nocopias

martes, 5 de abril de 2016

LA MUERTE, MORIR, LA GRACIA Y LA PAZ Por Jennifer Hoffman-29-03-2016




LA MUERTE, MORIR, LA GRACIA Y LA PAZ 


Aunque entendemos los principios espirituales sobre la muerte y su momento, a un nivel humano hay mucha menos claridad y entendimiento.

Y cuando ese amigo o ser querido mueren por su propia voluntad, la situación se complica y se hace más oscura.
¿Qué nivel de desesperación podría haberles llevado tanto dentro de su propia oscuridad que no pudo encontrar una sola chispa de luz?
¿Por qué no nos dijeron que tenían problemas y por qué no estuvimos más alertas ante su situación?
En los momentos desafiantes en que vivimos, la fina línea entre la esperanza y la desesperación se adelgaza considerablemente y a veces solamente surge una elección para alguien, de que es tiempo de darse por vencido.
No podemos nunca saber el significado completo, el alcance y el propósito de un contrato del alma, qué es entre un individuo y la Fuente.
Cada vida tiene un propósito y cada propósito es siempre cumplimentado, independientemente de cuando ocurra la muerte.
Para quienes quedan por detrás con preguntas sin responder, pensamos que es una vida no cumplimentada, pero eso no es cierto.
Ha cumplido su misión y propósito, pero no en formas que podamos entender.
Podemos tener alguna influencia sobre las elecciones de vida de alguien, cuando les mostramos un ejemplo diferente pero aun así, la elección final siempre es de ellos.
La iglesia condena estas elecciones considerándolas una caída de la gracia pero es un llamado a la gracia, darnos a nosotros mismos los dones de la gracia, la esperanza y la paz y el abrazar la luz para poder superar nuestro propio temor y oscuridad, que es parte de nuestro contrato del alma.
Aunque eso es fácil de hacer en espíritu, es menos fácil cuando estamos atascados en la densidad de la desesperación y la luz parecer estar fuera de nuestro alcance.
Para estas personas, la noche oscura del alma se convierte en una pesadilla que crece para abarcar cada momento de sus vidas y ellos se dan por vencidos.
Yo he estado al borde de ese precipicio varias veces también y me he preguntado cómo iba a lograr la alegría de nuevo.
Siempre lo logré pero con mucho esfuerzo. Ustedes leyeron mi historia en 30 Días para los Milagros Cotidianos, cuando quedé sin un centavo, desempleada, sin techo, llorando para dormirme cada noche pidiéndole a Dios que me llevara porque no podía tolerar mi vida ni comprendía cómo iba a salir de tal enredo en el que estaba.
Lo logré, como muchos de ustedes, pero para algunas personas el esfuerzo es demasiado grande y no pueden lograrlo.
Regresar a la Fuente, volver al ‘hogar’ es una tentación que no pueden resistir y la paz de ese mundo es algo que no pueden encontrar o crear aquí.
Para muchos la elección que enfrentan es extremadamente fuerte, algunos no son capaces de considerar los potenciales u opciones.
Durante años he escrito respecto a este momento de elección entre la oscuridad y la luz, la densidad y la creación, la 3D y la 5D y la vida en la tierra o si continuar el camino en espíritu sería más importante.
Y se ha ido desplegando gradualmente hasta ahora, cuando está ganando en impulso a medidas que las frecuencias de energía y los potenciales para la luz y la oscuridad son mayores que nunca.
No podemos interferir en las elecciones de nadie pero podemos mostrarles compasión y comprensión, haciendo lo mejor que podamos para entender la naturaleza espiritual y propósito de vida al luchar para entender por qué alguien elegiría terminar con su vida.
Esto vino a mí hoy, en una forma muy personal y aunque entiendo la elección que hizo esa persona, no podía entender por qué nunca pidió ayuda para lidiar con su dolor.
¿Realmente pensó que nadie la quería y que no la habrían ayudado? Espero que no pero la elección se hizo y la vida se terminó.
Podemos sentir dolor por quienes deciden que esta es su mejor opción pero también debemos reconocer, independientemente de cuánto no entendamos, de que es parte de la experiencia de ellos y es su elección.
Y podemos celebrar el amor que les tuvimos, recopilar los buenos recuerdos cercanos a su corazón apreciando su presencia en nuestras vidas y entendiendo que para algunas personas, irse a casa significa justo eso y que se sienten más cómodos en esa dimensión que en esta.

Derechos de autor reservados © 2016 por Jennifer Hoffman.
Por Jennifer Hoffman
http://enlighteninglife.com
Traducción: Fara González

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




1 comentario:

  1. a veces se convierte en algo importante volver al hogar, el pensamiento te ronda permamentemente, hasta que tomas la decisión que eligis

    ResponderEliminar