nocopias

domingo, 31 de enero de 2016

LA FRATERNIDAD ESENIA Por Antonio Cerdan




LA FRATERNIDAD BLANCA  ver aquí


HOY vamos a hablar de la Fraternidad Esenia.
Esta tenía cuatro grados:
ASPIRANTES- TRABAJADOR- TERAPEUTA Y MAESTRO.

Después estaban los Abades o Directores de los Monasterios.

ASPIRANTES. El Aspirante iba cuando habia sido invitado. En aquéllos momentos, solo se acercaban a los esenios aquellos que eran invitados por los terapeutas. Los aspirantes y trabajadores iban, se les instruí, se les orientaba. Estudiaban y trabajaban lo que se les encomendaba.

Y actuaban conforme esa instrucción y educación. Control de la palabra; control de los actos, en su vida diaria.

Qué significaba pertenecer a los esenios?

CONTROL DE LA PALABRA = NO HABLARAS para general mal, para generar nada que uno haga que abandone su camino. HABLARAS para ayudar a tu hermano en su evolución.

CONTROL DE LOS ACTOS (de tu voluntad) = NO ACTUARAS CON VIOLENCIA contra ningún ser humano. Control del pensamiento. Buscaras el entendimiento.

EL SILENCIO INTERIOR que te hará comprender en tu interior cómo debes actuar.

Cada grado tenía su templo y en cada grado había siete subgrados. 7 grados para transformarte en trabajador; 7 grados para transformarte en Terapeuta, 7 grados para transformarte en Maestro.

De esta manera había un recorrido de prueba, de descubrir la misión de cada uno; y en ese tiempo se podia ver cómo cada uno iba comprendiendo y asimilando las Enseñanzas, las pautas de comportamiento; el tiempo preciso y necesario hasta que consiguiera en su pensamiento la calma, la calma en su mente y en sus sentimientos, en la meditación. Y ello para mantener la calma. Para mantener claro- en la meditación- lo que quería hacer en su vida. Era una disciplina. Pensamiento, palabra y actos.

No matarás; no harás ningún daño a otro ser humano; no actuarás con violencia; no despreciarás, no competirás; siempre buscarás una solución, nunca apartarás de su camino a nadie.

Tenéis vosotros esa disciplina interior? Ellos siempre estaban preparados para dar ese salto en su camino.

Rayo Dorado.
Comprender la Ley de Causa y Efecto. Comprender, en su vida, que lo que “se siembre, se recoge”. Comprender en su vida que la luz si se multiplica llega a más personas. Comprender cómo se practica esa Ley de Causa y Efecto. O sea, aprender a sacar la esencia de la vida, lo mejor de la vida.

Vamos a dejarles cinco frases:

       a) LO QUE SIEMBRAS, RECOGES, significa que lo que piensas, lo que hablas y lo que haces atrae a ti las circunstancias y experiencias para que te des cuenta de las actitudes que tú tienes que cambiar en tu vida. No has de tomar todo lo que te llega en la vida como una tortura sino como una oportunidad para crecer y superarte y no te hundas en la desesperación, de sentirte indefenso o débil o culpable. Todo esto significa lo que siembras recoges.

    b) HAZ A LOS DEMAS LO QUE TE GUSTARIA QUE TE HICIERAN. Significa: mira a esa persona en sus circunstancias, piensa en lo que tú harías en esas mismas circunstancias y si comprendes sus circunstancias en la vida, debes de actuar con ella de acuerdo a cómo ella es, aceptando y sintiendo sus propias dificultades. Significa que tienes que comprender al otro tal como tú quieres que te comprendan en tu dificultad, en tus necesidades. Entrar en la comprensión de que eso es superior a sus circunstancias y ver cómo tú actuarías en esas mismas circunstancias, si es que eres un valiente; pero él no es valiente. Cómo puedes tú ayudarle? Con el ejemplo de cómo tú actúas ante lo que se te presenta en la vida.

     c) CUANDO ALGO TE MOLESTA EN LOS DEMAS ES ALGO QUE TE MOLESTA A TI DE TI MISMO. Lo que te molesta de los demás es lo que te molesta de tí mismo. Qué significa esto? Cuando hacen algo los demás que no me gusta o me siento incómodo o me pongo nervioso, no lo soporto….en la verdad hay algo en ti que no soportas de ti mismo, que te molesta, que te pone nervioso. ¿Dónde está? Busca en tu interior. Por lo tanto comienza por conocerte a ti mismo, ser capaz de ser tú mismo, porque –te guste o no te guste- es lo que repugnas de ti mismo pero no eres capaz de reconocerlo. ¿Por qué?
Cada persona, cada acción, cada acto de tu vida, cada pensamiento es una oportunidad para dar lo mejor de nosotros mismos, ofrecer lo mejor de nosotros mismos a los demás.
Si en cada experiencia, cuando las cosas no salen como tu quieres o como te gustaría, que las cosas no salen perfectas, que todos no responden como deberían responder.

En tus actos tú extraes lo mejor de tu felicidad, por aparecer lo mejor en ti y en ellos. De la experiencia que se saca en cada circunstancia, avanzas, al tener circunstancias de pruebas, circunstancias donde aprendes. Extraes lo mejor para fortalecerte o dejarte arrastrar y hundirte en el abismo.

d) EXTRAER DE CADA SITUACION, DE CADA PERSONA, LA LECCION, AQUELLO QUE TE HACE CRECER., AQUELLO QUE TE FORTALECE.

    Tu misión es sembrar, no recoger los frutos. Tu misión es sembrar la Esperanza, sembrar el Ideal, sembrar la Sabiduría, el Amor, el Trabajo. No exigir que los otros cambien y sean lo que tú has sembrado. Tu misión es sembrar pero no recoger los frutos, porque recoger los frutos es misión de cada uno. Tu misión es sembrar con esperanza y esperar con paciencia, regando la planta hasta que el fruto fructifique, porque solamente Dios sabe cuando esa planta florecerá. Tu misión no es pedir que florezca, sino sembrar la semilla.
   
Dios es quien sabe lo que va a pasar y tú debes ayudar en lo que puedas.

e) SI TU SIEMPRE DA SIN ESPERAR RECOMPENSA, NUNCA TE DEFRADURAN LAS PERSONAS. Muchas personas, constantemente están defraudandose, están fallando,  están olvidando,

    Tu misión es sembrar, volver a recordar su misión, con paciencia, volver a sembrar aquello que al final de la semilla. Ellos recogerán los frutos de tu siembra.

Debéis pensar en cómo llegar a multiplicar la luz desde vuestro corazón, a actuar desde el corazón conociendo a cada persona en sus dificultades.


¨       Cuando el terapeuta analizaba a estas personas y si se conocían a sí mismos suficientemente y tenían claro cómo llevar las cosas a la práctica, sólo entonces les pasaban a segundo grado.

El Rayo rosa es el amor, la fraternidad.

Y les preguntaba si había llegado el momento de vivir no sólo para ellos mismos, sino para los demás; si estaban dispuestos a multiplicar no sólo para sí mismos sino para los demás. Si estaban dispuestos a reconocer que los demás también sus hermanos, su responsabilidad. Si estaban dispuestos a comprometerse a que ninguno de sus hermanos pase hambre. Si estaban dispuestos a aportar una parte de su trabajo para que la Comunidad prospere….?

FRATERNIDAD es considerar a todas las personas que son tu Familia, que son parte de tu responsabilidad en la Tierra. No solo tus hijos carnales y tu marido o esposa, sino todos los hermanos de la Fraternidad.

Fraternidad es que juntos todos logramos los objetivos, nos ponemos de acuerdo para cubrir las necesidades físicas, las necesidades terapéuticas, espirituales, de crecimiento, místicas, etc…. Juntos, hablando, para entenderse.

Y cuando esas personas participaban y ejercían su responsabilidad durante un tiempo en la comunidad, el terapeuta consideraba si estaban listos para entrar en la fraternidad.
Esto es un extracto de:
 LOS 7 RAYOS, LOS ESENIOS Y LA INICIACIÓN A LA FRATERNIDAD BLANCA
Continuara...
           
Antonio Cerdan http://shekinahmerkaba.ning.com/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada