nocopias

martes, 12 de julio de 2016

Amado Saint Germain: “El terror del umbral”​




Amado Saint Germain: “El terror del umbral”​


Lo que ustedes llaman “terror del umbral” viene siendo la Creación Humana que cada ser ha generado en sus numerosas vidas pasadas y durante muchas reencarnaciones. Saben que, para poder ascender, hay que disolver esa creación en la última existencia física.
Resultaría una carga muy pesada de llevar y además, la acumulación de imperfección no permite elevarse. Así como, para presentarse ante un personaje y hacer una visita de altura, antes hay que bañarse, vestirse bien y con ropa limpia, igualmente, antes de dar el paso trascendente de la Ascensión, se precisa estar purificados; lo cual requiere la total disolución de la Creación Humana discordante.
Lo que llaman “terror del umbral” (tal como lo presentan algunas escuelas de esoterismo), no existe en realidad; sin embargo, en el camino de la ascensión, hay una experiencia donde se visualiza las encarnaciones pasadas.
La corriente de vida ve entonces cuantas veces le dio la espalda a la luz y cuando se comportó correctamente. Hay comprende que debe tener valor y firmeza para transmutar lo no perfecto que aún le queda, disolver definitivamente la creación humana; para así lograr la liberación y elevarse a las alturas. No se trata de luchar con espadas contra ningún monstruo, sino de una simple decisión, firme y determinante, anclados en la Presencia Yo Soy.
Este paso o cambio de dimensión a una altura mayor que la normal se da en armonía y cuando la corriente de vida ya está preparada, tanto a nivel interno como externamente. La Preparación la hace un Maestro Ascendido, conducido por la Divina Presencia del ser que va a ascender en el Plano Físico.
El nombre de “terror del umbral” se debe a lo siguiente: Algunos magos poco escrupulosos y sin pleno conocimiento del proceso, expandían la conciencia a sus discípulos cuando ellos aún no estaban preparados para ver la creación de su yo humano durante miles de reencarnaciones.
Al no estar preparados, los discípulos se aterraban, sufrían choques y traumas; porque no tenían la altura espiritual requerida, la fortaleza necesaria ni el nivel de conciencia que precisa la experiencia.
Esos mismos choques y traumas pueden suceder cuando un experimentador o científico hace regresiones al pasado que causan desasosiego y numerosos desajustes. Por tal razón, sugiero que no se realice lo que ustedes llaman: “Hipnosis Regresiva” que tantas escuelas erradas pregonan y a lo que se debe este mito del “terror del umbral”.
Fuente:
elrescatedelatierra.blogspot.com



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada