nocopias

sábado, 6 de febrero de 2016

Canalización del Maestro Jesús*Proyecto Conciencia Solar, primera meditación mensual: La conciencia elemental por KAI 03Feb 2016




Proyecto Conciencia Solar, primera meditación mensual: La conciencia elemental 
Canalización del Maestro Jesús

Una vez más esta puerta se abre, de manera que podamos encontrarnos en un espacio de conexión y contención; dentro del cual nuestros corazones puedan unificarse y vibrar en una misma sintonía. Somos uno en este espacio. Somos uno en el corazón de la Fuente, de donde todo proviene.
Este espacio al que llamamos Proyecto Conciencia Solar, nace como un llamado de la Conciencia Elemental de la Tierra, con el propósito de generar un encuentro en el cual los Seres Humanos puedan sentir y formar parte de los procesos de la Tierra, con una mayor consciencia. Comprendiendo que no le corresponde al ser humano detener ni cambiar lo que la Tierra por sí misma está generando.
Ciertamente muchos movimientos están ocurriendo, las capas tectónicas se están ajustando, mientras que el cinturón de fuego planetario en su intensa actividad, está generando erupciones en la mayor parte de los volcanes que lo componen. Intenso frio, lluvias y marejadas en distintos lugares del Planeta, nos muestran que algo fuera de lo común esta ocurriendo. Sin embargo, ninguno de eso eventos se debe de ninguna manera al enojo o furia por parte de los Elementales de la Tierra. De manera que no es necesario que continúen sosteniendo esa conciencia de lucha o de protección con la que suelen reaccionar ante los eventos de la Tierra.
Es necesario apoyar y sostener lo que al Ser Humano le corresponde sostener, procurando abrir la conexión con el corazón de la Madre Tierra y la Conciencia Elemental, ya que esto les brindara la certeza y el conocimiento de que todo cuanto ocurre está en perfecto Orden Divino.
¿Que acaso aún no han comprendido que la Madre GAIA genuinamente les ama? La tierra y la Conciencia Elemental del planeta de ninguna manera están castigando al Ser Humano por sus actos. Y vaya que el Ser Humano ha causado estragos en los ecosistemas. Sin embargo, la Madre Tierra no resuena en la dualidad en la que la conciencia del ser humano resuena. La Tierra y los Elementales resuenan en el Amor Incondicional, se encuentran más allá del juicio y la separación, por lo tanto lo único que buscarán siempre es restaurar el equilibrio.
Claro está, esa restauración del equilibrio natural puede llegar a provocar fuertes movimientos, ajustes y cambios climáticos. Evidentemente, como consecuencia se generan daños a las infraestructuras creadas por la humanidad y se pierden vidas. Sin embargo, eso no significa que la Tierra este enojada y busque venganza, hay un necesario equilibrio que se tiene que generar y para ello hay ciertas zonas del Planeta que tienen que pasar por ciertos procesos.
La Tierra en este momento es como un cuerpo que cuando está enfermo busca regenerarse a sí mismo y durante ese proceso, los anticuerpos tienen que actuar para traer equilibrio a las células que se encuentran enfermas. Dentro de ese proceso se generan cambios en la química del cuerpo y muchas células mueren, hasta que finalmente el cuerpo recupere el equilibrio y la salud. Aquellas Almas que perecen en esos eventos naturales de la Tierra ciertamente no son víctimas.
Son Almas que han elegido pasar por esa experiencia para contribuir con el equilibrio de la Tierra y para aprender dentro de su propia rueda karmica. Nada ocurre al azar en el Universo, cada cosa que ocurre es el efecto de alguna causa generada previamente. Por lo tanto juzgar los eventos desde la postura de víctima impide reconocer el verdadero propósito de los mismos.
Cada Alma tiene un camino que por sí misma ha elegido. Evidentemente eso puede resultar difícil de comprender sobre todo en situaciones de dolor como son los desastres naturales o guerras. No obstante es importante comprender que cada alma elige las experiencias de vida por las cuales atravesará y estas son la consecuencia de sus aprendizajes. Muchos de ustedes han pasado por esas experiencias dolorosas en otras vidas. De ahí proviene el miedo empático que sienten al enterarse de que algo está ocurriendo en algún lugar del Planeta. De ahí proviene el dolor y la frustración que sienten al enterarse de las guerras y las injusticias.
Es una parte de ustedes mismos que reacciona ante esas situaciones porque ya pasaron por ahí, ya sintieron ese dolor, ese miedo que ahora esas Almas están sintiendo. Es natural que surja el impulso de enviar Luz a las zonas donde hay huracanes o erupciones volcánicas, lo que no es natural es tener el impulso de detenerlos, puesto que estos eventos son necesarios para la Tierra y ese impulso proviene del miedo, no del amor.
Bien, cuando está ocurriendo un evento natural, como puede ser un huracán, erupción volcánica o un incluso un incendio forestal y enfocas tu intención y energía en detenerlo, enviándole Luz a los Elementales (porque crees que están enfadados y hay que tranquilizarlos), es como si encadenaras a una persona mientras está intenta hacer su trabajo o intentaras detener a los anticuerpos mientras estos combaten una infección. No es necesario y realmente nadie te lo está pidiendo. Ciertamente los elementales no están enfadados y la función que están cumpliendo viene a consecuencia de una necesidad del planeta, ellos están guiados y custodiados por la Madre Tierra, por lo tanto, saben lo que hacen y por muy doloroso que el efecto pueda ser, la causa se genera desde el Amor y con la intención del equilibrio a largo plazo.
Se tiene esa percepción de que los Elementales están enfadados, debido a que en el subconsciente colectivo de la Humanidad prevalece una sensación de culpa por los daños que se le han causado a la Tierra. No obstante, esas son emociones humanas que los Elementales no están experimentado, pues su misión es preservar el orden y el equilibrio de la Tierra y para ello necesitan permanecer neutros, custodiando la vida y procurando mantener la estabilidad. Ellos han de cumplir con su función y al Ser Humano le corresponde respetar esos procesos, sosteniéndolos en conciencia desde el Amor incondicional y la aceptación.
A lo largo de las eras, la Humanidad ha producido emociones que se fueron arraigando en el cuerpo emocional de la Tierra es decir en las Aguas Planetarias. Esas emociones se han encargado de crear patrones colectivos y arquetipos que generan estados de conciencia, como son la culpa, el miedo, la violencia, los cuál es necesario transmutar para abrir espacio a la manifestación de una mayor Luz y consciencia a nivel planetario. Para ello, la Tierra mueve la energía a través del agua, ya sea mediante lluvias, huracanes o incluso las fuertes tormentas de nieve que recientemente se manifestaron. El agua equilibra al agua, es decir las emociones.
Por su parte el fuego, ya sea forestal o volcánico, tiene el propósito de transmutar o generar la alquimia transformadora de aquello que se encuentra profundamente arraigado en las capas de la Tierra, especialmente el enojo, la ira y la decepción que el Ser Humano ha experimentado a lo largo de los milenios. Esas emociones que de alguna manera se han encargado de ser el origen de la mayor parte de los comportamientos que el ser humano ha sostenido durante mucho tiempo y que a su vez son consecuencias de las guerras y luchas que se generaron como efecto de la conciencia de separación.
De alguna manera la Madre Tierra tiene que realizar la liberación de todas esas emociones, permitiendo que se abra paso hacia la manifestación de la conciencia elevada que la Luz de la Banda de Fotones porta y que se está enraizando de manera natural en el Planeta. De tal manera la mejor forma de asistir estos procesos, evidentemente no es tratando de detenerlos. Es procurar acompañarlos desde el Amor Incondicional, tomando conciencia de que la Humanidad es en cierta manera responsable de su creación.
La mejor manera de acompañar cada uno de estos procesos de índole planetaria, es por lo tanto, irradiar Luz Violeta de transmutación para envolver el campo astral y el campo emocional planetario. Esa es una manera sencilla de asumir la responsabilidad por aquellas emociones que han experimentado como parte de la humanidad y que se han implantado en la conciencia colectiva de la Tierra a lo largo de las eras. De esa manera limpian lo que les corresponde, no solamente de la conciencia colectiva planetaria, sino también de su propio campo y de sus propios registros.
Al mismo tiempo es fundamental que sintonices con la frecuencia de la Madre Tierra, que realmente las sientas en tu corazón. Es necesario que te sintonices con la frecuencia de los Elementales, para verdaderamente sentir el propósito de cada evento planetario. Dentro de todo hay un infinito amor que prevalece por parte de todos los Seres Vivos de la Tierra y la Conciencia Elemental planetaria.
Ellos acompañan el despertar de la humanidad, ayudando en cada proceso, limpiando todo aquello que la humanidad ha creado. Por esa razón es que la Madre Tierra ha creado la Red de Vida, como una forma de sostener cada proceso de cambio, permitiéndole a los Seres Humanos formar parte de ello.
La Red de Vida es esta energía con la que hemos trabajado desde el 2012. Energía que proviene del Corazón de la Tierra y que tiene el propósito de crear un espacio de contención y conexión en el cual los Seres Humanos puedan unificarse con todos los Seres Vivos y los Elementos del planeta.
De tal manera ante cada evento planetario es importante visualizar y sostener el Fractal Individual de la Red de Vida, pidiendo conexión con la misma. Al hacerlo, sentirás la profunda liberación de toda emoción basada en el miedo, permitiéndote comprender que aquello que ocurre en la tierra es infinitamente necesario, para la restauración del equilibrio.
Por otro lado, como bien saben las guerras son producidas por la Humanidad y generan un gran sufrimiento, ante el cual surge el impulso de brindar algún tipo de contención. La mejor manera de asistir estos procesos, es enviando solamente Luz neutra y Amor Incondicional. Claro está, ayuda humanitaria también es importante y fundamental para la manifestación del Amor Incondicional en la tercera dimensión. Es importante recordar que no es posible interferir en las experiencias y aprendizajes, pues cada uno tiene su libro albedrío, por lo tanto jamás se debe pedir que la conciencia de las personas cambie, solo el Amor Incondicional en su momento y tiempo generara esos cambios. El amor incondicional no interfiere el libro albedrío, y crea un espacio de contención. En aquellos lugares donde la guerra forma parte del diario vivir, las personas que lo están experimentando se encuentran elevando plegarias, pidiendo la manifestación de la Paz.
El enviar Amor Incondicional mediante la visualización de Luz Rosa crea un espacio que facilita la llegada de una de una nueva frecuencia, permitiendo que aquellos que se encargaran de generar un cambio encuentren la fuerza que necesitan para hacerlo.
El despertar de la Conciencia Solar se basa en el hecho de abrir el corazón, para sentir la genuina conexión que une a toda la creación. La Conciencia Solar es sentirte uno, Con todos los seres vivos, y Elementales. Es observar la vida, sin tomar partido por nada ni por nadie. Es observar desde la contemplación, comprendiendo que todos formamos parte de una conciencia unificada. Que no existen víctimas ni victimarios, por los que debamos sentir pena o enojo. Que cada experiencia forma parte del gran aprendizaje que la vida ofrece.
Es ver más allá de la dualidad, y para que esto pueda manifestarse es necesario trascender el juicio con el que solemos observar la realidad.
La humanidad está viviendo un momento muy importante de transición. La Madre Tierra les pide que acompañen este proceso, desde la conciencia más elevada que puedan sostener. Por ello esta nueva etapa del Proyecto Conciencia Solar involucra que formemos juntos una gran red de apoyo y contención. Para lo cual se les pide que todos los días, a la hora que cada uno siente más conveniente, visualicen su Fractal individual de la Red de Vida, pidiendo conexión con la misma e irradiando Amor Incondicional y Luz de color rosa, pidiendo a la Madre Tierra y a los Elementales que esta sea dirigida a donde más se necesite, de acuerdo con el Plan Divino y la Ley de no intervención.
Es momento de crear ese cambio que tanto anhelan. El cual llegara de la mano del cambio individual. Por ello darse la oportunidad de observar la vida desde otra perspectiva es fundamental. Vivan una vida sin miedo, observándola desde el amor. Sintiendo la fuerza de la Tierra, sintiendo que todo ocurre porque es necesario. Si hay lluvia es porque se necesita la lluvia. Si hay viento es porque se necesita el viento. Si hay fuego es porque está transmutando todo lo que han creado. No le teman a la Madre Tierra, ella sostiene cada proceso y a cada Ser desde el mas infinito Amor.
Es momento de darse la oportunidad de caminar por las calles sintiendo amor hacia aquellos que les rodean. Dejen de justificarse y dejen de desquitar su enfado o su frustración con las personas con las que se topan día con día. Dense la oportunidad de auto analizarse un poco más y comprender que el cambio se genera por uno mismo.
Mientras tanto, en la realidad de la tercera dimensión muchas cosas están aconteciendo, el clima pareciera estar de lo más extraño. Hay fuegos forestales y erupciones volcánicas. Al mismo tiempo que la realidad social pareciera estar de cabeza y en caos. La energía que se está manifestando desde la quinta dimensión viene llena de nuevas frecuencias. Una gran Luz envuelve a la Tierra generando fuertes activaciones y movimientos de energía, tanto de forma eterica como física. Pues no solamente se están enraizando las energías de la quinta dimensión, Sino que también energías de séptima dimensión se están abriendo paso a través de las Rejillas Planetarias.
Esto ha permitido que se abra la puerta para la manifestación de la Maestría interior. Éste es un momento para crear un gran cambio tomando las decisiones que sean necesarias. Las frecuencias están siendo colocadas en la Rejillas Cristalinas de la Tierra, eventualmente surgirán a la superficie a través de la conciencia de los seres humanos.
Para que esto pueda suceder es necesario que se permitan dejar ir aquello que ya no necesitan en su vida. Ya sean comportamientos, situaciones o lugares que generan frustración y falta de entendimiento. Aquello que genera dolor e incomodidad, es un indicador de que dentro de esa situación estas sosteniendo energía que ya no te corresponde sostener. Es tan sencillo como comprender que aquello que sientes que estás forzando y que te cuesta sostener es porque simplemente ya no te corresponde hacerlo. Dejar ir abre la puerta para que lo nuevo pueda llegar.
Y verdaderamente hay mucha energía en movimiento, repleta de formas nuevas y frescas de hacer las cosas. Los jóvenes tienen una mayor alineación con estas nuevas energías, de manera que date el espacio de observar la forma en la que ellos están afrontando la vida. Notarás que les es muy sencillo pasar de un proyecto a otro, cooperar y desapegarse, pues estas nuevas energías vienen de la mano de la energía turquesa, propia de la era de acuario. A muchos de ustedes aún se le dificulta el dejar ir, continúan viviendo en los dramas y la competencia y el miedo forma parte de su día a día. Por ello sienten frustración y pareciera ser que los cambios no lograrán manifestarse internamente. Sin embargo no es que no estés cambiando, es que te has apegado a la percepción que tienes de ti mismo. Hay un miedo oculto a dejar ir y el apego propio de la era de piscis aún resuena en lo profundo de tus células. Por ello la transmutación violeta y la energía de color rosa son fundamentales en esta etapa planetaria, pues ofrecen el espacio para la liberación y una amorosa contención que permite que aquello que ya no corresponde se pueda dejar ir sin el sentimiento de vacío.
En esta ocasión conectaremos con la Rejilla Cristalina del planeta, aquella rejilla que fluye en conexión con los cristales tanto físicos como etericos, unificando y conectando todas las ciudades intraterrenas y cristalinas. Esta Rejilla Cristalina es subterránea y está conformada por una serie de entramados y corredores de luz que son custodiados por la Familia Cetácea de Luz y por la Familia Arcturiana.
Así mismo sintonizaremos con la energía de los Elementales y la fuerza de la Red de Vida, para sentir el propósito de los movimientos que la Tierra está generando, los cuales son muy importantes que asimilen de manera interior, para que la perspectiva del acontecer planetario pueda transformarse y pueda despertarse en su corazón le energía de la Conciencia Solar.
Esta nueva etapa del Proyecto Conciencia Solar consistirá en permanecer en profunda conexión con la Conciencia Elemental de la Tierra y a medida que vayamos avanzando, con los Cristales planetarios, para formar parte de su actualización.
En amor desde el espacio donde todo es uno.
Yeshua (Maestro Jesús)
flor

Fractal individual de la RED DE VIDA

sermaya

Forma de sostener TU fractal Individual desde el corazón. impulsado por el Cristal Arcoris octaedrico que es tu Semilla Cristica latiendo dentro de tu llama interior.
parejacielo

Esta es la Forma de Sostener e irradiar en sintonía con la Red de Vida, entrelazando nuestros corazones en Amor, sostenemos esta Gran Red y cada vez que irradiamos Amor, sanación y Transmutación hacia la Tierra e invocamos al Ser interior de nuestras Hermanas y Hermanos a la distancia, la Luz y la Sanación se extienden por todo el Planeta!
red de vida

La Red de Vida expandiéndose por todo el Planeta a través de los Servidores de la Luz. Esta Red sostiene y apoya los cambios. Cada vez que hacemos una limpieza en algún lugar del Planeta, al convocar internamente a nuestras Hermanas y Hermanos de Luz la sanación se extiende hacia todo el Planeta!
DESCARGA LA MEDITACION
Recuerden, tanto las Meditaciones como la Activación del Punto de Luz pueden hacerlo en grupo o en solitario.
Donde exista una persona dispuesta a Servir el universo entero acude en Ayuda!
Les envío un gran abrazo e infinito Amor! KAI
Tomado de: quantumholoforms.com
© 2016 Copyright QuantumHoloforms KAI todos los derechos reservados.



                                                                                                                                                                                


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada