nocopias

domingo, 18 de octubre de 2015

Carrera a la Iluminación*Dios dijo:



Carrera a la Iluminación


Dios dijo:


Querido, la Iluminación no es una carrera en la cual debes apresurarte intentando llegar primero.

Para alcanzar la Iluminación debes madurar primero en Conciencia, porque aquí está la Esencia, no en la velocidad, ni en las premiaciones acostumbradas de tu realidad.

Amplia la Conciencia para que lo hagas con tus percepciones, de manera que veas el panorama desde un ángulo más afín con la Esencia de tu Ser.

La construcción de una nueva realidad para tu Ser que te establezca en la Ilustración, implica que vivas en tiempo presente, en el aquí y ahora, porque así validaras la ampliación de tus Energías.

Sube despacio cada peldaño de la Escalera de la Ascensión, para que puedas disfrutar del cambio y limpiar con más profundidad todo lo que acumulaste durante tus permanencias en la Tierra.

Para llegar al extremo superior, no necesitas subir corriendo, tampoco podrías hacerlo, porque en el Camino dejarías muchas cosas del ego inconclusas, que te volverán a reaparecer en cuanto intentes fusionarte con tu Alma.

Cuando estés maduro, nada ni nadie podrá detenerte en el alcance de la Iluminación.

Tu Iluminación está asegurada desde antes de nacer, sólo que no tienes toda la palabra.

La Iluminación significa mucho para ti, sin embargo, la Ilustración es simplemente una parte de la vida que vendrá a su debido tiempo.

La Iluminación se parece a una mudanza a un nuevo destino.

Mientras estás en el viejo destino añoras llegar al nuevo, pero cuando te mudas, percibes que aún tienes bastante por hacer para acondicionar la casa nueva.

La Iluminación es un gran logro para tu Ser, pero no es todo o el fin de tu Camino.

La Iluminación no es el final de la línea, sino el comienzo de un nuevo ascenso, en el mientras tanto, seguirás disfrutando de tu existencia, porque después de la Ilustración continuarás viviendo.

De cualquier manera, tú aún estás experimentando la vida en el mundo relativo.

El alcance de la Iluminación no es una experiencia de cuento de hadas, ya que aún no quieres salir de la respiración y te cuesta dar los pasos hacia el arroyo de la Práctica de la Ilustración.

Para ti todavía es un enorme océano que no te animas a atravesar, porque una correa te mantiene sujeto al mundo relativo.

Amados Hijos, podría decirse que aún están fuertemente anclados a las atracciones de la ilusión y la Mátrix, entonces procuren alcanzar la Iluminación sin correr, más bien con pasos de bebé.






Carrera a la Iluminación


Querido, puedes comparar la Ilustración con un coche nuevo.

Al comienzo, cuando lo compras, te resulta maravilloso, destacas su eficacia, potencia y más.

Pero después de un tiempo, el uso y la fuerza de la costumbre, van haciendo que pierda relevancia.

Por lo tanto, te vuelvo a preguntar,

¿Cuál es tu prisa?
¿Por qué no puedes esperar?
¿Qué te impide mantener un ritmo suave?

El alcance de la Verdad de la Ilustración no se mide con términos duales de ahora o nunca, ya que incluirás ambición, un mal que contamina al mundo relativo.

Llegar a la Verdad de la Iluminación no necesita de un cambio atlético en tu existencia para seguir experimentando tu vida en la Tierra.

Con o sin Ilustración tienes que seguir experimentando tu vida.

La Iluminación no es un milagro especial, es simplemente dejar a un costado lo que ensucia tu Camino.

Recuerda que el sueño que experimentas en esta vida, es un milagro en sí mismo.

Toda la vida es un milagro y la Iluminación es sólo una bendición más en tu trayectoria.

Para ser digno no necesitas de la Ilustración.

Entiendo que de forma natural desees avanzar cada vez más, por supuesto que lo obtendrás, pero para ello no tienes que inscribirte en una carrera a una velocidad vertiginosa.

Considera a la Ilustración como un visitante que vendrá a verte.

Este visitante atravesará muchos Universos, múltiples Galaxias y continentes antes de llegar a ti.

Cuando llegará este visitante, nadie lo sabe con exactitud, sin embargo, cada día, está más cerca.

No obstante, no te pongas ansioso, más bien espera con interés a este visitante llamado Ilustración.

Reflexiona que para que sigas experimentando tu vida, no dependes de su llegada.

De un modo u otro, con subidas y descensos, igual estás haciendo progresos en tu Camino, ya que no hay otra manera de ir o de cambiar de dirección.

La vida en la Tierra no se trata de sobresalir, ya que las evaluaciones externas de desempeño no la enriquecen, si lo hace que aumentes tu Luz interior.

La Iluminación no es una cuestión de apariencias, cuando llegas a ella, te das cuenta lo que es.

Ninguna escala puede medir si estás cerca o lejos.

Si has escuchado hablar de los Iluminados, sabrás que ellos se vieron sorprendidos a sí mismos con la llegada de la Ilustración.

Hasta hay historias de réprobos, que fueron Iluminados de repente.

Listo o no, la Ilustración te llegará cuando menos lo esperes.

Amados Hijos, Yo soy la Gracia de su Salvación y el alcance de la Iluminación en sí mismo está bien, pero no necesita de una carrera porque esa no es toda la historia
YO SOY LA HISTORIA COMPLETA.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada