nocopias

jueves, 25 de febrero de 2016

Perfección en Colores por el Amado Maestro Saint Germain‏




Perfección en Colores por el Amado Maestro Saint Germain‏
En los quince años que tengo de estar militando en estas “lides” espirituales, uno de los temas de nunca acabar (pareciera) es el de los COLORES, de si es “bueno” o “malo” vestirse de tal o cual color. Resalta en particular la insistencia de algunos buscadores de la Luz, en cuanto a descartar el uso del color NEGRO (“oye, pero si los curas se visten de negro, eso no puede ser TAN malo”), y en menor grado, del ROJO (“oye, pero si en la cultura milenaria china se usa profusamente el rojo…”). A ver si después de este comprehensivo tratado que, al respecto, nos ofrece el amado Maestro Ascendido SAINT GERMAIN.
(tomado de “La Voz del YO SOY”, volumen II)
Comentario de Jorge A. Carrizo –
 http://www.serapisbey.com

En esta explicación de los colores y su efecto sobre la Vida, la salud y el suministro del individuo, afirmamos la Ley de los Maestros Ascendidos desde el punto de vista de la energía y la vibración. De esto nadie puede escapar, y para nada importa lo que alguien pueda opinar, la gran Ley Eterna de la Energía y la Vibración no cambia para acomodarse a las teorías de intelectos humanos que sólo cuentan con información parcial.
Los Grandes Maestros Ascendidos conocen esta Magna Ley de la Energía y la Vibración en Su totalidad y, por consiguiente, Ellos constituyen la única autoridad concerniente a Su Magna operación por todo el Universo.
Cada color constituye una tasa especial de vibración que es su cualidad. En argot eléctrico, cada color es una frecuencia especial que es la manifestación de una forma definitiva y cualidad.
Es sólo en las octavas inferiores de vibración que la discordia puede registrarse, porque cuando se alcanza cierta frecuencia, todo se convierte en PERFECCIÓN. Dicho de otra manera, cuando la tasa de vibración alcanza la Octava de Vida de los Maestros Ascendidos, se torna tan rápida que únicamente la Perfección puede existir en ella.
Cada tasa tiene un efecto especial sobre los cuerpos mental, emocional y físico del individuo, sobre su bolsillo y sobre su mundo en general. Es la comprensión de esto lo que la humanidad necesita tener, a fin de corregir condiciones destructivas y alcanzar la Perfección.
Rojo y negro
Nadie en este planeta puede esperar tener Salud, Prosperidad, Protección o Felicidad en tanto INSISTA en vestirse de negro o de rojo, o rodearse a sí mismo con esos colores. No hay absolutamente ninguna vibración de Vida, salud ni prosperidad en el negro, ya que es la ausencia de toda Vida. Cuando los Maestros Ascendidos hacen esta afirmación, la gente a menudo dice: “Bueno, y, ¿qué me dices de la oscuridad de la noche que la naturaleza nos da para dormir?” La verdadera VERDAD es que la vibración de color propiamente dicha de las horas nocturnas no es negro, sino AZUL OSCURO, la cual es una vibración energizadora. Muchos cuestionan el rojo en nuestra bandera. Eso simboliza la sangre derramada por los primeros patriotas por la Liberación de América, y cuando la discordia en nuestra Tierra sea consumida, será reemplazada por el Dorado a medida que la Edad Dorada vaya asumiendo el Pleno Dominio.
Radiación de impureza
El rojo de este planeta no tiene en sí nada constructivo para nuestra humanidad, ya que la vibración de color en su totalidad para los seres humanos en esta Tierra es el DORADO. Estas no son palabras de los Mensajeros. Son las palabras y la Ley de la Gran Hueste de Maestros Ascendidos. Todo rojo en este planeta es un registro de impureza, y cuando esa impureza es eliminada, el color instantáneamente se convierte en Dorado.
Cualquiera puede comprobar esto. Cuando el fuego está ardiendo, el color de la llama indica la cantidad de impureza en la sustancia que está ardiendo. Por ejemplo, cuando se tiran hojas y desecho de la naturaleza al fuego, la llama se torna dorada, excepto cuando han sido contaminadas por las impurezas impuestas sobre ellas por la discordia de seres humanos. El rojo en todo fuego físico es la impureza siendo consumida.
Sangre y destrucción
Esto también se aplica al torrente sanguíneo del individuo, ya que allí donde el torrente sanguíneo del cuerpo es rojo, en el caso de los cuerpos de un Maestro Ascendido, el torrente sanguíneo es una Luz Líquida Dorada. La única diferencia entre el ser no-ascendido y el Maestro Ascendido es el nivel de impureza en la estructura de carne y en los cuerpos mental y emocional del individuo.
Observen cómo siempre se utiliza el color rojo en el mundo externo para indicar destrucción. Aún en el uso de los semáforos y señales de peligro, el rojo siempre significa destrucción -tanto física como moral. Es imperativo que la humanidad comprenda esto, a fin de cesar el uso de esa tasa vibratoria que destruye todo lo que realmente está tratando de lograr.
Absorción Visual
Especialmente los estudiantes deberían comprender que sea cual fuere el color con que se rodeen, estarán absorbiéndolo en sus mentes, sentimientos, cuerpos y mundos. Esto significa que el individuo es MAESTRO DE TODO, de toda condición que contacte, si comprende esta Ley y la obedece.
Todo el mundo absorbe a través de los ojos la cualidad de cada color que contempla, y a través de sus ojos esa cualidad es registrada en su carne. Esto es muy evidente cuando uno ondea una bandera roja a un toro -como lo hace el torero- para estimular todas las cualidades destructivas en el animal. Al ser esto verdad en un animal burdo, imagínense cuánto más se aplica al ser humano sensible en todas sus actividades diarias. Esta es la razón de que los bebés y niños pequeños lloren cuando adultos vestidos de negro o rojo tratan de cargarlos. Los niños son infinitamente más sensibles que los adultos, y sienten las cualidades en el color mucho más agudamente que sus mayores.
Rayos infrarrojos para la sanación
Uno de los efectos más desastrosos de los colores está en el uso de los rayos infrarrojos para la susodicha sanación. A veces aplaca el dolor temporalmente, pero si quienes lo utilizan pudieran ver lo que queda registrado en el cuerpo emocional del individuo (o se adhiere al mismo), lo cual tendrían que manejar días o semanas después, nunca lo usarían una segunda vez, ni le darían una segunda mirada a las formas malignas que esto crea. La Ley es la Ley, gente querida de la Tierra, y nadie escapa jamás de esta Magna Ley de Energía y Vibración.
Ciertas ratas de vibración crean un sentimiento de alivio en el individuo, y otras crean lo opuesto. De allí que sea evidente que si uno desea Perfección, Confort, Felicidad, Prosperidad, etc., definitivamente tiene que determinar y controlar las ratas de vibración que fluyen a través de su mente, de su cuerpo y de su mundo. La elección de color con el que se rodeará, es una de las maneras más poderosas y sencillas de hacer esto, y cualquiera puede comprobarlo por cuenta propia.
Sensaciones corporales
En tanto que los seres humanos mantengan su atención sobre las sensaciones corporales y las ansíen, por más que se trate meramente de un compañerismo mental, en esa misma medida permanecerán sometidos a la esclavitud del miedo, de la duda, de la carencia, del sufrimiento y de las tragedias de toda descripción. Todo aquel que desee liberarse de esos canales de sufrimiento, TENDRÁ que elevar la mirada a su “Magna Presencia YO SOY” e, invocándola a la acción para que asuma el mando y control total de las actividades, y le dé OBEDIENCIA INCONDICIONAL. Esto le permitirá a la Presencia expandir la plena Maestría y Perfección a través de la personalidad humana y, así, el individuo alcanzará la Ascensión.
La Fuente de la propia Vida de cada quien TIENE que ser puesta antes de la gratificación de los deseos del cuerpo, si es que alguna vez habrán de ser liberados permanentemente del sufrimiento. La condición es la misma que si un individuo construyera, terminara y amoblara un bello hogar para un ser querido. Si la persona que ocupara la casa se absorbiera tanto en el cuidado y adoración de la misma, hasta el grado en que olvidara dar reconocimiento alguno al Dador y Suplidor del hogar, el Dador ciertamente se retiraría y todo colapsaría en ruinas.
Así es y así ha sido a lo largo de las centurias con toda la humanidad. Los seres humanos de tal manera se han ocupado de las sensaciones del cuerpo físico y sus exigencias, y han olvidado por completo su Fuente, el propósito y el objetivo de la Vida. Han olvidado lo que ellos mismos han decretado para esta vida física. Por consiguiente, todas las experiencias discordantes no son más que nalgadas constantes para despertar la conciencia intelectual humana a obedecer al corazón para la realización del Plan de Vida, el cual todo aquel que encarna en este mundo ha escogido realizar.
Más del setenta y cinco por ciento (75%) de la Energía Vital del individuo promedio está ubicada en el cuerpo emocional o de sentimientos. En tanto que TODO eso no se rinda al manejo del Cuerpo Electrónico -que es Su Fuente y el Dueño de toda energía- seguirán dándose las limitaciones y el sufrimiento porque la Ley de la Vida no está siendo obedecida. La Ley de la Vida por doquier en todo el Universo, es la de regresar a la Fuente de nuestro Ser, la Perfección siempre en Expansión desde el interior del Centro-Corazón de la Vida. Esto entraña el control total de toda la Energía Vital en todo momento, ya que sólo así y entonces la Perfección puede pasar.
Por tanto, el deber de todo Estudiante del “YO SOY” consiste en vivir en tan íntimo compañerismo con la Presencia, que toda actividad externa sea la Expansión de Su Perfección. En la medida en que a esto se le permita tener lugar, el cuerpo automáticamente se tornará Purificado, Luminoso y Libre de discordia. De allí que Ascienda a la Plena Maestría, y que el Plan Divino de Vida sea realizado para la eterna alegría siempre en Expansión del propio individuo, y la bendición de todo lo demás en el Universo.
Tomado de: universoesarmoniaituzaingo.blogspot.com

 Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada