nocopias

viernes, 31 de octubre de 2014

Los Tres Compromisos (Tres Poderosas Iniciaciones Para El Empoderamiento Personal Durante La Transición Global) 30 octubre, 2014


Los Tres Compromisos
(Tres Poderosas Iniciaciones Para El Empoderamiento Personal
Durante La Transición Global)
por Daniel Jacob

1.     PERMANEZCAN LIBRES. No hagan lo que no quieran hacer. No dejen de hacer lo que realmente “sí” quieran hacer.

2.     PERMANEZCAN EN EL PRESENTE. Permanezcan en el Ahora. El pasado y el futuro siempre son suplementos de eso. No dejen que ellos les roben este precioso regalo del Ahora (al que uno se refiere, dicho sea de paso, como el “presente”)

3.     SIGAN A LA ENERGÍA. Dejen que su cuerpo sea su barómetro. Les mostrará lo que realmente quieren. Siempre crearán lo que necesiten para obtener lo que quieran realmente. Busquen la intersección del Deseo y la Oportunidad. Siempre habrá paz y confianza ahí.

COMPROMISO UNO: LIBERTAD

Estamos empezando a adherir a la idea de que hay muchos elementos internos que tienen que ser funcionales y estar en movimiento antes de que se puedan instalar estos poderosos y exigentes elementos externos. De otro modo, somos como el jovencito que se compra un automóvil (y firma para pagar unas cuotas mensuales enormes) sin saber conducir realmente. De hecho, algunos de nosotros apenas sabemos cómo “transitar” algunas de estas áreas personales.

Hay muchos compromisos internos que se deben implementar antes de que cualquier unión externa pueda subsistir y tener éxito. Todos nosotros los disponemos en distinto orden. Y, realmente, la jerarquía de estos elementos puede cambiar según el plan de vida que propugne.

Un compromiso de gran importancia es la dedicación a la LIBERTAD en todos los niveles de la sociedad y en todas las dimensiones de nuestra existencia.

Con eso, quiero decir la verdadera reverencia que le permita a la vida ser como es, en lugar de demandarle que sea lo que nuestra mente, o nuestra experiencia, nos dice que debería ser. El único Mandamiento básico en la Vieja Religión y el Código Druídico dice: “No dañes a nadie, haz lo que quieras.”
En esta única Ley está contenida la totalidad de la Ley Mosaica (o cualquier otra ley, para el caso). Permite la libre expresión en todos los aspectos de la vida, y también pide una reflexión clara e ilimitada de nuestro universo inmediato, una vez que hayamos hecho nuestra afirmación. No puede haber cosa tal como ejercitar MI libertad si eso afecta o niega la libertad de otra persona. Esa es una violación de la primera directiva, ¿no?

Este baile se llama “Mírame/Muéstrame” y la administración de los pasos de baile comienza y termina con el edicto: No dañes a nadie.
¿Cuál sería la naturaleza del daño en el contexto de esta única ley universal? Seguramente, sería evitar que alguien haga lo que quiere hacer, ordenando que, en cambio, haga o sea lo que nosotros queremos.
Un compromiso con la libertad, a todos los niveles, automáticamente es un compromiso con la honestidad. Después de todo, una vez que se asegura la libertad, ¿por qué se necesitaría mentir?

La necesidad de distorsionar nuestra verdad y limitar nuestra libertad para poder sobrevivir se retrotrae a nuestra niñez y al sistema familiar. De hecho, se retrotrae hasta Adán y Eva y el Jardín del Edén. ¿Recuerdan cuál es la esencia de la técnica?  Retenemos el alimento (u otras necesidades corporales) para restringir o limitar la libertad de otros en la sociedad.

Hablaremos mucho de esto durante el transcurso de esta serie. La forma en que manejamos a los niños y las familias en este mundo de hoy es una seria amenaza para la continuación saludable de ambos. En el núcleo de este tema está la carencia básica del compromiso con la libertad.
Cualquier “seguridad” que se gane mediante la pérdida de la libertad es un compromiso con el miedo. Cualquier nación que ponga la “seguridad nacional” por encima de la libertad personal ha perdido su base de poder. Al decir esto, no estoy sugiriendo que nuestro país deba bajar súbitamente la guardia contra todos los enemigos (tanto reales como imaginarios) que hemos amasado a través de los años. Eso produciría un latigazo mental de grandes proporciones en la conciencia colectiva. Y, nuevamente, sería un elemento externo que se cambia antes de que se haya corregido una condición interna.
   
Por eso la política no será la respuesta a lo que infecta a la condición humana. La política es como un domador de caballos que busca ponerle la brida y entrenar a nuestra energía colectiva para que funcione para el bien de todos. La libertad interior es como el encantador de caballos que pasa largas horas sentado tranquilamente con nuestro “animal” para descubrir cuál es el abrojo que tiene clavado bajo la cola.

¿Recuerdan la famosa línea que dijo Robert Redford en la película “El Encantador de Caballos”? El personaje femenino le dice: “Me dicen que ayudas a las personas con problemas de caballos.”  El la mira y responde: “No, señora. En realidad ayudo a los caballos con problemas de personas.”
Antes de que podamos ver claramente para sacar la paja del ojo de nuestro prójimo, deberíamos quitar la viga que hay en el nuestro. Eso toma muchísimo trabajo interno, y muchísima libertad personal para ser y hacer y observar y sentir.
No dañes a nadie, haz lo que quieras. Esa es una gran orden, y se necesita valor para llevarla a cabo. Significa simultáneamente abandonar el control y abrirse a lo bueno (al Dios) que añora llevarnos adelante en nuestra aventura.
¿Qué aprendieron respecto a la libertad? ¿Qué experimentaron cuando se la dieron a ustedes mismos o a alguien más?
Debemos preguntarnos honestamente… si alguien no quiere darnos algo, ¿por qué será que aún lo manipulamos para obtenerlo de todos modos? Y si realmente no queremos tener, ser, o hacer algo en nuestras vidas… ¿a quién creemos engañar cuando nos forzamos y creamos una apariencia externa que no está acorde con nuestro ser interior?

COMPROMISO 2: PERMANEZCAN EN EL AHORA

El siguiente “compromiso” principal requerido para remontar la ascensión efectivamente, es un enfoque sólido en  el MOMENTO DEL AHORA.

Alguien dijo una vez: “El ayer es historia, el mañana es un misterio, pero el hoy es un REGALO (por eso lo llaman el PRESENTE). Ja, ja.

Belteshazzar dijo: “El Momento del Ahora es un Vehículo Multidimensional que puede llevarlos a cualquier parte y en cualquier momento adonde deseen ir.” ¡Lo único que deben recordar es mantener las manos y pies dentro del auto!  

Ubicado sólidamente detrás de un compromiso con la libertad interior (y exterior)- ayudándonos así a ganar un acceso sin obstáculos a nuestro verdadero anhelo- el gran acelerador del Multiverso es el enfoque al interior del AHORA. Esto se debe a que, literalmente, es el único tiempo que hay.

 Muchas personas hablan del viaje en el tiempo. Muchas más juran que el gobierno ya tiene su propia Máquina del Tiempo (yo estoy entre ellos)… pero, como Las Reconexiones me enseñaron en algunas de las primeras transmisiones –el presente no es el producto del pasado. Tanto el pasado como el futuro están diseñados y manufacturados en el Momento del Ahora.

Cada Momento del Ahora es un universo discreto que es su propio diseñador y director de cine. El pasado y el futuro son variaciones de “clip-art” (collage) que están pegados para darle color y textura al Ahora.

¿De lo contrario cómo creen que alguien pueda imaginar el futuro con tanta claridad y exactitud? ¿Cómo, ciertamente, puede un ser humano imaginarse cómo es ir a algún lugar al que nunca fue? La respuesta es sencilla. En el Multiverso, todo es Ahora. Y todos …¡ya hemos estado allí! Todo está ocurriendo simultáneamente en un Momento fragmentado, ondulante… dividido y separado en compartimentos por un Velo… que permite que todo conserve su sensación de definición, sin importar cómo se disponga la secuencia.

Stephen Hawking dejó estupefactos a todos cuando preguntó: “¿Piensan que es posible que recordemos el futuro?” Para la mente no iniciada, esto suena fantástico. Para un metafísico inveterado, es algo básico.

Si no hemos tenido que lidiar con eso antes, mejor encarémoslo ahora. Estamos donde estamos, haciendo lo que estamos haciendo porque cada uno de nosotros lo creó así. Y aunque muchas veces parezca así, nada sucede por azar. ¡Todo está hecho a medida!

El Viaje en el Tiempo… o el Viaje Espacial, para el caso, es simplemente un caso de ir saltando del Momento del Ahora al Momento del Ahora, dentro de un continuo ultra-cambiable de alternativas posibles/ probables. Al saber que éstas existen y al pilotear nuestro “vehículo” con una razonable concentración e intención –  tenemos una oportunidad excelente de ser capaces de navegar a cualquier parte.

La trampa, por supuesto, es una cosita llamada continuidad. Una vez que nos comprometemos con una “versión” o secuencia en particular de Momentos del Ahora -y nos apegamos a un resultado-  nuestra conciencia se desacelera hasta que se endurece en materia física. En otras palabras, lo que está sucediendo en ese universo nos “importa”(1) y nos quedamos atascados.

En esencia, comprometernos con el Momento del Ahora es bajar la cabeza y recorrer velozmente el Multiverso hasta que nuestra vibración empalme con nuestro deseo más fuerte. La palabra “deseo” (desire) significa “del Padre” del + señor (padre). Una vez que se hace esa conexión, el viaje es instantáneo. Después de todo, en realidad no hay adónde ir. ¡Todo está aquí, todo es Ahora, todo es USTEDES!    

Belt también me dijo una vez: 
“¿Sabes lo que hiciste ayer?” 
Todo.
“¿Sabes lo que harás mañana?”
Todo.
Sólo HOY… realmente sólo AHORA… puedes hacer Algo.

Así que aquí lo tenemos… compromiso número 2. Estar PRESENTE en el AHORA. Todo lo demás es escenario. Si no se puede hacer Ahora, déjenlo ser. Todo se apilará exactamente como lo crearon. Por lo tanto, siéntense, relájense. Suban a bordo de su lindo, brillante, nuevo MOMENTO DEL AHORA… lleguen adonde quieran A TIEMPO, ¡y con un hermoso estilo!

COMPROMISO 3: SIGAN A LA ENERGÍA

El siguiente compromiso crucial que entra en nuestra Lista aquí es la decisión de sintonizarnos para SEGUIR A LA ENERGÍA, como sea que se presente, convirtiendo así nuestras vidas en un fluir más que en una lucha.  

A simple vista, esto parecería un enfoque confuso y nebuloso. Después de todo, todos nosotros somos parte de un mundo que está, literalmente, rebasando de “energías” potenciales. ¿Cómo elige uno qué energía seguir? Allí reside el desafío de vivir.

No hay energías buenas o malas. Todas las personas y las cosas son sólo energía… que en esencia, es neutral. Sin embargo, algunas vibraciones nos parecen particularmente útiles y atractivas.    Otras vibraciones pueden resultarnos repulsivas. La razón para nuestra jerarquía implicada en este estudio (el orden de los compromisos) es brindar algunos criterios para abrirnos camino a través de las energías potenciales y ayudarnos a discernir dónde está nuestra “casa”. En términos energéticos, esa “señal del hogar” se llama Rúbrica Vibratoria.

A nivel primario, vivir es muy sencillo. Inhalamos, exhalamos. Comemos, eliminamos. Dormimos, trabajamos, jugamos, hacemos el amor. El ansia por sobrevivir circunda y abarca todo lo que hacemos, para poder conseguir el enfoque en forma física. Todo lo que requiera que vayamos más allá de nuestros instintos primarios para discernir nuestra dirección, en  cualquier circunstancia, nos pone en riesgo de disociarnos de nuestro cuerpo físico y desalinearnos. En resumen, perdemos nuestra conexión con el YO y vagamos lejos del “hogar”.  

Todo progreso ocurre en un estado de desequilibrio. La necesidad es la madre de la invención. Experimentamos deseo o necesidad, y avanzamos llegando a esa meta, llenando ese vacío. E incluso las razas más “establecidas”  de animales se pueden volver susceptibles a una infusión de energía foránea (formas de pensamiento, ideas) si determinamos que alinearse con esas nuevas energías nos puede ayudar a ser más eficientes en nuestro empuje por sobrevivir. A esto lo llamamos evolución. Si a esa dinámica le agregamos las ansias internas correspondientes –el deseo y la curiosidad para explorar- la velocidad del ansia por evolucionar se sale del mapa.  

Ahí reside el dilema. ¿En qué momento consideramos que fuimos “abducidos” por extraterrestres, y llevados lejos de “casa”, sin forma de regresar? ¿En qué momento nos permitimos nosotros (o lo hicimos como especie) pasar de ser formas sensitivas, conectadas con la tierra- unificadas con nuestro entorno físico- a ser “cabezas parlantes” cuyos cuerpos y emociones muchas veces parecen ser nuestro enemigo?

La respuesta a este interrogante podría llenar varios libros. Y no es ése nuestro propósito aquí, de todos modos. Ya hemos evolucionado. Ya no somos simplemente formas de vida primitivas. Nos hemos apareado con los “Dioses” y somos una especie totalmente nueva. ¿Pero cómo mantenemos un equilibrio armonioso entre nuestra naturaleza animal y nuestro Yo Divino? ¿Cómo podemos evolucionar al punto de ser realmente, bellamente HUMANOS?

Para nuestro propósito aquí, las Reconexiones sugieren una solución simple y a la vez profunda. Para mantener un equilibrio entre ambos lados de nuestra naturaleza híbrida, elijamos VIVIR tan INSTINTIVAMENTE como sea posible, siempre avanzando según los mejores impulsos que nos pueda brindar nuestro cuerpo. Al hacerlo, nos comportaremos honestamente – como los niños cuando juegan, sintiendo plenamente el viaje con todo nuestro ser. Luego, a intervalos regulares, podemos elegir detenernos y evaluar nuestro sendero –basados en los mejores ideales y lecciones de vida que hemos acumulado hasta ahora.

Platón dijo una vez que “la vida sin examinar no es digna de ser vivida”. Este maravilloso principio lo cumple la segunda parte de este proceso. Lo que Platón no nos dijo es que una persona no puede “examinar” su vida y vivirla al mismo tiempo. Demasiado análisis causa parálisis. Y, realmente, eso es lo que está rampante en nuestra sociedad hoy en día.

Un compromiso para seguir la energía involucra tres cosas 

1.     Qué quieren hacer, cuándo lo quieren hacer. Si están atascados y no logran esa meta, examinen cuidadosamente si su curso de acción está dañando a otro, o si su meta actual es realmente lo que quiere su esencia.  Si están seguros de no estar dañando a nadie, y realmente “quieren” lo que buscan, sigan hasta que hayan logrado su premio. Háganlo en el momento. Si el deseo muere, muchas veces es mejor dejar que la meta muera con él (hay algunas excepciones a esto, pero son pocas.)

2.     Comprendan que nosotros somos los creadores de nuestra propia realidad. Eso significa que todo lo referido a nuestro universo es el producto de nuestro propio designio (en el nivel de conciencia más expandido). Teniendo esto en mente, puede ser muy útil aceptar que es “imposible” querer algo realmente y no proveernos de la forma de conseguirlo. Por lo tanto, si nuestra meta sigue eludiéndonos, puede haber algo malo en el proceso de selección de nuestras actividades. Quizá estemos siendo extremadamente influenciados por los “alienígenos”, ¿no?  

*** Estamos viviendo en un momento en que el cielo se está instalando en la Tierra. La Humanidad como un todo, ha tomado la determinación de que no queremos tener “nuestro pastel en el cielo y adiós”(2). En cambio, queremos traer el pastel (y el cielo) “aquí” abajo, para que podamos experimentar la alegría táctil de cada bocado. Teniendo eso en mente, lo que sigue naturalmente es que cualquier meta que involucre demasiado ESFUERZO probablemente de alguna manera se malinterpretó o desalineó. En ese caso, lo más probable es que hayamos superpuesto una cantidad de “me gustaría” en nuestro “deseador”, y hayamos perdido nuestro camino natural. O, quizá, estamos siendo accionados desde un LUGAR UTÓPICO que no incluye la compasión por nuestro cuerpo y un saludable reconocimiento de nuestras necesidades emocionales. El resultado es el auto-sacrificio. Esos días también se están terminando.

3.     Propósito para colocar a su propio cuerpo y a sus propias emociones con sinceridad en el centro desde donde formulan sus ideales.  Eso se llama moverse y decidir desde un Yo Integradomás que desde una conciencia que secretamente mantiene el desdén por los deseos naturales y las necesidades. Las Cruzadas se acabaron. No queda nadie a quien salvar. Cualquiera que funcione en la Tierra con lo que parece ser un estado “malsano” o “disfuncional” probablemente lo está haciendo porque su alma necesita conectarse con esa experiencia para su propia evolución ¿Por qué combatirla? ¿Por qué luchar contra los molinos de viento? Vayan con la corriente. Se sentirán mejor con todo lo que los rodea.

*** Ayudar a otros y amar a otros puede ser una experiencia maravillosa cuando surge del DESEO y la ALEGRÍA, en vez de ser una obligación y una “responsabilidad social”. Todos los que leen esto probablemente han recibido un regalo de alguien que lo compró sencillamente porque era lo “esperado”. ¿Cómo se sintieron cuando recibieron ese regalo? ¿Captaron enteramente que gran parte de la vida en el plano físico hoy en día funciona así?

En resumen: La decisión de seguir a la energía nos coloca plenamente en nuestro cuerpo y nos permite ser guiados por el mejor mecanismo de retroalimentación que se haya creado jamás –el cuerpo humano. Si no estamos seguros, lo dejamos fuera. O iniciamos un tiempo de evaluación que nos ayuda a sobreponernos a la duda y seguir adelante. Habiendo logrado eso, pasamos alegremente cada Momento del Ahora observando la intersección entre nuestro deseo más fuerte y nuestra oportunidad disponible más cercana para satisfacerlo.

Imagínense lo que sería vivir así. ¡Si es necesario, entonces ya estamos encaminados!  Si ése es el caso, debemos detener lo que estamos haciendo y dirigirnos a “casa”. No nos preocupa pasarnos la señal de “ir” y “ciertamente” no nos preocupa recolectar esos $ 200.(3)

Elijan la vida. Si no lo hacemos, ella nos elegirá a nosotros. Nos capturará y nos conducirá sin piedad. Después de todo, nosotros somos los que hemos entregado nuestro poder, ¿no es verdad? Por lo tanto, nos merecemos sentir el chicote del látigo del jinete hasta que nos cansemos de eso. El dolor puede ser un excelente maestro.

Sus comentarios, experiencias y preguntas son muy bienvenidos. Muchísimas gracias por estar dispuestos a continuar esta travesía.

(1) juego de palabras: matter: materia, importar
(2) pie in the sky (pastel en el cielo): algo que es muy improbable que ocurra (N de la T)
(3) Referencia al juego del Monopolio


Copyright, 2001.  Daniel Jacob.  Se puede copiar con el propósito de crecimiento personal y/o investigación. La reproducción con fines de lucro, por cualquier medio, requiere el permiso escrito de Reconnections, Inc. 
Traducción: Dora Susana Peralta
Sitio oficial de Daniel Jacob en castellano  www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada