nocopias

viernes, 3 de junio de 2016

Caminar por la vida por Antonio Cerdan




Caminar por la vida por Antonio Cerdan

Caminar por la vida es aprender a transformar, a experimentar la vida y a cada instante disfrutar.
Porque el Universo ha sido creado para que todos los seres en su camino de evolución crezcan en la luz divina y aprendan a darse de corazón.  Caminar por la vida es una experiencia que busaca que el ser descubra la belleza en cada cual, que sienta la belleza del Universo que en la naturaleza se quiere expresar.
Que disfrute constantemente vibrando en el corazón, porque es así como su cuerpo se ilumina. Y como sus células se revitalizan para poder vivir más tiempo en la luz y en el amor.        
Caminar por la vida es una experiencia nada más, como otras muchas, para construir tu eternidad iluminarte a través de las lecciones que esta vida te ofrece, ofrece a cada cual y de esta forma, todos los seres aprender a ser seres, individuos, individualidades, seres cocreadores y nada más.
Caminar por la vida son muchas experiencias que todos tienen que vivir porque también es una prueba para todos demostrar donde se encuentran y donde tienen que ir.
Toda experiencia del camino es una prueba de evolución, de autoconciencia, de desapego y también de disciplina interior Para que los seres aprendan a iluminar su vehículo de crecimiento y de transformación y este cuerpo que es físico un día se transforma en un cuerpo de luz. Un vehículo para viajar más allá de la forma, más allá del tiempo, porque será un vehículo para la eternidad.
Caminar por la vida, cuantas experiencias, cuanto hay que rectificar, cuantas veces hay que buscar el silencio y escuchar, aceptar lo que los otros nos tienen que decir e intentar ver como uno crecer, como uno ampliar su comprensión o su corazón cuando hay una dificultad.
Caminar por la vida, caminar por al vida es la experiencia de búsqueda interior, descubrir la luz divina que nace en tu interior, descubrir el amor eterno que la tierra te ofrece, por amor al amor, descubrir que tu has sido destinado a vivir como un creador. Si eso lo descubres, sentido tendrá tu camino y tu evolución y no estarás tan preocupado de la posesión, de la satisfacción o de conseguir un estatus, sea el que sea, porque no hay estatus mayor que sentir a cada ser y servir a las Jerarquías que a ti te han creado para la evolución.
Porque tú eres hijo de los Ángeles, eres hijo del Universo y eres hijo de Dios. Hijo de los Ángeles porque ellos crearon el arquetipo para tu evolución, modelaron las células y la materia para que tu puedas hoy ser un individuo aquí en la naturaleza con este vehículo corporal y celular que te permite reconocerte a ti mismo como un hijo del Creador. Pero eres hijo del Universo porque en ti está contenido a imagen y semejanza los mismos principios con que el Universo creó y además eres hijo de Dios porque hay una esencia eterna y divina, una chispa divina que en ti hace que seas un hijo eterno e inmortal porque eres parte del propio creador.
Si eres capaz de entender esto comprenderás y sentirás que cuando tu te expresas él también se quiere expresar, que cuando tu creas él crea en ti, que cuando tú tomas conciencia de tu ser él es en ti siendo también. Si es tan difícil entender que eres gota y parte de él, si es tan difícil entender que la luz es una vibrando como un solo ser, si es tan difícil entender que hay una sola energía de amor sosteniendo la vida y la evolución, no creo que sea tan difícil comprender que todos son una sola familia en el Creador.
Muchos seres se preguntarán  ¿y porqué es necesario venir a tomar un cuerpo físico?. Si realmente venimos aquí y nos tenemos que ir todos, ¿porqué tenemos que venir aquí, porqué tenemos que volver aquí?, ¿hasta cuando vendremos, cuando volveremos?. Si aquí nadie se queda, ¿y hasta cuando?.
Hasta cuando es una pregunta limitada, porque el tiempo es una vibración de la forma que se mueve en el espacio, es una vibración de la luz, de la energía, con lo cual el tiempo es un concepto limitado.
Si el tiempo es energía y la forma también todo está en constante transformación, desde la forma hasta el tiempo. Conforme la energía se modifica la vibración se modifica, los seres se modifican, cambia la forma y cambia el tiempo.
En realidad el tiempo es una percepción que ustedes tienen, en el espacio limitado en el cual viven. ¿y porqué necesariamente hay que venir a este espacio?.  Porque uno se separa de la luz y se sumerge en la oscuridad de la materia, la materia es energía densa, al se una energía densa es energía opaca, no oscura pero si opaca que no deja pasar la luz.
¿Qué sucede en un niño cuando nace?. Porque lo que es arriba es abajo y si ustedes comprenden un poco como es el proceso de evolución de la vida, de las células, del cerebro, de los cuerpos, de la tierra, esto mismo les sirve para comprender otros procesos de los mundos espirituales y de los cuerpos como cuerpos de luz.
Vean a un niño, cuando él nace no tiene identidad, él no sabe quien es. Va aprendiendo durante años primero a darse cuenta de quien es, después aprende a elegir lo que quiere ser, más tarde decide lo que quiere ser de acuerdo a las metas que la busca en el mundo.
Un espíritu que se desprende de la luz divina cuando nace como individualidad, es semejante a un niño. Siente que es un ser, comienza a observar a su alrededor la luz, no sabe nada, como un niño. Recibe los vehículos de luz que le permite moverse en el espacio donde ha nacido. Estos vehículos de luz se crean y surgen del Sol Central de esta Galaxia, en el Sol Central del Universo. Si en  el Sol Central los espíritus reciben la chispa divina y sus vehículos de eternidad, en el centro de esta Galaxia recibe los arquetipos divinos para su evolución. Los arquetipos divinos son como un cuerpo que él todavía no conoce. Para que él pueda conocer todas las maravillas que Dios le da para expresarse en el Universo tiene que ir reconociéndolas a través de su propia creación, de la creación de su propia individualidad.. Él es un ser, es una chispa divina como muchas otras, pero no tiene la experiencia que es la sabiduría de todo lo que recibe como regalo para existir.
Como aquel gran sabio que todo lo sabe pero no ha vivido nunca nada  y para transformarse en un sabio de verdad, tiene que ir a conocer las cosas por propia experiencia. Los espíritus comienzan a sumergirse en la materia, en las dimensiones, porque materia no solamente es el mundo físico, materia es todavía para ustedes muchos planos, van modelando sus cuerpos plano tras plano hasta llegar a los mundos semi materiales. Los mundos semi materiales son los mundos de este sistema solar. Y conforme él va construyéndose a sí mismo como una individualidad, va también creando una separación por la vibración de los mundos en donde se sumerge. Una separación entre la conciencia divina que le guía y la identidad del ser que está construyéndose a sí mismo a través de las sucesivas reencarnaciones. en las diferentes dimensiones. En cada reencarnación él se construye con todo lo bueno que él ha conquistado en esas reencarnaciones, es luz líquida, es luz vibratoria, es luz de amor,TRES diferentes estados de la luz.
Si en el mundo físico podemos diferenciar sólido, líquido, gaseoso, en los mundos superiores podemos hablar de LUZ DE LA VIDA, de fluidos, de luz del amor, de luz vibrante y de luz de conciencia. Al igual que son diferentes estados de la luz, la luz de la vida es lo más denso, la luz del amor es aquello más líquido, la luz vibrante es aquello más gaseoso, más expansivo. La luz de la conciencia es lo más sutil, lo que da la conciencia YO SOY en cada ser humano. Y si a la vez cogemos a cada uno de esos cuatro estados de la luz, vamos a diferencias que cada una de esas energías  corresponde a la forma como surge la creación en diferentes realidades del universo.
La luz de la vida es la luz que da origen a la forma, a su vez va  a vibrar en otros cuatro estados:
Uno el estado de luz codificada como información biológica, en la genética.
Otro estado de la luz codificada como información química.
Otro estado de la luz codificada como información en el sonido.
Otro estado de la luz codificada como información del color.
Estamos hablando de una de esas cuatro y que conforman la luz de la vida.
Imaginen, si con la luz de la vida se sostienen todos los mundos vivos estos son los planos del universo material. Con la luz del amor se sostienen los mundos solares. Con la luz vibrante se sostiene los mundos galácticos y la luz de la conciencia es la luz del universo del Sol Central, de la creación de este universo.
Realmente hay tantos misterios que llegar a descifrarlos significa transformarse en un Ángel. Llegar a comprender como fue creada la vida es aprender a ser un cocreador. Llegar a amar con la entrega que la tierra hace a cada ser humano es fundirse en el amor que sostiene el Universo.
Porque el Universo está sostenido por cuatro grandes pilares:
La célula.
El átomo.
La llama.
La Luz de la conciencia.
Esos cuatro pilares del Universo determinan cuatro grandes, bellísimos, cuerpos a través de los cuales Dios se expresa:
El cuerpo de la vida que es el organismo de luz viviente integrado por tres dimensiones  materiales ínter penetradas, integradas, que es el mundo de la vida físico, el mundo de la vida astral y el mundo de la vida espiritual o solar.
Cuando uno va  al átomo, descubre las estructuras con que está modelado el universo semi material, porque el átomo es el Universo semi material, el Universo de la luz viviente que a partir de ese átomo se conforma en siete planos paralelos de planetas y mundos, que ya no tienen necesidad de plasmarse físicamente pero que eso planetas y mundos, que están dentro de la Ley Divina, están en constante metamorfosis porque el átomo es una partícula que está en una aceleración permanente, constante y somete a todos los cuerpos, a todas las estrellas y planetas que están dentro de su propia vibración, a una metamorfosis constante en sus estructuras.
Si nos vamos la llama podemos vislumbrar un mundo, un  Universo, de templos etéricos, planetas que son ya templos etéricos, santuarios que son cuerpos inmortales, donde las Jerarquías, desde estas estaciones creadoras de las galaxias o universos locales, constantemente sostienen como verdaderos chacras permanentes y eternos todos los planos de manifestación de los mundos etéricos donde se modelan las formas de los planetas, de las estrellas de las galaxias.
A partir de esas llamas aparecen los arquetipos de la forma en todas estas dimensiones que les acabo de hablar, arquetipos etéreos, que van después transformándose en modelos atómicos, subatómicos, holográficos atómicos, subatómicos y después e modelos holográficos biológicos.
Quien gobierna ese universo etérico, bellísimo de santuarios y perfecciones ilimitadas son las Jerarquías Superiores en sus diferentes grados y niveles.
Sólo quedan los poderosos soles creadores que son las células divinas del cuerpo inmortal del creador con las que todo se renueva, se sostiene eternamente en la propia luz, en la propia llama , en las propias metamorfosis y en la propia vida que existe en todo el universo.
Vean que forma más fácil de explicar para entender algo tan complicado para las mentes limitadas.
Los espíritus, que como chispas divinas se desprenden de los soles eternos, que son los chacras de la conciencia infinita del creador, cuando se desprenden como individualidades de esos soles eternos, se encuentran presentes en los mundos etéricos de las jerarquías, los mundos de la inmortalidad, que son los mundos de las Jerarquías. Ahí las Jerarquías van mostrando a los espíritus, a los seres, a las esencias, que han despertado su individualidad, van mostrando lo que es la  evolución. Le dicen entonces a esas esencias que son cuerpos de luz etérea, que tiene la forma arquetípica de la creación: “ahora vosotros podéis elegir vuestra propia forma corporal, la podéis transformar, vuestra propia forma inmortal, porque aunque sois cuerpos de luz, no tenéis vehículos de luz inmortales y eternos para poder viajar por todos los planos y expresar en todas las dimensiones”.
Después que, por propia experiencia, estos seres, estas esencias han percibido todo desde los mundos superiores, perfectos de las Jerarquías eligen, ellos mismos, su propio camino, su propia galaxia, su propio sistema solar, la forma que quieren experimentar. Y así comienza ese gran viaje a través de los diferentes planos del Universo, de los diferentes mundos, de los diferentes sistemas, de los diferentes planetas.
Los seres humanos reencarnan en los cuerpos físicos porque están modelando sus cuerpos de luz. Están creando la madurez de la conciencia, igual que el cuerpo y la experiencia dan madurez evolutiva  a cada ser humano en su vida, la luz y la experiencia dan madurez al espíritu eterno para aprender a ser un buen arquitecto de los universos de los que, cuando llegue el día, esté preparado para ello.
Para poder aprender lo más grandioso, tiene que aprender lo más pequeño, valorar lo que ha sido creado, por miles de millones de ángeles que entregan su vida y su amor para que pueda existir la naturaleza y la vida, los seres, los reinos, la belleza, todo lo que existe en vuestro planeta.
El ser humano reencarna vida tras vida para modelarse a sí mismo en su cuerpo de luz, para que esa experiencia le transforme en un sabio, en un ingeniero, en un maestro, en un ser iluminado, para participar con el planeta en el equilibrio del universo, como un creador, aportando energía para el equilibrio de los mundos de la vida, de los mundos de las células, de los mundos biológicos, de los mundos físicos y para ayudar a sus propios hermanos, espíritus en su camino de evolución y,de esta forma, aprender lo que es el amor que late en su propio ser, que late en la vida y en todo el universo, por el cual todo existe y por el cual todo se sostiene.
Es un proceso de activación, de despertar, de experimentación, de aprender, de aprender a vivir de acuerdo a la Ley, a las Leyes. De aprender a respetar a cada individualidad, de respetar las Layes que Dios designó para la vida y el desarrollo de los mundos y las humanidades y de esta forma aprender a ser un co-creador, y de esta forma solamente yendo en sintonía con la luz, en el equilibrio con la naturaleza y en armonía con la Ley es que el ser humano puede descubrir lo que es vivir y ser feliz.
Cuando un ser humano se sumerge en su cuerpo y sólo está viendo sus propias emociones y pasiones, solamente ve todas aquellas energías que fueron depositadas en su interior para que el aprenda a conocerlas, para que aprenda a transformarlas, a iluminarlas, a elevarlas, igual que el ser humano aprende a densificarlas, también aprende a iluminarlas.
Aprende a densificar la energía para que exista la forma y aprende a iluminarse para poder ayudar a los seres humanos a iluminarse en el curso de su evolución.
Dios no creó el Universo para el sufrimiento, ni para la angustia, ni para el miedo, Dios creó el universo para que los seres humanos se desarrollasen plenamente pero Él sabía los peligros, las desviaciones, en su camino. Con lo cual aprovechó esas desviaciones para, constantemente, remodelar todos los planetas y los sistemas, puesto que Él todo lo conoce y todo lo sabe, de las propias desviaciones del ser humano, de las propias energías bajas del ser humano que en su desarrollo genera, Él lo que hace es que con esas energías prepara la densificación de la materia, prepara la densificación de las partículas, prepara el nacimiento de otros planetas y de otros sistemas solares, prepara la forma más densa.
En lo profundo de la oscuridad están en un cuerpo físico limitado, en lo profundo de esa oscuridad de sentirse en un cuerpo físico, cuando la luz del ser penetra profundamente en el interior de la materia, da al ser humano la conciencia de que él existe y es un ser inmortal.
Cuando las energías dela tierra penetran profundamente en el cuerpo del ser humano, le recuerdan a cada ser humano que, en el mar de energías en el cual existe, es en ese mar de energías en donde él encontrará su felicidad. Y cuando el ser humano camina por la tierra y se mira, y se ve separado uno de otro ser humano, la vida le está mostrando que él es un ser individual con un valor para el Universo.
El Universo le creó para que él pudiera ser libre y participar como un co-creador. Porque las Jerarquías cuando tienen que crear no van a preguntar a Dios como quiere que sea el próximo Universo, o el próximo planeta o sistema solar que va a ser creado, ellos, a partir de los arquetipos divinos, definen las formas perfectas y vivas y buscan expresar diferentes formas de belleza y de vida, igual que los artistas cuando pintan un cuadro, a partir de una misma técnica pueden expresar infinitos cuadros y ninguno será igual, más si saber que todos están hechos con la misma técnica, con los mismos materiales.
De igual forma el Universo fue creado para que se multiplicara la densidad, la vida fue modelada para modelar el espíritu y hacerlo eterno, el amor fue creado en la energía para que el ser humano gozara como Dios goza a través de la comunión y de la unión donde todo se  recrea y se renueva en el Universo. En la conciencia todos siempre serán y existirán, porque ahí todos son ojos a través de los cuales Dios mira lo creado, mira a través de la luz y cuando ustedes reconozcan una belleza es porque la luz de Él estaba presente en su mente y les hizo ver esa belleza.
De esta forma la gran mente absoluta e infinita, que ustedes llaman la divinidad, presente en todas sus criaturas, va guiándolas hacia ella misma que es la propia luz, hacia ella misma que es la conciencia, pero esta vez creando en su interior una conciencia individual y a la vez una conciencia completa más individual.
Ahí está la satisfacción del eterno, infinito Dios presente en la luz divina de cada ser humano como la conciencia YO SOY.
Su satisfacción más grande es cuando un hijo suyo alcanza y conquista la perfección de su propia luz y ahí surgen las conciencias Crísticas o los Cristos que son las almas vivientes que sostienen los planetas, los soles, las galaxias. Son hijos perfectos e individuales y ellos con las Jerarquías y con los arquetipos diseñan los nuevos arquetipos que harán que la vida en este planeta, en esta naturaleza, sea siempre original.
Imaginen, vean la humanidad, 6.000 millones de seres humanos todos originalmente únicos, ¿cómo es posible tanta grandiosidad, que se pueda crear una genética que por mucho que se multiplique pocas veces se repite y aún cuando se parezcan nunca uno es totalmente igual al otro, excepto los gemelos que es otra historia diferente?. La historia de los gemelos es un proceso genético ya hecho para que surjan los gemelos como otra belleza de la creación.
Muchas veces los seres humanos con sus conciencias ofuscadas piensan que Dios quiere crear una raza donde todos sean iguales y eso no es el principio de la creación. El principio de la creación es la unidad en la diversidad. Todas las flores tienen el mismo arquetipo más todas son diferentes aunque sean rojas y estén en los mismos tallos y los mismos pétalos. Cuando uno admira un gran ramos de rosas, un rosal, si comienza  a darse cuenta de esa maravilla, no hay nada igual todo tiene su punto de originalidad, en esa originalidad estriba la belleza, en esa armonía de la forma estriba la perfección, en esa belleza de la composición de los colores estriba también la belleza, la armonía, la proporción y la creación.
Cuando el ser humano es capaz de captar la belleza que existe en el Universo, es capaz de captar las ideas que los Ángeles depositaron dentro de las formas vivas, los procesos, las vibraciones y las densificaciones de la luz en la forma, porque todo queda grabado en el propio éter, en el propio arquetipo de cada ser humano, de cada planta, de a cada animal, de cada planeta o de cada estrella.
Para que tu captes y te puedas comunicar con las ideas eternas que sostienen con su luz la existencia de la forma, tienes que captar la belleza. Al captar la belleza capta las ideas puras que lo contienen, cuando uno capta la belleza y las ideas puras a esa captación de las ideas puras se le llama INTUICIÓN. Cuando uno se sumerge profundamente y capta la belleza, como un artista, de todo lo que le rodea se llama INTUICIÓN.
Pero cuando uno se sumerge profundamente en los procesos con los que  la naturaleza crea y los capta y esos procesos son procesos que se repiten, comienza a descubrir los métodos con que todo ha sido creado y entonces quiere pintar, quiere modelar, a eso se llama INSPIRACIÓN. Donde se dan los procesos del nacer y del morir, de la metamorfosis, con la que el Universo constantemente renueva la forma, son los mismos procesos que utiliza el artista para crear con la luz, con la forma, con la energía.
Cuando los seres humanos admiran los bosques, las plantas, las iglesias y se comunican con los seres que allí existen y reciben sus pensamientos ideo plásticos, sus imágenes vivientes, entonces entran en el mundo de la imaginación que es el mundo de la comunicación con las entidades que les rodean, es el mundo de la telepatía, es el mundo de la tele-ideo plastia, es el mundo de la comunicación con los templos etéricos de la naturaleza, del mundo espiritual, de la vida y del Universo.
Si hoy venimos a explicarles esto es porque queremos que todos aprendan a ser artistas y a entender como uno se transforma en un artista verdadero y como uno se desarrolla, desarrolla unas capacidades que en sí están latentes y que son capacidades que él, que todos, tenéis que desarrollar como asignaturas pendientes en el curso de vuestra evolución en los planos y en los mundos.
Nosotros, los comunicadores, somos especialistas en la comunicación y aquel que es especialista en la comunicación puede hablar en todos los lenguajes, filosóficos, artísticos, o todos los idiomas, es más difícil para vuestro cerebro en este momento, pero vuestro cerebro cuando sufra la próxima metamorfosis será más plástico para asimilar más rápidamente los idiomas.
En el momento que vuestro cerebro sea más plástico y asuma más rápidamente los idiomas, entonces ya no precisará tanto del idioma para comunicarse  sino que utilizará el idioma para crear la forma y la vida y eso lo hacen las humanidades que han llegado a lo máximo de la evolución en sus planetas y esas humanidades que han llegado a lo máximo de la evolución en sus planetas, y sus planetas son planetas ya con cuerpo físico, angélico, son las humanidades que gobiernan el universo viviente y ustedes les llaman Ángeles Encarnados.
Esas humanidades que gobiernan el universo viviente o Ángeles encarnados son los seres que en el pasado fueron llamados Eloines.  Eloines son Ángeles co-creadores dentro del universo de la forma viviente. Eloin son los espíritus que modelan las formas y las vidas, los Universos vivientes. Si los Ángeles guían las humanidades, los arcángeles guían los planetas, los principados guían los sistemas solares, los Eloines guían el Universo.
Son seres, fíjense en lo que les digo, que todavía pueden densificarse y tomar forma física como cuerpos densos y esos Eloines que guían son los guardianes de la vida y de la evolución en los mundos físicos, en los mundos astrales o solares, en los mundos mentales densos de esta galaxia. Ellos se encargan de controlar las fuerzas rebeldes que existen dentro de los diferentes planos de la evolución de los mundos de la luz y de las dimensiones semimateriales. A través de ellos el Universo es Gobernado por Dios y ellos ejecutan los planes divinos y hacen que se cumplan las Leyes Divinas y su Justicia.
El Universo mantiene toda su información almacenada en la memoria mediante la grabación en las formas geométricas contenidas en el  éter como energía impresionada o impresa como una vibración, un color, una sintonía semejante a lo que sería una película pero en este caso la energía sería la película donde todo se graba, dentro de la forma geométrica. Las formas geométricas modelan los cuerpos y sostienen el mundo atómico, los átomos pulsan establemente porque hay un universo geométrico que da cohesión a toda su estructura.
Antonio Cerdan
shekinahmerkaba.ning.com

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada