nocopias

martes, 11 de octubre de 2016

Pamela Canaliza A Jeshua-09-10-2016


 Jeshua

Queridos amigos: Soy Jeshua y los saludo de corazón.

Estamos aquí juntos, y con esto quiero decir que está habiendo una fusión de energías mientras estamos aquí, sentados.
Imaginen que el aspecto más elevado y hermoso de ustedes se reconoce a sí mismo en los demás e incrementa por mucho debido a ese reconocimiento.
Ustedes ven a menudo en otros su belleza, su riqueza interna, su refinamiento mucho más clara y plenamente que en ustedes mismos.
Observando y estando conscientes del otro le dan a esa otra persona fé y confianza en sí misma.
Dense mutuamente ahora este reconocimiento.
Permitan que fluya, permitan que suceda, dejen que su ser se sienta tocado por esto.
Cuando su ser lo siente, desciende más plenamente a la Tierra.
Cuando ustedes se sienten tocados interiormente en un momento de reconocimiento, de inspiración y emoción, su ser desciende más plenamente a su cuerpo porque se siente más bienvenido y en Casa en la Tierra. Sucede un intercambio entre ustedes y su ser.
¿ Quiénes son ustedes entonces, en relación con su ser?  Pregunto esto porque esa relación no es entendida con claridad usualmente.
Algunos de ustedes conciben el ser como algo externo a sí. . . muy lejos y por arriba de ustedes.
Entonces se sienten como un ser insignificante que desea toda clase de cosas, y experimentan a su ser como un poder externo a ustedes que pudiera – en ocasiones – intervenir en su nombre, pero también sienten que están más o menos a merced de su ser.
Pero ustedes no están fuera de su ser y su ser no está fuera de ustedes.
El ser – su ser – está dentro de ustedes, aquí, en este lugar, y adondequiera que ustedes van – ustedes son una parte de su ser.
Y aunque su ser también es una parte de ustedes, ustedes no son todo su ser en su enteridad.ustedes no son equivalentes a su ser.
Hay una parte de su ser encarnado en ustedes, y vive y se mueve dentro de ustedes; pero hay también hay otra parte que no cabe aquí, por así decirlo, una parte que permanece atrás.
O tal vez puedan expresar ese concepto desde un punto de vista terrenal, como una parte que es demasiado vasta para ser contenida en un cuerpo y personalidad terrestre.
Así que hay un intercambio entre ustedes y su ser, mientras que, al mismo tiempo, son uno y el mismo.
Ustedes son la misma esencia y no están separados uno del otro.
El intercambio entre ustedes y su ser es acerca de cuánta de la energía de su ser van a admitir en su vida en la Tierra.
¿ Es una chispa ocasional de inspiración, el obtener una prueba de una conciencia expandida?  ¿ o permiten a su ser penetrar más profundo y plenamente en su existencia terrenal de un modo radical e inmediato?
Ése es el proceso en el que ustedes se encuentran, yendo cada vez más profundo; este proceso de fusión con su ser por medio de una entrega completa al flujo de su ser.
Y se verán forzados a hacerlo por nadie más que ustedes mismos.
Es una elección que ustedes hacen para permitirse actuar conforme a lo que su ser los insta a hacer o a ser.
¿ Y cuándo van a decidir hacer esto?  Ustedes toman esa decisión al momento en que se dan cuenta de que es absolutamente necesario hacerlo; que ésa es la única manera posible para ustedes.
Usualmente esto es precedido por un periodo de tiempo en el que ustedes apenas escuchaban la voz de su ser.
Trataban de hacerlo por sí mismos, mentalmente, a partir de ideas prevalentes que les llegaban externamente, a partir de presiones externas y temores.
Hubo muchos motivos por los cuales ustedes no escuchaban a su ser y que ocasionaron que se volvieran alienados de esa voz – por lo que se volvió un extraño para ustedes.
La mayoría de ustedes ha llegado a asociar esto con el ser un humano en la Tierra y se ha vuelto alienada de su propia raíz, su origen cósmico, su ser.
Entonces el proceso de la encarnación se vuelve muy estresante y doloroso.
El descender a un cuerpo significa decir adiós a quiénes son ustedes, su origen – esencialmente, dejar su Hogar.
Ésa es una labor casi imposible de lograr, y es sólo natural que ustedes añoren su Hogar y deseen alejarse del mundo donde no se sienten en Casa.
Hay una senda única en la Tierra para cada quien, pero todos van a experimentar estar separados por largo tiempo de la voz de su ser, hasta que se den cuenta de que ya no pueden más proseguir de esa manera. . . que están totalmente atorados.
Que cuando viven a partir de su mente, a partir del temor únicamente, a partir del ‘debo de’, y ‘tengo que’, me siento muerto interiormente.
Sólo cuando empiezan a experimentar este dilema muy intensamente es cuando están abiertos a una diferente voz, al recuerdo de quiénes son ustedes realmente.
Así que, a cierto nivel, ustedes tienen que entregarse a lo que su ser los está instando.
El arte de hacer esto es abrirse a lo nuevo y dejar ir las viejas nociones de la seguridad, lo cual a menudo es muy difícil para los seres humanos.
Ustedes asocian el hacer esto con el renunciar, con estar con las últimas fuerzas, y con sentimientos de desilusión, de amargura, y de depresión.
Pero también pueden ver dicho momento de desesperación final, de no ser capaces de continuar del viejo modo, como si hubiera una puerta entreabierta a una nueva posibilidad.
Ahora pueden aprovecharse de dicha crisis interna para impulsarlos a través de la puerta a otra realidad.
Este empuje requiere de fortaleza interna porque justo en este momento de total desilusión están siendo instados a darse la vuelta y depender de algo nuevo que todavía no conocen, de lo que no saben todavía.
Es como tener un desorden en el piso ante ustedes, y detrás hay una puerta ligeramente entreabierta a través de la cual brilla un haz de luz.
Si permanecen sentados con la espalda a la puerta y dan cara al desorden, esto les causa tener más sentimientos de pesadumbre, desesperación e impotencia.
¿ Cómo pueden entonces recobrar la certidumbre de que esta puerta detrás de ustedes les puede proporcionar la posibilidad de algo diferente, algo fresco? .
Esa certidumbre que la puerta puede traer empieza a sentirse cuando se conectan con su ser.
Ustedes pueden vivir a través del dolor y la desesperación en la vida de dos maneras muy diferentes.
Una manera es estando totalmente absortos por ella, y eso significa que toda su energía, todo lo que es consciente en ustedes, es portado en las olas del temor, la amargura, inclusive el odio.
Su pensamiento se vuelve coloreado ppr ello, por lo que sus emociones y su cuerpo siguen siendo afectados por ello a largo plazo. Pero hay otra manera, una contrafuerza.
En esos momentos ustedes pueden volverse conscientes de lo que está sucediendo interiormente, y así retraerse de la corriente descendiente.
Hay algo en su interior que lo observa estrechamente, sin juzgar, a partir de una conciencia que es más grandiosa que su voluntad terrenal, sus ideas terrenales, sus temores, su educación, y todo lo viejo que ustedes conocen del pasado.
Entonces su ser entra en su campo terrenal. Por decirlo directamente, sucede a menudo que debe emerger un desorden antes de que se sientan impulsados a entrar a otra forma de conciencia.
Precisamente durante tiempos de crisis es cuando puede haber un cambio en su conciencia, y luego pueden verse a sí mismos desde una perspectiva más amplia.
La conciencia en su interior se acalla luego y tranquiliza. Sientan ese silencio por un momento, vean algo en su vida para lo cual no tienen respuesta, algo sobre lo que ya han pensado numerosas veces, lo han visto desde todo ángulo y han experimentado frecuentemente todas las emociones que le pertenecen.
Ahora véanse en el punto cero donde ven la situación sin querer tener una respuesta. Sientan cómo se vuelve presente inmediatamente una cierta paz.
Ése es el significado del renunciar a la pelea, que no significa que todo permanece igual y que nada cambia.
Esto significa que ustedes crean un espacio para lo nuevo, no pensando sobre lo que ya conocen buscando las respuestas y soluciones en el pasado y lo que está atrás.
Lo desconocido, lo nuevo, lo fresco, sólo puede entrar a través del silencio mediante aquello que no se conoce, y mediante la entrega al silencio.
Permitan que el silencio que los rodea fluya a través de su cuerpo.
Estando en silencio de esta manera ustedes dejan ir viejas certidumbres, viejas ideas sobre cómo deben ser las cosas en su vida, convicciones a las que se han aferrado.
Permitan que todo se aleje a la deriva como una hoja muerta que cae de un árbol en el otoño, a la vez que la energía de su ser sopla como un gentil viento a través de su aura.
Imaginen que todo lo que es viejo, todo lo que ya no necesitan, todo lo que se ha vivido a través y digerido, se va, soplado gentilmente.
Es justo cuando ya no saben más qué hacer cuando dejan ir más fácilmente. De este modo se reúne una nueva fortaleza en su interior.
Mientras más se vacíe y despeje su campo energético, más podrá ser llenado por su ser.
Y a partir del silencio surgen nuevas ideas que no son alimentadas por sus pensamientos ni por su voluntad.
Las nuevas ideas vienen a ustedes desde el exterior, por así decirlo, repentinamente, y eso no tiene que suceder inmediatamente.
Lo que sucede en este proceso es que emergen inspiraciones e intuiciones libre y naturalmente, y los alimentan con nuevos impulsos.
A este punto voy a explicar un poco sobre los niveles a los que ustedes pueden sentir y experimentar a su ser, y hay más de un nivel al que puedan sentir y armonizarse con su ser.
Hemos hablado justo ahora acerca de cómo podría revelarse su ser a través del silencio, a través de la pura conciencia.
Esa experiencia es también un sentimiento muy profundo de estar en Casa, basado en la habilidad para permanecer asentados, estando completamente en el presente, sin ser jalados por toda clase de distracciones causadas por los pensamientos y emociones.
Ése es uno de los niveles más profundos a los que pueden tener una conexión con su ser: sintiendo su pura Presencia.
Ese estado de silencio tiene un efecto inmediato y positivo en su cuerpo, sus pensamientos y sus emociones. Es el poder sanador del silencio.
Cuando están allí, el ser ya no es más algo arriba de, o externo a ustedes, sino algo muy tangible físicamente en la mitad inferior de su cuerpo, en su vientre, y en sus piernas y pies.
Vuélvanse conscientes de cómo se siente esto en su cuerpo, cuando su ser está plenamente conectado con ustedes, y cuando están completamente allí con su ser.
Sientan la solidez de esta conexión, y también su tranquilidad y su paz.
Esta experiencia de paz y tranquilidad – esa profunda quietud – es la base de toda conexión espiritual.
Si no está allí esa silenciosa paz, su conexión con su ser no es completa.
¿ Por qué digo esto?  Porque hay otro nivel desde el cual pueden conectarse con su ser, y ese nivel se localiza físicamente más arriba en su campo energético.
Muchos de ustedes tienen el don intuitivo y son también clarividentes.
Desde su sexto sentido, desde su habilidad energética para percibir todo a su alrededor, ustedes pueden sentir los estados de ánimo y pensamientos de otros.
Esto puede suceder desde el tercer ojo, o pueden sentir a los demás en su corazón.
Ya cuando empiezo a hablar sobre esto ustedes encuentran probablemente que su energía se está agitando un poquito y asciende hacia arriba.
La tranquilidad se ha ido. Ustedes están en peligro de perder su centro al accesar las muchas energías a su alrededor, lo cual sucede también cuando se conectan de corazón y mente con sus ideales sobre cómo les gustaría que fuera la Tierra y sus visiones del futuro.
Ellas los elevan a menudo por encima de sí mismos; entonces aparenta haber una conexión intuitiva con su ser, pero al mismo tiempo esa conexión no está enteramente asentada, no están llegando plenamente al silencio y la tranquilidad de los que hablé antes.
Ustedes pueden verse envueltos por la visión de la nueva era, una energía centrada en el corazón en la Tierra, y al mismo tiempo estar muy desilusionados porque eso no está sucediendo en su vida tan rápido como lo desean y debido a la gran cantidad de resistencia y oposición en el mundo.
De este modo, ustedes se sienten en desacuerdo con la sociedad a su alrededor y les parece que no encajan en este mundo.
Aunque sus deseos y sentimientos, las premoniciones de la nueva Tierra, nacen de la conexión con su ser, es importante que permitan que esa energía inspiradora descienda plenamente en su campo energético, en su cuerpo, y su abdomen.
Si tienen algunas ideas de lo que desean para el futuro, entonces alimenten esas ideas y esa energía en su corazón.
Siéntanlas también por el fuego que vive en su interior, y permitan que ese fuego suba para fusionar la energía más sólidamente dentro de ustedes.
Luego permitan que esa energía fortalecida del futuro descienda a su abdomen, sus piernas, y sus pies, hasta que se haya silenciado y aquietado – hasta que ustedes se acallen y tranquilicen.
En ese momento su ser, y los mensajes que reciben de su ser, tocan la Tierra.
Entonces puede ponerse en marcha un flujo realista y asentado y ustedes permanecen totalmente en contacto con su realidad terrenal, pero al mismo tiempo permanecen también conectados con su ser.
Entonces tienen que construir un puente entre los dos.
Veo cómo muchos de ustedes, trabajadores de la Luz, están totalmente absortos a veces en las visiones de otro mundo, mientras que al mismo tiempo pierden su conexión con este mundo, aquí y ahora, la cual no sólo está afuera de ustedes sino que también está dentro de ustedes.
Ustedes se separan, creándose dicotomías entre la Luz y la oscuridad en su interior y entre ustedes y el mundo exterior.
Esas dicotomías producen luchas y tensión, tanto interior como exteriormente.
Ahora su reto consiste en renunciar realmente a lo viejo y dar la bienvenida a lo nuevo en las profundidades de su ser terrenal, a todo nivel: mente, corazón y abdomen.
Su ser sólo puede asentarse en la Tierra si le permiten descender profundo en su ser, bajando hasta el nivel de su abdomen y pelvis, lo cual los conecta con la Tierra.
Sientan la paz y el silencio cuando dejan atrás sus pensamientos (inclusive las impresiones psíquicas) y las emociones. Permanezcan justo allí, muéstrense abiertos a ello, y lo nuevo se desplegará sin que sepan cómo.
La llegada de la Nueva Tierra, de la conciencia centrada en el corazón en la Tierra, depende de la presencia de mucha gente que está asentada y espiritualmente evolucionada. Estas personas son los canales.
http://www.jeshua.net/© Pamela Kribbewww.jeshua.net
Traducción de Maria Baes y Frank Tehan





https://www.facebook.com/pages/Mi-Rinconcito/249677345063487?sk=photos_stream
                                                                                                                                   

Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada