nocopias

viernes, 5 de agosto de 2016

LA VARA ATLANTE DE PODER:* CÓMO CONFECCIONARLA Y UTILIZARLA



LA VARA ATLANTE DE PODER:
CÓMO CONFECCIONARLA Y UTILIZARLA


a) La Vara es un tipo de herramienta muy apreciada en muy distintos campos en los que se trabaja con energía.

Aquí se muestra cómo confeccionarla, aunque es absolutamente personalizable.

b) La Vara Atlante se puede construir del tamaño que se sienta, tanto de largo como de grosor. Sin embargo, se aconsejan unas medidas que se cree fueron utilizadas por los atlantes.

Los materiales y las medidas para su construcción son:

C) Un tubo de cobre de 30 centímetros (el cobre debe de ser nuevo) con un ancho de unos 2 centímetros.

P) La punta de Cuarzo que vayamos a poner deberá caber en el tubo perfecta mente.
También se necesitará la tapadera o capucha de cobre del otro extremo.
La Vara la vestiremos con una tira de cuero del color que se quiera y de un ancho de 1 a 2 cm.

E) El Cuarzo deberá tener unos 5 ó 7 cm. de largo y el ancho del tubo y será lo más perfecto posible, no estar facetado ni pulido y tener un ápice de punta perfecta.

M) En la tienda que compremos el tubo de cobre pediremos que la hagan 4 ranuras en un extremo que será donde encajaremos el cristal. Aun así, al colocar el cristal, le pondremos pegamento incoloro para fijarlo mejor.

A continuación se pega la tira de "cuero"  (se puede usar otro artículo  en lugar de , ya que el cuero proviene de los animales , además aporta energía negativa) en forma de espiral alrededor del tubo, Si se quiere, se le puede añadir avalorios, plumas o cualquier cosa de significado personal que se quiera al vestido, incluso se le puede hacer un pequeño ritual y consagrarlo para algo determinado, darle nombre o lo que se quiera y sienta.   

Usos de la Vara Atlante.

La Vara Atlante se carga de la propia energía de quien la maneja.

El cobre es un metal de conducción energética poderoso y el Cuarzo es un amplificador de energía muy potente cuando lo focalizamos hacia un punto determinado, sobre todo con nuestra intención, mirada y gesto. Si además visualizamos y sentimos la energía de un color determinado, cuando la dirigimos a un punto de dolor o desequilibrio, su fuerza curativa es muy potente y sanadora.




Antes de empezar ningún tratamiento con la Vara Atlante seguiremos los siguientes pasos:

Serenar la mente de todo pensamiento.
Hacer varias respiraciones profundas.
Tener a mano un incienso encendido, vaso de agua o vela.
Mover energía de agradecimiento, petición de ayuda, etc.
Visualizar los propios chakras iluminados y reforzar la luminosidad del huevo áurico.
Activar los filtros de protección o el anillo violeta protector.
También se puede cargar la Vara Atlante con unos minutos con Reiki.

A continuación aplicamos la Vara Atlante al campo áurico de la persona y visualizamos como desde su ápice fluye un haz de luz, del color que venga, que va a reforzar todo su contorno áurico.

Este haz de luz energético lo sentiremos llegando a través de nuestro chakra Estrella del Alma/Corona/ por el brazo/mano hasta llegar a la Vara Atlante, y como sale por su ápice.

Si el tratamiento que vamos a realizar está ya localizado en una herida abierta, fractura, dolencia localizada, úlcera, tumor, víscera dañada, etc. dirigiremos ahí exactamente la Vara Atlante durante varios minutos, el tiempo nos vendrá dado por nuestra intuición, visualizando como fluye la energía hasta sentir que ha concluido el tratamiento.

Seguidamente podemos apartar la energía negativa que podremos visualizar alrededor del punto tratado, haciendo rotaciones de enganche y pasándolas al humo del incienso, agua o fuego, tantas veces como sintamos.

Una vez limpiamos energéticamente la zona, enfocaremos de nuevo la Vara Atlante y visualizaremos como sale por su vértice energía rosada que inundará la zona afectada.

Esta energía rosada la sentiremos emanar desde nuestro chakra corazón con mucho sentimiento de amor y deseos de sanación para el paciente, deseándole siempre que la sanación se realice en perfecto equilibrio, armonía, sin sufrimiento, deseándole lo mejor de lo mejor.

Para terminar podemos aplicar nuestras manos durante unos minutos, 3 como mínimo o bien darle Reiki.

La frecuencia de este tratamiento irá en función de la dolencia y de la intuición del cristaloterapeuta.

Este tratamiento sirve igualmente para realizarlo a los árboles, plantas y animales.

En el caso de que no sepamos donde está el desequilibrio, seguiremos los pasos del principio y a continuación visualizaremos una conexión especial desde el chakra del entrecejo hacia la Vara Atlante, el color será el que venga aunque casi siempre es violeta azul y a veces también dorado.

Pasaremos de esta manera la Vara Atlante, chakra por chakra, empezando por la cabeza y tratando de visualizar donde está el desequilibrio.

La forma de diagnóstico puede ser por exceso o por defecto, es decir, que podemos sentir como en la zona de un determinado chakra se absorbe más energía de lo normal, esto determinará que hace falta energía y que debemos quedarnos hasta que sintamos o visualicemos que se equilibra.

También puede ocurrir lo contrario, es decir, que apenas sentimos fluir la energía en un punto determinado por lo que aplicaremos nuestra intuición para equilibrarlo visualizando un incremento en el vértice del cristal de la energía de luz cargando la zona de este chakra y para ello visualizaremos todos los colores, rojo, anaranjado, amarillo, verde, rosado, azul celeste, azul índigo, violeta y  dorado.

Dejaremos que cada color emane un periodo más o menos por igual, aunque suele suceder que se incrementa la velocidad o intensidad de algunos colores más que de otros según sea el desequilibrio energético de la zona que estemos tratando.

Este método también nos puede servir como diagnóstico para saber que tratamiento de color debemos realizar en las sesiones con imposición de cristales.

Ningún tratamiento con cristales sustituye a medicamentos ni a médicos, y la Vara Atlante no es una excepción por lo que la utilizaremos dentro de las terapias vibracionales como tratamiento de apoyo.

Mediante la técnica anterior utilizamos la Vara para crear campos de fuerza alrededor de uno mismo, un objeto, edificio, coche, plantas, grupos de personas, animales; para mandar energía al planeta o a algún lugar determinado.

Para darnos autotratamiento y reforzar los colores del aura de una manera más potente que utilizando un Cuarzo natural normal o la energía del chakra de la mano.

Para cargar de energía positiva una habitación o limpiarla de energía caótica y cargar el agua y la comida.

Sosteniendo la Vara Atlante en nuestras manos durante determinadas meditaciones incrementamos la percepción o la telepatía. Sin embargo, no es Conveniente utilizar la Vara Atlante Para hacerse tratamientos  delante de un Espejo uno Mismo, ya que los espejos son instrumentos mágicos en el sentido de que se impregnan energéticamente de las imágenes de todo cuanto en ellos se ha reflejado, hasta de las propias en estados poco positivos.

La Vara Atlante es de uso personal aunque cada persona es libre de dejarla a alguien de su confianza.

Por supuesto que al igual que con cualquier cristal de Cuarzo, la Vara Atlante NUNCA debe utilizarse para fines negativos, entre otras cosas porque no daría resultado y concretamente porque el Cuarzo es LUZ.

Una variedad de Vara Atlante es colocar en la punta un Cuarzo Varita Bisturí.
Esta Varita Láser será especial para realizar operaciones, abrir y suturar heridas energéticas.

También podemos utilizarla para sanación emocional, concretamente para liberarnos de adicciones o enganches.
Una adicción es una conexión con una energía forma o egregor.

Los pasos y procedimientos a seguir para este tratamiento son:

Visualizamos, sentimos o ponemos frente a uno mismo una foto.

Si se quiere liberarse del tabaco o el alcohol lo ideal será una foto en la que estemos fumando o bebiendo.

También se puede hacer un dibujo de uno mismo en la actitud aditiva de la que se quiere liberar.

Hacemos los ejercicios energéticos de mover energía de agradecimiento, petición de ayuda y protección, etc.

Yo soy equilibrio en acción.
Pido energía de purificación.
Abro mi canal a la luz.
Activo mis filtros de protección.
Pido a mi vehículo superior que tome el mando de mis vehículos inferiores para la realización de este ejercicio.
Igualo frecuencias con mi Yo Superior.
Activo la Rueda de Fuego Cósmico y el Círculo de Luz.
Pido a mi Ángel Guardián, Ser de Luz, Yo Superior o lo que más confianza de energía de Luz sintamos que me muestre los hilos, cuerdas, lazos o cadenas que me tienen unido a esta adicción.

Este tipo de visión no suele ser agradable, generalmente nos vemos unidos a cuerdas raídas, cadenas oxidadas, lazos viscosos, y cosas repugnantes o mal olientes ante las cuales no debemos sentir temor o miedo sino tener presente que estamos haciendo este ejercicio precisamente para liberarnos.

Ahora decimos mentalmente o verbalmente: 

Pido al Arcángel Miguel que guíe esta Vara de Poder llenándola y guiándola con su energía de sanación totalmente.

A continuación y con la mano diestra cortaremos las cuerdas o cables que salen de nuestro cuerpo con mucho cuidado de no herirnos.

Tendremos total confianza de que estos cables quedan cortados y cauterizados. Uno por uno, hasta sentirnos liberados.

Para terminar visualizaremos llenándonos de luz dorada que entra por el chakra Estrella del Alma, corona y a todos los demás chakras.

Nos visualizaremos también envueltos en un pilar de Luz Violeta que lo limpia y lo trasmuta todo.


Agradeceremos la ayuda y asistencia que hemos recibido y repetiremos este ejercicio todos los días durante una semana.

 





Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/

        

1 comentario:

  1. Maravilloso, voy hacerlo con su permiso, es Maravilloso Bendiciones Gracias

    ResponderEliminar