nocopias

martes, 14 de noviembre de 2017

El ser humano es un espíritu que tiene un alma y habita en un cuerpo, es decir, nosotros somos un espíritu viviendo una experiencia humana.





Espiritualidad:

El ser humano es un espíritu que tiene un alma y habita en un cuerpo, es decir, nosotros somos un espíritu viviendo una experiencia humana.

Todos nosotros estamos hechos de un espíritu que mora en nosotros, éste es de la misma naturaleza de Dios.

El espíritu es la emanación de Dios en nosotros, es el aliento de vida, es la verdadera esencia de lo que somos, es decir, es nuestra verdadera naturaleza.

El espíritu es el nombre que nosotros los humanos le dimos a nuestra parte más elevada, ésta es la parte que nos conecta conscientemente con nuestro creador.

La singularidad de nuestro espíritu es que puede ser auto-consciente de sí mismo, ésta es la parte de nosotros con capacidad de trascender.

La espiritualidad es una dimensión de nuestra personalidad que habita y se desarrolla en lo más íntimo de nuestro ser, identificándonos con nosotros mismos.

La espiritualidad traspasa los límites de nuestra inteligencia para iluminar nuestra realidad con verdadera profundidad y sentido.

La dimensión espiritual le da al ser humano un rumbo y un destino, con ella aprenderemos que nuestra vida es valiosa.

La espiritualidad es sentir a Dios como el vínculo que pasa a través de todos, interconectándonos y constituyéndonos a nosotros y al cosmos.

La espiritualidad es la experiencia interior en nosotros, junto con la experiencia de la totalidad, expresando amor y fraternidad universal.

La espiritualidad es toda actitud y actividad que favorece la relación, la vida, la comunión y la trascendencia rumbo a horizontes más abiertos

Con el conocimiento espiritual nuestras relaciones tendrán como base la paz, la solidaridad y la concordia.

La espiritualidad trae paz, el cual es un estado de auto-conciencia desde el interior, expresando bienestar con nosotros mismos y con todo lo que nos rodea.

Se expresa en el ejercicio natural de ser conscientes de nosotros mismos, manifestándolo en forma de ánimo, valor y vivacidad.

Vivir desde el espíritu nos permitirá conocer nuestra naturaleza, alcanzar nuestro bienestar emocional, liberar ataduras y alcanzar la auto-realización.

El conocimiento de la espiritualidad posee una llave que abre la puerta de lo divino, conectándonos con nuestro creador conscientemente.

La espiritualidad hace referencia a una conexión con lo divino, a esta conexión le podemos llamar una unión o conexión consciente con Dios.

Debemos saber que nuestra verdadera fuente es nuestro espíritu y está energía está localizada en cada célula y específicamente en cada átomo en nosotros.

Así nuestro espíritu conectado conscientemente con la divinidad, puede re-potenciar nuestra mente y nuestro cuerpo.

La espiritualidad nos da un marco de pertenencia abriéndonos nuevos horizontes, de respeto, dignidad y amor por la vida.

La perspectiva espiritual es una herramienta muy valiosa para descubrir el propósito y una verdadera dirección a nuestras vidas.

Esta caracterizada por ciertos valores identificables con respecto a la vida, la naturaleza, los otros y uno mismo.

Fomentar la espiritualidad sería incorporar en nuestra práctica la tolerancia, aprendiendo a vivir en la diversidad.

Se expresa en ideas, sentimientos y conductas de unidad e integridad hacia uno mismo y hacia el entorno.

Expresando una vida con amor universal, aportando en la construcción para un planeta armonioso y teniendo una plena realización individual.

Sabiduría, compasión y amor, son los tres componentes centrales de la espiritualidad.

Así estaremos desarrollando la capacidad de escoger los principios espirituales en vez de los defectos de carácter.

Seguir los principios espirituales es amar a la humanidad y esforzarse en servirla, trabajar por la paz y la fraternidad universal.

La espiritualidad es un patrimonio de la humanidad, no debe ser un monopolio de las religiones.

Una vida verdaderamente espiritual, integrará con el resto de las dimensiones del ser humano como son emocional, la física y la económica.

Antes creíamos que no teníamos ninguna responsabilidad sobre el destino de la humanidad, estando desconectados de lo espiritual.

Ahora sabremos que nosotros como seres individuales, debemos construir un mundo mejor para todos y honrar nuestra vida en la tierra.

Jean Paul Abril

Regálanos un "Me Gusta"


Suscríbete a nuestro canal







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/



EL ESPEJO NOS MUESTRA NUESTROS ASPECTOS NEGADOS.*


 Imagen relacionada



EL ESPEJO NOS MUESTRA NUESTROS ASPECTOS NEGADOS.*

Observando al otro nos observamos.
Observando al otro nos descubrimos.
Observando al otro aprendemos.
Estamos en luz cuando podemos abrazar nuestras sombras.
Cuanto más rechazamos la oscuridad del otro, más nos seguimos negando a aceptarnos en totalidad a nosotros mismos.
Aquí en la tierra no existen personas que estén completamente en luz, el día que lo estemos ya no necesitaremos volver a la tierra y reencarnar en un cuerpo-dual.
La condición para vivir en la tierra y habitar la materia es la dualidad.
Trascendemos la dualidad cuando tenemos el coraje de vernos en los otros, de ver todos nuestros aspectos, los luminosos, los no luminosos, aceptándonos y amándonos así como somos.
Trascendemos la dualidad cuando nos alineamos en luz, cuando podemos aceptar y amar a los otros así como son.
Al aceptar y amar a los otros así como son, nos aceptamos y amamos definitivamente a nosotros mismos.
El ejercicio consciente al que la vida nos llama es: mirar en el otro eso que no nos gusta y preguntarnos con total franqueza si ese algo que no nos gusta alguna vez no estuvo presente en nosotros, si ese algo que nos lastima no es una actitud que también tuvimos, si ese algo que nos decepciona no está en nosotros.
Quizás hemos generado oscuridad por vivir en "piloto automático", quizás por no darnos cuenta, quizás por no estar presentes.
Estamos permanentemente proyectando absolutamente todo, somos co-creadores (a nivel consciente o inconsciente).
Lo cierto es que mientras rechazamos a los otros cuando algo no nos gusta, nos rechazamos a nosotros mismos.
* Si alguien no cree en nosotros, preguntarnos si en el fondo nosotros creemos en nosotros mismos.
* Si alguien nos desvaloriza, preguntarnos si nosotros nos estamos dando el valor que realmente tenemos.
* Si alguien no nos ama, preguntarnos si nosotros nos estamos amando a través del cuidado y la atención que necesitamos (a través de nuestra alimentación, hábitos, etc).
* Si alguien nos critica, preguntarnos si alguna vez criticamos (así sea una critica no dicha).
* Si alguien habla mal de nosotros, preguntarnos si alguna vez hemos hablado mal de alguien.
El otro está ahí, parado enfrente nuestro, mostrándonos lo que no estamos viendo de nosotros mismos. Pero al enojarnos y rechazar al otro nos negamos a ver nuestras partes en sombra, perdiéndonos de la posibilidad de aprender algo que puede alinearnos en luz, a través de lo cual podemos trascender y crecer enormemente.
El trabajo de auto-observación y auto-conocimiento interno es un trabajo de empoderamiento, de desarrollo del amor, de vernos tal cual somos y aceptarnos en totalidad.
Es un trabajo de integración dentro de uno mismo y con el mundo, de paz absoluta, de disolución definitiva de la ilusión, de humildad, de integridad, de reconciliación con uno mismo, con el todo y con todos.
En vez de enojarnos tanto, en vez de creernos divididos, diferentes y mejores que los otros, observemos más.
Estemos atentos, presentes, despiertos, salgamos del piloto automático; la vida nos invoca a evolucionar y a expandir nuestra conciencia.
Evolucionar concientemente es la única manera de vivir en amor y plenitud.
Abrazar nuestras sombras nos ilumina
*SOMOS UNO*
Qué la luz se expanda!!.

Publicado en “Isis Alada”Grupo  por Paula Romero


Regálanos un "Me Gusta"


Suscríbete a nuestro canal







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/


¿CÓMO PODEMOS CULTIVAR EL AMOR HACIA NOSOTROS?




¿CÓMO PODEMOS CULTIVAR EL AMOR HACIA NOSOTROS?


Cuidando cómo nos hablamos (a menudo, cuando algo no nos sale bien, nos insultamos; por ejemplo, me equivoco en algo y digo: "pero mira que soy tonta!" Entonces, cuando te das cuenta de que te estás tratando mal, se trata de pedirte perdón y cambiar el mensaje: "perdona, no te quería llamar 'tonta', quería decir que te has equivocado y que la próxima vez saldrá mejor".
Vigilar cómo hablamos de nosotros a los demás. Comentarios del tipo: "soy un desastre", "nada me sale bien"... van haciendo su trabajo en nosotros, de tanto repetirnos este tipo de mensajes, nos los acabamos creyendo y se convierten en nuestra realidad. Cambiarlos por: "en estos momentos esto no me sale bien" o "poco a poco lo haré mejor" nos proporcionan la oportunidad de lograrlo si somos constantes y no abandonamos.
Ir a tomar un café contigo, solo contigo (o un chocolate o una infusión o lo que sea, pero, en esta ocasión que sea algo que no tenga alcohol porque necesitamos tener la mente clara). Elige un sitio que te guste, que sea confortable o, si te gusta más, puedes acercarte a la playa o a la montaña, y pasa un buen rato contigo, a solas. Respira, piensa, pregúntate qué te gusta, qué quieres hacer, si ahora estás bien, qué crees que deberías cambiar... Háblate con mucho amor, y anota lo que te vaya saliendo en una libreta.
Hazte caso y ponte a trabajar en aquello que quieres, con paciencia.
Cada mañana pregúntate: "Qué puedo hacer por ti hoy?" Respóndete y hazlo.
Puede ser quedar con alguien, andar un rato, escuchar una canción, jugar con una pelota, comprarte un detalle... Lo que sea.
Cuídate, mímate, abrázate... si tú te llenas de amor y de respeto tendrás relaciones personales (de familia, de pareja, de amistad...) más saludables porque cómo tu ya te amas, ya te mimas, ya te cuidas; no tienes que esperar que las otras personas lo hagan por ti.
Lo más curioso es que cuando tú lo haces por ti, los demás tienen más tendencia a cuidarte y a mimarte. Es divertido.
Para terminar, piensa en si ya ríes lo suficiente, si ya te diviertes alegremente. Si no es así, ponle remedio lo antes posible.
#despertandoconciencia

Publicado en “Isis Alada”Grupo  por Paula Romero


Regálanos un "Me Gusta"


Suscríbete a nuestro canal







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/



10 claves para abrir las puertas de la quinta dimensión






10 claves para abrir las puertas de la quinta dimensión


La quinta dimensión está más cerca de lo que pensamos. Al sintonizar la frecuencia de nuestra vibración celular podemos acceder a estas longitudes de onda más altas. Las emociones más ligeras elevan nuestra vibración, las emociones más pesadas reducen nuestra vibración. Gratitud, compasión, alegría, humildad, amor, paz, emociones de luz generan frecuencias más altas. Lo opuesto ocurre con las emociones más oscuras, la envidia, la codicia, el miedo y la arrogancia que pesan sobre nuestra vibración celular. Controlamos el sintonizador, establecemos la longitud de onda de nuestro sistema de mente, cuerpo y alma. Podemos pensar demasiado sobre cómo hacemos esto, en cambio esta pequeña lista ofrece las llaves para abrir las exquisitas puertas de la quinta dimensión. El desafío es hacer, las recompensas son infinitas.

10 llaves para abrir las puertas de la quinta dimensión.

1. Créeme, medita, ora para cultivar la quietud interior y la activación del alma. Desarrolla esto en tu rutina diaria, deja que se convierta en una parte orgánica de tu existencia.

2. Trate de mantener su dieta libre de toxinas y estar activo.

3. No seas duro contigo mismo. Emociones como la culpa, la vergüenza, la ira y la ansiedad frenan nuestro despertar, haciendo que nuestras energías sean pesadas y densas. No te rindas! Suelta, acepta y haz las paces contigo mismo.

4. Encuentra el flujo, el surco en tu vida. Cuanto más avanzamos con el flujo, más en sintonía con el flujo que somos. Escuche y responda a sus niveles de energía naturales, adaptando y adaptando su día al trabajo con su energía, tanto como sea posible.

5. Estar en la naturaleza nos vuelve a alinear. Como enchufar un teléfono para cargar, la naturaleza restablece nuestra vibración, realineándonos con las longitudes de onda de Gaia, de frecuencia de amor universal.

6. La gratitud tiene una gran longitud de onda emocional, desencadenando algoritmos de compasión, amabilidad y atención plena.

7. Enfrentando la (s) noche (s) oscura (s) del alma. Estar preparados para mirar dentro de nuestro espejo espiritual, liberar karma oscuro, pesado, pegajoso y recibir vibraciones de amor más ligeras en nuestras vidas.

8. Atención plena, práctica en el presente, distanciamiento de la ansiedad sobre el pasado o preocupaciones sobre el futuro. Experimenta el momento.

9. Bienvenido a tu niño interno. La amistad, los buenos libros y las pasiones creativas son formas excelentes de mantenernos presentes e imaginativos. Esto activa nuestros chakras superiores y despeja nuestra raíz y chakras sacrales manteniendo chi fluyendo.

10. Establecer intenciones enfocadas, mantras cada día. Esto requiere práctica diaria y el progreso puede ser lento al principio. Establecer intenciones enfocadas a lo largo del día puede ayudar a aprender a ver nuestro propio poder en la manifestación.

Despertar requiere agallas, coraje, la voluntad de dejar ir todas las ideas preconcebidas sobre el mundo y nuestro lugar en él. Requiere que veamos la verdad. No deja nada oculto, no hay secretos desenterrados, nos encontramos a nosotros mismos. Para integrar plenamente las frecuencias más altas en nuestro ser, nos espiritualizamos. Volvemos a conectar nuestro sistema de mente, emociones y alma. Recordamos quiénes somos. Recuperamos nuestra soberanía. Hay amor, gratitud, esperanza y compasión en el corazón de la mayoría de las religiones de la tierra. Encuentra el corazón en la tuya. O salga de la religión organizada y cree su propia marca de espiritualidad, de existencia cuántica. No hay reglas, solo amor, paz, empatía, humildad, gracia y conexión.

Muchas personas pueden experimentar un despertar repentino, una luz brillante, un sueño que expande la mente vívidamente, una fluctuación en su entorno con suficiente impacto para desencadenar el despertar consciente. Algunas personas se despiertan lentamente, a menudo como consecuencia de un despertar político. Cómo nos despertamos puede tener un gran efecto sobre cómo nos las arreglamos. Un lento y gradual despertar es lo mejor ya que tenemos tiempo para ajustarnos, para preguntar, investigar, reflejar, adaptar y refinar nuestra percepción del mundo. Podemos encontrar personas que nos ayuden en el camino, usar remedios holísticos, baños de sonido, canto, yoga para guiarnos gradualmente a lo largo del camino hacia la vibración más alta.

Las frecuencias de los planos dimensionales superiores se alcanzan expandiendo nuestra conciencia y viviendo a través de nuestro corazón. Aprendemos que podemos manifestar nuestra propia realidad, conectarnos con nuestro poder interno y crear un mundo mejor, una nueva tierra, en nuestros corazones, mentes y almas. Somos seres de la trinidad, sistemas de mente y alma del cuerpo, buscando cada elemento en equilibrio con los demás. Este equilibrio proviene de la moderación, la conexión a tierra y la alineación de chakras. Autocuidado. Meditación. Naturaleza. Todos estos nos elevarán a la quinta dimensión. Las vibraciones más ligeras de paz y quietud zen están ahí para que cualquiera de nosotros sintonice. Siéntate quieto y tranquilo. Abrace su ego cuando empiece a parlotear nerviosamente, tranquilícelo. Escucha a tu corazón. Y criar a los hermanos y hermanas cósmicos.

Mantras:

Comparto amor, recibo amor, soy amor.

Soy un soberano que está conectado en todo momento para amar la luz.

Doy gracias a mis guías y al ser superior por su guía, protección y amor constantes.

Tendré un día tranquilo y eficiente / mágico / pacífico / empoderante ... repite a lo largo del día.

Namaste.

Traducción  y colaboración para “Isis Alada”  por cortesía de NUEVO MUNDO Gesara


INGLÉS


The fifth dimension is closer than we realise. By tuning up the frequency of our cellular vibration we can access these higher wavelengths. Lighter emotions raise our vibration, heavier emotions lower our vibration. Gratitude, compassion, joy, humility, love, peace, emotions of light generate higher frequencies. The opposite occurs with darker emotions, envy, greed, fear, arrogance weigh down our cellular vibration. We control the tuner, we set the wavelength of our mind body soul system. We can overthink how we do this, instead this little list offers the keys to open the exquisite gates of the fifth dimension. The challenge is the doing, the rewards are infinite.


10 keys to open the gates of the fifth dimension.


Breeeeeathe, meditate, pray to cultivate inner stillness and soul activation. Build this into your daily routine, let it become an organic part of your existence.
Try to keep your diet toxin free and be active.
Don’t be hard on yourself. Emotions like guilt, shame, anger and anxiety hold back our awakening, making our energies heavy and dense. Don’t beat yourself up! Release, accept and make peace with yourself.
Find the flow, the groove in your life. The more we go with the flow, the more in tune with the flow we are. Listen to and respond to your natural energy levels, tailoring and adapting your day to work with your energy, as much as possible.
Being in nature realigns us. Like plugging a phone in to charge, nature resets our vibration, realigning us with the wavelengths of Gaia, of universal love frequency.
Gratitude has a high emotional wavelength, triggering algorithms of compassion, kindness and mindfulness.
Facing the dark night(s) of the soul. Being prepared to look into our spiritual mirror, release dark, heavy, sticky karma and welcome lighter love vibrations into our lives.
Mindfulness, practise being in the present, detaching from anxiety about the past or worries about the future. Experience the moment.
Welcome your inner child. Friendship, good books and creative passions are excellent ways to keep us present and imaginative. This activates our upper chakras and clears our root and sacral chakras keeping chi flowing.
Set focused intentions, mantras each day. This takes daily practise and progress can be slow at first. Setting focused intentions throughout the day can help with learning to see our own power in manifestation.

Waking up takes guts, courage, a willingness to let go of all preconceived ideas about the world and our place in it. It requires we see the truth. It leaves nothing hidden, no secrets unearthed, we meet ourselves. To fully integrate highercfrequencies into our being we get spiritualised. We reconnect our mind body soul system. We remember who we are. We regain our sovereignty. There is love, gratitude, hope and compassion at the heart of most earth religions. Find the heart in yours. Or step out of organised religion and create your own brand of spirituality, of quantum existence. There are no rules, only love, peace, empathy, humility, grace and connectedness.
Many people can experience a sudden awakening, a bright light, a vivid mind expanding dream, a fluctuation in their surroundings with enough impact to trigger conscious awakening. Some people wake up slowly, often stemming from a political awakening. How we wake up can have a big effect on how we cope. A slow, gradual awakening is best as we have time to adjust, to question, research, reflect, adapt and refine our perception of the world. We can find people to help us along the way, use holistic remedies, sound baths, chanting, yoga to gradually guide us along the path to higher vibration.
The frequencies of higher dimensional planes are reached by expanding our consciousness and living through our heart. We learn we can manifest our own reality, connect to our inner power and co create a better world, a new earth, in our hearts, minds and souls. We are a trinity beings, mind body soul systems, seeking each element in balance with the others. This balance comes from moderation, grounding and chakra alignment. Self care. Meditation. Nature. All of these will raise us to the fifth dimension. The lighter vibrations of zen peace and stillness are there for any of us to tune into. Sit still and quiet. Hug your ego when it starts chattering nervously, soothe it. Listen to your heart. And breeeeathe cosmic brothers and sisters.
Mantras:
I share love, I receive love, I am love.
I am a sovereign being connected at all times to love light.
I thank my guides and higher self for their ongoing guidance, protection and love.
I will have a calm and efficient/magical/peaceful/empowering day…repeat throughout the day.
Namaste.

» Source


Regálanos un "Me Gusta"


Suscríbete a nuestro canal







https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/