nocopias

martes, 19 de abril de 2016

APRENDE A USAR CONSCIENTEMENTE LAS TRES FUERZA - abril 19, 2016



APRENDE A USAR CONSCIENTEMENTE LAS TRES FUERZA - abril 19, 2016


En estos momentos de la evolución humana el Universo puede sentirse en el corazón para que los seres humanos descubran su camino de evolución en la Tierra.
La Luz desciende a la Tierra y a la Humanidad, para que los seres humanos descubran la Luz que pulsa en el corazón de la Tierra.

Todo en el Universo es Luz; la Luz es Conciencia; la conciencia es Evolucionar.
La Tierra pulsa a cada instante y el Fuego Sagrado impulsa a los seres humanos a vivir, a compartir, a crear, a desear, a evolucionar.

Y de esta forma, el segundo principio se manifiesta en la Tierra:

“Vive y disfruta intensamente en la Tierra, porque ese es el deseo del Creador”

En el proceso de evolución, los seres humanos entran en la confusión, en el caos emocional, en el pre-concepto, en la superstición, en el dogma. Todo este caos que experimenta el ser humano hace que la energía de la vida se bloquee, que la Luz no llegue a su interior porque se destruye con su mente individual. Y entonces, el ser humano se aísla de la vida, se aísla de la Luz y comienzan a envejecer y a enfermar, se olvida de su origen, del motivo por el cual está en la Tierra.


¿Por qué el ser humano está en la Tierra?


Para vivir, para crear, para iluminar todo lo que hagan en su vida y vivir en armonía con las Leyes Universales. Viviendo en armonía con las Leyes Universales consiguen que la Luz, la energía de la Vida, pulse en su interior.


Y esa pulsación constante, que sube por su columna, llega hasta su corazón, se expande en toda su alma como Amor a la Vida, como Amor al Universo, como Amor a la Luz.

La Luz es la Esencia que desciende en cada corazón, mostrando a cada ser humano que es un Ser Inmortal y Eterno en el Universo.

El Fuego de la Vida llega a cada cuerpo y le muestra que él es un Ser en evolución, un Hijo de la Vida, Hijo de la Tierra; Hijo de la Luz y en evolución.

Son las dos fuerzas que fluctúan en cada ser humano y le ayudan a mantenerse vivo, fluctuante, fresco, joven, alegre, en armonía con la Naturaleza, en el pulso de la Belleza y del Amor a la Vida.


La Naturaleza y todos los seres de la Naturaleza que les rodean, les transmiten su Amor, para que el ser humano despierte el Amor a la Vida y a la Naturaleza.


De esta forma tienen que:

 El Universo les manda su Luz;

La Tierra les manda el Fuego de la Vida, de la Creación;

La Naturaleza les envía el Amor

En el Universo TODO es Luz, Inteligencias creadoras y generadoras de Luz, así pues, los seres humanos, (cuidados por estos Seres maravillosos del Universo, de la Eternidad y de la Vida), transitan su camino en la Tierra para seguir descubriendo que él también es Co-creador de su propia vida y de su destino. Con la conciencia de que todos sus actos son o bien creadores o bien destructores.


Por ello tengan la conciencia de que:


· Todo acto destructor les enferma;

· todo acto creador, les ilumina, les eleva.

Y así van eligiendo su camino en la Vida. Unos se atan a la vida, al egoísmo; y otros se elevan como palomas mensajeras, unidas, buscando los mundos perfectos, donde él, su Ser y su Yo Soy, son Uno en Conciencia, en Esencia.

Alabamos al Universo que constantemente nos sostiene con su Luz y nos recuerda que somos eternos.

Alabamos a la Tierra que constantemente nos da la vida y nos sostiene y nos invita a amar, a crear, a compartir.

Alabamos a la Naturaleza, que nos guía, que nos protege, que nos lleva, que nos cura y nos muestra las Leyes de la Vida y de la Evolución, donde todos los seres humanos deben vivir para mostrar su Belleza Interior.

El ser humano experimenta en la Tierra para manifestar la Belleza, los tesoros que el Universo depositó en su corazón y al hacerlo se ve a sí mismo. Se ve cómo ese Ángel bello que puede manifestarse como Co-creador en la Luz Eterna del Creador.

Sientan la Luz y sientan la corriente de Amor. Ese es uno de los principios de evolución de la Humanidad, donde todos los seres humanos tienen que aprender a sentir al otro como parte de sí mismos, porque todos viven dentro los unos de los otros, ya que todos comparten las mismas energías y todos viven dentro de la energía de la Vida, dentro de la energía del Fuego de la Creación, dentro de la energía de la Luz que les sostiene y les alimenta. Cuándo sienten estas 3 energías comprenden que están aquí en la Tierra para aprender a utilizar conscientemente estas tres fuerzas.


Las 3 Fuerzas.-
Luz
Fuego de la Vida
Amor


Sin embargo su civilización actual hace que el ser humano se cierre al conocimiento y a la utilización de estas tres fuerzas, y así, ustedes se cierran a la Vida; ustedes han sido educados en el miedo, porque sus creencias les ha hecho creer que es malo; es malo utilizar el Fuego; es malo acercarse, tocarse, acariciarse, abrazarse; porque es malo crear y tener Ideales y eso no es práctico, lo práctico es ganar dinero; porque no es bueno reconocerse que son unos cuerpos encarnados con un espíritu que quiere crear.


Sin embargo no hay nada bueno ni malo. Uno es el que hace que las cosas sean buenas o malas. Si tú vives en el Amor, en armonía, te acerca a la vibración en dónde todo es bueno para ti. Si tú vives en el pre-concepto, en el juzgar, en el dogma, en la creencia, te acerca a la vibración en que todo es malo para ti.

Y ahí las energías se cortan en tu cuerpo, se bloquean en ti y te aíslas en el sufrimiento, en la enfermedad, en la baja vibración, en la oscuridad y ya no ves, ni sientes, ni tu camino, ni tu origen, ni a la Tierra que te sostiene.

Y, al dejar el plano físico, te vas al Astral a vivir del sufrimiento, del dogma, de la rabia, o del materialismo, del deseo de tener poder sobre unos y otros.

Y con esa ignorancia -sabía- porque saben mucho los seres que hay en el Astral-, se disponen a crear su propio reino.

“Yo hago lo que me da la gana, porque no hago caso de nadie”
Y el espíritu comienza a oscurecer su aura, su conciencia se va tornando oscura, y se comienza a bloquear su cuerpo Astral.

Buscas el poder, el placer y el dominio, que es egoísmo puro y dogmatismo puro. Y ese egoísmo deforma tu cuerpo; y en el Astral tienes miedo de que tu cuerpo se deforme y pierdas la juventud, y pierdas....entonces, ¿qué salida hay? ¿Seguir siendo un espíritu que hace lo que le da la gana?
Sabes que en X tiempo, si no bebe de la Fuente de la Vida, si no se conecta con la Fuente de la Vida, va a enfermar, va a envejecer, va a morir en el Astral.

Y, entonces, los espíritus rebeldes, retrasados o burlones que no quieren seguir las Leyes Espirituales, se encuentran con esta realidad: hacer lo que uno quiere en el Astral, significa perder su identidad y su Cuerpo Astral.

Entonces luchan, es la lucha por la supervivencia, la lucha por el Ectoplasma, la lucha por tener a otros seres a su servicio, a su disposición, seres humanos que les sirvan de suministradores de Ectoplama.

Así está el Astral. Cada grupo crea en ese mundo su reino. Tienen un reino muy grande y quieren tener control sobre muchos. Y otros reinos más pequeños, tener control sobre 5 ó 6 personas físicas, de las cuales reciben el Ectoplasma para que así él no pueda perder sus cuerpos y morir en el Astral.

La muerte en el Astral es peor que morir en el mundo físico, porque es caer en el abismo de la oscuridad. Es decir que van a la misma zona del astral, pero al no tener cuerpo no pueden volver a re-encarnar. Y ¿quién les va a ayudar a reencarnar si pierden sus cuerpos astrales? ¿Cómo van a volver a tomar cuerpo físico si ésa es una de las máximas aspiraciones de un ser que vive en el otro plano? Ese es el sufrimiento de los espíritus que quieren re-encarnar y están en la ignorancia.

Tú descubres que eres un ser creador, pero en el transcurso de la evolución has creado energías de destrucción ¿Qué energías son?. Dónde hay celos, envidias, dogma, rabias, etc, etc. Toda esta energía es destrucción, porque te desconecta de tu alma.

Aquéllos espíritus que quieren crear su propio reino, quieren utilizar los cuerpos de los seres humanos para su beneficio e interfieren en su camino de evolución. Y ¿cómo interfieren en su camino de evolución? Muy fácil. Bloquean el contacto con tu Yo Superior, bloquean tu contacto con la Tierra, bloquean en ti la vibración del Amor.

Es la lucha por la supervivencia Astral. Eso es lo que les pasa a los espíritus. Y cuando vienen acompañando a los seres humanos que vienen a Sanación, nosotros tenemos que convencerles de que pueden evolucionar, de que en el Universo se les ama, aun con sus errores, aun cuando han hecho todo lo que hayan hecho. De que no hay castigo ninguno. De que no hay nada malo, sólo son errores en el proceso de crecimiento.

Aunque el espíritu ha estado utilizando a las personas a su voluntad, las ha interferido porque no las ha dejado libres; ellas han hecho lo que él quería. Ha anulado su individualidad, ha anulado su libertad. En realidad, las personas han sido esclavos de ese espíritu. Aun así, se les ayuda para que amplíen su conciencia y Amor.
Esta es la forma de esclavitud que viven las personas en el mundo físico, la esclavitud del Astral, que les impide evolucionar.

Por eso, en este paso a la Nueva civilización, ese tipo de esclavitud del Astral, ya no es permitido. No se permite a nadie.

Por eso el espíritu tiene que regenerarse y comenzar realmente su camino de evolución dentro de la Luz.

¿Por qué la Tierra tiene tanto sufrimiento? Porque el espíritu que ha cometido errores, no puede volver a evolucionar si no ve sus errores. Si no toma conciencia de que han sido sus errores, porque si no toma esa conciencia, no hay cambio; solo hay rebeldía y retraso.

Cuando uno toma conciencia y reconoce que se ha equivocado y decide cambiar, comienza la Conciencia y la evolución y solo se puede evolucionar con conciencia; de que uno se da cuenta de que esa forma de vivir va contra la Ley, va contra la Vida, va contra la Luz y se destruye.

Entonces, estos espíritus tienen que elegir. Pero, ¿quién quiere aniquilarse a sí mismo en la evolución? Nadie. Porque no estar en la Luz significa aniquilarse en la oscuridad.

Y todos esos espíritus saben que pueden quedar prisioneros de la oscuridad.

En el Astral hay montones y montones y montones de cuerpos astrales sumergidos en el sueño de la oscuridad, de la inconsciencia. Se tienen que recoger todos esos cuerpos y llevarlos a los hospitales para despertarles de esa segunda muerte que es la inconsciencia.

Si les cuento todo esto es para que vds. entiendan que los espíritus se acercan a las personas, les colocan tantos implantes, tantos sistemas y sólo lo hacen para sobrevivir. Como les he estado dicieno, es la lucha por la sobrevivencia, o yo o tú.

Por eso se le llama el purgatorio, porque es el lugar de la depuración; mientras sus cuerpos no se depuran, no se limpian, no pueden volver a la Luz.

Y entonces el Mundo Espiritual, les muestra que los seres en la Luz disfrutan, viven intensamente en su alma, aman. Y cuando el espíritu vuelve a sentir en su interior, ese amor, ese gozo que recorre todo su cuerpo, todas sus células, se da cuenta de todo lo que se ha perdido mientras ha estado atrapado en sus propias pasiones y eso le crea estímulo para querer cambiar. Y ahí sale de la inercia, regresa a la Luz y vuelve a continuar su camino de evolución.

Todo en el Universo es evolución

Todo en el Universo es Creación

Y todo en el Universo es armonía en el Amor.

Es el principio del Fuego Sagrado

El principio de la evolución.

Es el principio de la luz

Y el principio de la conciencia.

Es el principio del Amor, donde todo

Se mide en el pulso de la liberación de Dios.

Dios es el Amor, es la Luz

Y es la Vida. La tres cosas.

Y esa es la Trinidad:

Luz, Amor y Vida.

Y cuando se dice que Dios es trino se está refiriendo a que
es Luz, es Amor, es Vida.

Y por eso Dios se manifiesta a los seres humanos

Como la Vida a través de los Planetas,

La Luz a través del Sol

Y el Amor a través de las Inteligencias Creadoras.

Porque el Amor es el amor humano,

Es el amor entre seres, no es una cosa abstracta.

Lo abstracto es la Luz.

Y vds. están inmersos en el pulsar de estos tres Principios (Luz, Amor y Vida) y su Vida significa comprender que tienen que aprender a utilizar conscientemente las Tres Fuerzas, no sólo una.

Cuando los espíritus sólo quieren utilizar una fuerza, se rebelan; no pueden utilizar la Fuerza de la Luz porque es la Fuerza de la Jerarquía. Utilizan la fuerza del Fuego de la Vida y se hacen rebeldes.

Es por eso que existe la lucha entre la Luz y la oscuridad. La lucha entre la luz y la oscuridad no es la lucha entre el Bien y el Mal, sino la lucha entre el Amor y la rebeldía.

El Amor es orden, pulsante, vibrante, que une a las personas en armonía.

La rebeldía es desorden, agobiante, pasional, que te encierra en el placer de tu egoísmo.

Un abrazo de luz y hasta otro día
Antonio Cerdan
http://shekinahmerkaba.ning.com

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada