nocopias

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Canalización del Maestro Yeshua (Jesús) la Gran Madre GAIA ha proyecto la energía de la Red de Vida hacia una octava más elevada




Canalización del Maestro Yeshua (Jesús) la Gran Madre GAIA ha proyecto la energía de la Red de Vida hacia una octava más elevada



Una vez más abrimos está ventana a través de la cual nuestro corazón y mente se unen para crear un espacio de conexión y unificación. Bienvenidos a este espacio de sintonía con la Conciencia Planetaria y los procesos energéticos de la Tierra.
Las mareas fluyen incesantes, llevando y trayendo vida a través de las Aguas de la Tierra. Este es un mundo emocional en donde el Agua es el Elemento principal que determina los flujos del Planeta. Es el único Elemento capaz de transformar su composición, por lo tanto, por si misma representa la esencia de la experiencia que la Consciencia viene a vivir a este mundo y especialmente a la tercera dimensión, ya que el Agua representa a las emociones.
Este es por lo tanto un mundo totalmente emocional, en el que los sentimientos determinan el curso de la historia Planetaria. Así como las mareas de los océanos y mares representan el flujo de las Aguas Planetarias, las emociones humanas representan el flujo de la Consciencia Planetaria. Todo está entrelazado por finos hilos de Luz que se encargan de transportar la información y especialmente la vibración que se genera a consecuencia de las emociones humanas, la cual se mueve rodeando al Planeta y creando las realidades en las que habitan. La Humanidad como colectivo recién está comenzando a comprender que sus emociones generan movimientos y estados de consciencia. Recién se ha comenzado a comprender que están entrelazados y que lo que afecta o beneficia a un sector de la población, afecta o beneficia a todos. Este es el inicio de un proceso intenso de transformación que la Humanidad está viviendo, pues esta es una civilización evolutiva y un gran cambio se está gestando.
La Conciencia de separación es una ilusión. Un efecto que se produce cuando el Ser decide explorar a fondo la dualidad dentro de la cual se manifiesta la parte luminosa (Espíritu) y la parte oscura (Ego). En realidad, esos dos aspectos no están separados y ambos forman parte de la totalidad. No obstante, dentro de la experiencia emocional y la Conciencia de dualidad que se experimenta en la tercera dimensión, ambos aspectos parecieran estar separados el uno del otro, creando de esa manera la ilusión de la separación. Como consecuencia de esa ilusión se manifiestan las emociones que fluyen de un aspecto de la ilusión al otro. Por lo tanto, los Seres Humanos son capaces tanto de amarse los unos a los otros, como de odiarse. Pues no son conscientes de cómo sus emociones cruzan de un extremo al otro de la dualidad, unas veces escuchas a tu Espíritu y actúas expresando emociones basadas en el Amor y la Compasión. Otras veces escuchas a tu Ego y actúas expresando emociones basadas en el miedo y el odio. Así como eres capaz de amar y respetar a tus semejantes, al mismo tiempo eres capaz de juzgar y odiarles.
Y eso lo pueden apreciar claramente en la forma en la que experimentan sus relaciones personales. Todo está bien y te sientes en paz, cuando los demás hacen lo que quieres, te dan lo que necesitas y nutren tus expectativas. Sin embargo, en el momento en el que tus expectativas no se satisfacen, te sientes decepcionado y de inmediato te refugias en el otro extremo de la dualidad, juzgando y sintiendo despreció hacia los demás. Es un juego de nunca acabar, producto de la falta de conocimiento de uno mismo y de la falta de entendimiento de la Unidad que todo lo conecta. Tu no estas para llenar las expectativas de nadie y las personas no están obligadas a llenar las tuyas. Tu eres completo en ti mismo y eso es algo que debe hacerte sentir Plenitud.
Dentro de ese juego las emociones tienen un rol protagónico, puesto que son la expresión de los distintos aspectos o estados de consciencia. Sin embargo, no son las emociones las que determinan en que aspecto de la dualidad te encuentras. Realmente es tu libre albedrío y tu elección lo que determina si escucharas a tu Espíritu para actuar desde su Luz o a tu Ego para actuar desde su oscuridad y las emociones son la herramienta con la cual expresaras los distintos aspectos de tu dualidad. Siempre puedes elegir y siempre surgirá la emoción y la expresión correspondiente a tu elección. Las emociones al igual que el Agua fluyen y se transforman. No son rígidas y al transformarse pueden transformar todo a su alrededor puesto que crean vibración. Puedes transformar tu vida al cambiar tus emociones y las reacciones que tienes ante los sucesos de tu vida.
Todo en la existencia está conectado entre sí y por más que te percibas separado del Universo y del resto de la Humanidad, la conexión realmente no se disuelve. La Unicidad existe como sostén de la totalidad. Es la fuerza viva que entrelaza toda existencia. Es la fuerza que crea el magnetismo y la gravedad. Es el impulso mismo que surge del corazón De la Fuente y que habita como una chispa de Vida infinita dentro de cada átomo, en cada uno de los distintos aspectos en los que la materia se manifiesta.
Las partículas de Luz danzan en el Universo siendo permanentemente atraídas entre sí. A medida que esa unión se manifiesta, las partículas se van fusionando y con ello crean masa, materia sólida que finalmente le da forma a cada elemento de la creación. Dentro de todo existe esa Luz, esas partículas que continúan su danza a través del Universo y que están siendo constantemente atraídas entre sí y hacia la Fuente primaria de Luz. Cada Galaxia tiene un corazón, un centro que representa el punto cero desde el cual surge esa fuerza gravitacional de atracción y al mismo tiempo ese corazón se conecta y está siendo atraído hacia otro corazón Universal más grande que ejerce poder de atracción hacia el corazón de cada Galaxia. Es una danza infinita la que se produce en el universo y a través de esa danza la Consciencia de Amor que proviene De la Fuente se filtra para crear distintos tipos de experiencias. Cada Consciencia, cada Galaxia, cada Ser vivo forma parte de un entramado de vida, que está conectado entre sí de la misma manera que las células de un organismo.
En cada Dimensión la experiencia de vida a través de la Consciencia es distinta. En las dimensiones más allá de la tercera dimensión no existe la dualidad y por lo tanto los Seres tienen un total entendimiento de cómo y de que maneras se encuentran entrelazadas tanto la Luz como la Oscuridad. La materia y la anti materia son dos aspectos de una misma energía y son el reflejo fiel la una de la otra. Para que la materia exista se necesita la antimateria y viceversa.
Una vez que ingresamos al plano de la tercera dimensión la dualidad, que es el principio que sostiene la experiencia de esta dimensión, genera que se manifieste la conciencia de separación y esta se haga muy visible. La Consciencia se divide en dos creando el Espíritu y el Ego para que pueda cada aspecto de la dualidad tener su medio de expresión. Ahí es cuando la ilusión de la separación nace, puesto que por medio del libre albedrío el Ser puede elegir hacia qué lado de la dualidad dirigirse. Sin que eso signifique que seas malo solo por elegir escuchar a tu Ego, puesto que ambos lados de la dualidad tienen distintos niveles de consciencia.
Si eliges al Espíritu y vibrar desde tu Luz, puedes ser desde una persona generosa y noble hasta un santo que vive en las montañas y crea milagros. Si eliges a tu Ego y vibrar desde tu Oscuridad, puedes ser desde una persona mezquina y pre-juiciosa hasta un asesino o tirano. Todos ellos son aspectos que en el transcurrir de las vidas han ido experimentando.
La gran Maestría de la Tercera dimensión consiste en no llegar a los extremos y saber vivir en equilibrio entre los dos aspectos de la dualidad interior, permitiendo que el Amor sea el que genere la integración para la trascendencia de la dualidad.
Dentro de esa experiencia la clave la tienen las emociones pues estas son la consecuencia del estado de conciencia en el que te encuentras y te ayudan a comprenderte a ti mismo y el camino que se abre ante ti en cada paso de tu vida.
Por lo tanto, es necesario comprender que las emociones crean tu realidad, pero estas no tienen dominio sobre ti y tu Consciencia. Tú tienes el poder de elegir y la forma en la que lo haces es por medio de tu libre albedrío. Sin embargo, es importante recordar que las emociones son Agua y por lo tanto buscan fluir, moverse y cambiar. Debes aprender a observarlas y dirigirlas desde la templanza, puesto que de otra manera su flujo y su fuerza tienden a tomar el poder, arrastrando al Ego a actuar desde su Oscuridad, perdiendo conexión con su Luz.
 Los seres humanos necesitan comprender que ambos aspectos de la dualidad se encuentran dentro de sí mismos y que las emociones son la forma en la que estos se expresan. El Amor es el puente que todo lo une y es el que te devuelve el equilibrio en todo momento. Así mismo, el Agua en su esplendor luminoso puede colaborar a aquietar las Aguas Internas para crear el equilibrio interior.
A raíz del momento crucial que como colectivo la Humanidad está viviendo, la Gran Madre GAIA ha proyecto la energía de la Red de Vida hacia una octava más elevada, creando con ello la proyección de una Red que originalmente era sostenida por el Reino elemental del Agua y a la que a partir de ahora el Ser Humano puede tener acceso.
 Esta Red es la RED DE AGUA.  Es un entramado conformado por todas las Aguas Planetarias de la cual el Agua de Antártida forma una parte fundamental, puesto que es el Agua que porta la información del Registro Luminoso del ADN de los Seres Humanos. La Red de Agua es una fuerza vital irradiada y sostenida por los Elementales de la Tierra con el propósito de ayudar a estabilizar y sanar las emociones humanas.
A partir del mes de enero se iniciará una nueva etapa dentro del Proyecto Conciencia Solar en el cual comenzaremos a trabajar con la Red de Agua al mismo tiempo que exploraremos la energía de las nuevas geometrías que se activaron dentro del Agua Antártica, las cuales nos llevarán a trabajar las codificaciones contenidas en los cromosomas del ADN la información relacionada a las emociones para descodificar y elevar la vibración Planetaria a una octava más elevada de Consciencia. La Tierra y la Consciencia Planetaria en este momento se encuentra en re calibración y transformación. Como si hubiese entrado en un espacio desde el cual se va a determinar el curso de la historia. Hoy más que nunca es necesario que se centren en su corazón y en la Compasión. Sean amables los unos con los otros y decidan hacia dónde quieren dirigir su vida. Porque si en verdad quieren crear un cambio, este debe surgir desde el interior de cada uno de ustedes.
Mientras llega ese momento de inicio de ciclo a través de la Red de Agua, el Proyecto Conciencia Solar entra en un periodo de descanso que incluirá este mes y el mes de diciembre.
La tarea para este mes es que Cada uno de Ustedes realice su propia meditación mensual dirigiéndose a algún lugar de la naturaleza donde se sientan en Paz y en conexión con la Tierra. Le dediquen un momento de reflexión a su Vida, al camino que están eligiendo en este momento y hacia donde desean ir o dirigir su energía para crear el cambio que desean ver en el Mundo. Al entrar en conexión con la Tierra háganle saber a la Gran Madre GAIA que están dispuestos a colaborar con su parte dentro del Plan Divino de la Tierra. Un gran cambio se está manifestando en la Tierra y todos formamos parte de ello.
En Amor desde ese espacio donde todo es Uno.
Yeshua (Jesús)
http://quantumholoforms.com/kai/proyecto-conciencia-solar-undecima-meditacion-mensual-la-red-de-agua-como-sosten-del-proceso-planetario/



https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com .es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada