nocopias

viernes, 15 de abril de 2016

¿Y ahora que se puede hacer para que el Dinero llegue a tu vida.? VERÁS...




Cómo resolver el bloqueo que impide que el Dinero llegue a tu vida.

Me encuentro generalmente con que el dinero genera mucha más confusión que cualquier otro aspecto con el que como humanos tengamos que lidiar. Y no me sorprende, porque el motivo por el cual decidimos venir a la Tierra fue para experimentar la materia, para poder aprender a manejarla y así seguir dando pasos en nuestra evolución.

Creo sinceramente, que ha llegado el momento de cruzar la frontera, de dar un paso adelante y viajar hacia el pasado más remoto en busca de la raíz de la carencia. Porque sólo así podremos desprendernos de una realidad que nos frustra y nos impide desarrollarnos con todo el infinito potencial del que somos dueños.

Hay que llegar al inicio. Al primer momento en el que tomamos contacto con la materia. ¿Qué sucedió?. ¿Por qué si somos seres espirituales con poder ilimitado existe la pobreza y la carencia en el planeta? ¿Por qué existe el mal? ¿Por qué unos pocos son los dueños de casi todo? ¿Por qué por mucho que pongamos en práctica las leyes de la física cuántica no logramos ser prósperos?

Esta fue la historia

El océano infinito de energía que conforma toda la realidad, es decir, el éter, o como quieras llamarlo, es una fuerza que llena todo, es ilimitada. Antes de que la existencia fuera como es ahora, sólo estaba esa fuerza infinita, sólo ella, nada más. Esta fuerza tiene una característica inmutable, la única cosa que no es susceptible de cambio en todo el multiverso, y es el AMOR. Esta energía es amor. Amor puro, incondicional, amor ilimitado. Esta energía es todas las formas de placer que puedas imaginar y más. Es la energía de la que está compuesto el Universo y también nosotros. Esta energía quería dar, deseaba compartir todo ese amor que albergaba. Para conseguir esto, se necesita del otro, para dar y compartir debe haber dos. Por eso, decidió partirse, doblarse, lo que físicamente se conoce como el desdoblamiento del tiempo. Y así nació el espacio y el tiempo y también el deseo de recibir, que no es otra cosa que el potencial puro de creación de tu propia realidad. Si no existiera el tiempo viviríamos simplemente en un continuo estado de Ser, en un continuo presente, en ese estado perfecto del Ser sólo se desea dar, porque el amor es dar, nada más, no existe nada más.

Una vez que existe el tiempo se puede proyectar y recordar, es decir, hay un futuro y un pasado. Con estas herramientas se puede sentir, recordar y crear. Se puede sentir la emoción de recibir. Se puede recordar la emoción de lo que se recibió. Y se puede desear recibir algo que todavía no se tiene. Y como no se tiene, se siente la carencia, y de ahí vienen todas nuestras emociones negativas. 

En el paraíso original del que hablan tantas religiones, no ocurrió nada malo, ni existía fuerza maligna alguna, lo que ocurrió es que con la llegada del espacio y el tiempo, llegó la proyección de un deseo futuro, ese sentimiento lleva emparejado el de la carencia de no poseer eso que se desea en el instante presente. Con el paso del tiempo (que no es real, el tiempo en realidad no existe, no al menos para nuestro Ser puro, el que sólo desea dar pero carece del deseo de recibir), esa sensación de carencia creó otro sentimiento, el del miedo a no recibir lo que tanto deseábamos, y con el miedo a no recibir lo que tanto deseábamos llegó la vergüenza de estar supeditados a que la energía primigenia, la del Ser puro, nos concediera o materializara dicho deseo. Y así es como fuimos olvidando, que en realidad, nosotros somos las dos energías a la vez, la de dar y la de recibir, olvidamos que fuimos nosotros mismos los que decidimos partirnos en dos para poder experimentarnos, y que el poder de materialización de nuestros deseos no viene del exterior, sino de nuestro propio interior, que alberga al mismo tiempo la capacidad de crear el deseo, de materializarlo y de recibirlo. Somos AMOR y el deseo de AMOR al mismo tiempo.

Las personas que antes olvidaron que dentro de ellas tenían esas dos energías a la vez, y se quedaron más bloqueadas, absortas en esta experiencia tridimensional, fueron las que experimentaron más problemas para materializar o trabajar la energía desde la materia, fueron las primeras en sentir miedo, y fueron también las primeras en ocasionar daño a los demás. Cuando vieron que otros sí eran capaces de crear, decidieron arrebatarles sus creaciones, porque ellos las necesitaban para sobrevivir y ahí empezó el origen de todo el mal conocido hasta hoy. Y desde ese primer instante, en el que unos pocos fueron capaces de dejar entrar el miedo en sus vidas toda la humanidad permanece esclavizada. El miedo se fue heredando, así como las técnicas de manipulación, extorsión y crueldad.

Y ahora que se puede hacer

La verdad nos hace libres. Y tan cierto es que tenemos el poder más supremo jamás conocido para crear nuestra propia realidad como que estamos infectados por un virus que se apodera de nuestros pensamientos, de nuestros deseos, de nuestros comportamientos y emociones. En la misma medida que cada día conocemos más sobre nuestra asombrosa y mágica esencia también se fabrican formas más poderosas para manipular y socavar nuestro poder. La próxima vez que estés intentando manifestar algo y no salga, averigua que pensamiento negativo que no procede de tu esencia como ser infinito y espiritual que eres, te está debilitando y consumiendo la energía. Haz un viaje interior hacia el cui bono. ¿A quién le beneficia que tú no consigas tus sueños? ¿A quién beneficia que tú estés debilitado, enfermo, frustrado, infeliz? ¿Te has parado a pensarlo?


Es vital por lo tanto, no sólo para nuestra propia prosperidad individual sino para toda la evolución de la humanidad en general, salir de la esclavitud. Una esclavitud que es mental. Y sobre todo, en la medida de lo posible, mientras seguimos practicando las técnicas que nos hacen convertir en realidad todos nuestros más altos sueños, hay que dejar de colaborar con este sistema, un sistema creado y promovido por los dueños del mundo, la élite bancaria dueña de las petroleras y las centrales eléctricas. Hay que intentar en la medida de lo posible, no colaborar, intentando no dar a ganar dinero a la banca. Eso no significa que no consumas. El consumo responsable es sólo el intercambio de bienes entre personas, y eso es una maravilla, y la cuna de la cohesión humana. Lo que significa es que si puedes, dejes de utilizar tarjetas de crédito. Significa, que si puedes antes de pedir dinero al banco para dar forma a tu negocio, intentes otras vías como el crowdfunding. Utiliza las redes sociales para dar a conocer tu negocio, tus ideas, tus cuadros, tu libro, tu película, tu creación, sea la que sea. Significa que saques tus ahorros del banco, porque es mentira que allí estén más seguros.

No puedes acertar en una diana que no ves. Claro que puedes crear todo lo que desees, pero tienes que tener el conocimiento verdadero de quien eres y de lo que en realidad quieres. Y tienes que saber las reglas de este sistema en el que vives, donde el dinero no existe, es sólo papel con dibujos, sin ningún valor en absoluto. El dinero a día de hoy es deuda. El dinero se crea en el momento en el que se pide un préstamo. No te están prestando nada, porque nada tienen. Sólo son unos números en un ordenador. El dinero real lo tienes tú no ellos. El dinero real lo creas tú con tu trabajo, tus ideas, tus inventos, tu arte. El dinero real es nuestro. Así que deja de pensar que no sabes ser próspero o que tienes un problema con el dinero , porque no es cierto, el problema con el dinero lo tienen ellos y nada más que ellos.

Nosotros somos más. Nosotros no tenemos miedo. Nosotros somos los creadores de riqueza, no ellos. Ellos sólo roban nuestras ideas, nuestros inventos, nuestros recursos, nos roban hasta el pensamiento si les dejamos. Seas quien seas y seas como seas tu valor es incalculable. No lo vendas a cambio de nada. 

El virus del miedo que se introdujo en la psique humana en el principio de los tiempos debe desaparecer. Ha llegado el momento. Es este. Estamos aquí para llevar a cabo semejante proeza. Liberar por fin y para siempre a la humanidad de la mentira, la esclavitud y la desconexión con su infinito poder y sabiduría. Liberarnos por fin de este virus maligno que lo está consumiendo todo. Es la última batalla que nos queda por librar. Una batalla sin armas, sin violencia, sin sacrificios personales. Una batalla psíquica. De nosotros y de nuestro poder para pensar sólo la verdad, y sentir sólo la verdad depende que la ganemos.

Vivimos en un planeta hermoso lleno de abundancia, logremos por fin convertirlo en lo que siempre tuvo que haber sido, un lugar en el cual experimentar el tiempo y el espacio, un lugar en el que desarrollar la creatividad energética desde la materia en comunión y felicidad con el resto de seres vivos que en él habitan.
www.reconciliacioncuantica.com

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





1 comentario:

  1. Gracias. Que se tu multiplique estoy aprediendo desde mi corazon y desde VENEZUELA u pais de amor abundancia rosario figuera de girardi

    ResponderEliminar