nocopias

lunes, 11 de abril de 2016

Biodescodificación: una Terapia que activa tu verdadero Poder Curativo





Biodescodificación: una Terapia que activa tu verdadero Poder Curativo


El cuerpo no está separado de lo que pensamos y sentimos. POR ESO TE PROPONEMOS LA Biodescodificación: una Terapia que activa tu verdadero Poder Curativo. Nuestro organismo está hecho de energía, y lo que pensamos y sentimos es energía llamada fuerza vital la cual circula a cada instante por todo nuestro cuerpo.

Terapia de Biodescodificación

Es por eso que muchas veces, por más medicinas, masajes, doctores y remedios que hagamos, el cuerpo no sana o sigue enfermando, o se cura de momento para luego volver a recaer. ¿Qué hace falta? Ir a la raíz del problema: lo que sentimos.

La enfermedad no es algo ni malo ni bueno, es solo una forma en que el cuerpo hace un esfuerzo por adaptarse a alguna circunstancia de nuestra vida.

Cuando el cuerpo duele o tiene algún impedimento o problema para funcionar de forma armónica, nos avisa de alguna forma que tenemos que tomar descanso, reposo, alejarnos de nuestra rutina de vida, y reconsiderar la forma en cómo estamos viviendo.

Si no hacemos caso a esto y no reconsideramos, entonces el cuerpo lo volverá a decir en forma de enfermedad, cansancio, debilidad, etc.

Una terapia de biodescodificación nos ayuda a entrar en nosotros mismos y encontrar esa causa profunda de aquello que nos está enfermando: las actitudes y la forma en que reaccionamos ante las experiencias, personas y situaciones cotidianas.

El cuerpo solo revela lo que sentimos. Y su lectura realmente puede ser sencilla y hasta obvia si tenemos en cuenta que cada órgano, sistema, tejido y hasta las células tienen una función específica en el cuerpo. Cuando alguna de ellas está en desarmonía, débil o enferma, podemos leer fácilmente que está sucediendo en nosotros si tenemos en cuenta para que sirve ese órgano, tejido, sistema, etc.

Ejemplos de Biodescodificación

Articulaciones

Las articulaciones sirven para movernos, hacer gestos, posturas, etc. Cuando las articulaciones están débiles o enfermas podemos entender de entrada que la enfermedad está revelando una falta de flexibilidad y una sensación de impedimento o miedo al movernos por la vida. Si tomamos en cuenta la zona del cuerpo donde duele o está impedida, entonces será más detallada y precisa la lectura. Por ejemplo: si lo que duele son las piernas, o hay artritis en las rodillas, podemos ver primero para que sirve esta parte del cuerpo.

Piernas

Las piernas nos llevan hacia adelante, nos ayudan a desplazarnos hacia donde queremos. Cualquier problema en ellas indica que nos está costando avanzar, tomar nuevos rumbos, o sentimos que hay algo o alguien que no nos deja avanzar o ir hacia adelante. Si es la rodilla la que molesta, entonces podemos aun ser más precisos. La rodilla sirve para “doblarse”, lo cual puede indicar una falta de flexibilidad, o humildad si consideramos que con ellas nos arrodillamos, lo cual puede hablar de personas orgullosas, que no ceden o que tienen miedo a ceder en su autoridad o sentido de perfección porque temen que con esto pierden poder o influencia sobre los demás.

Dolor de estómago

Por otro lado, un dolor en el estómago indicaría que a la persona le está costando desmenuzar algún problema o situación. Entonces el estómago automáticamente se estresa y empieza a doler. Si el problema se agrava, podemos generar problemas más severos de estómago, y si la situación resulta ser “muy grande”, y en verdad nos está costando, se puede generar problemas más severos, como ulceras o hasta cáncer.

Cáncer

Un cáncer indicaría que la situación es severa, y que la persona necesita realmente considerar lo que está sintiendo. Hay muchas veces que esto sucede de forma intuitiva, y la persona, con reposo y reflexión, se da cuenta de cosas y situaciones, las enfoca de forma diferente, y entonces simplemente sana. Y sana porque el cuerpo ya no tiene que decir ni somatizar lo que estamos sintiendo.

Como hacer Terapia de Biodescodificación

Si cambias la forma de ver las cosas, cambia la realidad. Y una terapia de biodescodificación no puede ayudar a entrar en nosotros y a enfocar de forma distinta algo que nos está doliendo, pues realmente la vida allá afuera no se puede cambiar, a menos que nosotros realicemos un cambio profundo en nuestro interior, comprendamos cosas y cambiemos. Si uno cambia sus actitudes, la vida cambia, el cuerpo se siente mejor, más fluido y con poder, y entonces la enfermedad se va por donde vino.

Aprender a leer nuestro cuerpo es aprender a leer nuestros más profundos sentimientos y actitudes o formas de reaccionar ante nuestras vidas. Esto es la biodescodificación.

Cuando nuestras actitudes o formas de ver son inflexibles, limitadas o carentes de comprensión, y las mantenemos el tiempo suficiente, el cuerpo sin duda enfermara. A veces no es tan sencillo ir hacia dentro de nosotros y en contra aquello que nos está enfermando, por lo que necesitamos alguna orientación de un profesional para que nos ayude a escudriñar el cuerpo y sus dolencias.

La cura más grandiosa está en nuestro interior, es ahí donde podemos realizar un verdadero cambio y una consciencia más amplia para que nuestro poder curativo, que siempre lo hemos tenido y es espontaneo y natural en el ser humano, se active y pueda circular con más potencia en nuestro organismo.

Una actitud fluida, comprensiva y con  consciencia más amplia sin duda traerá nuestra salud de vuelta al cuerpo y a nuestra vida, y de forma permanente.


Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada