nocopias

martes, 28 de julio de 2015

Conociendo a los Maestros Ascendidos: Blue Star “El Niño de las Estrellas” 27-07- 2015

"Isis  Alada"


Conociendo a los Maestros Ascendidos: 

Blue Star “El Niño de las Estrellas”

 Alegría sorprendida
Los ojos brillantes, la boca entre-abierta:
La sensación de sorpresa es el sentimiento
Religioso natural del hombre
Unido al salvaje pulso de la naturaleza.
Volar como los pájaros, surcar las nubes, jugar con las hadas,
Descubrir cada día un nuevo paraíso.
Las pequeñas cosas que ribetean el borde del camino.
Ser espontáneo, creativo,
Enfrentarse a la vida con alegría.
Sentir, percibir, jugar,
Sumergirse en el momento de la eternidad
Abre el corazón de tu infancia
Cura la fuerza que está oculta en ella
Es tuya. ¡Que todos se diviertan!
Blue Star es una Maestra de gran categoría. Ella ha vivido múltiples reencarnaciones en la tierra en diferentes épocas y en diferentes culturas. En el tiempo que permaneció en la Tierra estudió el alma de los niños humanos y la perfeccionó, incorporándola a su interior.
Se le conoce frecuentemente con un nombre que contiene la palabra “estrella”. Blue Star (estrella azul), niño de las estrellas (stardchild), polvo de estrellas (stardust), etc. El sol y la luna simbolizan al Padre y a la Madre. Las estrellas, sin embargo, representan a los niños. Con frecuencia, Blue Star se manifiesta en forma de una energía infantil llena de alegría, que infunde ánimo a los seres humanos con su fuerza, que los hace reír, y que les recuerdan de nuevo el humor y la alegría que te brinda la vida. Aparece en el brillo de los ojos de los niños, que observan el mundo desde su espejo puro. Esta maestra es una perfecta reproducción de un niño puro e inocente, libre y carente de agravios. Como maestra adopta la forma y la expresión de un niño con el fin de generar en ti la resonancia de tu propio niño interior. Te acerca a los días de tu infancia ya transcurridos. A las bonitas horas y a las experiencias puras de tu existencia .
Su color es el rosa azulado. El azul es el color de la protección y en el color rosa reside la confianza original en el mundo. Esta maestra acompaña y protege a cada persona que está dispuesta a abrirse a la confianza original de la que emerge la fuerzas infantil. La energía de Blue Star está en contacto con los delfines, con el planeta Sirio (la estrella azul), con la inocencia, con las ganas de jugar, con el divertimento para todos y con la confianza original.
Blue Star dice lo siguiente:
“Hubo un tiempo en que las flores, los prados, el lago y los árboles parecían estar sumergidos en un brillo de luz celestial. Todo te producía admiración, te inducía a detenerte y a recapacitar sobre ello. La belleza perfecta de una flor, el suave musgo, todo merecía ser observado y tocado. Algunos de ustedes eran capaces de jugar con los seres del reino espiritual y de hablar con ellos. Yo procedo de esa época y he procurado descorrer los velos del olvido. Poseo la fuerza que anida en el alma de un niño y que ha llegado a perfeccionarse en mi. Te invito a descubrir otra vez la confianza que un día trajiste al mundo, la capacidad de recepción, la espontaneidad, la riqueza de ideas, el profundo sentimiento de felicidad, la virtud de soñar, de viajar, de volar con los pájaros, la libertad, la fuerza para estar aquí y ahora y de vivir el momento. Aunque creas que no es fácil el retorno, ese niño vive en vos. Está esperando! Aguarda detrás de puertas de tu corazón que aún permanecen cerradas a que ocurra algo especial. El niño que hay en tu interior es la unión entre lo divino y lo humano. Ábrele la puerta de tu corazón! Escúchalo y aprende a encontrar el camino que te lleva hacia el! Y que en ese camino encuentres sanación! “
El mensaje de Blue Star
“Lo divino no muere cuando dejamos de creer en Dios. Pero sí que morimos si no somos capaces de alegrarnos diariamente de los pequeños milagros que acontecen a un lado del camino y que se sitúan más allá de la razón. Aprende a sorprenderte de nuevo y a confiar plenamente en ti”
Ritual de conexión
El niño que vive en ti sólo quiere cosas muy sencillas. Se siente feliz cuando lo escuchas, o lo consuelas, cuando está triste y lo proteges cuando resulta necesario. Se alegra cuando sencillamente le dedicas tiempo. Desea sentirse querido y reclama su derecho a la vida.
El encuentro con el niño que hay en tu interior
Tómate tiempo y elige un espacio en el que puedas sentirte tranquilo y en el que no te puedas distraer. Enciende una vela de color rosa. Busca objetos procedentes de tu infancia o alguna foto en la que aparezcas cuando eras un niño. Dedícale tiempo y deja que llegue a ti lo que ha de venir.
Antes de emprender el viaje hacia el niño que hay en tu interior, ten claro que estás en el día de hoy. Ya eres adulto y nada te puede suceder. Invoca a Blue Star. Observa cómo te envuelve en su azul luz protectora. En el interior de tu círculo de luz comienza a brillar una luz rosa desde tu corazón. Cuando hayas construido tu círculo de luz, viaja a un lugar de tu infancia. Imagínalo ante ti. Percibe el olor, la energía, el entorno.
Comienza a buscarte a ti mismo. ¿Dónde estás, qué haces? Mira a ese niño desde tu actual visión de adulto. Mira lo que es bello, mira lo que falta. Establece contacto con ese niño interior. Habla con el. Tiéndele la mano. Dile que estás ahí para lo que necesite. Tómalo entre tus brazos. Abrázalo. Dile “que alegría que estés aquí!!!” compórtate como una madre o un padre cariñoso. Ofrece todo lo que el niño necesite en ese momento. Escucha a tu niño.
Independientemente de lo que hubiese ocurrido, desde ahora eres el ángel de la guarda de ese niño. El está ahora en tus brazos y ahí siempre se encontrará seguro y amparado. Junto a ti está en buenas manos. Debes procurar que se encuentre bien. Y tú estás aprendiendo a partir de ahora a “mirar” otra vez a través de sus ojos. Tú puedes reconstruir de nuevo la fuerza, la alegría, la admiración y la existencia del momento. Te puedes sanar a través de creatividad y fantasía. Si percibís malas influencias, sólo tomas “esa” varita mágica (la de tu infancia) y haces que desaparezcan.
Abre de par en par las puertas de tu corazón a tu niño. Siéntete feliz por el encuentro. Cuando sea la hora de marcharse , despídete de él. Crea un vínculo, idea una señal a través de la cual ese niño se pueda comunicar contigo siempre que te necesite o te quiera mostrar algo. AHORA estás capacitado para asumir toda responsabilidad con respecto a tu niño interior, a vos como niño. Visita lo a menudo en tus meditaciones.
Bluestar está contigo. Y te ayuda en tu camino. En cualquier momento la puedes llamar.
Fuente: Jeanne Ruland. La Presencia de los Maestros. https://compartiendoluzconsol.wordpress.com/2015/07/27/conociendo-a-los-maestros-ascendidos-blue-star-el-nino-de-las-estrellas/

Re-Publicado   por  “Isis   Alada”

https://plus.google.com/u/0/102276494560180010646/posts                               

Favor Respetar e incluir  todos los enlaces, canal y traductor si lo hubiere  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada