nocopias

miércoles, 6 de enero de 2016

¿Por qué salvo en Egipto, en Latinoamérica y casi la mayoría de las pirámides son truncadas?




¿Por qué salvo en Egipto, en Latinoamérica y casi la mayoría de las pirámides son truncadas? La respuesta reside en el plan de desconexión que debía establecerse en la Tierra para apartarnos de la verdadera Fuente de Luz y Sabiduría Cósmica para sellar la 3ra Dimensión en el planeta. 
Las pirámides que fueron diseñadas con su punta, servían para emitir y recibir información, mientras que las civilizaciones de las truncadas, sólo debían tener acceso a solo parte de esa información.
El Billete de 1 dólar, de alguna manera hace referencia de manera explícita a ésta "decapitación".
La diferencia entre montañas y pirámides reside en que las primeras están conectadas de manera natural entre la verdadera Fuente y la conciencia de la Tierra, mientras que las segundas son un producto tecnológico que ofician de antenas con diferentes fuentes extraterrestres. Podríamos decir que son "montañas" artificiales dentro de lo que es el Blindaje Energético.
Los elefantes de piedra que están diseminados por todo el mundo, son la contrapartida de las pirámides, que hacen de recordatorio de la energía/conciencia de los denominados "ancianos" cósmicos, que custodian celosamente pero desde la neutralidad todo el proceso que se desarrolla en la Tierra.
Pero volviendo a las pirámides, sólo unos pocos iniciados conservaron el verdadero conocimiento y llevaron adelante el plan tridimensional "materialista" mediante un sistema global que se fue construyendo a través de la historia y que finalmente se consolidó en lo que hoy conocemos como Capitalismo. De esa manera el "nuevo orden mundial" quedó establecido.
No hago juicios de valor, solo transmito ésta información que me fue entregada y se las comparto. "Ahora, comienza una etapa en que la conexión vuelve a establecerse lentamente, y lo que se nos ha sido vedado, saldrá a la luz"...
por Daniel Cipolat.
Proyecto de Oruga a Mariposa.



                                                                                                                                                                                

          

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada