nocopias

sábado, 21 de noviembre de 2015

ARCÁNGEL GABRIEL, Maestría-19-11-2015


ARCÁNGEL GABRIEL, Maestría

Amados, Tengamos una charla sobre la cualidad del amor conocida como maestría.
Cuando una persona opta por identificarse con la paz que se encuentra en su interior a través de la oración y la meditación, se conecta con los niveles más profundos de su alma, su esencia divina.
Llega a conocerse a sí mismo y puede acceder a su máximo potencial, la parte de él que tiene una gran sabiduría y creatividad.
Esto le abre a la experiencia de mayores niveles de alegría, paz y amor.
Les da una mayor sensación de libertad a medida que avanza en sus actividades diarias en este estado de armonía bienestar.
Se convierte en un ejemplo vivo de una mente tranquila y equilibrada que se manifiesta un cuerpo relajado, una salud óptima, y ​​una vida feliz.
La maestría requiere de la libre determinación y fuerza de carácter.
Requiere el dominio de la propia personalidad, creencias personales y de su respuesta al mundo que le rodea.
Uno deja de perder su preciosa energía vital preocupándose por el futuro y reviviendo el pasado.
Logra un estado de libertad en los que su ego individual se integra con su verdadero yo, su yo espiritual.
Experimenta un estado de conciencia tranquila y de compasión por uno mismo y los demás.
Cuando las persona se convierten en maestros de todas las circunstancias en sus vidas, crean una vida que está más allá de la percepción humana limitada.
Ellos saben que tienen el poder de crear lo que ellos creen de sí mismos, y su vida les manifiesta su propia creación.
Esto mejora sus propios dones y talentos de una manera notable y logran grandes bendiciones de satisfacción personal y espiritual.
Ellos sienten que sus facultades superiores se despliegan y la experiencia sublime de la verdad divina dentro de ellos expande sus almas.
La suya es la conciencia de la victoria sobre el ser humano y de la comunión con lo divino.
Han aprendido a canalizar sus emociones, sabiendo que sus emociones son el motor que pone sus decisiones y elecciones en acción.
Ellos tienen la confianza para poner todo lo que tienen en el logro de sus opciones de vida y están dispuestos a hacer lo que sea por el tiempo que les tome.
La maestría de uno mismo conduce a la excelencia y es una opción de alta intención, esfuerzo enfocado, acción constante y esfuerzos continuos para mejorar uno mismo y mantener altos estándares y la integridad personal.
La maestría es la realización del sueño de uno en la consecución de un conocimiento universal de la vida.
Cuando se practica utilizando sabiamente el autocontrol de sus emociones y sus pensamientos, se convierte en una importante herramienta para la superación personal y el logro del éxito y la felicidad.
Aporta equilibrio en su vida y fortalece su autoestima, confianza, fuerza de voluntad y paz de la mente.
Le permite a uno tomar las riendas de su vida para ganar un sentido de dominio sobre ella.
Los hace seres humanos dignos de confianza y responsables que otros aspirar ser.
Ganan confianza a través de la capacidad de trabajar a través de sus temores por el dominio de lo que sucede en su interior.
Llegan a ser conscientes de sus pensamientos, emociones y acciones, que pueden ser muy iluminadas y empoderadas.
Cuando un individuo es consciente de esto, le permite ser fiel a lo que realmente es.
Sus metas y deseos son la máxima expresión de su vida y estas le dan gran determinación para cambiar el curso de su vida por la elección de los pensamientos y emociones que los beneficien.
Aprovechan su voluntad de dirigir la dirección de sus propias vidas y en beneficio de toda la humanidad en el mundo.
A medida que se integra con su verdadero yo, sabe que está en unidad con lo divino en su interior.
Se da cuenta de que su verdadero yo es la existencia real en el universo y que trasciende su cuerpo, su corazón, su mente, sus sentidos y su conciencia.
Llega a entender el mundo como realmente es y puede permanecer separado de todos sus eventos a medida que vive su vida cotidiana.
Sabe que su verdadero yo es la energía cósmica y es el verdadero estado de conciencia que irradia de su ser eterno.
Experimenta su naturaleza esencial que se manifiesta dentro de sí como pura felicidad y esto le ayuda a experimentar un salto adelante en la calidad de su vida.
Entiende que como ser humano, se le ha dado el don de la vida que le da acceso a un suministro ilimitado de energía pura de fuerza de vida universal positiva que está constantemente vertiéndose sobre él desde el universo.
Está aprendiendo a utilizar esta poderosa energía y ser el dueño de su vida.
Llega a entender que cada momento de su vida puede ser un momento de nueva creación y los nuevos comienzos llenos de pensamientos y emociones increíbles. Este es el arte de la maestría de su vida.
Se centra en las cualidades de la vida que quiere experimentar cada día y elige estar lleno de una alegría maravillosa, paz y amor.
Ha logrado la unidad en su personalidad y es capaz de vivir su vida de cada día de una manera positiva y edificante.
Es capaz de tomar decisiones sabias y completarlas en acciones apropiadas y responsables. Está tomando conciencia de su divinidad innata intelectual, filosófica y espiritual.
Su ser inmortal está en completa armonía con su espíritu que mora en sí y experimenta un amor que se desborda desde su interior.
Este amor que desborda los inspira a seguir la voluntad de lo divino al optar por estar al servicio de los demás a su alrededor.
Que sean inspirados a tomar una postura equilibrada, armoniosa y pacífica en todas las áreas de sus vidas que conducirán seguramente a la maestría de la vida.

YO SOY el Arcángel Gabriel
2009-2015 Marlene Swetlishoff / Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardiana de las Sinfonías de Gracia
Traduce Andelei





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada