nocopias

domingo, 3 de enero de 2016

EL CLIMA CÓSMICO – RESUMEN DEL 2015 Y PRONÓSTICO PARA EL 2016 Por Rev. Irma Kaye Sawyer 30 de Diciembre 2015





 RESUMEN DEL 2015 Y PRONÓSTICO PARA EL 2016


Recapitulación del 2015

Hice un chiste hace pocas semanas en mi página de Facebook sugiriendo que en respuesta al 2015 comenzáramos el 2016 con una ‘caja de chocolates, unas cuantas lágrimas y unas vacaciones’. Pensé que iba a ser algo simpático pero sucedió que muchas personas comparten mi sentimiento. 

Parece que mucha de la magia y la esperanza que teníamos con respecto al 2015 no se acercó siquiera a lo que imaginábamos. En mi propia vida tuve que enfrentar desafíos a los que llamé ‘Entrenamiento en Habilidades del Jedi’ (n.t. personaje principal de la serie de filmes La Guerras de las Galaxias) y no está lejos de la verdad. 

Se me mostró a mayor profundidad la naturaleza de la energía – tanto la positiva como la negativa. Sin embargo inspiró un nuevo libro ‘El Acuariano Empático Parte 2’. Así que fue el oro proveniente de esa sombra en particular, que también fue un tema recurrente en el colectivo. 

Uno de mis amigos sabios predijo que a pesar de lo difíciles que puedan ser los contornos de este año inusual y enigmático que termina, lo terminaríamos al alza. Yo concuerdo. ¿Por qué? Este año nos ha mostrado muchas cosas: fundamentalmente cuán fuertes podemos ser especialmente cuando nos unimos como una familia de amor. 

Hacen falta tormentas mayores para derribarnos por estos días. No ha sido fácil incrementar en fortaleza y en una mayor percepción, pero la recompensa es grande y continuará dándonos dividendos en el futuro. 

El Segundo Regreso de Saturno en Escorpio: Retos y Regalos

La semana pasada vimos otro paso de Saturno en Escorpio. Muchos de mis amigos astrólogos notaron que a su regreso este llevaba botas de combate listo para la pelea y así lo hizo. Yo tenía un sentimiento a la terminación de ese ciclo de Saturno en particular que veríamos la muerte y las pérdidas de manera diferente y en su gran mayoría, muchos lo hemos hecho. 

La práctica budista de la no permanencia realmente tocó fondo en este año y para muchos, llegó hasta el hueso. 

Esto en combinación con Quirón y Neptuno en Piscis ha incrementado definitivamente la sensibilidad psíquica en el colectivo. Tuve algunas conversaciones interesantes en este año respecto a mis experiencias en el Espíritu con algunas personas desconocidas, lo cual demuestra una mayor apertura a otra realidad después de la transición física como un concepto generalmente aceptado.

Uno de los regalos de este año intenso y de rápido movimiento es una forma rarificada de ‘presencia’. Esto es lo que muchas ‘muertes’ pequeñas y grandes harán por ustedes personal y colectivamente. Es un tipo de presencia que no podía lograrse, pero tenía que nacer. He dicho antes que es asunto de sentir como de que no hay tiempo que perder. 

Antes de la contingencia de la nueva era, esa formulación era más alegórica que literal. Además en el mundo físico el tiempo todavía existe, aunque es un concepto que también está cambiando. 

La muerte no tiene importancia. Solamente me he deslizado a la próxima habitación. Yo soy yo y tú eres tú. Cualquier cosa que fuésemos el uno para el otro, eso todavía lo somos. Llámame por mi viejo nombre familiar. Háblame de la forma fluida que siempre utilizaste. 

No cambies tu tono. No tengas un aire de solemnidad o tristeza. Ríe como siempre lo has hecho con los pequeños chistes que hacíamos. Juega, sonríe, piensa en mí. Ora por mí. Deja que mi nombre siempre sea la palabra que siempre fue en el hogar. Deja que se diga sin ningún efecto. Sin trazas de sombras. 

La vida significa lo que siempre significó. Es lo que siempre fue. Hay una continuidad absolutamente ininterrumpida. ¿Por qué tengo que estar fuera de mí porque esté fuera de tu vista? Estoy esperándote. Durante un intervalo. En algún lugar. Muy cerca. Justo al doblar la esquina. Todo está bien – Henry Scott Holland (1847-1918) 

Rupturas, amores perdidos y recuperados 

Bailé el boogie boggie en el salón, lo bailé en la oscuridad. Te hice sudar, te hice gritar, te hice querer que nunca hubieses sido. Perdí mucho amor contigo. – Jagger/Richards

He sabido de muchas rupturas en este año y no solamente del tipo romántico. Se han disuelto asociaciones profesionales de larga data, han explotado temas familiares y amores perdidos han regresado al ruedo. Venus (recientemente en Escorpio) puede haber estimulado algún comportamiento obsesivo o envidioso en algunos, pero en la parte positiva trajo sanación y negociación donde simplemente no era posible antes. 

Los grandes cambios en esta área pueden estar contribuyendo a la reacción “¿Qué diablos…fue eso?” y al tiempo de integración que se requiere. Esto en mi opinión va aparejado debido al transcurso de un Año Universal “8” que se asocia con magnificación y eso puede incluir al karma.

Mirando hacia adelante al 2016

El 2016 es un Año Universal “9” clásicamente asociado con la compleción, el descanso, y el dolor y desencanto posibles. Es la culminación de todos los números antecedentes que vinieron antes. Es un ‘punto de reinicio’ significativo antes de comenzar un nuevo ciclo “1”. 

Otros aspectos esotéricos del 9 incluyen el humanitarismo y el servicio a todos. Es el lado opuesto del “6” que se asocia con amor y cuidado por la familia y el círculo inmediato para llevarlo a un nivel más universal y a un círculo más amplio. También es sabiduría, logro y la obtención de nuestros objetivos.

El número 9 es interesante también en términos de la cultura popular en canciones como “Cloud 9” por The Temptations y “Number 9 Dream” por Lennon y “Revolution No. 9” atribuido a Lennon/McCartney/Yoko Ono. Se sabe que John Lennon sentía una fascinación personal con el número. También tiene una asociación con cosas de otro mundo, liberación del sufrimiento y una cualidad ensoñadora. 

Quiero decir que amo la vida que vivo. Y voy a vivir la vida que amo. Aquí arriba en la Nube 9, vuelo alto. Temptations.

Se refiere a la novena carta en el Tarot que es “El Ermitaño”. El Ermitaño también se asocia con la búsqueda de la verdad, la luz interior y también la disposición para compartir con los demás el conocimiento adquirido. Él lleva un báculo y una linterna en la forma de una estrella de seis puntas, ambos símbolos del poder y la iniciación. Los signos astrológicos asociados con el 9 y El Ermitaño son Acuario y Virgo. 

El 2016 es un año de giro en pivote en el despliegue de la paz y la abundancia sobre Gaia. Los Trabajadores de la Luz continúan sosteniendo la Luz. Los Trabajadores de la Luz son también Guardianes de la Paz. Ellos no ‘hacen’ la paz per se, sino que anclan aún más la realidad de la paz como un verdadero estado del espíritu. 

Aunque la vibración del Año Universal “9” se asocia con compleción, también crea las condiciones para una vibración y ciclo totalmente nuevos. Ustedes verán como esto se despliega en la segunda mitad del año que comienza con el Portal 8/8 – Los Guardianes, 30/12/15. 

El 2016 es también el Año del Mono de Fuego Rojo en el Calendario Chino. El Año Nuevo Chino comienza el 8/2/16. Incidentalmente, el Mono es el noveno signo en astrología china. Los principales atributos del mono son: ambición, travesura, actividad y aventura. ¿Quizás este sea el año en que tengamos más control de “la mente simiesca”? 

El Ermitaño y el Mono son energías que a primera vista no encajan entre sí, pero al igual que con muchas combinaciones astro cósmicas, tenemos todavía por ver la sinergia que se desarrolle. El Mono también se asocia con cambio y saltos cuánticos. 

Este será definitivamente un año para “continuar avanzando en la acción”, a lo que se han referido los Guardianes en términos de nuestros talentos, dones y ofrendas. Estamos listos para esos nuevos saltos y volteretas y no necesitamos que viejos temores y limitaciones nos retengan ya más.

En los últimos tres años especialmente, se nos han mostrado las limitaciones y la potencia de nuestros propios temores, pensamientos y proyecciones. 

Tenemos un conocimiento creciente de que aunque nuestros propios mundos individuales son importantes para nosotros, nuestra propia contribución al colectivo también se conoce y se comprende. ¿En el 2016 que le traemos a la humanidad en nuestra propia forma única de servicio? 

¡Les deseo a todos un Año Nuevo bendecido y hermoso!

© Irma Kaye Sawyer 2011-2015. http://irmaksawyer.com
Traducción: Fara González Difusión: El Manantial del Caduceo




                

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada