina y parece operar como transductor magnético. Las células pinealocitas en muchos vertebrados no-mamíferos son similares a las células de la retina (algunos reptiles cuentan con un tercer ojo parietal fotosensible que les permite usar al Sol como compás; las aves son capaces de “ver” el campo magnético a través de fotorecpetores que se encuentran en la glándula pineal ). Algunos científicos creen que las células pineales en todos los vertebrados comparten un ancestro evolutivo en común con las células retinales (no es quizás casualidad que la glándula pineal históricamente sea identificada con “el tercer ojo” o con un ojo dormido, literalmente parece que es un tercer ojo dormido).

Aunque las producción de melatonina en la glándula pineal podría estar determinada por una conexión con los nervios ópticos, es interesante explorar la posibilidad de que esta pequeña glándula en forma de cono de pino tenga, en sí misma, una cierta capacidad fotoreceptora y magnetorecpetora. Recientemente se ha descubierto la presencia de minerales ferromagnéticos (es decir que pueden actuar como magnetos) en la glándula pineal. Un estudio realizado en la Universidad de Ben Gurion, en Israel, encontró la presencia de microcristales de calcita en la glándula pineal. Los autores del estudio señalan que “estos cristales podrían ser responsables de una transducción biológica electromagnética”, lo que es sugerido por su “estructura y propiedades piezoeléctricas”. ¿Son estos minerales los que interactúan con los campos geomagnéticos producidos por la lluvia de fotones del Sol que choca con la atmósfera de la Tierra?

Por otro lado, el Dr. Andrew Nichols ha determinado una correlación entre la actividad geomagnética y la percepción de fenómenos paranormales.

La percepción del Sol Invisible


Hasta ahora hemos visto, desde una perspectiva científica, que la glándula pineal, a través de una sensibilidad –no del todo entendida– a los campos magnéticos, convierte la luz del sol en un determinado estado mental. Aquello que se genera a millones de kilómetros de distancia en la corona de una estrella acaba siendo parte de nuestra modulación psíquica (el Sol se convierte en tus pensamientos). Esto, a grandes rasgos, parece ser un razonamiento científicamente intachable. Esto de manera más sutil, es justamente lo que la filosofía mística (o ciencia oculta) lleva diciendo miles de años.

Si bien el descubrimiento de la afetación psicobiológica a los fenómenos astronómicos es una incipiente, y aún controversial, línea de estudio en la ciencia moderna, antiguamente incluso se tenía una disciplina específicamente dedicada a estudiar la patología humana y su relación con eventos astronómicos y movimientos planetarios (más allá de la astrología): las iatromatemáticas

Que la glándula pineal podía ser un órgano para percibir una luz invisible (un campo magnético, por ejemplo) fue claramente atisbado por el pensamiento védico. En los Upanishads se habla del ser humano como una entidad compuesta por 10 puertas. Nueve de ellas (los ojos, las fosas nasales, los oídos, la boca, la uretra, y el ano) llevan hacia fuera, a la percepción del mundo exterior. La décima puerta,  (ubicada en el ajna chakra, en el entrecejo, en el caso de Shiva, entre una guirnalda de serpientes) es el puerto de acceso a los mundos interiores (al decir interiores la referencia es a las habitaciones interiores de la mansión de la mente de Dios, donde yacen los mundos superiores, las dimensiones astrales).  La energía entre los ojos es siempre, a través de diversas culturas, la apertura divina –la visión holográfica– dentro del ser humano.

En el Bhagavad Gita se habla de la apertura de esta puerta en el momento cúlmen:

Aquel que en el momento de la partida no distrae su mente y su amor, estando en el Yoga (en fusión con Ishvara [el Sol detrás de la oscuridad], con el Dios Creador, la Conciencia Primordial), quien abre el pasaje de energía entre los ojos – aquel obtiene el más Alto Espíritu Divino.

Según la filosofía vedántica advaita, el ser humano proyecta sus propios atributos en el Brahman, el supremo espíritu cósmico, de suyo inconmensurable. La aparición del infinito Brahman en la finita mente humana es conocida como Ishvara, también representado en el Bhagavad Gita como el Sol. De aquí es posible extrapolar una relación intrínseca en la recurrente representación de la divinidad como el Sol en la mente humana, de la luz como lo divino.



La evolución religiosa de esta relación entre la glándula pineal y el Sol (una relación del hombre como imagen de Dios) tiene un claro hito en Egipto. Aquí tenemos una serie de representaciones que parecen indicar que los egipcios tenían conocimientos de la glándula pineal asociados con  el ojo espiritual. Por una parte tenemos la representación como un ojo único de Horus, el dios del Sol, hijo de Osiris e Isis (“el hijo del nuevo eón”) y como tal símbolo de la fusión de los opuestos –al igual que la glándula pineal yace en el centro del cerebro, entre los hemisferios y entre los dos ojos. Este símbolo parece haber evolucionado en el símbolo cristiano del Ojo de la Providencia (recordemos que Cristo es un avatar arquetípico de Osiris) y en el masónico del Ojo en la pirámide destruncada (el Ojo que Todo lo Ve). Ahí mismo tenemos el báculo de mando de Osiris, en el cual aparece un cono de pino con dos serpientes entrelazadas. Sin duda uno de los símbolos más poderosos de la historia, evocando el conocimiento, la medicina y la alquimia –quizás en un preclaro atisbo, justamente a través de la visión interna, del ADN—y posiblemente también a la serpiente kundalini (una conexión entre Shiva y Osiris), la energía vital que se eleva desde los genitales hasta  la pineal y la coronilla, a su paso encendiendo y depurando los centros energéticos.


El cono de pino al parecer es un símbolo de la glándula pineal, activada a través del encauzamiento de la energía kundalini. La forma conífera de esta glándula hizo que se le llamara “pineal” o relativa al pino, según fue acuñado por el médico griego Galeno. La presencia del cono de pino puede observarse en el báculo del Papa y en la misma Plaza de San Pedro, donde una inmensa estatua de cono de pino está rodeada de unos pavorreales (aves relacionadas con la divinidad en Egipto). Estos dos símbolos, el cono de pino y el ojo en un triángulo, aparecen en numerosas iglesias y templos alrededor del mundo. Por ejemplo, en la Catedral de la Ciudad de México puede observarse el Ojo de la Providencia en más de un altar y en los motivos pineales, que para el observador incauto podrían confundirse como meras decoraciones, en la estructura de la nave. Aunque también habría que decir que en la espiral que forman los conos de pino se ha observado la secuencia Fibonacci y la proporción del número áureo, así que además de esta connotación esotérica, tiene una armonía estética que podría atraer sin la necesidad de una significación oculta.

Es curioso que el padre del racionalismo –esa filosofía eminentemente atomista y dualista–, Rene Descartes, haya entrevisto, en lo que para sus críticos fue un delirio, un centro unitario espiritual en el cerebro humano. Descartes famosamente designó la glándula pineal como el asiento del alma. La paradoja es doble, el hombre que concibió el racionalismo (después de un revelador sueño) usó lo que a la postre parece ser más la intuición que el pensamiento racional para ubicar el tercer ojo. En todos los demás sitios Descartes encontraba la dualidad, menos en esta glándula pineal, la cual describió como una flama pura que era llenada por espíritus animales y la cual integraba la percepción humana. Este “gran error” de la anatomía filosófica de Descartes hoy en día parece como un destello de genio.

No pretendemos aquí comprobar la existencia del alma humana o que ésta se encuentra en la glándula pineal; sí buscamos formar conexiones significativas que inspiren a la exploración del simbolismo y del sentido de nuestra vida dentro del misterio. En este espíritu es interesante traer a colación el trabajo del Dr. Rick Strassman, una de las pocas personas que ha podido realizar estudios con dimetiltriptamina (DMT), una poderosa molécula de acción psicodélica que, según este médico de la Universidad de Nuevo Mexico, podría ser secretada por la glándula pineal y podría ser responsable de detonar lo que se conoce como experiencias cercanas a la muerte. Hay que enfatizar en que, pese a lo que a veces se dice, Strassman no ha probado que la glándula pineal genere DMT o que el ser humano lo secrete, muy similar en su composición a la serotonina, en el momento de su muerte. Sin embargo, Strassman sugiere que la glándula pineal cuenta con todos los precursores necesarios para generar DMT y es el asiento lógico de esta sustancia que por otro lado, como la melatonina, parece tener una relación con la generación de vívidas imágenes oníricas, parafraseando a Shakespeare, parece ser la “sustancia de la que están hechos los sueños”. 


Curiosamente la ayahuasca, “la viña de los espíritus”, está compuesta de dos plantas que parecen tener alcaloides que son secretados de manera natural en la glándula pineal. Por una parte la chacruna, la planta que contiene DMT, y por otro lado la liana Banisteriopsis caapi, que contiene alcaloides conocidos como beta-carbolinas, los cuales actúan como inhibidores de la monamina oxidada y hacen activo el DMT vía oral. Alcaloides beta-carbolinas como la pinolina y la triptolina se forman en la glándula pineal de manera natural. Chamanes y sanadores que utilizan ayahuasca sostienen que sus visiones no son alucinaciones, ¿acaso esto se debe a que químicamente se consigue activar la glándula pineal?

Esta relación entre los espíritus y la glándula pineal tiene otra conexión, que para algunos podría ser solo una casualidad, pero que para otros apunta a que lo que decía Descartes podría ser una inesperada verdad metafísica. En los textos del Bardo Thodol (o Libro Tibetano de las Muerte) se dice que el alma reside en el mundo intermedio (en el bardo) por 48 días y en el día 49 reencarna en el feto humano. Aparentemente la glándula pineal puede ser detectada el día 49 en el feto humano, más o menos el mismo tiempo al que se puede observar por primera vez los genitales de un bebé. Esto ha sido tomado, de manera especulativa y sin base científica, como una especie de guiño de que es a través de la glándula pineal que el alma –o aquella porción divina que posee al cuerpo—entra al mundo. De cualquier manera merece una investigación más profunda.

Buena parte de las prácticas de meditación que conocemos, inundadas sin duda de la filosofía new age que transforma las viejas tradiciones en cómodas versiones pop que se ajustan a nuestra idiosincracia moderna occidental, se centran en la activación o al menos en la concientización de la glándula pineal  . Proliferan dietas, audiocassettes, canalizaciones, aparatos cuánticos y demás parafernalia ritualística dedicada a este “santo grial” (o micro star gate) de la conciencia humana (algunos incluso aseguran activar tu glándula pineal por solo $9.99). Se habla al mismo tiempo de una supuesta conspiración mundial para mantener esta glándula en un estado de sopor masivo. 

Y ciertamente la mayoría de las personas adultas tienen la glándula pineal calcificada –algo que ha sido observado tempranamente en niños de hasta 2 años. 

Dentro de la teoría de la conspiración se cree que esto se debe al flúor que se utiliza en las pastas de dientes y que se ingiere en el agua potable de las ciudades –algo que aparentemente sería hecho de manera intencional por los Iluminati (¿quién más?) dueños celosos del secreto del Ojo que Todo lo Ve, para negar a las masas el poder de una glándula pineal sana (percibiendo el rostro verdadero) y activa en un mundo fantasmagórico, más allá de la ilusión de Maia-Matrix.

No ahondaremos sobre este tema, harto complejo y pantanoso, que suele caer en la más obtusa paranoia; el lector puede aventurarse por su cuenta.

La pregunta fundamental es si la glándula pineal, esa puerta solar secreta en el cerebro humano, es solamente una metáfora de la iluminación (y de la aniquilación de la dualidad) o verdaderamente un órgano en estado de duermevela que puede activarse a través de ciertas técnicas arcanas y de una correcta interacción con la energía electromagnética que proviene del cosmos en la forma de fotones (la partícula que no tiene antipartícula, unidad cuántica de la información en su estado puro e indeterminado). 

Muchos de los grandes místicos de la historia de la humanidad han hablado metafóricamente de la iluminación haciendo referencia a un ojo que percibe lo que yace velado y que desencadena un cambio sustancial en la conciencia orgánica.

En el evangelio de Mateo (6:22) se dice “La luz del cuerpo es el ojo; de esta forma a si tu ojo es uno, todo tu cuerpo estará lleno de luz”.

Se le atribuye a Buda haber dicho “Oh hombre de nobleza, recuerda el cielo puro abierto de tu naturaleza verdadera. Regresa a él. Confía en él. Es tu hogar”, lo que se interpreta como una metáfora de la (re)apertura del tercer ojo –también simbolizado como una perla de luz azul.

William Blake en su poema Augurios de Inocencia, donde también describe un fractal (un mundo en un grano de arena) también habla sobre este misterioso ojo: “We are led to believe in a lie, when we see not though the Eye”. Una mentira nos guía cuando no percibimos con el Ojo, el Ojo que nació “cuando el alma dormía en rayos de luz”. ¿El Ojo que ha sido secuestrado por fuerzas oscuras?

Sir Thomas Browne lo evoca tangencialmente en una frase que siempre me ha parecido hermosa y enigmática: “Life is a pure flame and we live by an invisible sun within us” (“la vida es una flama pura y vivimos como por un sol invisible dentro de nosotros”). Ese sol invisible, en una interpretación libre, debe de ser el ojo secreto que participa en la luz divina.

Una última pincelada de esta relación entre el ojo y el Sol, según los Brahma Sutras, cuando un hombre es llevado más allá de la muerte “la palabra se convierte en fuego e ilumina, la respiración se convierte en viento y purifica, y el ojo se convierte en el Sol y arde”.

El misterio está cifrado en el lenguaje de los símbolos. La trinidad entre el Ojo, el Sol, y Dios es uno de los andamios simbólicos más profundos y enigmáticos. Podemos hablar mucho sobre esta relación y hasta encontrar destellos poéticos de iluminación verbal, pero no estaríamos más que rodeando una representación, sembrando un laberinto. Si queremos comprender el secreto de este misterio, tendremos que probar con nuestro propio cuerpo abrir ese ojo interno. Todo lo demás será solamente reciclaje metafísico en torno a un espejo, donde hay un ojo atrapado que no puede mirarse a sí mismo. O donde alguien cuenta una historia sobre una supuesta sociedad secreta que se hace llamar “los Iluminados”.

Fuente: Océano Infinito Luz



 https://www.facebook.com/pages/Isis-Alada/116849255088133?sk=photos_albums 


"Los Siete Chakras y Concejos Para Activarlos"

 "Los Siete Chakras y Concejos Para Activarlos"
1. PRIMER CHAKRA (CHAKRA RAÍZ – MULADAHRA):

COLOR: Rojo.

ALIMENTOS: Proteínas, carnes, pescados, vinos y guisos muy condimentados.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Sentimiento de desarraigo.
-Miedo a enfrentarse con la vida diaria.
- Sentimientos de culpa.
- Timidez.
- Falta de concentración.
- Despiste (ser distraído).
- Desconfianza.
- Dificultad para decir que no.
- Excesivo apego a las posesiones o bienes materiales.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Ejercicios aeróbicos (para nuestro sistema respiratorio y circulatorio) y anaeróbicos (para nuestros músculos y huesos).
- Caminar (a ser posible descalzos sobre la arena o el césped).
- Sentados, flexionar el tronco hasta cogernos las puntas de los pies.
- Cualquier ejercicios de danza o baile (solo o acompañado).
- Correr.
- Saltar en el sitio, flexionando las rodillas al caer sintiendo la toma de tierra.
- Realizar actividades que potencien nuestra autoconfianza.
- Confiar en nuestro cuerpo y mimar a nuestro niño interior.

2. SEGUNDO CHAKRA (CHAKRA SEXUAL – SVADHISTHANA):

COLOR: Naranja.

ALIMENTOS: Líquidos.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Miedo al disfrute.
- Aberraciones sexuales.
- Desprecio del sexo.
- Represiones de cualquier tipo de placer.
- Bloqueos energéticos que coartan o limitan la expresión libre de nuestra personalidad.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Todos los ejercicios relacionados con el movimiento y rotación de caderas, con el contacto y con el agua.
- Bailes y danzas de caderas como merengue, salsa, danza del vientre, etc.
- Natación, baños, duchas, jacuzzi, saunas.
- Relaciones sexuales.
- Ser consciente de tus emociones y sin reprimirlas porque son energía que quiere salir de tu cuerpo y expresarse.
- Descubre las represiones que te han enseñado desde niño, desinhíbete, libérate y disfruta.

3. TERCER CHAKRA (PLEXO SOLAR – MANIPURA):

COLOR: Amarillo.

ALIMENTOS: Hidratos de carbono, féculas.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Enfermedades del aparato digestivo.
- Acidez y úlceras.
- Exceso de peso centrado en un abdomen grueso.
- Fatiga crónica.
- Adicciones a estimulantes.
- Sentimiento de inferioridad, sensación de inseguridad y falta de confianza.
- Sensación de culpabilidad.
- Insatisfacción con lo que sientes, eres o haces.
- Egoísmo.
- Adicción al poder.
- Encerrarse en sí mismo y mostrarse frío, calculador y normalmente de mal humor.
- A pesar de tener abundancia en lo material, nos sentimos desconectados e insatisfechos.
- Percepción de que nos hace falta algo que nos impide ser felices y sentirnos plenos.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Hacer jogging.
- Hacer sentadillas.
- El arco: Tumbado boca abajo, sujeta por detrás los tobillos con las manos y haz algunos balanceos.
- Descargar tensiones: Con una almohada o con el objeto que creas conveniente, incluso con los pies o las manos, golpea en la cama liberando la cólera, la rabia o la ira cuando lo creas necesario.
- Cambia algún hábito que te aburra..
- Rompe las rutinas e inercias que te bloquean.

4. CUARTO CHAKRA (CHAKRA DEL CORAZÓN – ANAHATA):

COLOR: Rosa o verde.

ALIMENTOS: Los vegetales. El oxígeno y el prana del aire que respiramos. Té verde.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Enfermedades cardíacas y respiratorias.
- Incapacidad para amar.
- Aislamiento, desconexión y egoísmo.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Ejercicios respiratorios del Pranayama combinados con los bandhas (llaves energéticas) para manipular el aliento.
- Respiración completa: Inicia la respiración nasal comenzando por el abdomen, pecho y clavículas; luego espira lentamente en el mismo orden, expulsando bien todo el aire.
- Respiración ígnea: Realiza series de varias respiraciones abdominales con el diafragma expandiendo y contrayendo el abdomen.
- Aperturas pectorales de todo tipo: tumbados con un apoyo en la espalda (almohada, brazo de un sillón, etc) arquear la columna vertebral lo máximo posible visualizando cómo se abre nuestro chakra corazón.
- Ayuda a alguien todos los días.
- Si odias a alguien, deja de hacerlo y envíale amorosamente tu perdón y tu amor.

5. QUINTO CHAKRA (CHAKRA DE LA GARGANTA – VISHUDHA):

COLOR: Azul turquesa claro y brillante.

ALIMENTOS: Frutas.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Afecciones de la garganta.
- Problemas de voz.
- Irritación de las cuerdas vocales.
- Problemas de comunicación.
- Temor a hablar por miedo a meter la pata.
- Necesidad continua de hablar sin parar, charlatanería.
- Problemas con la glándula tiroides.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Pronunciación repetida y sistemática de mantras, especialmente el mantra OM.
- Abrir la boca todo lo que puedas y sacar la lengua extendiendo al máximo todos los músculos de la cara y del cuello, a la vez emite en voz alta el sonido HAM o cualquier otro que prefieras, manteniendo esta posición por lo menos 30 segundos y repitiéndola 3 veces.
- Giros del cuello y movimientos del mismo en todos los sentidos.
- Grita con fuerza los sonidos que te apetezcan en un sitio donde no molestes a nadie.
- Cualquier tipo de cantos y ejercicios de vocalización.

6. SEXTO CHAKRA (CHAKRA DEL TERCER OJO – AJNA):

COLOR: Violeta.

ALIMENTOS: Frutas de color azulado oscuro: frambuesas, moras, arándanos, zumo de uva, vino tinto, etc.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Estados de confusión mental.
- Alucinaciones.
- Trastornos psicológicos relacionados con la visión.
- Problemas de la vista.
- Dolores de cabeza relacionados con la visión.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Masajear los ojos con los párpados cerrados y las cejas utilizando las yemas de los dedos.
- Masajear circularmente las sienes y alrededor de los ojos.
- Visualizar formas geométricas simples.
- Meditar con el símbolo ANTAHKARANA.
- Realizar meditaciones guiadas.

7. SEPTIMO CHAKRA (CHAKRA CORONA – SAHASRARA):

COLOR: Blanco y oro.

ALIMENTOS: Ninguno. Se relaciona con el ayuno. Se puede activar mediante el uso de incienso o hierbas aromáticas.

CONSECUENCIAS DE SU MAL FUNCIONAMIENTO:

- Actitud de sabelotodo y de tener siempre la razón.
- Dominar y manipular a los demás para que adopten su postura o hagan lo que ellos quieren.
- Actitud de prepotencia.
- Dificultad para pensar de forma autónoma, siempre buscando el apoyo de los demás para hacer las cosas.
- Fe ciega en los dogmas establecidos (patrones sociales, religiosos, familiares, etc.)
- Rigidez en los sistemas de creencias.
- Estrechez mental “Si no lo veo, no lo creo”.
- Dificultad de concentración y dispersión mental.
- Valores orientados al materialismo, con olvido e incluso desprecio por todo lo espiritual.
- Expansión del EGO.

EJERCICIOS PARA ACTIVAR O DESBLOQUEAR ESTE CHAKRA:

- Cualquier tipo de meditación y de oración.
- Tumbados de espaldas, elevar las piernas y la espalda, apoyados en los codos que sujetan la cintura.
- Sentado con la espalda recta concentra tu atención en el “vacío mental” o “mente en blanco” como mínimo 20 minutos, preferiblemente con ayuda de un mantra.