nocopias

domingo, 26 de octubre de 2014

Inconsciencia Corriente e Inconsciencia Profunda por Eckhart Tolle

Como probablemente saben, al dormir ustedes se desplazan constantemente entre las fases de dormir sin soñar y el estado de sueño. De manera similar, al despertar la mayoría de la gente solamente cambia de  inconsciencia corriente a inconsciencia profunda.   

A lo que denomino inconsciencia corriente es estar identificados con sus procesos de pensamiento y emociones, sus reacciones, deseos y aversiones. Es el estado normal de la mayoría de las personas. En ese estado, ustedes están bajo el gobierno de la mente egoica y están inconscientes de Ser. 

Es un estado no de dolor agudo o infelicidad sino de un bajo nivel de incomodidad, descontento, tedio o nerviosismo casi continuo – un tipo de estática de fondo. 

Pueden no darse cuenta de esto porque es en gran medida parte de la vida ‘normal’, justo al igual que no están conscientes de un ruido de fondo bajo y continuo, tal como el zumbido de un aire acondicionado, hasta que se detiene. Cuando de  pronto se detiene, hay una sensación de alivio. 

Muchas personas utilizan el alcohol, las drogas, el sexo, la comida, el trabajo, la televisión o aun ir de compras como anestésicos en un intento inconsciente para eliminar este malestar básico. Cuando esto sucede, una actividad que pudiese ser muy agradable si se utiliza con moderación se infunde de una cualidad compulsiva o adictiva, y todo lo que se logra a través de ella es un síntoma de alivio muy breve.    

El malestar de la inconsciencia corriente se convierte en el dolor de la inconsciencia profunda – un estado de sufrimiento o infelicidad más agudo y más obvio – cuando las cosas ‘van mal’, cuando el ego es amenazado o cuando hay un desafío principal, amenaza, o pérdida, real o imaginada, en su situación o conflicto de vida en una relación. Es una versión intensificada de la inconsciencia corriente, diferente de ella no en clase sino en grado. 

En la inconsciencia corriente, la resistencia habitual a o la negación de lo que es, crea el malestar y el descontento que muchas personas aceptan como el vivir normal. Cuando esta resistencia se intensifica mediante algún desafío o amenaza al ego, aporta intensa negatividad tal como enojo, temor agudo, agresión, depresión y así sucesivamente. 

La inconsciencia profunda a veces significa que se ha disparado el cuerpo de dolor y ustedes se han identificado con este. La violencia física sería imposible sin la inconsciencia profunda. También puede ocurrir fácilmente cuando y donde una muchedumbre de personas o hasta una nación en su conjunto genera un campo negativo colectivo de energía.   

El mejor indicador de su nivel de conciencia es cómo ustedes lidian con los desafíos de la vida cuando ellos se presentan. A través de esos desafíos, una persona ya inconsciente tiende a volverse más profundamente inconsciente, y una persona consciente más intensamente consciente. 

 Pueden utilizan un desafío para despertarse, o pueden permitir que este los arrastre hacia un dormir aún más profundo. El sueño de la inconsciencia corriente se convierte entonces en una pesadilla.   

Si ustedes no pueden estar presentes aun en circunstancias normales, tales como cuando están sentados a solas en una habitación, caminando por el bosque, o escuchando a alguien, entonces ciertamente no serán capaces de mantenerse conscientes cuando algo ‘va mal’ o cuando se enfrentan con personas o situaciones difíciles, con pérdida o amenaza de pérdida. 

Ustedes serán invadidos por una reacción, que finalmente siempre es alguna forma de temor y arrastrados hacia una inconsciencia profunda.  Esos desafíos son sus pruebas. Solamente la forma en que ustedes lidien con ella les mostrará a ustedes y a los demás donde están con respecto a su estado de conciencia, no cuánto tiempo pueden estar sentados con los ojos cerrados o que visiones ven. 

Así que es esencial que traigan más conciencia a su vida en situaciones corrientes cuando todo marcha de manera relativamente fluida. De esta forma, ustedes crecen en poder de presencia. Esto genera un campo de energía en ustedes y alrededor de ustedes de una frecuencia vibratoria elevada. 

Ninguna inconsciencia, negatividad,  discordia o violencia puede entrar a ese campo y sobrevivir, al igual que la oscuridad no puede sobrevivir en presencia de la luz.   

Extractado del libro  La Era del Ahora 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada