nocopias

viernes, 23 de octubre de 2015

El Despertar Cuántico




El Despertar Cuántico


EN ESTE NÚMERO: 

*** De su anfitriona de Luz
*** Hablamos sin ton ni son, creamos por capricho y profetizamos por miedo
*** La única manera de reclamar su belleza, prosperidad y amor es verlo en los demás
*** También ustedes serán bendecidos cada minuto de cada día si bendicen en silencio a los demás
*** Cuando el torbellino del cambio llega y azota y deforma nuestros peinados cósmicos…


DE SU ANFITRIONA DE LUZ


Las emociones del planeta son palpables y avasalladoras. Toman forma energética y climática, propagándose a través de nuestras vidas como una ola gigantesca, creando una limpieza forzada. Una liberación líquida se abre camino por todos los corredores de nuestro corazón y nuestras vidas. Esta fuerza motora expulsa todas las islas de pensamientos tristes que alguna vez se desviaron para ver. Vemos las fuerzas de la naturaleza a medida que revelan lentamente su verdadero espíritu. Fuertes y poderosas como cualquier ángel, se alzan a veces entrando en nuestro espacio y nuestro semblante. ¡Hubo un tiempo en que comandábamos a la naturaleza y le decíamos qué hacer! Antiguamente, cuando vestíamos el atuendo de mago, ella escuchaba y obedecía como un perro encadenado que respondía gruñéndonos mientras le ordenábamos que hiciese lo que le pedíamos.


Los tiempos y las energías han cambiado, la humanidad debe aprender a mezclarse con lo que trata de comandar, con un tornillo bajo un camión o una brisa de otoño. Ha tenido lugar la separación en todo punto de luz en el pasado, así como los completos, de modo que se necesita un equilibrio parejo para mantener balanceado el punto de apoyo cósmico.


El momento de comandar algo ya terminó, estoy segura de que lo han notado. Aunque no podamos conseguir dominar el precio de los alimentos, por otro lado nos podemos alinear con las moléculas de la vida y la circunstancia respondiendo a las sutiles señales internas como quien cabalga en la playa montando a pelo, solo el movimiento leve y el terreno común encuentran unidos al caballo y al jinete.


Entrar en la unidad no se refiere solamente a personas, lugares o cosas. Ahora vivimos vidas virtuales a medida que más y más personas eligen su modo individual de comunicación, menos correos electrónicos, más texto, más Facebook, menos llamadas telefónicas, un poquitín de cartas, menos actividad manual, acceso más fácil, menos palabras, todo apunta a una sencilla conexión del corazón. Nada expresa el amor como el contacto de las manos, de corazón a corazón.


Se supone que nos volvemos más fuertes, pero todos sentimos que estamos más susceptibles a lo desconocido, pero nuestros “sentidos de Hombre Araña” están hormigueando. Confíen en su cuerpo, no en sus ojos, a medida que comiencen a ver dimensionalmente, miren en medio de las áreas grises… ¡me parece que no son cataratas! Tal vez no escuchen las noticias durante una semana, pero les garantizo que su cuerpo sentirá todo eso sin que ustedes tengan que saber ni una sola cosa. Todos estamos conectados y la red se estrecha más...


Los próximos meses nos darán impulso en muchas áreas a medida que aprendamos que lo que pensamos se manifiesta rápido y casi literalmente, así que cuiden sus palabras, especialmente las cargadas de poder como “Estoy harto (cc), No puedo más (cc), Fulanita es insoportable (cc).” (cc significa Cancelo / “Vete maldita mancha verbal.”) Si pudieran ser magos y saber que cada palabra cuenta, ¿qué dirían? ¿Qué no dirían? En un solo párrafo los tres próximos meses han levantado sus faldas cósmicas y mostrado las enaguas.


HABLAMOS SIN TON NI SON, CREAMOS POR CAPRICHO
Y PROFETIZAMOS POR MIEDO


Estamos conectados a todo en el Universo. No hay nada de lo que no seamos parte; todo fluye a través de nosotros y hacia nosotros. Nuestras energías, nuestros pensamientos y nuestras palabras fluyen a través de la vida, cambiando de forma una y otra vez. Continuamente estamos perfeccionando nuestra forma en toda y cada encarnación, ya sea elemento, planta, animal, humano, estrella o galaxia. Nos desafiamos deliberadamente a nosotros mismos para convertirnos en todo lo que podemos ser. No hay fracaso en esta clase de existencia, solo evolución.


A medida que alcanzamos la cima en este nivel de evolución, comenzamos a darnos cuenta de cuáles son los efectos que tienen nuestras palabras, pensamientos y miedos en este punto de inflexión… Hablamos sin ton ni son, creamos por capricho y profetizamos por miedo. Hablamos como si nuestras palabras no significasen maldita cosa. Las vemos como palabras y nada más sin comprender que los mundos fueron creados por una palabra, un pensamiento, un decreto. No vemos el poder a nuestra disposición para destruirlo todo o crear una utopía, un paraíso, el cielo en la Tierra, saboteando nuestras propias vidas, nuestras finanzas, nuestra salud, nuestro matrimonio y nuestro futuro.


Cada pensamiento que tenemos está vivo. Cada palabra que pronunciamos nace a la existencia. Nosotros la liberamos de su dominio interno. Como si liberásemos a un Genio de la botella, nuestras palabras, nuestros pensamientos, esperan nuestra orden para entrar en el mundo de la materia y hacer lo que mejor hacen, ¡crear! ¡Toda creación es de nosotros, para nosotros y a través de nosotros!


El tiempo entre pensamiento y manifestación se acorta más y más forzando la atención de todos hacia el corredor de espejos de la responsabilidad. Es allí donde los reflejos exclaman: “¡Mira lo que has creado, mira lo que has dado a luz!” Nos damos maravillosos regalos mágicos cada minuto de cada día con solo las palabras mismas que pronunciamos. Nadie está afuera para atraparnos, nada está afuera para destruirnos, cada situación la creamos nosotros mismos, una creación divina, una herramienta para escoltarnos a un lugar de conocimiento más elevado.


No solo hacemos esto como individuos, sino como países, familias, continentes y también como mundo. ¡Tantas oportunidades para aprender y evolucionar y amar! Como niños que juegan con armas nucleares, sin conocer el instrumento a mano, hacemos cuanto está a nuestro alcance para cumplir con la antigua profecía bíblica creyendo a algún nivel que los del pasado sabían más de lo que sabemos nosotros, entregando nuestro poder y nuestro mundo a los secos huesos del pasado. Si esas mismas personas profetizaran hoy en día, nos reiríamos de ellos como excéntricos o miembros de una secta sin honrar sus palabras ni sus miedos.


Muchas culturas de todo el mundo sienten la necesidad de hacer que las antiguas profecías se hagan realidad. Su religión no estará completa sin la destrucción masiva prometida. Si las profecías no son ciertas, entonces, ¿qué otras cosas de su doctrina no son verdaderas? ¿Su Dios les mintió acerca de algo más? Esa es la clase de pensamiento que debe ser arrancado de cuajo. No por confrontación, o cólera o señalándolo, sino por amor y más amor. El mundo externo solo refleja nuestros pensamientos y diálogos internos. La vida no es solo algo que nos sucede, es algo que creamos continuamente.


Sabiendo eso, podemos y realmente creamos colectivamente todo y cualquier cosa. Pongámonos a trabajar y creemos un mundo de amor, de paz, de alegría donde cada niño se vaya a la cama con el estómago lleno y cada persona sin hogar trueque su casa de cartón por una casa real. Veamos el vaso de nuestro mundo siempre lleno en vez de medio vacío y poco entusiasta. Toda existencia responde a nuestros pensamientos y deseos, especialmente un pensamiento casual o un decreto.


Saber cuán poderosas son nuestras palabras las 24 horas del día para toda la eternidad, frena un poco nuestras bromas. Lo que digamos, aún jugando, se expandirá a través del espacio y el tiempo. Lo que le decretamos a otro, nos lo regalamos a nosotros mismos. Nuestras cóleras, nuestros miedos, nuestros celos, cobran vida y nos patean de vuelta para atraer nuestra atención.


A medida que aman, atraen. Hoy están donde los trajeron sus pensamientos; mañana estarán donde los lleven sus pensamientos. No pueden escapar al resultado de sus pensamientos, pero pueden soportar y aprender, aceptar y estar contentos. Comprenderán la visión de su corazón, no el vago deseo. Gravitarán hacia aquello que aman más. En sus manos se colocará el resultado exacto que ganen, ni más ni menos. Cualquiera sea su ambiente actual, caerán, permanecerán o se elevarán con sus pensamientos.



LA ÚNICA MANERA DE RECLAMAR SU BELLEZA, ABUNDANCIA Y AMOR ES VERLO EN LOS DEMÁS


Soy de origen pleyadiano. Soy de naturaleza femenina y soy amor tal como ustedes. Sentirán mi presencia al conectarme con ustedes porque todos ustedes están contenidos dentro de mi corazón. Es importante que ustedes, como humanos, vean la belleza en su vida, en su día y en su ser físico. Derraman mucha fuerza vital estando enojados por la forma en que lucen, por cómo ha sido su vida y las cartas y el juego de cartas que les han tocado en suerte. Se miran los unos a los otros con pensamientos puntiagudos y palabras filosas. Sus ojos se ponen verdes de envidia y su corazón se enfría al ver a otro que ha conseguido un poco más de luz, un poco más de belleza, un poco más de confianza en sí mismo, no porque haya nacido con eso sino porque tiene el don y la capacidad de ver esas hermosas cualidades en los demás.

La única manera de reclamar su belleza, abundancia y amor es verlo en los demás porque este mundo refleja su propia imagen. Si no se sienten dignos y prósperos, lo ven en su propio reflejo. Es importante abordar y ver la magia de alguien ganando su juego de lotería. Felicítenlo energéticamente y envíenle amor ya que se han ganado energéticamente este regalo monetario. Vean el verdadero valor energético de su casa y su auto. No se concentren en el pensamiento de depreciar, sino enfóquense en cambio en el pensamiento de apreciar. Permitan que aquello que poseen gane valor a través de ustedes. Ustedes ganan valor cuando ven el valor de otros. Ganan su belleza cuando ven la belleza de otros. Y ganan su abundancia cuando no tienen celos de alguien al que le va bien y se regocijan por su buena fortuna. Porque su buena fortuna significa que la buena fortuna de ustedes está a la vuelta de la próxima esquina, del próximo pensamiento.


TAMBIEN USTEDES SERÁN BENDECIDOS CADA MINUTO DE CADA DÍA SI BENDICEN EN SILENCIO A LOS DEMÁS


Cuando ven que otros alrededor están profundamente enamorados, ustedes también tienen la oportunidad de obtener amor. El mundo los refleja. Si están atrayendo a quienes estaban abatidos, tristes y desesperados, observen su propia vibración y cambien su energía. Cambien la forma en la que ven al mundo y se cambiarán a sí mismos. Feliciten a otros por su belleza. Alábenlos por su hermosa energía todos los días. Los habitantes de la Tierra han dejado de felicitarse y honrarse los unos a los otros y eso se ve en el aura de la Tierra.


Ganen el ingreso al reino de la luz al valorar todo en la Tierra. Cuando descartan algo que está viejo y roto y ya no aman más, la energía de la Tierra se contrae de tristeza. Cuando ven algo que alguna vez valoraron y eligen liberarlo con amor, la energía de la Tierra se abre con alegría. Valoren su luz y su vida y la creación monumental que son. No hay otra especie como la suya. Ustedes son una creación singular de la Casa de la Luz. El Creador nunca creó otra especie como la suya. Por eso se les da dominio sobre los ángeles, porque son grandiosos en preparación. Ustedes son grandes en pensamiento y en los deseos del corazón del Creador colocados en una esfera, en una energía y en un cuerpo.


Ustedes también experimentan todo aquello que experimenta la Tierra. Es hora de preparar su corazón para que reciba más amor. Los latidos dentro de su corazón están derribando los muros que los rodean a medida que el sol de la luz proclama para ustedes a través de sus emanaciones solares: Deja que brille mi luz. Los dejo con un amor glorioso, porque ustedes ya están en una luz grandiosa.


CUANDO EL TORBELLINO DEL CAMBIO LLEGA Y AZOTA Y DEFORMA NUESTROS PEINADOS CÓSMICOS

Todos esperamos con corazón agradecido, sabiendo que los vientos del cambio podrían llegar a nuestra calle cualquier día. Está ocurriendo tanto a todo nivel, tanto de uno mismo y el planeta, que no es fácil saber exactamente cómo encararlo o qué tipo de energía enviarle. No sabemos lo que necesita la tierra o el río o el océano; la mayor parte de los días no sabemos qué necesitamos nosotros.


Cada línea de tiempo y situación que interferimos parece tener un sentido de identidad actualizado que brota como las habichuelas mágicas. Simplemente no podemos ver el panorama mayor desde nuestro punto de comprensión. ¿Entramos en el futuro y buscamos la respuesta posible y nos arriesgamos a cambiar el ahora, o permitimos que lo que está ocurriendo continúe? Si hacemos las paces en esta parte del mundo, ¿estallará la guerra en una longitud o latitud paralela?


Veo cómo interferir incluso con la mejor intención desplaza el resultado, pero en realidad nunca lo cambia. Entonces, ¿qué vamos a hacer? ¿Vamos solo a sentarnos a la vera de las autopistas y sendas de nuestra vida mirando por la ventana sin participar? Mientras el tiempo se acelera y la vida se apura, descubrimos que no somos capaces de conservar todo nuestro mundo para nosotros mismos o para alguien más. Las vacaciones pasan inadvertidas, los mails quedan sin respuesta, el texto se disipa como una nube. Nuestras intenciones son buenas pero palabras al viento, ya que apenas podemos estar a la altura de la ocasión para sobrellevar el día sin drama. La sensación de caminar por arenas movedizas al hundirnos más y más en un lugar donde nada importa. Podemos culpar al mes o al alineamiento estelar o a la “bossa nova”, pero todos sabemos que hemos perdido nuestro dinamismo y nuestra ventaja, como una copa de champaña llena de burbujas planas, no estamos alcanzando todo nuestro potencial.

Nos cansamos de esperar que cambie la luz. Rotonda tras rotonda, avanzamos pulgada a pulgada. La luz interior alguna vez brillante busca algo de sombra mientras crece la presión exterior hasta sacar ampollas. Queremos echarle la culpa a alguien o a algo, pero en última instancia sabemos que somos responsables. Los viajes de culpabilidad se arman para escapadas de fin de semana mientras audazmente aprendemos a esquivar.


Dentro del ser humano hay una semilla de esperanza, un diseño divino que es permanente. Una semilla que permanece plantada sin importar cuán malo sea el clima. Una semilla de esperanza que ha permanecido latente durante muchos años. Muchos han visto sus sueños enterrados sin ceremonia. A medida que sus sueños comienzan a marchitarse al mediodía, la luz de la esperanza se opaca.


Nuestros cuerpos patean y gritan y nuestra alma hace piruetas girando sin control mientras las estaciones del tiempo exigen toda nuestra atención. Todas las consideraciones personales quedan a la espera a medida que estas vastas energías entran en nuestro campo de investigación. Pelear o huir galopa por nuestro sistema biológico a medida que las glándulas de adrenalina bombean duro como caballos en una carrera de cuarto de milla. Ingresamos para abordar la raíz del problema ya que lo materialmente invisible nos muele a golpes como niños del vecindario peleando con bolas de nieve, donde no hay intención de herir, pero aun así duele.


Nos sentimos impotentes y desesperanzados a medida que nuestros sueños parecen marchitarse en la vid. Nuestra capacidad para nutrir se ha convertido en supervivencia. ¡Comenzamos a entrar en pánico buscando la salida de emergencia para salir! Todos estos acontecimientos han sido predichos durante años, pero no quisimos oír ni quisimos ver. Ahora nos hallamos en este espacio vacío pidiendo que nos rescate algo o alguien. En este lugar de no ver el mal, de no escuchar el mal, de no hablar del mal, el olor del peligro permanece en el aire. Es hora de mover nuestras cansadas posaderas y defender todo aquello en lo que creemos. No somos de poca luz ni poco corazón. Estamos destinados a marcar la diferencia, sin miedo a las consecuencias. Se nos hace responsables por nuestras acciones o inacciones.

Tenemos el abordaje cuantificado para cambiar los átomos de todo lo que parece quitarnos nuestra libertad de elección. Estamos remando nuestros barcos de madera con esperanzas y sueños astillados. No somos marionetas para que nos cambien las cuerdas sin previo aviso. No somos víctimas ciegas de una estafa, hemos venido a este mundo con los ojos bien abiertos. Tenemos el gran compromiso de mantener lo que vive en nuestro corazón y alma. Este gran juramento proyecta una Luz más grande que cualquier sombra. No son los demás quienes deben decidir nuestro destino. Los cielos nos miran para convertirse en el cambio que buscamos. Cada pensamiento es precioso y cuenta. Recuerden su Juramento del Alma y su promesa.

Un pensamiento, una forma de vida, un sitio Web y un boletín electrónico global
Únanse a nosotros en www.blogtalkradio.com/thequantumawakening
OCTUBRE 2015
Número 200
Creado, canalizado, escrito, publicado y registrado con Amor por Gillian MacBeth-Louthan
Este boletín está guiado por el Espíritu y circula desde 1986 con amor y dedicación a la Luz.
Llega a millones de dedicados Trabajadores de Luz Planetarios. Uno a uno, luz a luz, se alumbra a sí mismo hasta su culminación de ahí en más. Cualquier imperfección ortográfica o gramatical realza su belleza y singularidad.
El Despertar Cuántico es traducido con amor al español por Susy Peralta de Argentina. Gracias, querida dama de luz.
http://www.manantialcaduceo.com.ar/boletin/despertar_cuantico.htm

Gillian MacBeth-Louthan
PO box 217 Dandridge, TN 37725
thequantumawakening@gmail.com
www.TheQuantumAwakening.com
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español  www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
                                                                                                                            




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada