nocopias

lunes, 1 de agosto de 2016

Nuestro propósito de vida es la Aceptación por Jennifer Hoffman 21 de Julio 2016





Nuestro propósito de vida es la Aceptación 
Nuestro propósito de vida es aprender a aceptar a los demás y reconocer su camino como parte de su propio territorio energético. El amor incondicional forma parte de esa aceptación, pero no consiste en un estado emocional, sino en un estado energético. Se trata de un estado donde no existe juicio alguno y, por consiguiente, sólo hay aceptación.
Cualquier forma de juicio es una expresión de miedo y de limitación que tiene su origen en las energías kármicas y en los ciclos álmicos del pasado. Para poder llegar a la aceptación debemos conocer nuestro propio corazón, ser claros acerca de nuestras intenciones y estar alineados con nuestra propia energía.
Únicamente estando alineados podremos aceptar las acciones de los demás, no cuando nos dejamos llevar por nuestras emociones. Las conexiones desalineadas que desatan nuestras emociones son lecciones cuya finalidad es ayudarnos a alcanzar la aceptación. Y ese es el propósito de la vida.
Los ciclos kármicos de los grupos de almas tienen su origen en juicios hacia los demás y en cómo sus acciones nos afectan.
Mientras creamos que los demás nos provocan dolor y sufrimiento deliberadamente, nuestro pesar será una respuesta a nuestras propias expectativas y al deseo de ser amados por aquellos que no pueden amarnos. Las lecciones de amor y aceptación que proyectamos en otros son un reflejo de nuestra necesidad de saber que somos valorados, y elegimos para ello a la persona a quién le supone mayor esfuerzo hacerlo. Es lo que hacemos cuando nos alineamos con nuestro corazón emocional roto, herido y no sanado, no con nuestro Corazón Divino, lo cual acarrea más dolor, karma y una nueva lección de aceptación.
Abrazar los caminos de los demás como parte de su propio viaje y resistirnos a la tentación de juzgarles (cuando no actúan como creemos que deben hacerlo, o cuando no hacen lo que consideramos “lo correcto y lo mejor”), es la lección más difícil para la humanidad. Podemos evitar las lecciones de aceptación si permanecemos alineados con nuestras intenciones de alcanzar la paz, la alegría, el amor y la abundancia que deseamos en nuestras vidas, y si logramos permanecer en un estado total de amor a nosotros mismos. Las lecciones de no aceptación por parte de otros (que actúan de manera no amorosa con nosotros), reflejan nuestra propia falta de amor y autoestima.
Dentro de la polaridad de 3D, el juicio es lo contrario a la aceptación. Dentro de la dualidad 5D integrada que estamos creando, la aceptación es la única energía posible; no existe su opuesto. Parte de nuestro viaje de Ascensión consiste en permanecer alineados con nuestro ser energético, pasando de la sanación a la totalidad y a la congruencia energética. A medida que reconozcamos y aceptemos a los demás, iremos completando nuestros propios ciclos de sanación y podremos alinearnos con nuestros aspectos multidimensionales. Toda forma de dolor, rabia, arrepentimiento o tristeza que sintamos con los demás es la confirmación de que, antes de poder ascender a nuestro ser multidimensional, debemos completar una lección de aceptación.
Cuando estamos en un estado de aceptación, podemos elegir nuestras conexiones basándonos en las frecuencias y en las vibraciones más elevadas, porque ya no necesitamos recordatorios de que debemos evitar juzgar a otros (en base a si cubren o no nuestras necesidades), o de que no nos amamos lo suficiente (lo cual es otra lección de auto-aceptación).
Este es el propósito de la humanidad y el propósito de cada reencarnación: abrazar la aceptación como el nuevo paradigma energético. El nuevo camino energético donde no hay juicio y, por lo tanto, no hay miedo, ni rabia, ni odio. Sólo paz, amor y alegría. Hemos elegido finalizar nuestros ciclos kármicos en este período, porque hemos elegido permitir que tengan lugar todas las etapas del proceso de Ascensión.
Y, para poder ascender completamente, la humanidad debe aprender la aceptación y debemos practicarla a continuación en cada situación y con cada persona. Cuando no haya más juicios, desaparecerán también los motivos para que existan el caos y el miedo, y tampoco habrá ocasión de que la polaridad pueda darse. Y podremos completar así la nueva integración multidimensional de la 3D con la 5D, que es la Ascensión.
Jennifer Hoffman
Derechos de autor reservados © 2016 por Jennifer Hoffman. Pueden citar, traducir, reimprimir o referirse a este mensaje si mencionan el nombre de la autora e incluyen un vínculo de trabajo a: http://enlighteninglife.commanantialcaduceo.com.aEl Manantial del Caduceo agradece a las personas que comparten y distribuyen estos mensajes tal cual se publican, con todos los créditos correspondientes, pues así reflejan su propia transparencia al difundir la luz.Traducción: Rosa GarcíaDifusión: El Manantial del Caduceo enla Era del Ahora



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada