nocopias

viernes, 17 de junio de 2016

BOCADOS DE ASCENSIÓN. por Kara Schallock 27 de Mayo 2016







BOCADOS DE ASCENSIÓN.


Nos encontramos de nuevo ante otro portal energético sin precedentes. Se nos pide ahora que vivamos de acuerdo a nuestro mayor potencial y que plasmemos en nuestra realidad nuestros múltiples talentos y dones. Si; múltiples talentos y dones. 

No tenemos un solo don o un único propósito; disponemos de múltiples talentos y de más de un propósito de vida. Crear nuestra Nueva Vida es, ciertamente, uno de esos propósitos. Nuestro propósito no se limita a ser un Trabajador de la Luz, ni a nada que pueda clasificarse dentro de una etiqueta o un título. 

El propósito no consiste en una etiqueta, sino en expresarnos de forma auténtica en todo lo que hacemos y en todo lo que somos… donde quiera que nos encontremos y hagamos lo que hagamos. Si nos clasificamos como esto o como lo otro, nos limitaremos a nosotros mismos. Sin embargo, somos seres ilimitados.

Sean quiénes son y, de esta manera, estarán cumpliendo con uno de sus propósitos. No son una sola cosa; son multidimensionales. Se expresan de muchas maneras diferentes. Se expresan en una faceta cuando comparten sus dones; se expresan en una faceta diferente en cada una de sus relaciones. 

En la vieja energía, se limitaban al atribuirse un papel. En lo Nuevo, no tienen que adoptar papeles, ya que comparten lo que son en cualquier momento, tal como se lo dicta su guía interior. Ahora es momento de compartir únicamente desde la esencia de lo que son: desde su Divinidad. 

Se expresan a sí mismos de muchas maneras diferentes y son libres de elegir sus experiencias en cada momento. Sigan el ejemplo de Gaia; a ella no se la clasifica únicamente bajo una sola etiqueta. Existe una enorme diversidad en su Ser, al igual que ocurre con ustedes.

El hecho de fluir les permite poder cambiar de rumbo en cualquier dirección que deseen. Ser libre significa dejar atrás las reglas autoimpuestas… todo aquello que socialmente es apropiado o no lo es, según su cultura o su educación; qué es correcto o qué no lo es… 

Están aquí para expresar su divinidad; su Alma. Pueden cambiar de dirección en cualquier momento. Pueden liberarse de creencias que no les pertenecen. Pueden experimentar con diferentes formas de expresión e irlas descartando a medida que sientan que no se ajustan a quiénes son.

Para alcanzar nuestra totalidad es necesario abrazar todas nuestras partes y atrevernos a ser todo lo que somos; no sólo un aspecto u otro. Somos los “ tramoyistas de las formas”. Los juicios y las reglas de otros no nos obligan a nada. Podemos elegir ser libremente nosotros mismos o quedarnos encerrados en antiguas creencias y limitaciones que no nos corresponden. No tenemos que adherirnos a nada en particular; podemos fluir, salir y entrar de cualquier cosa. 

Esto podría contradecir sus antiguas reglas de tener que permanecer en un matrimonio sin amor tan sólo porque socialmente se supone que es lo que deben hacer (o cualquier otra cosa que se supone que deban hacer). O permanecer en un trabajo miserable para poder ahorrar para su jubilación, o continuar con ciertos comportamientos, porque eso es lo que otros esperan de ustedes. Hay muchos ejemplos de cómo nos impedimos ser libres y auténticos.

Cuando nos liberamos de esas viejas reglas, de esas antiguas expectativas y suposiciones, nos abrimos a nuevos dones y oportunidades. Las expectativas se basan en antiguas creencias; se centran en el futuro y, a menudo, proceden del aspecto más ilusorio de nuestra mente. 

Las suposiciones también se crean a partir de antiguas creencias y de la historia de cada persona, y no dejan espacio para nada nuevo. Para ser Nuevos, debemos dejar atrás tanto nuestra historia como las viejas historias que nos contamos. Requiere que seamos inocentes y que veamos las cosas con ojos nuevos, sin ideas preconcebidas de cómo debería ser todo. 

Por supuesto, esto no es fácil, porque hasta ahora, todo lo que hemos percibido se basaba en experiencias pasadas, cuando nuestro ego separado determinaba quiénes éramos; el ego separado sólo conoce el pasado. 

El alma sólo está en el momento presente. No utiliza el pasado. Lo Nuevo no utiliza el pasado. El pasado es el pasado y sólo dispone de información limitada, tanto a nivel personal como global. La próxima vez que estén con alguien a quien conozcan desde hace tiempo, prueben a jugar a ser desconocidos que acaban de conocerse. 

La historia que compartían con ellos ya pasó, así como las ideas preconcebidas que tenían acerca de ellos, y de esta manera, se abrirán a encontrarse en la verdad del momento, con inocencia y amor.

El propósito de la Ascensión es evolucionar espiritualmente y que nuestra vida espiritual sea también nuestra vida del día a día; en otras palabras, consiste en vivir en nuestra integridad espiritual. Para conseguirlo, debemos expresarnos de la manera más honesta y elevada posible, siendo completamente auténticos. 

Cuando lo hacemos y dejamos caer las antiguas etiquetas, nuestra historia pasada, y además permanecemos en el momento presente, entonces estamos en completa integridad. La integridad no se basa en nuestras viejas maneras de ser; consiste en ser la verdad de nuestra alma en cada momento… conscientes de que esa verdad también va a cambiar. 

Todo en lo Nuevo cambia; no se supone que sea estático, ni que se limite a una única expresión. Cuando nos hacemos las cosas sencillas y permanecemos en el momento, automáticamente estamos expresando nuestra integridad; la verdad de quiénes somos… en ese momento, conforme a cómo nos sentimos y a cómo nos alineamos con nuestro corazón. 

De esa manera, expresaremos nuestros dones, nuestro amor y nuestra luz con todos. Lo haremos simplemente siendo nosotros mismos; no a través de un trabajo, de una intención ni de “nada que se supone que debemos hacer”.

Enseñamos a través del ejemplo, a través de ser quienes somos. No enseñamos para obtener resultados; simplemente brillamos y los demás, entonces, pueden elegir qué es lo que ellos quieren ser. Cuando compartimos sin expectativas y sin ningún apego al resultado, estamos en nuestro camino. Cuando seguimos nuestra guía interior en cada momento, estamos en nuestro camino. 

Cuando sólo hacemos lo que resuena con nosotros, estamos en nuestro camino. Entonces, se nos apoya plenamente en ese camino, que estará despejado para que podamos seguir creciendo y ser más aún. Cuando nos liberamos de las ilusiones del antiguo mundo, estamos en nuestro camino. 

Cuando permanecemos positivos en cada momento, al margen de lo que nuestra mente dual pueda decirnos, estamos en nuestro camino… nuestro camino de Ascensión; nuestro principal propósito.

En momentos de duda o confusión, ríndanse a la sencillez. En lo Nuevo, las cosas son simples y claras. No hay concesiones al intelecto. La sencillez es algo del corazón. Cuando no estén seguros de qué pensar o de qué dirección seguir, permanezcan en calma y en silencio. Sigan sus sensaciones. 

A veces esto supone no hacer nada, por lo tanto, confíen en el Orden Divino y en el Tiempo Divino. Cuando dejen ir y permitan que las cosas sean, serán guiados… cuando sea el momento perfecto para ustedes. 

Dejar ir y soltar significa dejar de forzar para que las cosas ocurran de determinada manera. Eso sólo crea estrés, y no hay estrés en lo Nuevo, porque el estrés es resistencia. Ríndanse a lo que hay y confíen en que, cuando todo esté en alineación, serán guiados hacia el siguiente paso.

Comprendan que cada uno de ustedes se encuentra en el lugar que es mejor para su mayor aprendizaje y evolución. Cuando están en un estado de aceptación, dejan de lado la resistencia, la duda o la confusión. Esto les llevará al movimiento y a la conciencia. Las energías de baja vibración de la duda y la confusión son contrarias al conocimiento del alma. 

Nunca duden de que son guiados por su alma, ¿de acuerdo? Para lograrlo, puede que necesiten ir más despacio y descartar el cuestionamiento intelectual acerca de todo. Es perfectamente adecuado descansar en la quietud. Tengan fe; manténganse firmes en su conocimiento y en su confianza.

Observen las áreas en las que creen estar separados de los demás. La religión separa, la política separa, el juicio separa; utilizar el concepto de “nosotros y ellos” separa; las etiquetas y los títulos separan. No estamos separados. Nos reflejamos unos a otros de manera que, juntos, podamos evolucionar más. 

Cuando nos sentimos separados, o nos creemos mejores o peores que cualquier otro, podemos preguntarnos qué estamos aprendiendo con eso de nosotros mismos. ¿Dónde estamos manifestando separación en nuestro interior? ¿Creemos que somos mejores que otros; más inteligentes, mejores, peores, más agraciados o menos, sentimos envidia…? Todo eso crea separación. En los momentos de abatimiento, ¿creen que no son divinos o que están separados de la Fuente?

Sean conscientes también de cuándo piensan de manera lineal (que el paso A lleva al paso B, que a su vez lleva al paso C). Por ejemplo, no evolucionamos necesariamente desde la tercera dimensión a la cuarta y, a continuación, a la quinta. Cada ser lleva en sí su propio hogar dimensional. Un ser humano puede experimentar la vida en la tercera dimensión y, al mismo tiempo, llevar dentro de sí la onceava dimensión. 

No tengan ideas fijas acerca de cómo son las cosas, porque puede que no sean así en absoluto. Es mucho lo que no sabemos ni podemos comprender aún, y eso está bien, porque nuestro cometido consiste tan sólo en hacernos las cosas sencillas y en seguir fluyendo. Todo cambia, por consiguiente, lo que experimentamos en un momento dado puede cambiar completamente al momento siguiente. 

Nada permanece igual. Lo que tal vez pueda entristecerles en este instante, quizá puedan considerarlo como una bendición al instante siguiente.

En cada situación, pregúntense como pueden servir y den un paso en esa dirección. Por supuesto, esto también cambia; por lo tanto, fluyan con su guía interior. Les llevará a las experiencias que les ayudarán a mejorar y les impulsará a lo largo de su camino. Si simplemente se permiten fluir con ligereza mientras lo recorren, puede ser un sendero mucho más divertido. 

Sin embargo, si creen que tienen que aguantar algo para demostrar... (demostrar, ¿qué?), entonces puede volverse difícil. Confíen siempre en la orientación interna que reciban.

A medida que nuestro proceso de Ascensión continúa, muchos se encuentran en la fase de integrar nuevas verdades. Seguimos experimentando “síntomas” de Ascensión, aunque ya no nos generan las mismas resistencias que antes. 

Todavía estamos liberando viejos patrones y creencias y, poco a poco, comenzamos a abrazar una nueva forma de ser. Estamos bajando desde nuestras mentes a nuestros corazones, estamos pasando de pensar a sentir y, a medida que lo hacemos, estamos siendo guiados, porque así es el Camino del Alma.

Derechos de autor: pueden compartir cualquier parte de las Notas de Ascensión. Agradecería que se me acredite http://www.soulsticerising.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada