nocopias

miércoles, 8 de junio de 2016

*MUSAFÁ VÓRTICES DE CURACIÓN 4,5 y 6 - LA EMPATÍA INTUITIVA, EMPODERAMIENTO y TEÚRGIA A TRAVÉS DE SELÉN 3 DE JUNIO DE 2016






*MUSAFÁ VÓRTICES DE CURACIÓN 4 - LA EMPATÍA INTUITIVA A TRAVÉS DE SELÉN 3 DE JUNIO DE 2016



Un saludo a todos, soy Musafá, sacerdote del pueblo de Delta-Mar.

Hoy vamos a continuar nuestra charla sobre los vórtices. Y hablaremos del cuarto vórtice, el vórtice de curación en el aura del planeta y que está activo en el campo energético del ser humano.

La dinámica del cuarto vórtice está ligada a lo que podríamos llamar, empatía intuitiva. En el contexto planetario, este armoniza la acción de transmutación psíquica de todos los otros vórtices. Este es básicamente el efecto en el nivel planetario. Así que cada uno de estos vórtices, en algún momento, se convierte en un transmutador de algunos bloqueos relacionados al psiquismo colectivo. Este vórtice armoniza la acción, y regula la transmutación de todos los demás.

Así que este cuarto vórtice existe allí como un eje de soporte y armonización de la acción transmutatoria.
¿Por qué? Debido a que estos bloqueos psíquicos colectivos no pueden ser transmutados todos a la vez con la misma intensidad, hay una inteligencia que lo opera, un respeto a lo orgánico, así como al organismo que es el cuerpo planetario, y la comunidad humana. Entonces, la acción del cuarto vórtice está vinculada a eso en el contexto planetario.

A su vez, este es un vórtice de transmutación, es decir, que en algún momento se convierte en drenaje de energías psíquicas. Y las energías psíquicas, o distorsionadas, las distorsiones psíquicas que este cuarto vórtice transmuta o aborda, se relacionan con los bloqueos con tono de desesperación, o desesperanza, esos sentimientos que asolan a la psique humana cuando colectivamente - o incluso de forma individual, van de todos modos a alimentar el nivel colectivo- y el ser humano experimenta un desamparo profundo por estar desconectado de su propia divinidad, por estar inconsciente e ignorante de su propia divinidad,
¿sabes?

Este estado de desesperación, ese estado de desesperanza, de desamparo sentido profundamente en el campo psíquico, genera bloqueos debido al patrón vicioso y repetitivo de ese comportamiento de la energía a nivel humano. Esta capa... porque funciona como una capa, a pesar de ser un bloqueo, es como una pantalla en el campo psíquico colectivo. Y cuando un individuo vive eso, es como si se convirtiera en una cobertura, una camada impermeabilizante de la conciencia individual.

Este patrón distorsionado de la energía es la causa de muchos problemas mentales, físicos, psicológicos y ésta cubierta, de cierta forma, dificulta el acceso al fluir de la energía de alegría. Estoy hablando de la alegría no como felicidad, estoy hablando de la bienaventuranza que es inherente en el ser mismo, porque la naturaleza de todos nosotros es eso.

Cuando la entidad, la conciencia desciende en un estado de desesperación... No hablo de la desesperación producida por evento externo,
¿no? No es de este desespero que estoy hablando, porque ahí se trata de falta de control, eso es preocupación extrema. Me refiero al desespero que se siente profundamente como una descreencia en la vida, como impotencia por falta de una conexión más consciente con la inteligencia infinita; yo estoy hablando de esta desesperanza. No estoy hablando de un desespero puntual, que sucede cuando algo sale fuera de su control o no sucede a su gusto, este desespero está muy conectado al control, y mucho más conectado a la dominación.

El desespero del cual hablo y que es abordado por la acción de este cuarto vórtice es algo un poco más profundo, más complejo en su dinámica, porque está vinculado a la falta de una conexión consciente. No es que esta conexión no esté ahí, sino porque la ignorancia nubla esta conexión y la entidad sintiéndose desconectada vive este desespero, esta desesperanza. Este cuarto vórtice actúa en consecuencia; transmutando los bloqueos psíquicos relacionados con esta distorsión.

Cuando en el ser humano este vórtice se activa en su campo energético – claro, que también está actuando en este contexto planetariamente,
¿verdad? – Promueve lo que yo llamaría; empatía intuitiva.

Por eso ayer puse tanto énfasis en la trans-personalidad, porque ésta, hace girar la llave que permite el acceso de la entidad encarnada, de la conciencia encarnada a la empatía intuitiva.
¿Por qué? ¿Por qué hablo de empatía intuitiva? Debido a que la empatía, por lo general, se vive a nivel personal, usted ve una persona que está delante de usted y si ella tiene dolor en un pie, usted se pone en su lugar, como si tuviera ese dolor, y entonces sufrir juntos. Por supuesto, que esto lo mueve a tomar una acción, pero esta acción en general está dentro de sus proyecciones, en cuanto a cómo siente el sufrimiento de los demás, en función de lo que haría este sufrimiento en usted; porque es así como se manifiesta la empatía en el contexto humano.

Ahora, la empatía intuitiva que incluso surge como resultado o como consecuencia espontánea de la trans-personalidad es: al acceder a sí mismo más allá de su persona, así como a los otros más allá de su persona, esa empatía experimentada comúnmente se eleva, se refina y se transforma en empatía intuitiva. Intuitiva porque esa empatía ahora es dirigida y orientada por el núcleo intuitivo del ser que es el cuarto chakra. El cuarto chakra es sede de la conciencia de integración, de la conciencia de armonía, de la conciencia de comprensión más profunda, y de comprensión intuitiva. Así la empatía comienza a elevarse y refinarse hacia un contexto en que el intercambio de experiencias y de servicio se presenta como polo gestor de esta intuición, esa comprensión más profunda del ser.

Así, el servicio comienza a ser guiado más por intuición que por razonamiento. Entonces el campo de servicio hacia el otro, se refina enormemente porque el servicio estará orientado por esa intuición y no por los deseos, o proyecciones, o racionamientos acerca de lo que el otro necesita o no, de lo que es necesario para usted, o no.

Es realmente transformador el poder de la empatía intuitiva, porque usted silencia cuando tiene que hacerlo, e irradia la presencia cuando tiene que hacerlo y toma una acción externa cuando es necesaria. Porque lo que lo guía no es más lo que sus ojos ven, o lo que guía es lo que sus sentidos externos le dicen, sino la referencia del sufrimiento personal siendo proyectada en el otro. Lo que ahora lo guiará será una comprensión más profunda de su camino y el del otro como reflejo de la divinidad.

Aquí no hay una proyección de falta en el otro. En la empatía intuitiva, al contrario de lo que ocurre en la empatía emocional, simplemente no hay proyección de la falta en el otro, ni proyección de fragilidad, el otro no es visto como una entidad frágil, como una entidad desamparada, ni es visto como un reflejo, como una extensión de la Divinidad oculta y misteriosa.

Por supuesto, que eso rectifica su patrón de relación y servicio, porque, en el marco del cuarto chakra, éste rige las relaciones como servicio. El tercer chakra rige las relaciones como campo de aprendizaje, pero el cuarto chakra rige las relaciones como servicio. Cuando la conciencia se ancla o se activa más armoniosamente en el contexto del cuarto chakra, en armonía con todos los demás, con preponderancia del cuarto chakra, las relaciones sociales, serán vistas además como campos de aprendizaje, de aprendizaje del servicio. Y ahí la empatía intuitiva es una herramienta esencial. Debido a que ella será como eje del servicio a otros, un servicio que se expande más y se refina cada vez más.

Luego, en el contexto planetario este cuarto vórtice impulsa esta virtud, y el despertar en los que están receptivos. En el contexto individual, este cuarto vórtice actúa en su contexto individual, en su campo energético, transmutando los bloqueos relacionados con el desespero y la desesperanza, ese sentimiento de desamparo; transmutando progresivamente ésta cubierta que le impide percibirse a sí mismos como divino, como Esencia Divina, como alma, más allá de la fragilidad de la persona.

Al mismo tiempo en que transmuta esta capa, la empatía intuitiva se revela o se expande, se ancla con más presencia, con más preponderancia, de forma más tangible para la conciencia encarnada. Porque, desde luego, ustedes ya viven la empatía intuitiva,
¿verdad? Pero la acción de este vórtice al transmutar este manto que nubla muchas veces, su percepción directa de su divinidad, permite la expresión de la empatía intuitiva.

¿Tienen ustedes alguna pregunta?

Bueno, entonces, si no hay preguntas, esto es lo que tengo que decir acerca del cuarto vórtice. Conversamos un poco más mañana cuando tratemos el quinta vórtice,
¿verdad?
Estén en paz, hasta otro momento.



* MUSAFÁ CURACIÓN VÓRTICE 5: EMPODERAMIENTO A TRAVÉS DE SELÉN 4 DE JUNIO DE 2016


Saludos, soy Musafá, sacerdote de la gente de Delta-Mar. Bueno vamos a hablar hoy sobre el quinto vórtice.

Ayer hablamos sobre el cuarto vórtice en el contexto de la empatía intuitiva. Habrán notado que la acción de un vórtice desencadena la acción del próximo y la transmutación que éste lleva a cabo facilita el proceso que ejecuta el siguiente vórtice en esta concatenación energética
¿correcto?

Así que la dinámica del quinto vórtice está relacionada a lo que podríamos llamar empoderamiento. Vamos a entender, a lo largo de esta conversación, qué es empoderamiento.

La acción de este quinto vórtice es de fortalecer, e impulsar la acción de cada uno de los otros, esta es su función en el contexto de los vórtices, y como él se relaciona con los demás. En el contexto planetario, la acción de este vórtice es un impulso de empoderamiento a la conciencia colectiva. Este empoderamiento va en el sentido de la expresión creativa, la expresión de creatividad, la expresión de los sueños, la expresión de los impulsos más internos del ser.

Porque cuando este vórtice se convierte en un desagüe de energías psíquicas, los bloqueos que el aborda son exactamente los de nivel colectivo generado por el sometimiento que... Bueno, vamos a explicar mejor: a lo largo de la historia de la humanidad, de algunos miles de años hacia acá, especialmente; ustedes han vivido movimientos de dominación, de manipulación como nosotros hemos visto, lo que creado una sentido de desamparo, de desesperanza o desesperación. Otra consecuencia de la dominación, de esas relaciones opresivas, es la represión de sí mismo. Aquí estamos hablando tanto dentro del contexto del dominador como del dominado, porque el dominador necesita suprimir ciertos impulsos que le son innatos, así como el dominado, para encajar en ese papel, también tiene que reprimir los suyos.

Es así, que estos bloqueos a nivel colectivo, están vinculados a la represión de la propia expresión, esas son las distorsiones psíquicas colectivas abordadas por este quinto vórtice,
¿se entiende? Aquí nosotros tenemos sólo la supresión del habla, claro, pero la represión de los impulsos más refinados del alma, a veces en los contextos conturbados de la vida en esa densidad, específicamente aquí en el planeta en el contexto de las relaciones sociales establecidas, se marchitan sin tener la oportunidad de manifestarse objetivamente.

Esto ocurre en el contexto de los pueblos; a veces un pueblo se está moviendo en una dirección para expresar una condición más refinada y más profunda que la del alma colectiva, y a esa entidad de grupo de repente, las circunstancias reunidas le ofrecen la oportunidad de estar allí en el papel de dominado, en el papel de oprimido.

Entonces, esta represión que se produce, en el contexto colectivo, como también sucede muy a menudo en un contexto individual – eso lo vamos a ver luego más de cerca – genera esos bloqueos y disturbios en el campo colectivo.

Este quinto vórtice por su impulso de empoderamiento transmuta estos bloqueos, que colectivamente están disponibles allí para ser transmutados. Ahora, cuando este vórtice despierta en su campo energético, también lo lleva a una toma de conciencia, porque el potencial creador de la toma de conciencia y los impulsos más profundos del alma, son el empoderamiento. Pero este empoderamiento es precedido por una toma de conciencia de que es el flujo de la vida, de saberse hermosa-o, saberse extraordinario-a, de ser único, y al mismo tiempo abarcar la Unidad.

Esto no es una toma de conciencia que se refleje en la personalidad,
¿no? Esto es tomar conciencia del gran potencial de cada uno de nosotros como reflejo, que como elementos fractales de la Fuente, poseemos. Somos la Fuente, por lo tanto, la Fuente es todo nuestro potencial. Y esto es empoderamiento, pero no un empoderamiento sobre algo que está afuera, es empoderamiento sobre su campo de expresión.

Así como el Logos vive ese empoderamiento en relación con su sistema solar, que es donde yo me relejo, y los impulsos de nuestra alma, de nuestro corazón también son reflejos de nuestra Luz, son reflejos de nuestra Esencia. Nosotros somos co-creadores, somos co-creadores entre nosotros, somos co-creadores del Logos, de ultima somos creadores, de la misma Fuente cósmica universal.

Esta toma de conciencia que, como ven, ella no es - no sé cual es la palabra aquí en su idioma para eso – solamente lisonjera, ella no viene en un sentido de lisonja, no viene en el sentido de exaltación de las cualidades de la personalidad, esta toma de conciencia viene cargada de un profundo sentido de su responsabilidad como co-creador; y el gran potencial, es tomar conciencia de que los límites de su expresión los pone usted, y que el mundo exterior no tiene poder para limitarlo; usted se limita, o acepta los límites que se le ofrecen, pero jamás se imponen.

Y si usted ya vive alguna limitación, es porque lo aceptó anteriormente, y así como lo aceptó, también puede liberarlo, y esta liberación pasa por tomar conciencia de este movimiento de empoderamiento. Cuando lo ponemos en la perspectiva individual eso queda aún más claro, ya que, en el contexto menor es más fácil trabajarlo.

Porque el empoderamiento en el contexto individual no puede ser confundido como una sensación de tener el poder, no se trata de poder hacer algo, se trata de reconocerse como empoderado. El potencial está ahí.
¿Y qué lo limita? ¿Cuáles son las represiones que usted tiene sobre sí mismo? ¿Cuáles son las represiones que valida como llegadas de afuera? ¿Lo entiende?

Las reglas, las imposiciones, los códigos morales a las que están sujetos, la represión como valor, como costo, como precio de esa sujeción, a los impulsos más bellos y refinados de su propia alma. Por supuesto, esta represión viene acompañada de frustración y ésta frustración a nivel colectivo, como a nivel individual es lo que sostiene estos bloqueos y esas distorsiones psíquicas que el quinto vórtice viene a trabajar

Pero dense cuenta, que el empoderamiento es el resultado de una progresión en la toma conciencia sucesiva de la eco-ciencia, de la sinergia, de la trans-personalidad y de la empatía intuitiva. Porque en la trans-personalidad usted trasciende a la persona en sí mismo y en el otro, esto abre espacio para que esté en la vida mucho más sintonizado y afinado con su programa de aprendizaje, con el núcleo de orientación interna que es usted mismo en un nivel más profundo y lúcido que es el alma, el Yo Superior.

Esta empatía intuitiva, al abrir esa puerta, le permite reconocerse como la sabiduría, reconocerse como el amor, reconocerse como la vida-poder que fluye en cada célula, que fluye en su sangre, en sus pensamientos, en sus emociones.
¿Y qué es lo que vivifica su expresión? Eso es usted. Sin embargo, para reconocerse como eso, es necesario renunciar a la persona limitada que cree ser.

Es muy interesante, porque cuando hablamos de la trascendencia del ego, la trascendencia de la personalidad, lo que nosotros más escuchamos: "ah, pero esto es muy difícil porque el ego es muy fuerte", "ah, pero esto es muy complicado porque todo el mundo tiene un ego y tienen un ego muy fuerte". Pero la gente no se da cuenta de que este tipo de afirmaciones es exactamente la identificación con el ego. Que la desidentificación del ego es una cosa muy simple: es la opción que usted hace por aquello que valida como su realidad.

Entonces puede decir, "es inútil fingir que no existe!" Pero no se trata de fingir que no existe! Se trata de elegir por sí mismo su realidad, y si usted elige para sí la realidad divina, lo limitado al instante será visto en su perfección, lo limitado al instante es puesto en la perspectiva correcta de una visión más amplia. Y ya no es visto como un obstáculo, ni como piedra de tropiezo, sino como una joya sagrada con el que construye el templo interior. Y esta percepción es empoderamiento. Porque todo el poder que da a lo que usted entiende como ego, es todo el poder que retira de sí y da a esta quimera creada por su imaginación que es la personalidad, se produce a costa de la represión de sus impulsos más íntimos. Usted se sabotea, y crea para sí mismo la piedra de tropiezo, sin embargo, puede pulir esa piedra y ver la joya que se esconde detrás del polvo.

Entonces, la acción del quinto vórtice viene a despertar, o a impulsar un movimiento que lentamente, paulatinamente va apareciendo como movimiento colectivo en el planeta hoy en día. Aun no es grande el empoderamiento como un movimiento colectivo, y no vemos todavía el empoderamiento como expresión importante en esta humanidad, pero una vez que la trans-personalidad se haya instalado, despertarán cada vez más intuitivos empáticos, el empoderamiento esta ahí no como una posibilidad a ser anclada, a ser absorbida, encarnada y manifiesta.

A esta altura de nuestra charla, puedo decirles que estos cinco primeros vórtices están afinando las cinco primeras sub-densidades de la tercera densidad, con las cinco sub-densidades de la cuarta densidad. Es un proceso de aclimatación debido a la transición y de que estas densidades ya están parcialmente fundidas. Es decir, estos cinco vórtices trabajan con las energías de los Cromas Inturi-Kertena, Umantara, Esseni-Autara, Ophani-Serussa y Adiktu-Elon, o los 5 Rayos llamados inmateriales. Inmateriales, porque pertenecen a una próxima densidad que parece ser inmaterial, porque aún no está activada, estaba en el aspecto inmaterial de la vida y ahora está entrando en el aspecto material.

Entonces, estos 5, son los atributos que despiertan y son impulsados, para el planeta, y esta humanidad. Estos 5 atributos, que ya han sido tratados. Pero hablaremos sobre los 7; y de los cinco atributos que otras fases de los 7 Rayos conocidos. Es decir, ustedes conocen los 7 Rayos,
¿verdad? Que son los 7 primeros Cromas. Ahora, en otra octava están los 7 siguientes, de los cuales 5 son conocidos, en razón de que el proceso hasta ahora permitió la interpenetración de 5 sub-densidades de la cuarta densidad, con esta densidad.

Mañana y después veremos las fases de los reflejos de los dos últimos Rayos dentro de esta otra octava. Por lo tanto, creo que está bien hasta aquí.
¿Quedó comprensible la acción de este vórtice en el contexto del empoderamiento?

Entonces, muy bien, estén en paz.




*MUSAFÁ VÓRTICES DE CURACIÓN 6 – TEÚRGIA A TRAVÉS DE SELEN OM 5 de junio de 2016



Saludos hermanas y hermanos, soy Musafá, sacerdote del pueblo de Delta-Mar.

Hoy vamos a hablar un poco más sobre los vórtices, especialmente del sexto vórtice. Este, vórtice tiene sus funciones o sus dinámicas, así como lo que este vórtice impulsa en la conciencia colectiva, e individual, es un concepto que podríamos definir como; Teúrgia.

Teúrgia significa obra divina - y ya vamos a ver esto más de cerca, todos estos vórtices, como dije ayer, son dinámicas espontáneas de afinación de la tercera densidad del campo áurico de la Tierra, con la realidad de cuarta densidad y actúa de forma similar para el ser humano, al mismo tiempo promoviendo, el funcionamiento como vertedero de energías psíquicas, como punto de transmutación.

Solo que estos vórtices, como dije ayer, también expresan las energías propias de los Rayos tal como ellos se manifiestan en la cuarta densidad. Estos atributos como dije, están vinculados a los Rayos en cuarta densidad. Ahora, la acción de éstos Rayos es distribuida por el sexto vórtice.

Cada vórtice tiene su propia dinámica, y su función en la transmutación de ciertos bloqueos psíquicos. Pero la energía que ellos reciben de los Rayos de cuarta densidad, quien lo transmite es el sexto vórtice. Este sexto, recibe del séptimo vórtice la energía fundida, la energía Una, la energía infinita y éste lo…
¿cómo lo digo? - refracta la energía de la cuarta densidad en siete Rayos, siendo este séptimo la síntesis, y el sexto vórtice o segundo Rayo distribuye en consecuencia. Muy bien. A nivel colectivo, este sexto vórtice actúa en esa dirección: el distribuye o refracta la energía de cuarta densidad en Rayos para todos estos vórtices.

Ahora, los bloqueos psíquicos colectivos que este sexto vórtice trata están relacionados a lo que podríamos llamar neurosis. Neurosis psicológicas, neurosis emocionales o mentales. Porque estas neurosis - todos los trastornos neuróticos - tiene que ver con bloqueos en el flujo de la energía universal y su distribución equilibrada por todo el organismo. Esto podemos verlo en el nivel colectivo: cada región del planeta tiene un nivel vibratorio y recibe cíclicamente energías particulares para distribuir a todo el planeta. La relación entre estas comunidades, entre estas humanidades que viven en diversos territorios no siempre es fluida, la mayoría de las veces, inclusive. Y esto bloquea la correcta distribución, la equilibrada distribución que esa gente debería adoptar para sí y emanarla para el planeta como su parte inteligente.

La misma dinámica de interacción de las energías, de reflejo de las energía, de intercomunicación vibratoria de las energías que se produce en los planos internos, debería ser reflejado cada vez más afinadamente por la humanidad de superficie, por la humanidad de la tercera densidad. Esto también, en el contexto de progresión es reconocerse tal cual se es, para asumir lo aprendido que las relaciones sociales proporcionan.

Cuando este flujo energético se bloquea en la expresión humana, esto genera estos bloques psíquicos que colectivamente se transforman en neurosis, neurosis de pueblos. Y si observa, los pueblos de la tierra se dará cuenta que hay más neurosis particulares en una comunidad que en otra, con una neurosis diferente, en razón de este flujo entre esas comunidades, o entre esos pueblos que están desequilibrados. Y así, alguno de ellos recibe menos impulsos de los que necesitan, y otros a su vez reciben menos de otros impulsos que necesitan y eso genera, una gama de neurosis muy variadas en la humanidad de superficie.

La Teúrgia, como un atributo de este sexto vórtice que es impulsado en la colectividad, es la obra divina.
¿Qué es la Teúrgia? Si nosotros fuésemos a ver los registros de las antiguas escuelas de misterio, la noción que se tenía comúnmente, incluso hoy en día de cómo se practicaba la Teúrgia es muy superficial, porque se habla de ella como si fuese algo fenoménico, como si fuese un ritual mágico; la Teúrgia resulta indivisible de la magia ceremonial. Y la magia de las antiguas escuelas de misterio no tenía nada que ver con magia ceremonial. La Teúrgia era algo muy distinto. Porque en primer lugar, la Teúrgia propone la fusión con lo divino y la encarnación de ese divino en este plano material. La Teúrgia es la obra divina, precisamente porque es la puerta de comunión y de integración con la realidad más profunda del ser, permitiendo la presencia más amplia, más íntegra de su conciencia de esta forma, en esta densidad.

La Teúrgia se refiere, en cierto modo, al corazón de todas las disciplinas iniciáticas, al corazón de todos los caminos iniciáticos, al corazón de todos los ejercicios y enseñanzas de misterios. Porque la Teúrgia representa exactamente el punto de aspiración de todos estos caminos, de todas esas disciplinas que es la fusión mística de la conciencia y sustancia, el Yo divino con el yo terrestre.

Por consiguiente, la Teúrgia despertaba o despierta en su práctica, ciertas consecuencias tales como, por ejemplo, Teopneustía, que es la inspiración divina; la teofanía, como la revelación divina, o más que eso, como la propia manifestación de un alma, de un ser divino a través de los estados expandidos de conciencia en el que el iniciado, el adepto o el neófito entra en contacto con realidades más amplias a través del propio contacto con su realidad más amplia.

Ahora bien, lo que es la Teúrgia, es a la vez algo muy simple, y algo muy amplio. Es muy simple, ya que en última instancia es la aspiración de toda alma: unirse con lo divino; y es muy amplio, porque implica muchas expresiones, muchas de ellas, en ocasiones, pasibles de distorsiones y malas comprensiones.

Pero la Teúrgia a nivel orgánico es un movimiento casi constante siendo desarrollando por el sexto chakra en la condición humana individual, porque él este chakra recibe los impulsos del Rayo de su divinidad. Por ser la puerta de la energía infinita, recibe la energía infinita, la procesa, la cataliza, y distribuye por todo el cuerpo, ya sea sutil o físico, y este proceso también puede ser llamado Teúrgia, porque es la misteriosa obra de sostén a la vida por el principio misterioso que es al mismo tiempo vida, amor y luz.

Si este proceso no está equilibrado, entonces tenemos diversas neurosis. En este caso, el punto que el sexto vórtice aborda específicamente, son las neurosis psicológicas surgidas del desequilibrio de ese contacto con la propia divinidad. Por lo tanto, la rectificación de esto – y aquí, hablando en el contexto individual humano - la rectificación de estas distorsiones permite a la ciencia de la Teúrgia, por la toma de conciencia permite, recordar a partir del empoderamiento, de que éste tiene una razón más elevada, ya que se trata de expresar su esencia, se trata de reconocer que los límites de su expresión quien lo impone es usted, como lo hablamos ayer.

Pero ahora, cuando la Teúrgia es tocada o reconocida por la conciencia, esto es empoderamiento que asume un aspecto completamente nuevo y radicalmente transformador, porque este empoderamiento de sentirse, de saberse listo, digno y, más que eso, destinado, en de última, a la fusión con lo divino, a la fusión con la Fuente, acceder a la energía infinita que circula a través de su estructura, ya sea física, sutil o anímica.

Bueno, entonces ese sexto vórtice tiene una dinámica muy compleja; además este 6o. vórtice está conectado al XIII Rayo que podríamos llamar de otro modo, el segundo. Voy a hacer un paréntesis para explicar eso rápidamente...

En la tercera densidad están los siete primeros Rayos. En la cuarta densidad estos Rayos se reflejan, de modo que el primer Rayo es el reflejo del séptimo, o es el séptimo en otro voltaje. El segundo Rayo de la cuarta densidad, es el sexto en otro voltaje, y así sucesivamente. De modo que Inturi-Kertena es el séptimo Rayo de la cuarta densidad, Umantara es el sexto Rayo de la cuarta densidad, Esseni-Autara es el quinto Rayo de la cuarta densidad, Ophani-Serussa es el cuarto rayo, de la cuarta densidad, y Adiktu-Elon se tercer Rayo de la cuarta densidad. Ahora voy a trasmitirles la clave del segundo Rayo de la cuarta densidad, junto con la clave del Arcángel conectado a esta energía. Esto es una clave mantra,
¿de acuerdo? Esto no es el nombre del Rayo, esto es una clave mántrica.

Bueno, es la llave mantra que se puede utilizar para conectar con esta energía, e inclusive comenzar a invocarla, porque es una energía que aún no está totalmente presente en esta fusión de los éteres - es: Uómeki Dao.

Y el Arcángel conectado a esta energía es Imael.

Bueno,
¿quedó más o menos clara la acción de este sexto vórtice?

Participantes: Sí.

Entonces, el sexto vórtice actúa a nivel colectivo distribuyendo la energía de 7 Rayos de la cuarta densidad para los demás, o mejor dicho, de 6 de los 7 Rayos, ya que el primero de ellos es el séptimo vórtice. En el aspecto transmutación, el transmuta las neurosis de la falta o desequilibrio en el flujo de energía divina. En la humanidad él impulsa el reconocimiento de la Teúrgia. Y a nivel individual, impulsa al empoderamiento, y al reconocimiento de la obra divina que está aconteciendo y lo que en definitiva, es su destino.

Entonces, él comienza a despertar las potencialidades internas, las virtudes del Espíritu, los poderes del alma, todas las facultades que son comunes y de uso corriente en la cuarta densidad. La acción del 6 vórtice comienza a despertar éste potencial oculto del ser humano y por supuesto, si ellas despiertan a partir de la trans-personalidad, o de un sentido de empatía intuitiva y de ese empoderamiento, serán conducidas armoniosamente al reconocimiento del creador a través del servicio a la propia creación.

Así que, este es el contexto general. Pues bien, esta clave mantra y el Arcángel pueden ser invocar en sus alineamientos, si tuvieran interés de disponerse a experimentar algo de esa energía. De todos modos, es muy útil que colectivamente invoquen esta energía, ya que es precisamente este el proceso que está ocurriendo de manera más amplia en el planeta: el inicio de la fusión del 6 éter y de la cuarta y de tercera densidad.

Una manera de sostener o estar dispuestos a colaborar con este proceso es comulgando con esta energía que está siendo revelada a ustedes ahora.

Bueno, mis hermanos, gratitud por la acogida, estén en paz.


Hasta mañana.

Transcripción hecha por colaboradores de la ELV. http://www.escolaluzviva.com.br/
Mensaje canalizado por Selén.
Traducido por: H. N.

  * MUSAFÁ*  VÓRTICES DE CURACIÓN 1, 2, y 3 – ECO-CIENCIA , SINERGIA Y TRANS-PERSONALIDAD CANALIZADO POR SELÉN 31 DE MAYO y JUNIO DE 2016

MUSAFÁ *LOS VÓRTICES DE CURACIÓN Y AMÉRICA DEL SUR 16 de mayo de 2016.


Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada