nocopias

sábado, 25 de febrero de 2017

El Aura: Cuando ves una persona con un aura gris u oscura, puedes estar seguro, que sus intenciones no son claras,



El Aura: Esa energía luminosa a tu alrededor

Antes de comenzar a recorrer el camino de conocimiento sobre el aura, es preciso recordar que todo en el universo es solo una vibración. Todo átomo, toda parte de un átomo, todo electrón, toda “partícula” elemental, aún nuestros pensamientos y consciencia son solo vibraciones. De allí que podamos definir el Aura como una vibración rodeando todo objeto material.
En términos básicos, el aura es una energía luminosa o campo electromagnético que rodea en forma de óvalo a todos los seres vivos y que es imperceptible a plena vista. Es la combinación del cuerpo etéreo, emocional y físico, al igual que de la información de nuestras almas. Y como ya hemos dicho en entradas anteriores, el aura está ligada a los chakras.
Todos nuestros pensamientos, sentimientos, y experiencias están reflejadas en el aura, al igual que energía que atraemos de nuestro entorno. En este sentido, el alma refleja nuestra energía y atrae energía de otros cuerpos y ambientes.
Al igual que todo lo demás en el universo, el aura es vibración y como tal, responde a otras vibraciones. De esta manera, vibraciones en forma de pensamiento, sentimiento o interacción con otras energías (en el espacio o de otras personas), afectan y moldean la vibración del aura. Los objetos inanimados tienen también una energía que las rodea. Estas auras son la combinación del entorno y de las energías de las personas que han estado en contacto con dicho objeto.
El aura no es estática cambia con mucha frecuencia, con nuestra evolución personal y espiritual, y con el entorno. También podemos cambiarla con nuestra intención y con ejercicios de visualización y rituales de purificación, que trataremos más adelante.
Parte de lo que refleja nuestra aura es el reflejo de nuestro cuerpo físico que emite energía también. Por eso, algunos expertos en auras dicen que pueden decir si la persona sufre de alguna dolencia física al ver su aura.
El color o colores del aura de una persona dicen mucho de ella. Hablan de sus intenciones y su esencia. Cada color refleja una cualidad y los tonos del ese color hablan de la cantidad o deficiencia de dicha cualidad en la persona en cuestión.
Muchas veces la primera reacción que tenemos hacia alguien o que alguien tiene hacia nosotros, tiene que ver con nuestras auras. De alguna manera, el aura es como un magneto que atrae ciertas energías hacia sí mismo, y repele otras igualmente. Dependiendo de qué tan “sana” y fuerte esté nuestra aura, vamos a atraer esto o aquello del entorno y de otras personas. Energías más puras atraerán similares y rechazarán las oscuras o más densas – y viceversa. Por eso es tan importante mantenernos equilibrados, conservar nuestra aura limpia y protegida es vital para nuestro desarrollo y sobrevivencia.
Se preguntarán por qué, pues es simple, en principio mantener un equilibrio integral redundará en el beneficio directo de nuestros cuerpos astrales que están interconectados entre sí, cuando el desequilibrio entre uno y otro es prolongado, se producen “huecos” en el aura que es la que nos mantiene “a salvo” y es por esos huecos por donde se cuelan las enfermedades que atacan el cuerpo físico.
En teoría todos podemos ver el aura si practicamos. También existen las cámaras Kirlian, que retratan el aura de personas y objetos y se usan frecuentemente para “diagnosticar” a la persona, de acuerdo con los colores que salen en su foto. Algunos creen que los niños pequeños pueden ver auras naturalmente pero con la edad todos vamos perdiendo la habilidad.
El aura usualmente se extiende entre uno y tres pies de distancia del cuerpo físico en todas las direcciones, rodeando a la persona como un “huevo de luz” de múltiples capas.
Se dice que el aura consiste en 7 capas o cuerpos sutiles (algunos dicen que son 12 o muchos más) que se interconectan y afectan mutualmente constantemente.
El cuerpo etéreo es el más cercano al cuerpo físico y usualmente refleja nuestra salud física y nuestros instintos más básicos. Se manifiesta usualmente con un color azul o plateado suave pero si existe una enfermedad, se torna en colores oscuros, sobre todo alrededor del área afectada.
Por otra parte, el cuerpo emocional, como su nombre lo indica, refleja el estado anímico de la persona, al igual que las reacciones emocionales frente a otros individuos y a situaciones. Por esta razón, es la capa del aura más instable, y cambia continuamente de acuerdo con el estado de ánimo de la persona. Sin embargo, los residuos de las emociones más fuertes como la rabia y miedo, permanecen almacenados en esta capa por algún tiempo y pueden con el tiempo afectar la salud emocional y física de la persona. Cada emoción genera colores diferentes en la capa emocional del aura y por lo tanto ésta puede manifestarse en cualquier tono o combinación de colores. Los colores más brillantes y puros usualmente indican emociones elevadas y paz. Los colores turbios son más característicos de emociones violentas o instintos bajos.
La capa o cuerpo mental se relaciona con lo que llamamos consciencia. Los pensamientos e intenciones conscientes del individuo se reflejan en esta capa. El amarillo y naranja son los tonos característicos del cuerpo mental. Se dice que las personas altamente intelectuales tienen un cuerpo mental de color amarillo brillante.
El cuerpo astral está atado al cuerpo físico por un cordón plateado (el llamado cordón de plata), y refleja nuestros deseos superiores y nuestro avance espiritual en términos de amor incondicional. Es de alguna manera un portal para otras dimensiones, y se dice que puede desprenderse del cuerpo físico y transportarse libremente en las llamadas proyecciones astrales. También está ligado en parte a nuestra fuerza de voluntad. Puede manifestarse en varios colores que van desde el rosado puro hasta una mezcla de todos los colores del arco iris.
El cuerpo espiritual tiene que ver realmente con conexión y comunicación – con otros, con nosotros mismos y con nuestro propósito superior.
El cuerpo mayor o celestial es la conexión entre nuestra consciencia humana y el plano espiritual en donde frecuentemente se encuentran sueños y memorias de otras vidas o de experiencias extra-corporales.
Finalmente tenemos el cuerpo divino o espiritual que es la conexión con el plano superior y la sabiduría divina, y se puede manifestar en un rayo y luz dorada brillante. Entre más separado esté el individuo de su propósito supremo y su camino espiritual, más oscura o bloqueada estará esta capa del aura.
El Aura alrededor de objetos vivientes (conscientes) (gente, plantas …) cambia con el tiempo, algunas veces muy rápido mientras que la que rodea los objetos no vivientes (piedras, cristales, agua…) es esencialmente fija.
Los datos de arriba han sido confirmados más allá de cualquier duda por científicos en Rusia, quienes han estado usando efecto Kirlian para estudiar Auras por los últimos 50 años.
El Aura alrededor de los humanos está parcialmente compuesta de radiación electromagnética, que van desde microondas, infrarrojas a luz ultravioleta. La parte de microondas de baja frecuencia e infrarroja del espectro (calor corporal) parece estar relacionada con los niveles bajos de funcionamiento de nuestro cuerpo (estructura de ADN, metabolismo, circulación etc.) mientras la alta frecuencia (parte UV) está más relacionada a nuestra actividad consciente como pensar, creatividad, intenciones, sentido del humor y emociones. Los científicos rusos, quienes están 3 décadas adelante de todos en investigación de Aura, descubrieron que nuestro ADN puede ser alterado, influenciando su Aura con las microondas. La parte de luz UV de alta frecuencia es muy importante y muy interesante pero largamente inexplorada. Y esta parte puede ser vista con los ojos.
¿Cuál es el significado de los colores áuricos?

Los Colores e intensidad del aura, especialmente alrededor y sobre la cabeza tienen significados muy especiales. Viendo el aura de otra persona puedes realmente “ver” sus pensamientos antes de que los escuches expresados verbalmente. Si no están de acuerdo con lo que esta persona está diciendo, efectivamente ves una mentira todo el tiempo. Nadie puede mentir en frente de ti sin ser detectado. No podemos fingir el Aura, porque queramos o no mostrará nuestra verdadera naturaleza e intenciones.
Además, el aura es nuestra firma espiritual. Cuando ves a una persona con un aura brillante, limpia, tienes la seguridad de que la persona es buena y espiritualmente avanzada, aún si es modesta y no es consciente de ello. Cuando ves una persona con un aura gris u oscura, puedes estar seguro, que sus intenciones no son claras, sin reparar cuan impresionante, elocuente, educado, “de buen aspecto” o “bien vestido” parece.
Es especialmente importante verificar el aura de cualquier líder religioso, “maestro espiritual “, “maestro” o un “gurú”. Tal persona debe tener un halo amarillo-dorado claramente definido alrededor de la cabeza. Si no lo tiene, créeme que estarás mucho mejor de tu cuenta.
Unirse a una secta o una religión liderada por gente incompetente es muy peligroso para tu consciencia. Dónde está el peligro ? Cuando el tiempo llega de realmente usar la información almacenada en tu consciencia de esta vida, puede haber casi nada útil ahí, si enfocas tu vida en seguir rituales y ser el rebaño de otro. En tal caso es necesario re-aprender todo desde el comienzo. La mayoría de líderes de secta, religión y políticos tienen solo dos cosas en mente: dinero y poder para controlar gente. Y todos podemos verlo con un poco de entrenamiento. Imagina cambios en la Tierra si mucha gente puede ver Auras de sus líderes y empezar a escogerlos en base a eso.
Leyendo el Aura puedes diagnosticar mal funcionamiento en el cuerpo (enfermedades) mucho antes de que los síntomas físicos se vuelvan evidentes. Conscientemente controlando tu Aura tú puedes de hecho sanarte a ti mismo. Sin embargo, la sanación del cuerpo físico es nada en comparación con lo que ver y leer auras puede hacer por tu consciencia, desarrollo espiritual y consciencia de la Naturaleza.
Todos tenemos aura, pero hay un gran número de personas cuyas auras son débiles y opacas, o de colores oscuros, como consecuencia directa de su actitud materialista ante la vida donde se mantienen negando y suprimiendo el desarrollo de la consciencia, cultivando temor, envidia, celos y otras emociones similares. Tales actitudes suprimen su verdadera naturaleza, y sus auras se vuelven suprimidas también.
Cuando la gente tome consciencia de que su Aura está en exhibición y mucha gente sea capaz de verla, cuidarán lo que piensan. Y tratarán de ver y mejorar su propia Aura. En el proceso se volverán mejores y más sabios, siendo capaces de reconocer las intenciones de otra gente.
Hasta los 5 años de edad es natural el poder ver las auras de los adultos y frecuentemente miran sobre una persona en frente de ellos. Cuando no les gusta el color del aura sobre la cabeza, o si este color es muy diferente al aura de sus padres, lloran, no importa cuántas sonrisas la persona haga.
Los niños tienen auras mucho más limpias y fuertes que la mayoría de los adultos, quienes están completamente esclavizados por el mundo materialista y suprimen su Naturaleza siguiendo ejemplos superficiales.
Fuentes: nuevaera.about.comthiaoouba.commisabueso.com






https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada