nocopias

sábado, 30 de abril de 2016

Los Ángeles–Tienen el poder de la creación detrás de ustedes, solo necesitan mantenerse firmes-vía Ann Albers 16-04-16





Los Ángeles–Tienen el poder de la creación detrás de ustedes, solo necesitan mantenerse firmes 

Mis queridos amigos, los amamos muchísimo.
Hagan una respiración aquí y ahora. Háganle a su corazón de de corazones una simple pregunta, ¿Qué es lo que desearía más ahora mismo? Esperen a ver, oír, sentir o saber la respuesta.
Puede que sea tan simple como necesitar un abrazo, necesitar un vaso de agua y necesitar paz y confort. Puede que sea tan grande como desear poder restructurar toda su vida. Cualquier cosa que sea, permítanlo ser. Digan Sí. “Sí, querida Fuente Divina, veo lo que has plantado en mi corazón. Confiaré que esto es lo que Tú deseas para mí también. Me comprometo a esto. Viviré en alegre expectativa que en el tiempo correcto y de la manera correcta esto vendrá a mi vida. ¿Cuál es el siguiente paso?”

Entonces comprométanse. Comprométanse con ustedes mismos, su corazón, sus sueños. Háganse la promesa de si ven o no la evidencia en su vida, creerán en el sueño. Recuérdense ya sea si saben o no cómo crear esto, Dios sí lo sabe. Prométanse que si alguien más a su alrededor duda que los deseos de su corazón se vuelvan realidad, calladamente mantendrán la fe.
Compromiso, queridos amigos, es una elección deliberada para dirigir las energías de su mente, cuerpo y alma todo en una dirección. Compromiso es como tomar una manguera del jardín y regar una sola planta en vez de permitir que la manguera se agite y riegue al azar. El compromiso del que hablamos no requiere que forcejeen, que piensen de más los asuntos o que se presionen ustedes mismos. Simplemente requiere la decisión para encargarse de su mente y solo tener pensamientos consistentes con su sueño. Es la decisión de amarse a sí mismos con todas las emociones que surjan, mientras se aseguran a sí mismos gentilmente que ustedes son amados.
Comprométanse con ustedes mismos, queridos, como desean que el universo se comprometa con ustedes ya que en verdad ustedes son los que tienen que decidir de qué clase y cuánta energía se dirige hacia los deseos de su corazón. Una mente y corazón callados, comprometidos, confiados son mucho más poderosos que empujarse a sí mismos hacia acciones intensas y basadas en el miedo. Tienen el poder de la creación detrás de ustedes, solo necesitan mantenerse firmes.
Dios los Bendice. Los amamos muchísimo.
Los Ángeles.


Mensaje de Ann
Hola a todos.
Los ángeles han estado trabajando conmigo mucho con el tema del compromiso con mis deseos. Como resultado, las manifestaciones vienen rápidamente. Hace unas semanas, quería una pieza de equipo para asegurarme de continuar sirviendo en la forma que yo disfruto. Los ángeles me dijeron que me comprometiera a tenerla de una forma costeable. Lo hice. La urgencia de ven en línea llegó al siguiente día y entonces encontré una usada pero en buenas condiciones. La compre confiada con un dinero que había separado para algo más. Mi reembolso de impuestos llegó al siguiente día y aparentemente no debía tanto como pensaba. Había ahorrado la cantidad exacta que necesitaba.
El lunes pasado estaba limpiando la casa y pensaba en otras cosas que estaba manifestando. Al querer quitar el polvo de una repisa muy alta de un librero, tuve un momento de titubeo en mi compromiso – solo una duda sencilla. En ese PRECISO instante, una esfera de cristal pesada rodó por la repisa del librero, junto con su base de cristal y cayó en mi frente, justo arriba de mi ojo. Mi cabeza se sintió como si me hubiera golpeado con un martillo. Vi lucecitas en mi visión y sentí dolor en mi estómago. Sabía que me había causado una concusión. “Lo tengo”, dije al universo. “¡Recibí el mensaje! ¡No más dudas! ¡Ay! ¡No hice esto! Borro sus efectos. Ya aprendí. ¡Auxilio! ¡Ay!”
Querido Dios, esto fue tan feo como el dos por cuatro del cual nos burlamos cuando necesitamos recibir una lección.
Lección aprendida, sabía que era imperativo no flagelarme. Tomé algo de hielo y me senté a orar. Los ángeles vinieron rápidamente. “Quieta, quita, no te muevas”. Hablaban en serio. Los sentí a mí alrededor. Después de un tiempo, el dolor de estómago se me quito y las lucecitas se apagaron pero incluso el movimiento más leve se sentía como clavos golpeando mi cabeza, como un relámpago cayendo en mi cerebro. De repente hablaron de nuevo. “Ve al espejo y mírate de nuevo ahora”. Así que con un paquete de hielo y una toalla, luciendo como un turbante, me mire. Mi ojo apenas se asomaba por debajo de la toalla. Me pregunté por un momento si la luz podría encenderse ya que sentía mucho dolor pero rápidamente se me recordó que el Dolor es la ilusión, el Amor es la verdad.
De repente, la luz se encendió sola. Sentí un calor suave fluyendo por mí. Sentí el golpeteo del relámpago irse. “Siéntate ahora, Ann. Observa algo calmado y sigue con el hielo”, los ángeles seguían hablándome constantemente pero con más gentileza ahora. Vi algunos videos tranquilos y me quede sentada calmada. Sin razón, me enfoqué en el hecho de que no me había lastimado en absoluto. Aun me dolía, aún tenía un chichón en la cabeza pero algo en mi estaba convencido o quizá comprometido al hecho de que no me había lastimado. No tuve dudas. Sentí el Amor que quería que me sintiera bien.
Los ángeles me aconsejaron que durmiera sentada esa noche y me despertara cada dos horas solo para que las señales eléctricas siguieran en mi cerebro. A la mitad de la noche, aunque el área aún estaba muy sensible, sabía que se había ido. No me lastimé. Tuve un poco de dolor un corto tiempo pero la lección la había aprendido y no había un daño terrible.
Fue una gran historia de introducción antes de pararme ante la cámara al día siguiente.
¿Me habría visto aun si me hubiera lastimado? Sí. Estaba comprometida. De alguna forma ese compromiso de estar en la luz y el amor más grande que cualquier dolor, ayudó a sanarme de lo que había sido un problema real. Doy gracias nuevamente…
Así que cada vez que titubeen al pensar que pueden tener sus sueños, recuérdenme a mí y a mi gran golpe en la cabeza y recuérdense a ustedes mismos que no necesitan esos recordatorios tan dramáticos. Hay un amor mucho más grande de lo que pudiéramos imaginar. Y quiere que vivan una asombrosa, saludable y feliz vida. Digan sí y dejen que cada pensamiento refleje una fe en esa verdad.
Los amo a todos.
Ann.
@Ann Albers. Todos los derechos reservados. www.visionsofheaven.com

Traducción: Gustavo T

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada