nocopias

domingo, 26 de junio de 2016

RENDIRSE Y FLUIR CON LO QUE ES por Kara Schallock 10 de Junio 2016





RENDIRSE Y FLUIR CON LO QUE ES


A pesar del proceso de liberación de patrones antiguos en que nos vemos inmersos, ¡también estamos recibiendo más luz, más amor y más magia! A medida que nos vamos limpiando, despejamos también nuestro espacio (nuestro aura y nuestro entorno).
Dejamos atrás la confusión y el pasado para poder ser más libres y estar más presente en lo Nuevo. Mientras tanto, nuestro mundo exterior refleja nuestro mundo interior. No es posible cambiar por dentro sin que nuestra realidad exterior se vea también afectada. Estamos encarnando más consciencia superior.
El Portal de Amor actual nos ayuda a ser más quiénes realmente somos. No importa dónde crean estar, lo cierto es que se están expresando con más autenticidad y que su consciencia se está expandiendo, lo cual crea formas más refinadas en su realidad exterior. No hay separación entre nuestra vida interior y nuestra vida exterior. Para muchos, no hay otra opción que rendirse a Lo Que Es.
Algunos habrían deseado dejarlo todo, preguntándose si la Ascensión estaba teniendo lugar realmente, pero incluso ese tipo de dudas forman parte de ella. Estamos tan empeñados en avanzar, que cuando hay una pausa o tenemos la sensación de que no pasa nada, queremos abandonar la partida y escapar.
En realidad, se trata de un paso necesario. De forma que, nos rendimos, exhaustos, para recargarnos y reorganizarnos. Soltamos y le decimos a la fuente: “¡Hazlo tú!”.
Con la energía ganada (gracias a todo lo integrado y a lo que ya hemos dejado atrás), tomamos una respiración profunda y nos rendimos, con la sensación de que todo es demasiado difícil para poder dar un solo paso más. Estamos demasiado cansados para hacer cualquier cosa al margen de nuestras tareas cotidianas. Muchos incluso han deseado dejar el planeta, y lo han conseguido, lo están consiguiendo o lo conseguirán. Sin apenas energía, dejamos de lado todo lo que podemos y nos preguntamos qué va ser de nosotros.
Cuestionamos nuestras habilidades y nuestras vidas; pedimos orientación, pero la orientación no llega. Se trata de un cambio considerable: pasar de la dependencia de una dirección exterior a ser espiritualmente soberanos y completamente independientes (lo cual no significa estar separados de la Fuente-Guía; la Fuente está dentro de nosotros). Nos preguntamos por qué.
Todo es parte del cambio. Debemos ser capaces de sostenernos sobre nuestros propios pies (por decirlo así), aunque muchos estén apoyándose en las manos o hayan caído de rodillas. La profunda liberación de vestigios de vidas pasadas nos ha agotado y, sin embargo, cuando miramos más de cerca, podemos ver la belleza de los seres en quienes nos estamos convirtiendo…
Enraizados en la paz, el amor y la alegría. Por eso continuamos avanzando. Nuestras almas nos animan a seguir hacia adelante, a medida que vamos trayendo aquí el Ser Nuevo que somos.
Estamos logrando vernos desde una nueva perspectiva. Gracias a todo lo experimentado, podemos ver lo fuertes y resilientes que somos realmente. Nos experimentamos de maneras completamente nuevas. Conseguimos ver la hermosa luz de la Divinidad que brilla a través de nuestro Ser.
Empezamos a construirnos a imagen de la Fuente; de nuestra Divinidad. Por lo tanto, mientras sigan liberando, vayan más profundamente hacia su verdad y recuérdense que todo es para su mayor evolución.
La Nueva y la Vieja energía parecen estar polarizándose. No es que estén separadas; nos encontramos a caballo entre las dos, porque dentro del ámbito de lo antiguo también hay Amor. Sean neutrales y disciernan, en lugar de reaccionar ante lo que parece estar ocurriendo en el mundo y en sus vidas. Bajo las apariencias hay mucho más de lo que imaginan, y siempre es mejor ver más allá de ellas para descubrir el Amor y la Verdad.
Cuando consideramos lo Viejo y lo Nuevo como polos opuestos, reforzamos nuestra propia separación y también la vieja mátrix; la creencia en la dualidad es algo que pertenece a la antigua energía (bueno/malo, correcto/equivocado, etc). Cuando conseguimos ser neutrales, podemos ver sin añadir significados a nada , y así trascendemos la dualidad de la separación para reforzar la unidad y lo Nuevo.
La vieja mátrix se alimenta de opuestos y de la creencia en ellos, incrementando así el miedo y la sensación de separación. Lo mismo ocurre cuando creemos que debemos salvar o rescatar a otros. Después de todo,¿no es necesario un juicio acerca de algo para creer que debemos salvarlo? Al ser neutrales, permitimos que ocurra la gran transformación.
Comprendan que toda la energía es neutral, incluso la energía de la Fuente de Amor. Esto supone salir del drama de lo correcto o lo incorrecto para convertirnos en observadores compasivos. Permanecer neutrales nos ayuda a dejar ir los apegos, las expectativas y nuestras creencias acerca de cómo “deberían” ser las cosas.
De esta forma, permitimos que la gran transformación ocurra. Hace que la presión de la antigua mátrix disminuya. Si elegimos un lado, automáticamente nos colocaremos en la dualidad. Suelten y dejen que las cosas sean como son. Hacer planes es otra manera de apegarnos.
Cuando los planes no salen como esperábamos, ¿podemos fluir con la realidad o nos enfadamos porque lo que queríamos se retrasa o se cancela? ¿Podrían en su lugar no hacer planes o fluir cuando sus planes no son posibles, confiando en el Orden y el Tiempo Divinos?
El Portal en que nos encontramos nos ayuda a soltar el antiguo paradigma y a dejar atrás nuestra antigua creencia en la separación. Nuestra conciencia está llamando a la puerta, gritando: “¡Quiero expandirme!”. Abran las puertas y las ventanas; derriben las paredes y digan,: “Sí, te doy la bienvenida”.
El Amor es la conciencia expandida y, con esta expansión, la vida se hace más grande, más hermosa y tiene más magia. Soltar y dejar que las cosas ocurran nos ayuda a librarnos de nuestra lucha por que las cosas se mantengan tal como las conocemos. Esa sensación de familiaridad sólo nos sirve para continuar en nuestra zona de confort de siempre, donde no puede darse ninguna evolución (a menos que vaya acompañada de lucha).
¿No están ya cansados de luchar por mantener las cosas tal y como están? ¿Pueden confiar en que lo Nuevo no es un lugar inhóspito, sino un lugar y un estado de conciencia donde todo fluye maravillosamente, más allá de sus espectativas?
A medida que nos abramos a la luz y la invitemos a adentrarse hasta el corazón de Gaia a través de nuestras coronillas, activaremos esa expansión de conciencia. Cualquier parte de nosotros que todavía esté dormida se despertará, no por el sonido discordante de un despertador, sino por cantos angelicales y armonías celestiales.
Despertaremos a nuestra sacralidad, a nuestra plenitud y a nuestra Divinidad. Éste umbral es más poderoso que otros y nos ayudará a equilibrar en nuestros corazones la Energía Divina Femenina con el Divino Masculino (yin/yang). Un ejercicio simple que podemos hacer es imaginar el símbolo de la Vesica de Piscis frente a nosotros (dos círculos en intersección, creando un espacio entre ellos).
Uno de los círculos simboliza su Divino Femenino; el otro, simboliza su Divino Masculino. El espacio del centro simboliza el equilibrio entre los dos, la totalidad. Visualícense con un pie dentro de un circulo, y con el otro pie dentro del otro. A continuación, coloquen ambos pies en el espacio entre los dos círculos.
Este ejercicio les proporcionará un enorme equilibrio, armonizando su mente y su corazón, su Divino Femenino con su Divino Masculino, y les colocará en el Centro Sagrado. La vesica de Piscis también simboliza la Consciencia Crística, la unidad y la totalidad.
Continuaremos ascendiendo durante el resto del año, expandiéndonos más y alineando todos nuestros cuerpos como Uno: el perfecto Nosotros. A medida que crecemos en conciencia, nos volvemos más luminosos…
Nuestra luz brilla aún más y todo aquello que no haya sido tocado por ella será arrancado de raíz, con el fin de que podamos brillar incluso con más fuerza. Si aún quedara algo que liberar, sin duda saldrá a la luz para ser revisado. Todo está siendo calibrado para que alcancemos una conciencia más y más elevada… también nuestro ADN y nuestras células, así como la totalidad de nuestros cuerpos físicos.
Cuando las células se despejen de viejos programas y creencias, se llenarán entonces del estado de conciencia que tengamos en ese momento, sea el que sea. Nuestro ADN se convertirá en un nuevo ADN, de forma que no tengamos que seguir repitiendo los antiguos patrones de nuestros linajes familiares.
Y después, podremos participar en las nuevas posibilidades que nos proporcionará, ya completamente libres para dejar atrás antiguas ideas (acerca de la edad, la cultura, la muerte y otras creencias de lo Viejo que damos por sentadas) por otras más expansivas y más acordes con quiénes realmente somos.
Todo puede cambiar si permanecemos en el presente y somos claros acerca de quiénes somos y de quiénes deseamos ser. Ya hemos recibido suficiente luz para poner en práctica lo que decimos ser. Nada está establecido de antemano, y seguirá cambiando conforme a nuestros sentimientos, pensamientos y acciones; siempre de acuerdo con nuestra conciencia.
Permanecer despiertos y conscientes en cada momento es la única manera de poder cambiar. Cuando no estamos en el momento, tendemos a volvernos a dormir y a actuar de acuerdo con viejas reglas preestablecidas. En cambio, cuando permanecemos despiertos y conscientes, activamos nuevas percepciones y nuevos potenciales.
Si mostramos más y más quiénes somos, no habrá energía que pueda ocasionar los viejos problemas, por lo que comenzarán a disiparse en la luz. Entonces, podremos ver lo ilimitados que somos. En la vieja mátrix fuimos tan utilizados como marionetas, que esta nueva libertad puede ponernos un poco nerviosos.
Podríamos incluso tener la sensación de no estar atados a nada, de que flotamos en total libertad. Sin embargo, nunca estamos solos, somos parte de todo y todo es parte de nosotros. Al liberarnos de nuestra prisión, podremos por fin comprender lo que ser multidimensionales significa realmente.
He aquí algunas reflexiones: ¿Cómo se sienten con las reglas? ¿Qué sienten cuando alguien intenta controlarles o decirles lo que tienen que hacer?¿Qué sienten cuando toman sus propias decisiones?¿Se dieron cuenta de que hay más y más reglas, leyes y restricciones en la 3D? ¿Es un intento de mantenerles en lo Viejo? ¿ Necesitan reglas para vivir?¿Pueden creer en sí mismos lo bastante como para ser libres y vivir según lo que les dicta su propia guía interior?
Conforme vamos evolucionando, comprendemos la importancia del cuidado: de cuidar de nosotros mismos, de los demás y de Gaia. Podemos sentirnos abrumados por aquellos que no tratan con respeto a otras formas de vida; quizá deseemos sacudirles y despojarles de su egoísmo.
No obstante, ellos también tienen elección. Al hacer lo que es más amoroso para todo lo que hay en Gaia, nosotros influimos en el comportamiento de otros. Puede ser un proceso lento, pero no duden nunca del efecto que ejercemos sobre otras personas cuando permanecemos en nuestra integridad y respetamos toda vida.
Estamos trayendo una nueva consciencia a la Tierra, simplemente por el hecho de estar despiertos y de ser auténticos. Cuando comprendamos totalmente que somos Uno con todas las formas de vida, será el fin de la creencia de que la Tierra nos pertenece.
El cometido de la Tierra no es que la gobernemos ni que ejerzamos poder alguno sobre ella; ella es parte de nosotros. La medida de nuestro amor por ella nos muestra cuánto nos amamos a nosotros mismos y a los demás.
Es fácil que nos sintamos desbordados cuando estemos integrando energías intensas. Esto se debe a que estamos expandiendo nuestra consciencia. Experimentamos más alineamientos físicos, mentales, espirituales y emocionales, que algunos denominan “síntomas de Ascensión”. No es posible que algo nos afecte personalmente sin que afecte también a los demás seres humanos.
Todos debemos pasar por las actualizaciones de las descargas energéticas procedentes de las dimensiones superiores. Podemos fluir con ellas o resistirnos a ellas. Es más sencillo cuando fluimos. Cuando nos movemos con gracia, fluimos. Cuando aceptamos Lo Que Es, fluimos.
Cuando se preguntan, “¿Cómo puedo servir?”, están fluyendo. Presten atención a qué es lo que les atrae y a cómo lo hace, incluso cuando la única respuesta que reciban sea: “Sé tú mismo” o “Permanece en calma”. Serán guiados hacia lo que sea mejor para ustedes y más les resuene a nivel interno, siempre en consonancia con la guía que reciban de su corazón.
Cuando hacen la pregunta, se alinean con el conocimiento de su alma a través de sus emociones. Dense cuenta también de que, aunque la orientación tarde en llegar, si confían, serán guiados en el momento perfecto, en el Tiempo Divino. Esto requiere que sean pacientes y que mantengan la confianza. Cuando confíen, creerán más en su propia intuición y podrán seguir creciendo y expandiéndose en la confianza.
Es posible que tengan que acostumbrarse a este proceso de confiar y rendirse, que es muy diferente de cuando intentamos forzar y controlar. Consiste en vivir en el flujo de la gracia. Ya no se trata de la voluntad de nuestro ego, sino de la Voluntad Divina (dentro de cada uno) que está al mando.
En la verdad, todo es sencillo. La Ascensión nos pide que soltemos y que dejemos que las cosas sean como son, porque ése es el camino de lo Nuevo.

Derechos de autor: pueden compartir cualquier parte de las Notas de Ascensión. Agradecería que se me acreditehttp://www.soulsticerising.com
Traducción: Rosa García
Difusión: El Manantial del Caduceo en la Era del Ahora
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htmhttps://www.facebook.com/ManantialCaduceo



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada