nocopias

miércoles, 22 de julio de 2015

MUNDOS Y SERES DE NIVEL SUPERIOR EN LA TIERRA





MUNDOS Y SERES DE NIVEL SUPERIOR EN LA TIERRA

En este nivel físico correspondiente a una de las franjas de lo que aquí denominan tercera dimensión en la que se circunscribe la Tierra, existen otros muchos mundos de rangos de vibración superior, habitados por Seres que no podéis ver, ni oír, ni tocar, debido a sus altos rangos de vibración que hacen que sus cuerpos sean menos densos que los vuestros. 

Sin embargo, ellos pueden fácilmente inter-penetraros aquí en la Tierra sin que siquiera os deis cuenta de su presencia, pero que podéis comprender si tomáis en cuenta que toda la materia conceptualizada como sólida está compuesta por átomos que contienen espacios, aparentemente vacíos, entre ellos, pero debéis saber que, aún en la sustancia más densa dos átomos nunca se tocan y que el espacio entre dos átomos vecinos es increíblemente mayor que los mismos átomos. 

Pues bien existe una sustancia extremadamente sutil que interpenetra toda sustancia conocida, tanto la más sólida como la más gaseosa; y así como esta sustancia se mueve con perfecta libertad entre las partículas de materias más densas, de la misma manera esta sustancia la interpenetra a su vez, y se mueve con perfecta libertad entre sus partículas. 

Ello quiere decir que un ser de cualquiera de los mundos sutiles puede ocupar el mismo espacio que un ser que viva en el mundo físico, sin tener ninguna conciencia del otro, y de ninguna manera impediría el libre movimiento del otro. 

Aunque la mayoría de vosotros no puede ver las manifestaciones de rangos de vibración más altos, éstos son experimentados en ocasiones por aquellos que han desarrollado, después de muchas efusiones, una sensibilidad psíquica especial. 

 Aquellos con percepción extra sensorial superior o la capacidad sensorial ampliada a veces pueden percibir olores, casi siempre que recuerdan a flores, o ver apariciones nebulosas en forma de esferas, burbujas o formaciones antropomórficas razonablemente compactadas, que exhiben la habilidad de pasar a través del observador o de otros objetos sólidos. 

Incluso algunos de vosotros que no poseéis una percepción extra sensorial altamente desarrollada podéis a veces daros cuenta de una persona o un lugar que tiene buenas o malas vibraciones y ciertamente, todos podéis sentir subconscientemente, en vuestros niveles intuitivos más altos, aquellas vibraciones que se manifiestan alrededor vuestro. 

Las grandes diferencias en niveles de densidad y vibración también explican por qué no sois capaces de ver ninguna forma de vida sensorial cuando enviáis sondas espaciales terrestres hacia planetas vecinos, y es que muchos de los planetas habitados en este Sistema Solar incluyendo su vegetación y formas de vida, ya no existen en este denso nivel físico vibratorio, sino en la 4ª y 5ª dimensión/densidad en el plano sutil, un plano de vida y materia que os rodea, que existe a un nivel vibratorio más alto y más tenue y que no es visible para vosotros, aunque es perfectamente sólido para ellos mismos. 

Cuando enviáis vuestras sondas espaciales exploratorias a los planetas vecinos, vuestra nave espacial, sin saberlo, pasa a través de estos planos vibracionales superiores y continúa descendiendo hacia la costra física del planeta habitado previamente, y cuya humanidad, en algunos casos, ascendió a una dimensión o supertono más alto, dejando la parte más densa del planeta prácticamente desierta. Por ello, asumís que no existen otros mundos habitados. 

Sin embargo, habéis tenido muchas comunicaciones y visitas de muchos hermanos espaciales interplanetarios con el paso de los años, especialmente a partir del final de la Segunda Guerra Mundial, y en la mayoría de los casos no os habéis enterado.

Angel Luis Fernandez

https://www.facebook.com/a1.angelluisfernandez
 


Re-Publicado   por  “Isis   Alada”

https://plus.google.com/u/0/102276494560180010646/posts                               
Favor Respetar e incluir  todos los enlaces, canal y traductor si lo hubiere  Sr. Orlando S. M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada