nocopias

miércoles, 3 de febrero de 2016

Kryon* Suposiciones -Canalización de Kryon por Lee Carroll en San Antonio, Texas, el 24 de enero de 2016






Suposiciones
Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético
Una vez más debe haber un tiempo de adaptación.  Es una adaptación en la realidad, en el discernimiento, en el paradigma. Incluso para aquellos de ustedes muy despiertos y conscientes, sigue siendo un hombre en una silla.  La voz es la misma que un momento atrás, pero algunos pueden discernir que la energía no es la misma. Mi socio sabe que una energía benévola y compasiva lo invade diciendo, Es hora de irse. Y él lo hace.  Se aparta de una manera muy difícil de describir, pero no está sentado aquí, no realmente. Despeja el camino; no para una posesión, sino para una asociación.  Solía trabajar en eso, trabajaba demasiado duro - y luego aprendió a soltar.  En el punto en que se dejó llevar, empezaron a fluir los mensajes.
 Así es con todo el humanismo.  Hoy y ayer, él habló sobre cómo usó la sincronicidad para guiar su vida, en lugar de la lógica.  Aquí está el ingeniero, diciéndoles que no usen la lógica.  Realmente es una combinación, ¿no? Es la lógica de la supervivencia basada en el sentido común espiritual  y la lógica espiritual que dice: El Espíritu conoce la visión general y tú no; por lo tanto, si puedes confiar en el Espíritu recibirás una visión general que nunca conseguirías por sí mismo.  Entonces, en lugar de ir por aquello que conoces, vas por lo que no conoces, que está disponible; eso es sincronicidad.  Lo sabes, es visitar un área que todos tienen, pero a la que es difícil llegar, realmente difícil.  Hay que salir de aquello con lo que estás cómodo y que da comodidad.
El tiempo de adaptación ha terminado. Algunos de ustedes lo sienten. Quiero que se queden sentados un momento y respiren.
 Aquí va la pregunta:  ¿Puede ser verdad esto?  Ahora mismo, no son mensajes de un hombre, sino que hay un Creador benevolente del que tú eres parte, y por un momento ese Creador va a hablarte en tu idioma, el que tú entiendes, de una manera que crea una energía más grande que solo palabras.  Algunos de ustedes están sintiéndolo.
Estos mensajes no son informativos; son mensajes meditativos, porque puedo sentarme y simplemente amarlos.  Sí, hay algunos escuchando, sí, hay algunos en un plano totalmente diferente al de ustedes, con una actitud diferente a la de ustedes, un paradigma, y en un momento posterior escucharán lo que ustedes llaman una grabación.  Lo recibirán también, porque el Espíritu es así; atemporal.  Si les digo que el Espíritu conoce los potenciales de quienes oirán esto, ¿les resultaría demasiado extraño?  El Espíritu conoce los potenciales de quién está en problemas en este momento.  Días después, se sentarán a escuchar esto y sentirán el amor de Dios.  ¿Es demasiado extraño?  Y si les digo que así es, ¿comprenderían cuán cerca del Espíritu están en este momento, cuánto le importan? 
Existe un proceso del que deben tomar conciencia.  Una y otra vez les dijimos que el ser humano que simplemente se sienta a esperar a Dios, va esperar sentado largo tiempo.  Puedes estar conciente del Espíritu, de la Gran Fuente Central, puedes ser realmente creyente.  Puede que seas un alma antigua que dice, Sí, lo siento, lo sé.  Y puedes estar frustrado porque no pasa nada.  Y yo te digo, como lo hemos dicho ya, tú tienes que tomar el picaporte y abrir la puerta antes que pueda pasar algo. Se requiere que lo pidas con algo más que tu voz; debes creerlo.  Mejor estar en un lugar, incluso de rodillas, tal vez en un lugar que dice Querido Espíritu, dime qué es lo que necesito saber, porque esto tiene que cambiar, porque estoy frustrado.  Y entonces comenzará.
Algunos dicen: Bueno, ya hice eso, pero todavía es un misterio.  Oh, es un misterio porque abres una puerta a un lugar que no conoces. El paradigma es distinto cuando abres la puerta a donde vas.  Debes dejar de lado la expectativa, debes deshacerte de la lógica, tendrás que estar cómodo con abrir la puerta, pasar dentro y decir: Aquí es donde pertenezco, no entiendo nada de esto, pero  ¡vaya, qué bien se siente! (se ríe).
Queridos, ustedes son más que observados; caminamos con ustedes todo el tiempo pero, en el momento que ustedes dicen: Estoy listo, paso por la puerta  comienza una asociación que no estuvo allí antes. Eso se llama libre albedrío.
Es interesante que en esta nueva energía más personas empiezan a mirar a su alrededor. Hay más personas que no entienden que no saben, y vienen a un lugar como este para oírme.  Eso crea entonces una energía, no necesariamente de entender de qué se trata, sino una energía que dice: Finalmente, sé que puedo abrir la puerta.  Y puede que eso sea todo lo que se lleven - y eso es todo lo que necesitan.
Pero quiero ir más allá de abrir la puerta. Verán: en esta energía hay más - mucho más. Voy a usar una metáfora, una historia.  Un hombre carente de vista abre la puerta del frente y entra.  No ve nada; pero sabe que está en un lugar especial.  Hace lo que haría una persona sin vista: explora, lentamente, cuidadosamente.  Aquí está la puerta, aquí hay una ventana.  Esto es un lugar de salida si lo necesito. Contaré los pasos, escucharé cómo suenan.  Encontraré la cocina, para el alimento.  Exploraré y encontraré todas las cosas que necesito para sobrevivir, de a una por vez.
Una vez que lo ha hecho dice, Ahora es tiempo de vivir aquí. He abierto la puerta; estoy en el cuarto. No sé qué esperar; se siente bien.  Encontré la cocina. (se ríe)  Encontré el dormitorio, ya tengo todo lo que necesito.  Y se sienta y vive allí, por un mes, por un año.
Va a muchas reuniones y habla sobre su experiencia con el Espíritu. Dice, Estoy adentro; conozco a Dios; soy un alma antigua; me siento bien, veo cambios en mi vida.
Pero hay más.  Empieza a oir hablar de cosas que son nuevas herramientas y dice: Exploré cada rinconcito del lugar, todos los cuartos, y no encontré ninguna herramienta.  Hay un poco de frustración en este hombre sin vista: ¡Quiero más!  ¡Sé que hay más!”  Va a otra reunión;  hay más, ve a descubrirlo.  Busca otra vez; no encuentra nada más que lo que ya encontró antes.
Y luego lo visita una persona que tiene vista.  Una persona que puede ver mejor, porque esta persona está enterada de cosas que él no.  Y charlan, y el hombre sin vista le dice al que ve: He buscado por todas partes; ¿puedes ayudarme a encontrar algo que me he pasado por alto?”  La persona sin vista ruega: “¿Qué es lo que he pasado por alto?”
Y el que puede ver, mira al otro lado de la habitación y dice: “¿En algún momento encontraste el ascensor?”  Él contesta: ¡Pensé que era una ventana! ¿Dónde está el ascensor?”  Y el que puede ver dice; “¿No sabías? Has entrado en un edificio de 80 pisos.  Y has pasado tu vida en una habitación. (se ríe)
Cuando está solo, presiona el botón y el ascensor se abre, y ese es el comienzo de una personalidad ascendida. ¡Hay tanto para explorar!
¿Qué le impidió encontrar el ascensor?  En primer lugar, él no sabía que estaba allí; no sabía que había un ascensor, de modo que todo lo que tocaba y percibía, él se hacía una idea de lo que debía ser.  El ascensor le pareció una ventana, para un cerebro que no podía ver, una ventana que no podía abrir, porque su cerebro esperaba una ventana. ¿Me están entendiendo?
¿Qué es lo que ustedes no esperan?  ¿Qué es lo que no conocen, o que tal vez han decidido que está o no está allí?  Quiero decirle a cada uno de ustedes: el amor de Dios no se limita a la habitación única en la que viven.   Esto es una metáfora: ¿qué aspecto tiene tu habitación, oh, tú, que no tienes vista?  Porque no tienes clarividencia, porque no tienes el poder intuitivo, tiendes a decidir con tu mente qué hay allí y qué no hay.
Existen respuestas y soluciones para cada uno de los problemas que has traído aquí.  Tienen tu nombre en ellas; algunas están en el segundo piso, o en el tercero, o el cuarto.  Quiero que te vayas de este lugar y sepas que existe un ascensor.  Por supuesto es una metáfora; sabes exactamente a qué me refiero. ¿Qué es lo que no hiciste, en qué no pensaste?  ¿Qué crees que no puedes hacer?
¿Sabían que ustedes están sentados en las merkabas de los demás?  ¿Sabían esto? La merkaba es el campo sagrado del ser humano, de 26 pies de ancho, 8 metros.  Significa que cada uno de ustedes está sentado en la merkaba de otro, tal vez se superponen dos, tres, cuatro, cinco personas. Quiero preguntarles: ¿Alguna vez lo pensaron?  Y si lo hicieron, ¿Qué es eso?  ¿Tiene algún significado?  Cuando estás solo, no estás sentado allí; cuando estás con otras almas antiguas, ¿estás consciente del ascensor? ¿Sabías que una consciencia colectiva es muy poderosa?  ¿Sabías que un akash colectivo puede ser un paradigma que nunca antes consideraste?  ¿Qué pueden hacer, como grupo de mentes afines, cuando todos esos campos sagrados de energía se entremezclan juntos y son una sola cosa?  ¿Sabías que podrían incluso cambiar el clima?  ¿Sabes cuán grande eres?  Pero te sientes solo, ¿no?  Debido al sesgo singular de la humanidad, todos están solos;  cada uno tiene un nombre, un cuerpo, va solo de un lugar a otro, eso piensan. Y no. ¡No! no piensan. (se ríe)
 Quiero que salgas de esa caja de singularidad. El edificio en que vives es mucho más grande que lo que crees. Sí, hay un ascensor.  Cuando te sientas al lado de otra alma antigua en una reunión como esta, allí hay mucho que no tomas en cuenta.  Básicamente, como singularidad, miras al otro y dices, Ajá, ¿cómo estás?”  Y nada más. No entiendes que hay una conexión con una asombrosa cantidad de poder. Y el poder es poder benévolo y compasivo.  Lo que pueden hacer cuando se juntan es exponencial.
¿Sabías?  Los antiguos conocían esto. Cuando hacían sus reuniones y se juntaban, sabían esto. Lo esperaban, lo hacían trabajar para ellos. Cuando no tenían alimento, se reunían y lo creaban, y los animales acudían a ellos. ¿Qué te parece?
Hay algunas historias que te preguntarías si se pueden creer; los indígenas se juntaban, conociendo que el poder que tenían podía cambiar a Gaia; tenían control literal sobre la naturaleza, ciertas partes de ella. Y se sentaban allí inmóviles, entremezclados o entramados, como quieras llamarlo,  ¡no había un nombre! Y creaban algo, y esperaban y esperaban, y el búfalo acudía a su presencia, se echaba y entregaba su vida allí mismo frente a ellos. Y el festín duraba una semana. ¿Cómo explicar eso?  Es el poder de la consciencia humana, aliándose con la naturaleza que está de tu lado, una benevolencia que está de tu lado, desde la Fuente Creadora que está de tu lado.
¡No te atrevas a irte de aquí y pensar que estás solo! ¡O que a nadie le importas!  Hay un entorno que sale contigo - ¡pero está en el segundo piso! (se ríe).  Quiero que encuentres el ascensor. Una metáfora: que aquí hay más que lo que piensas, mucho más que lo que crees. Alma antigua, esto es lo que habías esperado.  Algunos de ustedes están aquí para eso.
Todo lo que estamos diciendo es que hay más para cada uno de ustedes que lo que jamás consideraron, y es mucho, mucho más que lo que le hayan enseñado hoy.  Hay cosas para explorar, metafísicamente, esotéricamente, espiritualmente, dentro de ustedes, que van a abrir ampliamente todo para ustedes.
Años atrás, el ingeniero, el que se sienta frente a ustedes, se sentó en la silla y tuvo curiosidad. ¿Quién era Kryon? ¿Qué era Kryon?  ¿Haría daño? (se ríe)  ¿Sería malo?  Una pregunta justa,  ¿no?  ¿Sería algo que pudiera dominar su mente y arruinar su vida? Una pregunta de miedo, ¿no?  Todo basado en el miedo. (se ríe)  Algunos que escuchan esto se hacen las mismas preguntas y tienen esos paradigmas que se les ocurren, y tienen miedo. ¿Qué pasará, hará daño?  ¿Estará bien?
El Creador que está en ti y es parte de ti es benévolo, lleno de compasión y amor; no va a hacerte daño. A mi socio le llevó largo tiempo darse cuenta de que cada vez que se sentaba en la silla, lo que sentía era amor, porque no estaba acostumbrado a eso; era inquietante. Su prejuicio solía ser un obstáculo. ¿Era correcto, no era correcto?  Una y otra vez, todo lo que hicimos fue darle amor. Entonces llegó un día en que él supo que todo estaba bien; encontró el ascensor.
Eso es lo que te decimos; no para que canalices, sino para que tu Yo Superior se pueda encontrar regularmente  contigo, y puedas empezar un viaje que realmente no iniciaste aún. Realmente no todavía.  Te dará paz con respecto al mayor problema que crees tener. Puede que no lo resuelvas mañana, ni al día siguiente, ni en un mes, pero tendrás la capacidad de respirar porque sabes que está en tu futuro, ¡está llegando!  Relájate; es parte de ti, y cuando el ciclo esté en el punto correcto, estará allí.
El Espíritu no juzga al espíritu; el Creador del Universo tiene un asiento dentro de ti, siempre serás y siempre fuiste. La muerte es una ocurrencia humana, no espiritual. El alma es para siempre, siempre fue, siempre será. (... tu nombre va aquí) vivirá por siempre. (... tu nombre va aquí) siempre ha sido. Aquello que consideras muy sagrado, que es el centro de ti, el mismo proceso de pensamiento que está vivo en ti, que lleva tu nombre, al que conocemos, es para siempre, nunca morirás. No esa parte. Siempre estarás consciente - incluso cuando dejes este planeta - del amor de Dios.
Ese es el mensaje. Es un buen mensaje, ¿no?  Lleno de promesa, de belleza - si lo quieres.  Libre opción.
Descubre el ascensor (se ríe).
Y así es.
Kryon
Desgrabación y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar




                                                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada