nocopias

viernes, 29 de enero de 2016

El Templo de la Paz: Retiro Etérico del Señor Surya 29Jan 2016



El Templo de la Paz: Retiro Etérico del Señor Surya

Jerarca
Señor Surya.
Ubicación
Cerca de Suva, Islas Fiji.
Historia del Retiro
Cuando el continente Mu estaba en el ápice de sus poderes, los líderes espirituales del momento enfocaron y sostuvieron poderosas corrientes espirituales sobre puntos específicos sobre la superficie del continente. El líder de estos sacerdotes era un individuo de gran Luz y Poder, y su templo estaba ubicado en la montaña que hoy conforma la Isla de la Hermandad de Suva. A este Ser se le conoce como el Señor Surya.
Cuando la discordia de la mayoría de la gente forzó la actividad cataclísmica sobre Mu, los elementos estaban tan incontrolados, y la gente estaba tan afligida, que toda la atención de la Gran Hermandad Blanca de Suva, además de prestar la asistencia requerida en momentos como ése, tuvo que ser concentrada en dar una paz duradera a los pueblos del mundo, a pacificar los elementos y los sentimientos de la gente. Por tanto, un tremendo momentum de paz fue erigido permanentemente en este Retiro de Maestro Ascendido, y hoy en día Suva es uno de los focos más poderosos de esa Paz.
Luego de que el Continente Mu reposara bajo las aguas del Océano Pacífico, al Señor Surya se le otorgó una dispensación, mediante la cual podría mantener una conexión con el escenario mundial más nuevo a través del mantenimiento del santuario isleño de Suva.
La Paz fue (y es) tan poderosamente exteriorizada por la Hermandad de Suva que al adentrarse el gran navegante Magallanes en la gran expansión de agua al otro lado de Suramérica y encontrarla tan serena y tranquila, la llamó el Océano Pacífico (esto es, océano de paz).
Servicio/actividad del Retiro
El Retiro de Suva es un poderoso foco de Paz sostenida para el planeta, Paz ya sea para el cuerpo, mente o alma.
¿Cómo cooperar?
Dicen los Maestros: “…la clave mágica que abre este Retiro de Maestro Ascendido para ustedes es pensar y sentir justo antes de dormirse, “amado Surya, estoy listo para entrar en conciencia a Tu Templo, a fin de bañarme en la paz y en las opulentas ondas de Amor Cósmico que emanan de Tu corazón y retiro. Por favor, vela porque sea llevado allá por uno de Tus mensajeros, y devuélveme sano a casa después de esta visita”.
Al día siguiente, traten de recordar esta experiencia, y piensen y sientan: “YO SOY una presencia comandadora de paz hoy”, actuando como tal cada hora del día en casa, en la oficina, en el santuario – en todas partes.”
Hermandad de Suva
La Hermandad de Suva ha dedicado sus energías vitales a la expansión y dirección del poder y presencia del Puro Amor Divino. Se les conoce como la banda protectora de individuos conscientemente dedicados, y muchas almas excelsas que han desaparecido en la vastedad del Océano Pacífico han sido rescatadas por esta Hermandad, y están siendo ahora preparadas desde dentro de este santuario para servicio en la Nueva Era.
Descripción del Retiro
En el lecho del Océano Pacífico reposa el una vez majestuoso continente de Mu. Sólo los picos de sus más altas montañas, de tiempo en tiempo, sobresalen de las aguas, conformando las islas tropicales de los archipiélagos del Pacífico Sur.
Una de estas islas es el santuario espiritual y foco de un Gran Ser Cósmico, cuyo servicio a la Tierra y a la gente se proyecta hacia atrás al tiempo no registrado.
Olas extremadamente altas hacen invisible a esta isla, excepto cuando los seres inteligentes que allí habitan escogen abrir las puertas de su hogar por un servicio especial. Muchos son los cuentos narrados por gente de mar que, en grandes crisis y situaciones extremas, han visto aparecer repentinamente ante ellos un “isla mística”, la cual les ofrece seguridad y protección de los elementos que parecían estar dispuestos a destruirlos y hacer naufragar su navío.
En apariencia, la isla mística no se diferencia en nada de las bellas islas tropicales de los archipiélagos de Hawaii o Fiji. Cuando los mares montañosos que conforman un anillo impenetrable a su alrededor se aquietan –producto de la voluntad dirigida de la Hermandad- , la isla se ve como una exuberante joya verde, blancas arenas de cuyas playas las separa del profundo azul del mar circundante. El espectacular verdor tropical y follaje es enfatizado por la simetría de las montañas claramente definidas que se estiran cual dedos que señalan, hacia el Dios Sol de los cielos.
Entrar al aura y atmósfera de Suva es encontrarse desconectado – temporalmente – del tirón de los sentidos, y habitar por un tiempo en esta auto-comunión y contemplación tan necesarias para adquirir la Auto-Maestría y logro en el sendero espiritual. Toda la atmósfera de isla exuda una paz extrema, y las tensiones y pugnas que parecen tan importantes a la mente del mundo externo son aquietadas aún antes de que el visitante ponga pie en la playa en sí.
La radiación desde la isla mítica es un poder concentrado de amor, paz tranquilidad y opulencia, y la humanidad de la Tierra que dirija su conciencia y atención a este Retiro y al gran Ser Cósmico, Surya, sentirá un tremendo efecto aquietador en sus cuerpos internos, el cual será igualmente absorbido por sus cuerpos físicos.
El templo está ubicado en una cueva tremenda, bajo una gran montaña. Nadie sabe dónde está la entrada, si bien los chelas fervorosos, dispuestos y merecedores son guiados a ella y no tienen dificultad alguna para entrar, luego que son examinados meticulosamente por los protectores espirituales.
Una vez que entras al templo, ves un palacio de cristal ubicado en lo que parece ser un vasto mar cristalino, y desde el cual emana luz de los siete colores del arco iris. Tan pronto como entras a la montaña, tienes la sensación de estar caminando sobre el agua, hasta que llegas a las amplias escaleras que rodean al palacio. Estas escaleras circulares están hechas de cristal transparente, y debajo de ti ves cascadas de torrentes multicolores de agua. Las escaleras circulares que rodean todo el palacio tienen cuarenta y nueve escalones. El palacio tiene siete pórticos o porches que conducen a los siete Salones de Aprendizaje. El pórtico principal a través del cual tienes que entrar para encontrarte con el Señor Surya, está hacia el Oriente.
Cuando llegas a tu destino, te encuentras afuera con dos guardianes, un caballero y una dama de dos metros de altura. Tienen ellos un glorioso cutis oriental con rostros bien proporcionados y casi cuadrados, cabello castaño y ojos azules. No llevan nada en la cabeza. El caballero lleva su cabello largo hasta los hombros, y la dama largo hasta sus rodillas. Ambos están vestidos con túnicas blancas que emanan una tonalidad opalescente.
Después de que se te permite proceder, asciendes siete peldaños cristalinos adicionales, bajo los cuales sigues viendo los multicolores torrentes de agua. Te encuentras ahora ante una gran puerta de cristal – que se abre automáticamente al detectar tu presencia – sobre la cual ves un gran círculo sobre una cruz, símbolo de este retiro de Maestro Ascendido. No es menester que tengas que preguntar su significado; intuitivamente sabes que significa“aquí la espiritualidad se impone sobre la materialidad”.
Una vez que entras al gran salón cristalino circular, ves, sobre un alto trono dorado, la majestuosa figura del Señor Surya. Es esbelto de forma, si bien tiene una estatura de dos metros. Sus rasgos y cutis son como los de los dos guardianes a la entrada del templo, pero más refinado. Lleva una barba bien recortada. Sus ojos son de color violeta y el cabello que cae hasta sus hombros es dorado. Está vestido con ropajes de un puro color blanco y no lleva prenda alguna.
Sentándote a Sus pies, recibes Su bendición de Paz, llenando tus vehículos internos, tu conciencia, tu aura… hasta convertirte en un sereno, constante y jubiloso foco de Paz sostenida para tus seres queridos y para toda la humanidad.
Tomado de: Diario de “El Puente a la Libertad”, Lady Nada



https://www.facebook.com/Peluquer%C3%ADa-y-est%C3%A9tica-en-CASA-162467393832911/timeline/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada