nocopias

viernes, 6 de noviembre de 2015

El Despertar Cuántico: Ver con los Ojos de la Fe por Gillian MacBeth-Louthan



El Despertar Cuántico:
Ver con los Ojos de la Fe 
A medida que las arenas del tiempo se deslizan a través de las entradas y salidas de todo lo que es sagrado, visible e invisible, el futuro de la humanidad se revela al verse en un espectro completo de posibilidad que no había existido antes de este momento. A medida que las personas avanzan en su vida, hay una serie de improntas de tiempo energéticas que ellas anuncian al mundo. A medida que la Tierra avanza hacia dunas recién formadas de progresión, va a parecer y se va a sentir como si uno se quedara completamente solo. Nadie a su lado para sostenerlo, para ayudarlo, para asistirlo, o así lo parece.
El tiempo les pide que no renuncien a lo que vive en su corazón y en sus sueños. El Universo ha colocado dentro de ustedes una semilla que no puede morir, a la que no se le puede sembrar encima. El Universo ha colocado en ustedes una impronta de tiempo que pide ser vista bajo el ojo microscópico de su corazón. La Tierra misma vadea a través de un profundo nivel de miedo, ella procesa al procesar nosotros. Los humanos le temen a la guerra, a las deudas, a la falta de dinero y a la pérdida del control. La Tierra misma y todos sus habitantes están en un momento crucial que les pide a todos ser explícitos en la expresión de cada pensamiento pasajero, puesto que todos cuentan. Ya no más excusas para las decisiones erróneas de quienes detentan el poder mientras buscan la manera de darse lustre.
A partir de este verano, se integrarán niveles superiores de luz en los patrones álmicos de quienes lo hayan pedido. Todo individuo sobre la Tierra tiene la oportunidad de pedir ayuda Divina, reconocimiento Divino, intervención Divina. Muchos se dejan arrastrar por la marejada mientras la cresta de las olas los empuja de aquí para allá. Cada pensamiento que tiene la humanidad es más importante que el pensamiento anterior. Dentro de cada pensamiento la sabiduría aumenta o disminuye exponencialmente. Cada interacción con cada persona les da algo en qué pensar para que lo digieran a su propia discreción. Cuando oigan noticias tristes lleven su corazón y sus energías a un lugar seguro donde puedan ver la totalidad de la situación y elegir cómo actuar según el caso.
A aquellos que están revestidos de los patrones más elevados de luz y tiempo sin las limitaciones de la Tierra se les pedirá ir más allá de lo que consideran adecuado para sus experiencias así como para el compromiso con la causa. Esto significa que se les darán profundas percepciones del alma que les pedirán que vuelen más alto, que muevan más montañas y que bailen a través del espacio así como a través del tiempo. El Universo le dará instrucciones a su corazón pidiéndoles dejar atrás cualquier limitación que creían tener. Se les pedirá que se vuelvan uno con las legiones de luz, las legiones de Dios que no tienen miedo, las legiones de la luz del corazón que sostienen el corazón de la humanidad en la palma misma de sus manos.
Muchos en la Tierra han elegido no cambiar, no avanzar, no creer y no confiar ni siquiera en ellos mismos. Muchos en la Tierra se han rendido, no han visto a su Dios casero ausente durante muchas lunas, no han sentido la presencia de la santidad, no han visto manifestaciones de milagros. Lo que la humanidad busca como confirmación es tan animado que, de hecho, ha tomado forma y camina sobre la Tierra disfrazado de humanidad y humildad. La energía de los milagros deseados puede haber tomado la forma de gotas de lluvia por las que tan intensamente se oró en una calle pero no en otra. Lo que buscan como planeta ahora tiene más masa. La biología ha cambiado y se ha desplazado en el terreno de lo sobrenatural, la tierra de lo invisible. El sistema de creencias de la Tierra ha fallado porque muchos no ven con los ojos de la Fe.
La mayoría ha perdido la esperanza de ser rescatada, la mayoría ha renunciado a los ángeles, y muchos han renunciado a Dios. Como planeta se les pide que crean en lo invisible, en lo que no se puede ver, en lo que no se puede sentir, ni tocar, ni oler, ni saborear. Se les pide que crean en un ser sobrenatural que los ha colocado aquí para su mayor bien y su mayor crecimiento y luego se marchó a otro proyecto. Se les ha pedido creer que cada pérdida, cada muerte, cada día aciago tiene una oportunidad divina envuelta en ello, un centro masticable al que a menudo se quedan pegados.
Venimos a decirles que la cuestión de esto es que el milagro que buscan camina entre ustedes. Escucha cuando hablan, baila en sus sueños y ve los patrones de su corazón. Los milagros que la humanidad tanto necesita están garantizados por el universo con tan sólo creer hasta la hora final. Porque un minúsculo patrón de duda crea una toxicidad letal que no se puede diluir.
Conforme los planetas se alinean y los eclipses se acechan entre sí, sale a la superficie un profundo aluvión de emociones: iras y odios, amores y lágrimas nacen bajo un rojo atardecer de luna llena. A medida que estos eclipses se den a luz a sí mismos a través del vientre oscuro de la vida, un velo azul de tristeza caerá sobre la Tierra, una pesadez del corazón. Una gran tristeza mundial agobia al pulso de la Tierra. Sobrevendrán muchas conmociones terrenales y las personas clamaran al Creador y al Salvador para que los rescate. El rescate es lento para ponerse en movimiento. Tenemos que seguir andando hasta la orilla, orando con cada brazada.
Es hora de convertirse en una plegaria viviente para alguien fuera de ustedes. Esta tristeza que sobreviene es biológica y profunda, es de contenido celular y estelar. En toda la Tierra se produce una depuración gigantesca mientras el corazón planetario suspira profundamente. No hay nada que hacer excepto esforzarse por mantenerse a flote durante esta marejada. Las opciones no se pueden ver en la clara luz del día. Muchos entrarán en pánico y el sistema monetario de la Tierra lo reflejará. Les corresponde a todos y a cada uno de ustedes mantener en alto su contrato de luz por encima de las marcas del nivel de las aguas de la vida. La vida es de naturaleza circular y esto también pasará, pero cada día y noche parece durar un año. Las personas que daban por seguras podrían marcharse de su vida o del planeta. Las personas harán elecciones que no tienen sentido para quienes las rodean. Muchas veces estos trastornos biológicos celulares son necesarios para exponer otro rayo de luz.
Somos el Consejo de Luz de Sirio. No vacilen, sigan avanzando porque hay un final y un principio para todas las tormentas. ¿Qué es lo que importa en su mundo? Nos marchamos.
Canalizado en 2011



https://www.facebook.com/Peluquer%C3%ADa-y-est%C3%A9tica-en-CASA-162467393832911/timeline/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada