nocopias

martes, 25 de noviembre de 2014

¿Cómo abordar la metafísica?


Como se dijo, es increíblemente extenso el repertorio del conocimiento metafísico tal como lo enseña la metafísica cristiana (luego veremos el porqué del adjetivo “Cristiana”) por lo tanto parecería que es inalcanzable este conocimiento, sin embargo al acceder a distintas publicaciones veremos que no son sino una actualización y explicación de distintos tópicos desde la perspectiva metafísica, como por ejemplo “Reiki Metafísico”, “Código DaVinci”, “Magia Metafísica”, etc. 

Toda esta enseñanza la podríamos clasificar didácticamente en: 

-Enseñanza metafísica Básica y Fundamental: donde se enseñan temas como los siete principios y la ley de mentalismo, el Yo Soy, el Cristo interior, La Jerarquía de seres de luz, la LLAMA VIOLETA y los Siete Rayos, El Decreto y la vocalización. (Se enseñan métodos prácticos para aplicar cada uno de estos conocimientos) 

-Enseñanzas profundas: Decretos y Servicios, los Siete Rayos (en profundidad), los siete cuerpos, los Planos, Llaves Tonales, chacras, Kabbalah, Reiki, Magia Ceremonial, etc.… 
En cuanto a los libros recomiendo comenzar con “Metafísica 4 en 1” de Conny Méndez (librito Rojo), que es tan didáctico y practico q les cambiara la vida con solo leerlo, luego para entrar en el conocimiento más profundo recomiendo Magno libro de la enseñanza.. 

Los cuatro pilares de la metafísica 

Tomando como punto de partida el conocimiento nulo de esta enseñanza voy a desarrollar levemente los cuatro pilares sobre la q se apoya la Metafísica Cristiana. Debemos comprender que toda enseñanza necesita tener cimientos sobre los cuales edificarse. En este caso los pilares son: 

1º Pilar: Ley de mentalismo y los siete principios Herméticos. 

Este pilar define una serie de leyes que dominan al universo metafísico y por ende al hombre y a su entorno. Su importancia radica en que al conocerlos podemos servirnos de ellos para cambiar nuestro mundo, evitar el sufrimiento que deviene de no cumplir los dictámenes de la ley, pues siempre que una ley no se cumple viene el sufrimiento. En este caso, como consecuencia, si las cumplimos obtendremos verdadera felicidad. 

2º Pilar: el Cristo Interno 

En este pilar aprendemos nuestra verdadera naturaleza como hijos de dios, siendo esta la razón de por qué se la llama “Metafísica Cristiana”. El Cristo no hace referencia necesariamente al Divino Jesús de Nazaret, sino a la parte perfecta de cada uno de nosotros, obviamente este Cristo Interno guarda relación mística con la figura de Jesús, y desarrollarlo puede llevarnos a una transformación espiritual que redunda en la formación de seres perfectos y luminosos que dan sostén invisible a esta raza. 

3º Pilar: La llama Violeta y los siete rayos 

Uno de los regalos más grandes que esta raza ah recibido en esta era es la práctica de la llama violeta. Este fuego sagrado es uno de los atributos de Dios, con esta llama espiritual se puede literalmente deshacer todo lo negativo del universo y convertirlo a su aspecto positivo. Con su uso y aplicación diaria se puede obtener la libertad de todo lo que nos ate, tanto física como espiritualmente. Es un regalo de los seres de luz a la humanidad para poder transformarnos y alcanzar una nueva etapa de desarrollo humano como seres de luz, libres de las ataduras físicas. 
En cuanto a los siete rayos diré que son las siete características que se desprenden de la luz divina. Cada rayo tiene un color y su uso y aplicación nos lleva a la maestría y la perfección espiritual que es la meta máxima del desarrollo humano. 

4º Pilar: La jerarquía espiritual 

Como vimos, la luz divina se desdobla en siete aspectos o rayos, al igual que la luz física que pasa por un prisma. Esta energía divina sirve para nutrir, dar forma y movimiento al universo y a sus seres. Para poder administrarla, desarrollarla y crear con esta luz existe un conjunto de seres de altísima y perfecta conciencia espiritual que se agrupan según su naturaleza en Dioses (Elohim), Ángeles, Maestros y Devas. 
Estos seres responden todos según sus capacidades a la conciencia suprema y hacen su voluntad. El conocimiento de los nombres de estos seres, sus actividades y secretos nos permite desenvolvernos en el camino espiritual siguiendo una dirección superior hacia la perfección individual. 

Publicado por “Isis Alada”





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada