nocopias

lunes, 2 de noviembre de 2015

La sombra y la luz se funden, hasta perderse la una en la otra.


 

La sombra y la luz se funden, hasta perderse la una en la otra.



El miedo es el alimento principal del ego. El miedo alimenta a las sombras interiores, que no son otra cosa más que los ecos de las heridas no sanadas y el ego es el espacio en donde se ocultan, disfrazadas de actitudes y reacciones ante las diversas circunstancias de nuestra vida. De la misma forma que nuestro cuerpo bajo la luz del sol proyecta una sombra; las sombras interiores se ven proyectadas hacia fuera a través de aquello que no nos agrada o tememos de los demás. Aquello que juzgamos, aquello que miramos en los demás y nos produce desagrado, es un reflejo de nuestra propia sombra interior. No permitas que la vida se te pase de largo mientras tú ego y tus sombras toman el poder sobre tus actos y tú luz. La aceptación, la compasión y el perdón son vías amorosas de integración, a través de las cuales la sombra y la luz se funden, hasta perderse la una en la otra. Cada respiro es una nueva oportunidad para el amor. Y depende de cada uno escuchar al ego o al corazón.
Con amor desde esta escuela llamada vida
KAI spiral of the Self & Codigos de LUZ Quantum Holoforms
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada