nocopias

jueves, 7 de abril de 2016

Por el Maestro Kuthumi ¿Ascienden los animales?



Por el Maestro Kuthumi

¿Ascienden los animales?


Saludos a ustedes. Yo, Kuthumi los saludo una vez más. Se me ha consultado lo siguiente: ¿Ascienden los animales? Un tema bastante interesante, ¿verdad? Alguna gente considera a ciertos animales como sagrados, incluso, por encima de ellos mismos. Otros consideran a los animales como una herramienta financiera. Muchas veces, los animales son torturados, abusados, algunos de ellos inclusive, pueden enloquecer como producto de la crueldad que tienen que soportar. Otras personas consideran a los animales como una molestia, como algo a lo que pueden disparar armas de fuego y matarlos. Mientras que otras personas ven a los animales simplemente como alimento y toman solamente lo que necesitan para su subsistencia.

Pero luego, hay aquellas personas que colman con gran amor a sus animales escogidos. Estas personas los alimentan, los nutren e inclusive, los miman, emocional y amorosamente, y tratan a sus animales como si fueran sus propios hijos. Un gran contraste de actitudes entre los hombres y mujeres de vuestro Planeta, ¿no cierto? Comprendan que, en la misma medida en la que existe el reino hominal, también existe el reino animal. Los animales sirven al reino humano, al igual que lo hacen el reino mineral y el reino vegetal.

Hay algunos animales que ingresan a la cadena alimenticia de la humanidad. Ellos (estos animales) vienen a encarnar a la Tierra sabiendo esto con antelación. ¿Acaso ustedes piensan que un pajarito, una vaca o un ciervo, entre otros, no tienen conciencia, acaso creen que no tienen sentimientos? Ustedes juzgan que esto es así porque ellos no se comunican de la forma que ustedes lo hacen, vale decir, hablando un lenguaje. Sí, comprendan que ellos son capaces de llorar por susto, por temor o, cuando están en dolor. Ellos, al igual que ustedes, tienen carne, sangre, huesos y nervios, exactamente, al igual que ustedes. Ellos también tienen una forma de inteligencia. Aunque ella no está al nivel humano, sin embargo, esta inteligencia sí existe en los animales. De verdad, les puedo asegurar a ustedes que ellos sienten dolor, tanto emocional como físicamente.

Éste es el tiempo para que la humanidad cambie su actitud hacia el reino animal, desde una posición de arrogancia hacia una de compasión. Todos los seres de la Naturaleza sirven en los ciclos de la vida, de la existencia.

Por ejemplo, miremos a aquellos animales que llegan a ustedes como vuestra mascota, a menudo, se trata de un animal escogido o elegido por ustedes. En tanto y cuanto hay muchas especies, yo les hablaré de animales como el perro o el gato doméstico. Muchos de ellos vienen a vuestras vidas para curarlos en algún nivel. Generalmente, en estos casos, se trata de una cura emocional. Ustedes les proveerán alimento, techo, vale decir, un refugio seguro. En retorno, ustedes reciben de parte de estos animalitos, amor incondicional y lealtad. Muchos de ustedes buscan encontrar estas cualidades en una relación humana, y no las pueden hallar. Por ello, tienden a dar mucho amor y afecto a su mascota; a menudo, esta mascota está contenta al darse cuenta que están con ustedes compartiendo la misma habitación. Muchos de ustedes hacen de su mascota su confidente, e incluso, muchas veces, les cuentan sus problemas, sus preocupaciones, sus sentimientos. Ustedes pueden percibir que sus mascotas los miran a ustedes con una mirada muy profunda, puesto que, en ese momento, el animal entiende vuestras emociones, vuestros sentimientos.

A menudo, si están sentados, vuestro perro se parará o caminará hacia ustedes, y, si es el caso, apoyará su cabeza sobre vuestras piernas. Ese gesto del animal es equivalente a un abrazo humano. Los animales se comunican con los humanos a diferentes niveles.

El nivel de comprensión de ellos es más grande de lo que ustedes creen. Los ojos de una persona son la puerta de ingreso a vuestra alma. Ese mismo hecho es el que sucede en el caso de un animal. Aquellos de ustedes que escuchan a vuestras almas, con seguridad comprenderán lo que les estoy diciendo.

A menudo, es dificultoso para ustedes, el amarlos, de darles vuestro amor incondicional, mientras que un animal, sí lo puede. De hecho, muchos perros domésticos lo hacen. Ellos han aprendido que la compañía humana es todo lo que les interesa. En esa relación con ustedes, esto es para ellos, amor, es paz, es confianza. Ellos se convierten en seres que consagran su devoción hacia ustedes, con el componente básico de la lealtad.

¿Cuántos de ustedes que experimentan una relación cercana con otra persona, podrían decir lo mismo, respecto a la devoción o la lealtad que esa persona tiene hacia ustedes? ¿Cuántos de ustedes podrían decir que aman incondicionalmente? En este momento, piensen en ello. Con la palabra “ello” quiero decir, el aceptar los varios patrones de conducta de las otras personas, sean estos buenos o malos.

¿Pueden ustedes aceptar realmente estos diferentes patrones de conducta de las otras personas, sin hacer mayor problema, sin molestarse, sin juzgarlos? ¿Pueden ustedes expresar hacia sus semejantes, un verdadero amor incondicional? Sepan que un perro, sí puede. Y, sin embargo, ustedes creen que los animales tienen un nivel de inteligencia inferior al de ustedes. Observen que algunas veces, un animal puede ser vuestro profesor, vuestro maestro. Incluso, cuando ustedes están enojados, vuestro perro reacciona con serenidad, y se sienta esperando el tiempo que sea necesario, hasta que percibe que vuestra rabia, que vuestra molestia se han disipado, antes de intentar ingresar de nuevo a vuestro campo energético. Aparentemente, este animal hace eso sin mayor juicio.

Hay algunos perros y gatos que llegan a la vida de las personas, porque ellos ya han compartido previamente, una vida con ellos. Para una verdadera comprensión de esta afirmación, por supuesto, la persona tiene que creer con la mayor convicción, en la llamada reencarnación. En esa situación, es posible que, en esa vida previa, no haya podido completarse un propósito establecido para la misma. Entonces, ellos retornan a esta vida actual, precisamente, para completar o experimentar, algo que estaba faltando y que no pudo ser cumplido anteriormente.

Exactamente, al igual que dos almas humanas pueden reconocerse, una a la otra, de la misma forma un alma animal y un alma humana pueden reconocerse entre ellas. En esa situación, ustedes sienten un reconocimiento inmediato, perciben un sentimiento conciencial de conocer a la otra alma.

Sintiéndose muy cómodos entre un alma animal y un alma humana, estos animales encarnan en la Tierra con un propósito. A propósito, hay un dicho de un “canalizador” que en este instante viene a mi mente: “Ofrécele una casa a un animal vagabundo y callejero, y él, muy pronto, te pagará de vuelta con la bondad”. ¿Y después de eso, continúan diciendo que en un animal no hay inteligencia? Yo les digo a ustedes, piensen nuevamente acerca de estos sus preconceptos equivocados, quédense tranquilos y simplemente observen.

En ese escenario, se me ha consultado si un animal asciende. ¿A qué llaman ustedes ascender? ¿Qué es lo que ustedes creen que sucede con un animal que asciende? Justamente, al igual que en las experiencias humanas de una vida después de otra, en la que el alma humana experimenta un aprendizaje, de la misma manera, un animal doméstico atraviesa el mismo tipo de experiencia, aunque ésta acontece a su nivel de evolución en el que se encuentra. Digo “animal doméstico” por una razón, puesto que a diferencia de otros tipos de animales, éstos llevan consigo una vibración más alta que los animales salvajes. Consiguientemente, en la medida en que su vibración se eleva, ellos traen consigo más luz, más amor, y, por ende, ellos recorren un sendero más elevado hacia la ascensión. Con ello, los animales domésticos sirven a la humanidad y a Dios, exactamente como lo hacen los seres humanos.

Ustedes vean mis amigos y piensen que la ascensión está en el aprendizaje, en el estudio, en asimilar experiencias durante este tránsito por esta escuela de aprendizaje llamada Tierra. Ésta es la comprensión y el entendimiento humanos, ésta es la expresión humana. Comprendan que la ascensión no podrá ser lograda hasta que ustedes verdaderamente la sientan en su corazón, con un amor incondicional, sin juzgar a los demás, sin infligir daño alguno a otro ser vivo, ya sea verbalmente o físicamente. ¿Ustedes ven estos aspectos referidos a la ascensión? ¿Comprenden ahora los muchos niveles que existen en el sendero de la ascensión?

A menudo, los lazos de unión entre un ser humano y su mascota, se tornan muy fuertes. Ambos sienten eso y ambos responden con amor y ternura, con afectuosidad. En muchos de los casos, el animal se convierte en parte de la familia. Exactamente, tal como ustedes requieren una sanación o una cura universal, sus mascotas también lo precisan. A propósito, los gatos y los perros son muy intuitivos, al igual que los caballos. Ellos responden fuertemente a los varios campos energéticos de otros. Igualmente, ellos a menudo absorben las energías negativas, particularmente, de sus acompañantes humanos.

Yo no deseo utilizar la palabra “propietario” o “dueño” de una mascota, puesto que nadie puede ser “propietario” o “dueño” de otra alma. La energía de sanación universal es de gran beneficio, puesto que ella limpia y sana el campo áurico de un animal, así como su cuerpo físico, exactamente, tal como esta energía opera en vuestro caso. Dicha energía prolonga la vida y restaura la armonía en cada nivel.

¿Sabían ustedes que estos animales domésticos también residen en dimensiones más altas, una vez que ellos cruzan las barreras de esta dimensión en la que vive la Tierra ? Precisamente, por ello, las almas de estos animales que ya han evolucionado hacia dimensiones superiores, pueden manifestarse a través de un “médium” para expresar entre otros, su reconocimiento a la familia humana con la que convivieron durante su experiencia de vida en la Tierra , a la cual le manifiestan su profundo amor y agradecimiento, de la misma manera que ustedes hacen cuando cruzan las barreras de esta dimensión. Todos estos animales domésticos vienen a la Tierra con mucho amor, y, en esa dimensión superior a la que se han elevado, no puede existir un atisbo de negatividad de ninguna clase.

En la medida en que ustedes eleven sus vibraciones, serán capaces de comunicarse con las dimensiones superiores, e incluso, muchos de ustedes, al elevar sus vibraciones, podrán comunicarse telepáticamente con sus mascotas. En consecuencia, muy próximamente, se estarán abriendo para ustedes, otros niveles de comunicación con las dimensiones superiores.

Permanezcan con la mente y el corazón abiertos, con todo vuestro amor.

Maestro Kuthumi

———— ——— ——— ——— ——— ——— ——— ——— —–
SANACIÓN ANIMAL:
El Arcángel Ariel, custodio del reino animal, se presenta ante ustedes para guiarlos hacia un espacio de ternura y amor, donde sean capaces de enviar sanación y amor a la Tierra, en beneficio de sus mascotas, tanto para aquellas que se hallan en el reino físico de la Tierra, así como aquellas que se encuentran al otro lado. Comuníquense, ámenlas y cúrenlas a todas ellas que bien se pueden encontrar en todas las dimensiones.

El Arcángel Ariel


Mensaje Original en Inglés difundido por: Kuthumi School of Wisdom.http://www.kuthumis chool.com/ en/teachings/ volume8/do_ animals_ascend. php
 Traducido por:Jebner ZAMBRANA ROMÁN jebzam@entelnet. bo
 ¿ASCIENDEN LOS ANIMALES?Por el Maestro KUTHUMI
 Grupo “AMATISTA” del Maestro Saint Germain
La Paz – Bolivia

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada