nocopias

martes, 7 de marzo de 2017

CANALIZACIÓN DEL YO SOY si no alcanzas la convergencia, te vas para reiniciar otro ciclo.

La imagen puede contener: cielo, crepúsculo y exterior


CANALIZACIÓN DEL YO SOY


Soy tu mismo

Yo soy tu esencia. Tu doble. El que habita contigo y ha existido contigo siempre. El que evoluciono contigo para alcanzar la luz final.

Fui niño contigo varias veces, y debemos mantenernos en la convergencia. No caer en la divergencia. Porque yo te hable del dogma, cuando ya me oías. Esas verdades que sobrepasan las intelectualidades de la mente.

Esa mente que elegiste al elegir esa madre carnal donde anclastede nuevo para volver a este sistema de vida.

Todo lo has venido eligiendo, hasta la última madre, la que te nombro sin vientre de carne. Hay vientre esencial y vientres de carne. En uno despiertas, en el otro trasciendes, para no volver más.

Al ser tú mismo, dudas, al dudar te pierdes por estar sujeto a la mente. Ella está ligada a los sentidos y por ellos, a toda necesidad material.

Un mecanismo perfecto que nos permite crecer vida tras vida, hasta que despiertas y nos encontramos en un mismo propósito. El propósito evolutivo de ser dioses en carne.

Cuesta   creerlo, aceptarlo y hacerlo vida, como sentencio Jesús. Hacerlo saber, ese es el segundo propósito.

Que cada uno despierte dentro del sueño y pueda hablar consigo mismo. Cuando la mente crece, te lo permite. Ella deja hacer el camino cuando aprendió contigo el camino de la entrega, sin depender de los sentidos corporales.

Ellos nos facilitan el camino pero hasta un determinado ciclo, luego eres tu quien debes liberarte de sus ataduras y caminar solo. En el silencio.

El haber meditado la soledad y el silencio, hace el reencuentro.

Las herramientas siempre serán el desprendimiento de todo lo que nos pide el cuerpo físico que te contiene. Pero sin equivocarte.

Mientras vivas para contarlo debes estar satisfecho. Porque la mente hambrienta mata, enferma y pierde a su portador, si no lo advierte.

El hierofante camina integro por el mundo. Sin derrochar la riqueza que tiene, la comparte y la duplica para devolverla.

Eso te enseño tu madre esencial. A ser dios en la tierra. Manteniendo el equilibrio exacto entre jubilo y la alegría, entre el esfuerzo y la salud permanente, entre el gozo y el trabajo constructivo. Consumiendo lo justo, devolviendo lo justo y dando de lo tuyo siempre. Siempre.
 
Hemos compartido cuatro ciclos.

Vienes junto a EL, pero si no alcanzas la convergencia, te vas para reiniciar otro ciclo.

Y así, sucesivamente con tu ser, te llevas del éter, tu mente reciclada o educada para devolverla al núcleo de la gran mente superior.

Cuando decides volver, te dan otra vez una partícula de esa misma mente para re-elaborar otro ser nuevo y así sucesivamente. Por eso no recordamos  y nos valemos del aprendizaje y de los vientres esenciales donde vamos despertando.

Canalizado por    carolina Herrera san luis argentina





https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/

3 comentarios:

  1. Gracias Yo se lo que soy y quién soy Tú y yo estamos juntos eso lo tengo muy presente cómo se también es mi última encarnación Solo quisiera tenerte en forma encarnada y contemplarte como ser humano Muchos comentarios se dicen Que tu estas en un lugar u otro Pero yo solo creo que estas en mi y yo contigo..... Mi alma saluda tu alma que somos una sola... Namaste....

    ResponderEliminar