nocopias

viernes, 16 de septiembre de 2016

Kwan Yin: La llama violeta y las vidas pasadas



Kwan Yin: La llama violeta y las vidas pasadas

Amados:
Cuando el trabajo con la Llama Violeta Transmutadora se incrementó notablemente, especialmente en el uso personal del tema, inmediatamente muchos cambios empezaron a manifestarse en vuestros mundos.
Hoy Yo deseo referirme a una parte de este proceso, con plena esperanza de quitar alguna confusión y asistir en el proceso de sanación.
Me enfocaré sobre el uso de la Llama Violeta Transmutadora, especialmente en lo referente a sus efectos sobre el Cuerpo Etérico. Este cuerpo, como deben saber, está compuesto por todas las grabaciones y recuerdos de cada experiencia que han acumulado desde el comienzo de los tiempos. Así como pueden recordar algunas de estas experiencias pasadas, hay muchas otras que no pueden recordar conscientemente.
Es extremadamente importante notar que, aún cuando no hay recuerdo consciente de una situación, esos recuerdos pueden tener un tremendo efecto sobre ustedes. Les pido que se abran ampliamente a este concepto, si aún no lo han hecho.
Como chelas saben que la mayoría de ustedes han estado juntos antes, por muchas, muchas encarnaciones. Esto lo explicaré de la manera siguiente. Toda la humanidad junta compone la Única gran Familia del Hombre, pero entre esta familia hay muchos grupos familiares. Dentro de ellos ustedes comparten más unos con otros de lo que es posible con la familia entera, no obstante estar todos relacionados. Encarnación tras encarnación, aquellos de los mismos grupos familiares, vienen juntos una y otra vez para enseñar y aprender las lecciones de vida necesarias. Son los roles de los interesados los que cambian, permitiendo desarrollar plenamente el proceso.
Cuando usan el maravilloso regalo del Fuego Violeta en la transmutación y purificación de vuestros cuerpos, mucho brota a la superficie del conocimiento conciente. Recuerdos de largo tiempo se introducen en vuestra vida presente. Estos recuerdos se pueden manifestar en uno o en todos los cuatro cuerpos inferiores: físico, etérico, mental y emocional. Estos recuerdos pueden o no, ser apropiados al tiempo presente.
Vuestros cuerpos físicos pueden exteriormente manifestar una cualidad del pasado, tal como color de pelo u ojos, o una estatura física traída desde una vida previa. Ustedes podrían ser capaces de atraer conocimientos de otras encarnaciones, a los cuales fueron muy adeptos, tales como tocar el piano, pintar o sobresalir en ciencia o deportes.
El cuerpo emocional puede reaccionar en muchas formas a estas memorias. La reacción ante una persona específica que entra en vuestra vida, puede o no puede ser fácilmente entendida.
Pueden estar muy contentos de conocer a una persona y tratar de cultivar esa relación. Pero en cambio, pueden no ver la hora de alejarse de la compañía de esa persona.
Los recuerdos pueden también mejorar o empeorar vuestra presente experiencia de vida.
Deben aprender a distinguir cuándo estos sentimientos son de relaciones del pasado y actuar de acuerdo. O sea ¿cuándo estas experiencias no se aplicarán más, o si pueden ser usadas en el servicio a la vida ahora?
No juzguen tan rápidamente. Tomen tiempo para examinar vuestros sentimientos. Pidan a través del sagrado Fuego Violeta transmutar y purificar toda energía mal calificada entre ustedes y otros, envolviéndose juntos en ese Fuego. Esto permite la perfección de una relación duradera y puede usarse para construir una base firme.
Todas las oportunidades futuras de trabajar juntos son fuertes y claras, no oscurecidas por el efluvio de la conciencia humana.
Además, comprendan que, en algunos casos no es necesario continuar en una situación. La gente puede encontrarse para completar una relación amablemente, perdonando todos los errores del pasado y así seguir hacia delante progresando cada uno en su camino individual. No es siempre una cosa fácil de hacer, pero debe ser hecha. Dejando salir los sentimientos negativos, no solamente hacia otros, sino hacia nosotros mismos, el poder liberador del perdón trae un júbilo que no se puede traducir en palabras.
Mi mensaje es simple. ¡Usen el Fuego Violeta! A través del perdón y la misericordia se sanan todas las heridas.
Completen relaciones cuando es necesario. Finalmente a través de la alegría del perdón, cultiven el amor y la amistad de aquellos con quienes eligieron caminar, mano a mano, en este tiempo.
Mi templo está abierto todo el año y cada año por algún tiempo a venir. ¡Vengan! Vengan a Mí, les doy la bienvenida con los brazos abiertos y feliz espero vuestra llegada.
Vuestra hermana que los ama.
Kwan Yin
Fuente: Sandra Gallo. ashramvirtual.com





https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   
Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada