nocopias

viernes, 20 de noviembre de 2015

*QUE ES LA INTUICIÓN *Tres ejercicios para aumentar la intuición: *EL TERCER OJO: CHAKRA DE LA VIDENCIA



*QUE ES LA INTUICIÓN
*Tres ejercicios para aumentar la intuición:
*EL TERCER OJO: CHAKRA DE LA VIDENCIA

Cómo reconocer la intuición entre tus pensamientos
Qué es la intuición. Cómo aumentar la intuición. Cómo desarrollar la intuición. Son preguntas que buscan responder una inquietud básica e innata del ser humano.  Se habla de intuición como el acceso a un saber certero sin mediación de procesamiento racional alguno. La intuición es un saber que llega “sin saber cómo lo sabes”. El desarrollo de la capacidad intuitiva está directamente relacionado con la evolución de la conciencia humana.
Actualmente, la intuición está siendo estudiada por la neurociencia. Se ha identificado la zona cerebral responsable del pensamiento intuitivo (Síncronía de los centros mentales o energéticos como por ejemplo el hemisferio derecho en sincronía con el izquierdo), también las distintas ondas cerebrales que acaecen cuando entramos en distintos estados de conciencia.
Uno de los primeros en hablar fue Carl Jung y estudiar el dominio intuitivo que él llamó
“supramental” como fuente principal de sabiduría arquetípica. Lo cierto es que la intuición está íntimamente ligada a “la capacidad del ser humano de percibir el aspecto más sutil y energético de la realidad”. La intuición abarca y engloba capacidades como la clarividencia, la clariaudiencia y la clariestesia, habilidades que surgen como consecuencia de integrar nuestro YO profundo con nuestro yo superficial (ego).
Cómo reconocer la intuición
La mayoría de las veces no hacemos caso a la intuición y nos guiamos por el razonamiento para tomar decisiones. Pero en muchas ocasiones, ante el resultado de esas decisiones, hemos dicho: “Yo sabía que esto iba a pasar”.
La intuición es el resultado de una serie de fenómenos que no residen en la conciencia, sino que surgen del inconsciente. En el cerebro existen estructuras muy antiguas, como  la amígdala, que almacenan la información relacionada con la emoción que genera un evento determinado, mientras que otras estructuras como el hipocampo almacenan información objetiva como el qué, el cuándo y el dónde.
¿Cómo sucede? Es conocido que a los mensajes no verbales hay que prestarles más atención, porque son menos controlables a nivel consciente; además, porque en ellos reside la mayor carga informativa sobre emociones y sentimientos de la persona.
Experimentos de neurobiología han demostrado que, al procesar información, las mujeres utilizan los dos hemisferios del cerebro, mientras que los hombres utilizan predominantemente el izquierdo. El derecho es la sede de las emociones y el izquierdo del pensamiento racional.
¿Cómo reconocer el sexto sentido?
“Si repentinamente nos viene a la mente un pensamiento que nada tiene que ver con lo que estamos haciendo, es importante analizarlo, Abrir la Mente y Buscar”.
Esas sensaciones pueden manifestarse como inquietud, angustia, malestar o simplemente algo muy breve y difícil de describir. Pero cuidado, es importante descubrir conscientemente si estás imágenes o sensaciones provienen de tu propia experiencia o son miedos grabados inconscientemente.
“Recuerda cada vez que tengas sensaciones que son incoherentes con tu experiencia”, revísalo a fondo, puede que sea una programación falsa de tu propia realidad” como por ejemplo cuando tienes miedos o fobias a situaciones o cosas que jamás tu hayas experimentado en tu vida o que nunca antes habías realizado, en esas instancias debes estar atento y muy consciente de tus propias reacciones.
Existen muchos métodos de engaño para que no encuentres la verdad.
La importancia  del sexto sentido reside en que no sólo nos avisa sobre peligros; también nos ayuda a percibir cuando le agradamos a alguien, quién nos aprecia y en quién podemos confiar.
La intuición está relacionada con esa parte eterna de nuestra conciencia, el alma y supone un canal que nos permite conectar con nuestra fuente de sabiduría interior, con nuestro poder creativo más elevado, movilizando la infinidad de recursos y energías arquetípicas que están presentes en nuestro interior.

“… (L) ¿Son los instintos diferentes de las emociones?
R: Sí.
P: (L) ¿Cómo puedes saber la diferencia entre conocimiento instintivo y reacciones emocionales?
R: Las emociones involucran pensamiento de deseo, los instintos son
“sentimientos de la tripa”, psíquicos en su naturaleza, y son más fuertes.
Cuando es pensamiento de deseo, siempre hay instinto psíquico filtrándose que puedes acceder si utilizas la razón y examinas tus lecciones del pasado.
P: (L) ¿Es también correcto que la emoción puede ser utilizada para llevar por la dirección equivocada, o sea emociones que están distorsionadas y generadas estrictamente desde la carne o la “falsa programación”?
R: La emoción que limita es un impedimento del progreso. La emoción también es necesaria para hacer progreso en al 3ª densidad. Es natural.
Cuando empiezas a separar las emociones limitantes basadas en suposiciones de las emociones que lo abren a uno a posibilidades ilimitadas, eso quiere decir que te estás preparando para la siguiente densidad. …”(1)

La intuición tu voz interior

Observa las voces que hay dentro de ti y aprende a distinguir la voz que te guía.  Afirma cada día que quieres estar en contacto con tu voz interior. Confía en que tienes las respuestas y tienes la habilidad de escucharlas. Dedica un tiempo para escucharte.
Cultiva la intención y la práctica de la meditación para conectar con tu sabiduría  interior cada día.
Recuerda que la intuición es un estado natural para todos. Reconoce que es tu derecho recibir las respuestas a tus preguntas. Sé paciente y perseverante. Evita frustrarte si no lograr conectarte con rapidez. Recuerda que “El Conocimiento Protege y la ignorancia pone en peligro”
Es importante tener presente:
La intuición, tu voz que habla desde el interior, está ausente de juicio.
La voz de la personalidad o ego es una voz que habla desde el miedo.
Recuerda que muchos pensamientos son obstáculos y ruido incesante de la mente.
Activar la intuición o nuestra voz interior nos hace ser conscientes y estar alertas de las voces de la mente del ego que nos atormenta.
Al activar la intuición podemos identificarlas y separarnos de ellas, de forma que ya no tengan poder sobre nosotros.



Tres ejercicios para aumentar la intuición: 

Aquí te dejaremos tres ejercicios para que puedas aumentar tu intuición. La intuición es el primer paso para luego poder acceder a la videncia. Al igual que muchos asuntos que están relacionados con el aprendizaje esotérico, la intuición es un elemento interno que posee el ser humano y que puede desarrollarse. Hay muchos ejercicios para este desarrollo, aquí te dejaremos tres que son simples pero muy efectivos.
Se dice que la intuición es como un rayo de luz que penetra en la mente del vidente. Ese rayo hace que sepamos cosas que van a suceder, que tengamos un sentido de anticipación ante los hechos. Muchos esotéricos explican que hay muchas formas de desarrollar la intuición, pero que el primer paso es reconocerla, ya que la intuición se presenta en forma natural algunas veces en la vida, y si bien hay personas que tienen más desarrollada la intuición, el hecho de poder reconocerla es un gran paso adelante.
Para saber qué es la intuición hay que entender que cosa no es. La intuición no es raciocinio, ni es deducción, la intuición es un instante en la mente de una persona en que confluyen cuestiones muy internas que hacen que esa persona entienda las cosas de manera inmediata. Es por eso que se la compara con un rayo. La intuición baja del cielo pero también está dentro de nosotros.
No hay que confundir la intuición con algunos consejos que pueden dar algunas entidades o seres espirituales, ya que la intuición es un desarrollo personal y es uno delos sentidos que pueden ser desarrollados, así como puede ser desarrollado el oído o el gusto.



Ejercicio con vela blanca:

Un clásico de todos los tiempos, un ejercicio que es muy sencillo pero también que es muy útil. Sentarse una habitación a oscuras, es preferible que la habitación sea lo más neutral posible, si tienes muchos cuadros es conveniente sacarlos de las paredes en el instante que vas hacer ejercicio. Encender una vela blanca en el centro de la habitación.
Este ejercicio debe hacerse de noche con todas las luces apagadas de la casa, y con las ventanas cerradas. En posición de loto, o medio loto nos sentamos frente a la vela, la encendemos y procedemos a entrecerrar los ojos. Debemos sentir que en el centro delos ojos hay un ojo que permite observar la luz de la vela. Este ejercicio abre el tercer ojo y al mismo tiempo desarrolla los poderes relacionados con la intuición, y aunque es bastante delicado, si uno tiene cuidado puede hacerse tranquilamente. La clave está en dejar el ejercicio cuando sentimos cansancio en la vista o sentimos algún malestar. Este ejercicio puede hacerse todos los días o cuando queremos, pero no es conveniente hacerlo más de una vez por día. Podemos aumentar el tiempo en que miramos la vela.

Ejercicio del círculo blanco:

Este ejercicio está de alguna manera relacionado con el anterior. Se toma un papel de color negro del tamaño de una hoja A4.
También una hoja blanca lisa y se la recorta haciendo un círculo que mida aproximadamente 10 cm, se pega el círculo en la hoja negra y se la cuelga en la pared. La persona se sienta en posición de loto o medio loto y procede a mirar el círculo con los ojos bien abiertos, se intentará concentrar la mirada en el círculo blanco, y en la parte más central de ese círculo. El ejercicio puede realizarse durante 10 o 15 minutos. Al igual que en el ejercicio anterior hay que dejar de hacerlo cuando sentimos cansada nuestra vista o algo nos perturba. Puede repetirse este ejercicio todos los días. Hay que hacerlo con buena luz, preferentemente luz blanca.
Ejercicio antes de acostarse:
Este ejercicio se hace cuando nos vamos a dormir. Nos acostamos boca arriba, cerramos los ojos y nos concentramos en el tercer ojo o entrecejo. Relajamos el cuerpo y siempre concentrados en esa zona comenzamos a recordar lo que hicimos en el día. La recapitulación se hace de delante hacia atrás en el tiempo, es decir que comenzamos a recordar lo que hicimos desde el momento que nos acostamos, hasta terminar en el mismo instante en que nos despertamos por la mañana. Éste ejercicio de recapitulaciones bastante conocido y lo usan muchas escuelas esotéricas, la diferencia aquí es que mientras lo hacemos ponemos nuestra atención en el tercer ojo. De esta forma no sólo recapitulamos sino que estamos entrenando a la mente para que despierte la intuición.
Hay versiones más complejas de este ejercicio, pero es bueno comenzar por esta forma simple de realizarlo.

Estos tres ejercicios te darán en principio una conexión mayor con tu interno. Eso es lo primero que debemos tener para aumentar nuestra intuición. Los tres ejercicios que tenemos acá son bastante simples y pueden combinarse entre sí. Siempre aconsejamos no saturar la mente ni el espíritu al hacer este tipo de ejercicios, ni obsesionarse contratar de obtener resultados en forma rápida. Cuando nos cansamos, cuando sentimos que algo no funciona adecuadamente en nuestro interior, debemos detener el ejercicio.

EL TERCER OJO: CHAKRA DE LA VIDENCIA

El tercer ojo es un chakra que se encuentra entre los dos ojos físicos. Un chakra que es muy especial y que todas las escuelas esotéricas lo tienen como muy importante para el desarrollo de poderes ocultos.
¿Qué es lo que posibilita este chakra y por qué es tan importante? El tercer ojo es la puerta por donde el ojo interno puede ver las situaciones y anticiparse a los hechos. Es un lugar muy importante porque permite desplegar una pantalla mental y por ende permite ver, ya no con los ojos físicos, sino con el ojo de la intuición. En todas las culturas antiguas aparece este tercer ojo, desde las relacionadas con el budismo hasta en el antiguo Egipto: el ojo de Horus era también el ojo de la intuición , es decir el tercer ojo.
Veamos un poco más profundamente porque desarrollamos la intuición si abrimos este chakra y cuáles son sus ilimitadas posibilidades.
El tercer ojo: un chakra para despertar la intuición.
Se dice que los ojos físicos solo pueden ver lo físico. El chakra del tercer ojo puede ver el mundo espiritual por lo tanto está exento de ver cosas correspondientes a las tres dimensiones y ve mucho más allá de éstas, es decir que el tercer ojo tiene la facultad de ver en el tiempo y en la distancia más allá de la linealidad de la tercera dimensión.
Saber esto es muy importante, el chacra del entrecejo es aquel que puede ver más allá del tiempo, por eso puede anticiparse a los hechos y ver tanto cosas que sucedieron en un lejano pasado o cosas que sucederán , porque la dimensión que ve el tercer ojo no es la misma que la dimensión física.
Pero si es tan importante…¿Cómo desarrollar estas facultades?
El chakra del tercer ojo se puede entrenar, así como el ser humano se entrena desde pequeño a focalizar con el ojo físico y a darle nombre a las cosas para fijar en su conciencia el mundo material. El tercer ojo puede entrenarse, abrirse y acostumbrarse a ver el mundo espiritual.
Para hacer este prodigio la persona tiene que estar dispuesta a dejar de mirar con el ojo físico y transformarse internamente para verse también como alguien inmaterial. El entrenamiento puede ser arduo y a veces complicado, dicen que la apertura de este ojo puede ser dolorosa y hay personas que han enloquecido al comenzar a ver el otro mundo.
Por lo tanto siempre se aconseja que este chakra se abra con la asistencia de un maestro experimentado.
Siendo así la persona comienza a ver el mundo espiritual, el otro mundo, el mundo sin tiempo, el mundo de las energías.
El chakra del tercer ojo es un chakra muy especial y es especialmente abierto para el desarrollo de la videncia.





2 comentarios:

  1. Muy buena e interesante información, muchas gracias por alimentar el conocimiento.

    ResponderEliminar
  2. Que buenos ejercicios para aumentar la intuición, gracias por este aporte

    ResponderEliminar