nocopias

martes, 14 de febrero de 2017

4,650 AC Y ANTERIORES LLEGADAS DE NIBIRU: Hechos de sus últimas pasadas. 6 de febrero de 2017




4,650 AC Y ANTERIORES LLEGADAS DE NIBIRU: Hechos de sus últimas pasadas.



No siempre el paso de ese planeta causa efectos negativos ya que depende de factores cósmicos como ubicación de los planetas, del sistema solar, estado de actividad del sol y órbita del propio planeta entrante, entonces como saber qué efectos causara? Analicemos el pasado para saber del futuro.
Hemos compilado información sobre el mundo antiguo y su conexión con eventos que indican que cerca del 4.650 AC, un cuerpo inmenso, que ahora se conoce como Júpiter, se movió y balanceo con bruscos movimientos en el sistema solar por empujes gravitacionales anómalos externos.
Los planetas exteriores fueron puestos un poco en desorden de sus orbitas y una luna de Júpiter seguida por otra, por empuje de aquella fuerza anómala al final chocó con un planeta que giraba entre los actuales Júpiter y Marte, parte de los restos de este planeta se convirtieron en el cinturón de asteroides y parte de Júpiter o una luna se separó para convertirse en lo que ahora conocemos como el planeta Venus. 
Siendo Venus, entonces un trozo inmenso de materia, fue proyectado en el espacio, a su paso por los planetas interiores destruyó la atmósfera y parte de la vida de Marte, antes de que fuera atrapado por el campo gravitacional de la Tierra,  Venus hizo algunas órbitas o movimientos erráticos cerca de la Tierra antes de que su velocidad y la gravedad solar lo acomodara en su posición actual en el sistema solar. 
Fueron esas órbitas erráticas las que causaron la repentina devastación planetaria y un gran maremoto cerca de 4.650 AC. antes de este tiempo, Marte giraba en una órbita donde la Tierra está ahora y la Tierra estaba en una órbita más cerca del Sol. Ver: catastrofes ciclicas.
Para los humanos de la época, la luz brillante que produjo Venus cuando pasó cerca de la Tierra, pudo haber creado en el consiente colectivo la idea de Lucifer, el “portador de la luz”.
Los registros mesopotámicos, tibetanos, védicos, hindúes y centroamericanos más de antiguos no incluyen a Venus en sus recuentos planetarios, sólo después aparece, hubo una obsesión con Venus en muchas culturas en la que le hacían sacrificios humanos. 
Hacia el año 7,100 que es la anterior pasada de ese cuerpo, no existen registro alguno que indiquen catástrofes planetarias globales, es hasta el año 10,500 aprox. que la historia geológica planetaria indica otra catástrofe y el hundimiento de Atlántida y el cambio brusco del eje terrestre causando la penúltima gran extinción planetaria ver:   Potala el gran registro
Y hacia atrás, nos remontamos al año 13,900 AC cuando los registros sudamericanos indican que el continente Lemuriano se fracturó hundiéndose 2/3 partes del mismo y algunos miles de habitantes llegaron a sudamericano, estos hundimientos hicieron que tiahuanaco pasará de cd. costera a donde se encuentra hoy y al final hundiose Lemuria en su totalidad hacia el 10,500 AC. junto a Atlantida quedando solo las islas Hawaianas y la isla de pascua como recuerdo de aquel continente y las Bahamas.
Más atrás hay registros sumerios que indican la creación de Adán hacia el año 15,500 a 16,500 AC. Ver: Decendientes geneticos de enki pero no hay mención de ninguna catástrofe o extinción planetaria y más atrás ya es imposible rastrear evidencia escrita, salvo registros Akashicos que indican que a veces pasan catástrofes y otras no, entonces, pasarán eventos y será cuando se conjuguen posiciones cósmicas, orbitas planetarias y eventos solares los cuales publicaremos adelante.

 s 








https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada