nocopias

sábado, 17 de septiembre de 2016

Kryon en Irlanda - Glendalough Canalización de Kryon por Lee Carroll en Glendalough, Irlanda, Septiembre de 2016





Kryon en Irlanda - Glendalough

Glendalough

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.
Nuevamente nos sentamos afuera, y el día es hermoso, y el sol está aquí para que lo disfrutemos. Pueden oir a Gaia, pueden oir los pájaros, pueden oir la vida. Este es el octavo mensaje, y en términos de numerología, el 8 en su acepción más simple significa abundancia.  Aquí hay abundancia, a todo su alrededor; podrían decir, la abundancia de la sabiduría, de la enseñanza.
Hoy nuevamente quiero hacer algunas comparaciones con Gaia, que es el planeta Tierra, y la humanidad. Y si observan el mensaje de hoy, dirían que es el mensaje que di hace 26 años. El mensaje es el mismo siempre, con palabras distintas.  Pero ahora el mensaje es más agudo, se diría, más afilado, debido al cambio de la humanidad que está en curso. Y parte de ese cambio de la humanidad es lo que está aliado con la naturaleza, lo que está aliado con el planeta.  No es por error que hoy estamos en un lugar que ustedes llaman Irlanda, donde todo tiene que ver con el planeta, y con las cosas multidimensionales que sienten aquí.
Aquí están sentados y es distinto de otros lugares, y es hora de enseñar una alianza, una armonía, de la que pueden no estar conscientes. Tal vez ni siquiera se dan cuenta de lo que hace el planeta. Los humanos suelen estar muy alejados del panorama mayor de quién es Gaia, y esa alianza es más que solo sentirse bien. Tal vez es por la vida misma.
Miremos al planeta en tres áreas diferentes, y luego les pediré que hagan brevemente lo mismo.  Gaia se auto-equilibra y cuando se la mira desde lejos es muy interesante; si ustedes pudieran verla como una bolita ( N.T. canica) pequeña y redonda, se darían cuenta de que solo tiene una fuente exterior, el sol. Todo lo demás debe ocurrir dentro de sí misma; se auto equilibra.  Todos los sistemas que tiene, sus múltiples complejidades, deben continuar; lo hacen; debe mantener su equilibrio.  Y ustedes podrían decir: Bueno, está bien, qué lindo.  Pero está más que bien y lindo; no es tan fácil.  La Tierra tiene que atravesar ciclos de renovación para poder permanecer en equilibrio, y cuando digo renovación me refiero a la vida misma.
Le hablo a los que tal vez han tenido lo que ustedes llaman un acuario o pecera. Ponen sus peces allí dentro y se maravillan de ellos, los disfrutan, y tal vez un año tras otro tratan el agua como corresponde, le agregan las sustancias químicas, cuidan el  pH, el oxígeno, hacen todo correctamente, una año tras otro. Sin embargo, en algún momento tiene que cambiar el agua. Saben de qué estoy hablando.  La Tierra no puede hacer eso.
¿Cómo funciona eso?   Si alguna vez se preguntaron cómo el planeta sostiene su equilibrio, están viéndolo ahora mismo.  Es el tema de Kryon; es parte del cambio.  Lo que ustedes llaman cambio climático, lo que algunos llaman literalmente  ciclo de calentamiento; es un ciclo, un ciclo de calor y frío, y ya ha sucedido antes.
Ahora bien: los humanos no han estado por aquí lo bastante como para registrar este ciclo y saber que es natural, entonces los humanos están muy excitados. Ven que las cosas empiezan a cambiar y creen que lo han provocado ellos; no lo hicieron.  Esto ha sucedido una y otra, y otra vez. Escuchen, queridos: la Tierra hace algunas cosas sorprendentes para auto equilibrarse,  de las que tal vez ustedes no están siquiera enterados.  Crea vida y muerte en el planeta, y el resultado es una renovación.
Con el frío y el calor, a veces mata a sus propios peces y elimina sus arrecifes, para poder empezar otra vez, y en ese reinicio los nutrientes estarán allí frescos.  No es un sistema viejo que trata de construir sobre sí mismo; ¡a veces tiene que ser eliminado con objeto de empezar de nuevo! Eso es el ciclo de frío o calor del planeta. No es algo de que los humanos sean responsables; ¡si no estuvieran aquí, hubiera sucedido de todos modos!
Ahora bien: aquí seremos cuidadosos, y se lo decimos a todos: los contaminantes que ponen en el aire y en el agua los están matando a ustedes, no al planeta.  El planeta es muy autosuficiente; si le dan el tiempo suficiente lo limpiará todo.  No los pongan: eso va a matarlos a ustedes.  El planeta es resiliente y se auto equilibrará; eso es lo que hace.
En el auto equilibrio de este globo, de esta belleza, se crea una energía estática - hablaremos de eso en un minuto - que sería el número tres: una Tierra auto-equilibrada, una que está en paz consigo misma.
Número dos: la Tierra se repara a sí misma; hace cosas que ustedes tal vez no esperarían. Las hace con tanta elegancia que ustedes no necesariamente se dan cuenta de que las está haciendo. Les daré un ejemplo, algo que a muy pocos humanos se les ocurre siquiera.  Mucho antes de que hubiera humanidad, había tremendos derrames de petróleo en el océano. Ustedes podrían mirar eso y decir, Bueno, ¿sería de criaturas del espacio, que bajaron?  ( se ríe).  No, burbujeó hacia arriba desde el fondo del mar, donde ustedes hoy perforan para sacar petróleo.  Afloró por sí mismo, millones de lo que ustedes llaman barriles, por todo el océano; era un suceso común.  Piénsenlo.  Pregunten a un geólogo si es posible que haya derrames naturales de petróleo, y les dirá: “¡Por supuesto!”  Ahora bien, lo que tuvo lugar fue una bio-reparación.  El planeta sabe cómo limpiar sus propios derrames de petróleo, y como prueba de ello, cuando los humanos lo hacen por accidente, la ecología se repara más rápido que lo que cualquiera calcularía.  Eso es apenas un ejemplo: se repara a sí misma.
Cuando un bosque se vuelve demasiado denso - y eso suele pasar, porque el crecimiento es así - si los árboles están demasiado juntos, cuando los insectos llevan enfermedades, cuando las raíces empiezan a pudrirse porque no tienen lugar, la respuesta es la electricidad.  El rayo causa incendios que eliminan el bosque.  Y luego crece de vuelta, ¡y a partir de los árboles quemados viene una vida que sólo trae el fuego!  Se repara a sí misma.
Todo eso es parte de una armonía de equilibrio que se conoce a sí misma tan bien que puede hacerlo dentro de su propio sistema.  No tiene otra fuente externa más que el sol.
Número tres: ¿cómo describirlo?   La Tierra con una actitud.  ¿Gaia tiene una actitud o una vida?  ¿Tiene una personalidad?   Les hemos dicho que sí. Casi como una cosa viviente, que respira, este planeta está multidimensionalmente vivo. Tiene una actitud de benevolencia y de paz.
Ustedes están sentados en un bello campo de césped, el sol va y viene a medida que las nubes van pasando.  Los pájaros lo disfrutan: escúchenlos.  ( N.T. en el audio se oye cantar a los pájaros y a veces los gritos de niños jugando).  Hay paz. Es el estado natural de Gaia.  Las tormentas van y vienen, pero el estado natural de Gaia es la armonía, el equilibrio, la paz.  Ahora escuchen esto con cuidado: la maestra principal es Gaia.  ¿Qué quiere decirles en este momento?   Escuchen cuidadosamente.  Gaia no discute consigo misma. Gaia no está en conflicto consigo.  No está en conflicto con sus propios sistemas. No tiene un enfrentamiento de jerarquías y decide qué parte de ellas está a cargo de otra parte.  Está siempre equilibrándose a sí misma, y el equilibrio siempre es en benevolencia y paz. ¿Qué tiene para decirles hoy  la maestra principal con respecto al número tres?   Si van a imitarla y sobrevivir en este planeta, van a tener que escuchar a la maestra.
Observemos al ser humano.  Ustedes son auto-equilibrantes; están hechos para auto-equilibrarse, durante toda su vida; están hechos así, de modo que su consciencia entienda que cuando hay drama o conflicto o preocupación o miedo, sean capaces de reunirse y auto equilibrarse según el conocimiento de la única fuente que tienen... que no es el sol.  Están conectados con la Fuente Creadora. Esa es la única cosa que está fuera de ustedes que pueden imitar y observar, así como la Tierra al sol, ustedes usan al Gran Sol Central.  Esto es decir, la Fuente Creadora en ustedes crea el auto-equilibrio - si ustedes lo permiten.  Pero ese es el diseño del humano; no es necesariamente como actúan.  ¿O sí?
Esta es la invitación de la gran maestra que los mira y les dice: ¡Miren!  Están completa y totalmente solos en el sistema; su sistema, de la cabeza a los pies, está cerrado y puede auto-equilibrarse.
Número dos: ¿puede repararse a sí mismo?   ¿Está diseñado para auto-repararse?   Está diseñado para rejuvenecer, igual que el planeta.  Hay en sus cuerpos muchos sistemas que se reparan solos, y sin embargo ustedes recurren a fuentes externas.  Déjenme decirles dónde está la mejor fuente de equilibrio y reparación.  Está en la botánica del planeta. ¡Punto! Este planeta puede darles juventud, salud, puede extender sus vidas.  Habrá,  si no hay ya  - hay algo, pero todavía no - una abundancia de información respecto a qué funciona y qué no funciona para el mantenimiento del cuerpo.
Lo que ustedes hacen es fabricar su comida para su gusto, en lugar de hacerla para su salud.  Luego, ustedes saben que algunos tienen un akash que anhela tipos de alimentos distintos, de otras partes diferentes del planeta, y sin embargo siguen comiendo solamente lo que les da su cultura.  ¿Sabían que pueden extender su vida, tal vez duplicarla, si empiezan a analizar qué podrían comer, de Gaia, para que su estructura celular no solo lo disfrute y le encante, sino que dé nutrición y juventud?  ¡Juventud! En otras palabras, ¡podrían demorar su envejecimiento! ¿Será posible que lo que comen realmente cause envejecimiento?   ¡! Y no se trata solo de toxinas, queridos; tiene que ver con la armonía de su química  asociada con Gaia.
Los antiguos, los nativos, solían entrar en bosques muy tupidos y buscar cosas desconocidas que crecían allí y estudiarlas y combinarlas con otras cosas desconocidas y usarlas para alargar la vida, curar heridas, reparar.  Y hoy ustedes lo hacen artificialmente, y sin embargo siempre ha estado allí en el suelo, siempre en la tierra, listo para que no solo lo usen en forma medicinal sino para ingerir y nutrirse.  Esto va a ser una nueva ciencia, todavía no tiene siquiera un nombre.  Esta es la invitación.  Eso fue el número dos.
Número tres ( se ríe): ¿Cuál es su actitud?  La gran maestra dice que si no estás en paz, estarás en guerra; en guerra contigo mismo.  Toda la estructura celular del cuerpo humano anhela la paz.  Igual que el planeta, que se auto equilibra y se repara y tiene una actitud de benevolencia y de paz.  Quiero que sientan el sol, al ir y venir. Quiero que escuchen crecer el pasto. Tal vez las voces, tal vez los niños jugando en este lugar pacífico, y entender que la gran maestra Gaia está diciendo:  ¿Qué les pasa, que quieren crear miedo en sus vidas por las cosas que los rodean, o tal vez drama con lo que les rodea?   Hay un tiempo apropiado. La vida es la vida, pero ¿Cuál es su punto central?   ¿Está en paz?   La gran maestra es esa a la que pueden mirar ahora y disfrutarla todo el día.  Otra vez les decimos: los árboles no se levantan ni se mueven para discutir uno con otro. Los árboles son benévolos con el lugar donde están y trabajan  unos con otros.  Todo trabaja con todo lo demás.  Y no es un diseño; ¡es un sistema!  Y es diferente.  ¿Cuál es su sistema de vida?  Cuando miran a los demás, ¿pueden ver en ellos a la Fuente Creadora?  Un animal mira a la naturaleza y se ve a sí mismo, y todo a su alrededor es parte de sí mismo.  Un sistema de benevolencia.  El planeta no teme.  Y ustedes dirían Bueno, ¿a qué le podría temer? “   Les diré, queridos, que allí afuera en el espacio hay muchas cosas ( se ríe). No tiene miedo; es auto-equilibrante.  Es pacífica dentro de sí misma, porque está en un estado de eternidad.
Ustedes van a vivir durante largo tiempo; cada célula de su cuerpo desea paz; ese es el secreto de la extensión de la vida, que ninguna sustancia química puede traerles.  ¿Cómo son ustedes con ustedes?  Escuchen a la maestra principal, caminen por allí hoy y vean cómo es el planeta consigo mismo. Si pudiera gritarles, lo haría. Y él les gritaría que estén en silencio y sepan que son Dios, que la fuente externa, la única fuente externa, como el sol lo es para la Tierra, así el Gran Sol Central, el Centro de la Creación, y esa Fuente les enseña la paz, la benevolencia y la compasión, y el auto equilibrio, y ustedes dejarán de envejecer. Cada célula de su cuerpo, químicamente, grita que quiere paz. ¿Ustedes discuten consigo mismos?   No contesten a eso ( se ríe).  Y si lo hacen, no están conectados con la maestra.
Es suficiente por ahora. Disfruten de su estadía, mientras caminan en aquello que quiere enseñarles.
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar





https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada