nocopias

domingo, 17 de julio de 2016

AVASTUS EL MISTERIO DE LA ASCENSIÓN a través de Selén Om 2 de julio de 2016



AVASTUS EL MISTERIO DE LA ASCENSIÓN 



Me presento a ustedes con el nombre con el que ya me conocen en otros tiempos, Avastus. Transmito, entonces, mi saludo a todos ustedes y los que van a escuchar esta conversación en algún momento.

Participantes: Saludos.

Participante: Bienvenido!

Pues bien, la dinámica de nuestras charlas seguirá el mismo principio que sus instructores han utilizado,
¿verdad? Entonces discurriré sobre sus cuestionamientos.

Participante: Aquel proceso que se dijo que concluiría, o podría concluirse en el equinoccio de otoño. Que tuvo lugar en ese momento, ¿qué pasó?

Bueno, todas las experiencias que fueron resultado de nuestra interacción en aquellos momentos fueron procesos trans-temporales. Entré en contacto con ustedes a partir de un punto en el pasado donde yo, mi civilización y mi pueblo, vivíamos en un mundo de tercera densidad. Nosotros habitamos el planeta Júpiter hace muchos millares de años, centenas, millares de millares de años atrás. Cuando el planeta Júpiter poseía una masa mucho más densa de la que hoy presenta y entonces, podía albergar vida en tercera densidad de una forma similar a la que este planeta alberga hoy en día.

Entonces nosotros, pusimos a este canal en contacto con nuestra propia línea conciencial y el interactuó, con una versión de mí en un pasado muy lejano. El proceso ya se produjo hace mucho tiempo atrás en la visión lineal de ustedes, aunque para nosotros esto esté sucediendo en este momento.

Bueno, a título de comprensión, permítanme decir que después de aquella experiencia que iniciamos en nuestra cuarta densidad en el planeta Júpiter, nosotros pudimos, digamos, expandir nuestro nivel de interacción con la vida más allá de la esfera de nuestro propio planeta. Nosotros hicimos toda nuestra trayectoria en la cuarta densidad de Júpiter y algunos otros planetas que orbitan alrededor de una estrella que ustedes llamarían constelación de Sagitario. Uno de estos planetas, que elegimos como nuestra morada para la quinta densidad y hablo ahora a partir de mi propia ciencia en ese momento en quinta densidad.

Participante: ¿Y este proceso de ascensión a la quinta densidad ya sucedió hace mucho tiempo?

Sí. Cerca de... Bueno, el tiempo es muy complejo para traducirlo en sus términos, ya que hace mucho que no experimentamos el tiempo como si... Bueno, en Júpiter ya teníamos nuestra propia percepción del tiempo, incluso en tercera densidad, que no es fácilmente equiparable a la suya por las propias condiciones geológicas electromagnéticas de cada cuerpo planetario en el sistema solar. Sin embargo, haciendo una aproximación que puede ser errónea, podemos hablar de un período de unos quince millones de años, en que ya estamos experimentando la quinta densidad. Incorrecto. Un millón, quinientos años, disculpe.

Participante: En el momento del otro contacto ustedes estaban caminando hacia este proceso... ¿Cuál es la palabra? Ascensión.

Sí.

Participante: ¿Cómo fue para ustedes, hubo movimientos geológicos?

Sí.

Participante: ¿Puede decir cómo fue para usted personalmente el momento en que esto sucedió? Porque en nuestra conversación con los que llamamos hermanos del Reino del Sur, hablaron de algo así como una explosión en el cielo, que fue su percepción, una explosión fuera y dentro. ¿Cómo fue para usted?

Para nosotros fue similar. En primer lugar voy a dar una visión general. Como describimos en nuestros contactos anteriores, nuestro sistema social de tercera densidad estaba organizado en doce grandes tribus, que ahora se pueden equiparar a doce grandes naciones. En nuestro mundo los que ocupaban posiciones de organización e instrucción de la población estaban a la par de este proceso y asumieron la función de educar a las masas y prepararlas para este movimiento.

Nuestro sistema de gobierno estaba basado en forma de, algo similar a la sinarquía, el concepto de Sinarquía como el que ustedes poseen, aunque no de carácter religioso como comprenden religión. Los ancianos eran elegidos dentro de cada tribu por sus aptitudes innatas y el nivel de capacidad demostrado durante la encarnación. La gran mayoría de los ancianos - por no utilizar los términos que ustedes utilizan, lo que podría causar cierta confusión - estaban a la par del proceso que se desarrollaba y la gran mayoría colaboró en armonía en la preparación de la población para eso. Una de las tribus llevó más tiempo para hacerlo debido a su tonalidad, pero paulatinamente en algún momento y, debido a circunstancias algo duras, comenzaron a integrarse. Por supuesto, no toda la población pasó a la cuarta densidad.

Para mí, personalmente, el nivel de interacción e integración con el fenómeno mismo de la ascensión, no asumió una apariencia tan extraordinaria, inusual e inusitada. Incluso para el nivel colectivo, la gran transformación se dio más en la percepción de sí y en la del mundo por la dinámica de cómo ésta percepción y la del mundo se daba hasta entonces.

Es necesario entender que el proceso de ascensión se extiende en el tiempo de manera más vasta, ya que es un proceso orgánico. Hay un momento que es, realmente, un momentum, que marca esta oscilación, este giro, pero esto no es algo que sucede de forma descontextualizada o desconectada de un contexto más amplio, es algo para lo cual aquellos que se eligieron para esta progresión que es natural en la vida van experimentando primicias, primicias de este fenómeno, de este basculamiento. Y dependiendo de la facilidad con que estas primicias son integradas en el marco de la conciencia, el momento que marca el giro y el basculamiento se vive con más o menos sentido de ruptura de la realidad, y entonces la realidad se aglutina.

Bueno, como ustedes saben y como se lo dijimos, teníamos una relación diferente con el contexto de vida. Para nosotros, los niveles sutiles de la tercera dimensión no estaban ocultos, como están para ustedes. Esto implica, pues, una visión, una perspectiva del mundo severa y radicalmente diferente de la que gozan a causa de la propia limitación de sus sentidos. Y, por supuesto, esto hace la experiencia diferente.

La explosión en el cielo, es una alegoría vivida tanto por una colectividad, como por un solo individuo, independientemente del momento en que la progresión suceda.

Cuando hablamos de ascensión desde una perspectiva individual estamos hablando de una entidad, un ánima, como ustedes lo llaman, que progresivamente aumenta su capacidad, su ciclo vibratorio.

Como ella aumenta ese ciclo vibratorio atrae hacia sí frecuencias de energía que están vibrando y vibran en el mismo diapasón. De modo que un trabajo es hecho por la entidad, el ánima, para acelerar su ciclo vibratorio, que a su vez abre progresivamente las puertas de interacción con la realidad correspondiente, y otro trabajo es la integración de estas energías que comienzan a llegar por ese hilo de atracción y deben ser integradas por el ánima para que ella bascule a otra octava dimensional.

Vamos a usar el ejemplo de un vaso de agua. La principal diferencia con el agua es que ésta, está completamente sujeta a una inteligencia que la impregna y por lo tanto, es instintiva, puesto que este vaso de agua no es auto-consciente. Esto difiere y debe ser especialmente marcado por ustedes para que alcancen una comprensión más cercana da lo que quiero transmitir. Un vaso de agua se congela a partir de factores externos, condiciones externas que podríamos describir como campos energéticos, porque la disminución de la temperatura es una transformación de un campo energético, ya que el calor es energía. Y la respuesta es que el agua comienza a congelarse y pasa de un estado a otro.

Del mismo modo, un ánima que se encuentra en un estado vibracional que podemos llamar como tercera densidad está sujeta a esas condiciones externas. La gran diferencia es que como el ánima es auto-consciente, estas condiciones externas se presentan y se integran en ella para que ésta se transforme, como consecuencia el congelamiento debe comenzar dentro de ella. Estoy usando aquí congelamiento como podría hablar de lo contrario, pero lo que estoy diciendo es el cambio de estado. El agua no hace nada para congelarse, salvo estar receptiva a los factores que interfieren en su estado.

En el caso de la conciencia individual, ella participa activamente y volitivamente. Así, a pesar que la ascensión se produzca en lo individual o colectivo, las condiciones son las mismas y lo que difiere es la extensión de estos factores que actúan dentro y fuera. En cualquier período, un ánima puede acumular o modificar de tal manera su estado vibratorio que comienza a interactuar con diapasones o con franjas vibratorias que corresponden a lo que está más allá de la octava dimensional en la que ella naturalmente interactúa.

Así que estas podrían llamarse bandas vibratorias de la siguiente dimensión, la cuarta, por ejemplo. Comienza a despertar lo que esta potencialmente en ella, la cuarta dimensión y a medida que esto va sucediendo ella está...

Participante: ¿Apta?

No. Ella está propensa a ser alcanzada por estas ondas energéticas. Y entonces ella debe integrar estas ondas de energía y esto culmina en un momento en que para el ánima el cielo estalla, y ella percibe la capa tridimensional que conforma el ámbito de la densidad que experimenta rasgándose y ella, ascendiendo a otra franja también séptupla, pero que abarca las anteriores y se extiende. Así que, si esta capa es rasgada ella no vuelve a cerrarse, no queda presa en la cuarta densidad, no, ella goza de cuatro octavas dimensionales.

Participante: Esto sería también el desgarramiento de los velos.

Sí. En un caso colectivo esto se refiere al momento en que el planeta mismo vive este proceso. El planeta es a la vez una entidad. Es a la vez una entidad, y una súper-ánima. La activación de lo que hay en él como potencial que es su cuarta densidad. Cuando eso se produce, el planeta comienza a atraer frecuencias naturales de cuarta densidad y a integrarlas.

Bueno, como el planeta es un campo de vida, las ánimas que se encuentran en él, transitan a la cuarta densidad de acuerdo a su propia elección si se habilitan para eso.

Entonces, quiénes van a percibir la explosión en el cielo son los que van a trascender el velo de la tercera densidad. Entiendan que estoy hablando de esto en el nivel completo, porque aquellos que no van a pasar a la cuarta densidad verán el cielo explotando, pero sólo la capa exterior, pero no conseguirán atravesarlo. Es precisamente por esta razón que estas almas se redistribuyen en otros campos de vida apropiados con su franja dimensional, su propia frecuencia vibratoria.

Participante: Por lo que tengo entendido, estas personas que no fueran a la cuarta densidad van a otros campos, pero no necesariamente mantendrán una continuidad de memoria de este campo para otro.

No, no mantienen. Esto está registrado en el campo etérico.

Participante: Potencialmente se puede acceder, digamos así.

Sí. En algún momento eso se abre.

Participante: Yo tuve la impresión de ver un cuerpo a su derecha, ¿hay alguien con usted o es su propio cuerpo?

Sí, me acompañan tres entidades. Una de ellas es de mi propia gente, es alguien que llamarían un sanador. En la quinta densidad ya no hay esta distinción. Pero esta entidad en este momento está haciendo este papel, porque está regulando, mientras estoy aquí, las líneas de contacto de mi conciencia con la conciencia del canal. Las otras dos entidades son del pueblo que conocen como delta-Mar y son sacerdotes que custodian este contacto.

Participante: Hay una mayor densidad en sus cuerpos, ¿es decir, una mayor masa?

Fotónica. Nuestro cuerpo está constituido de luz. Sí, la extensión del cuerpo aumenta. Pero esto es completamente relativo, sabe, porque es una traducción que estoy haciendo hacia sus referencias, donde extensión tiene sentido de espacio.

Participante: ¿En esta ascensión de la que acabo de hablar, hubo quienes ascendieron con el cuerpo o sólo hubo desencarne?

En una ascensión planetaria la substancia del planeta mismo está integrando una tasa vibratoria más densa, o sea, una frecuencia vibratoria mayor. Todos los cuerpos que optaran por integrarlo pueden pasar por este proceso, o sin el mismo porque no hay ruptura con la muerte - pero sin ese lapso. Depende más de la conciencia que anima la forma que de la forma en si. Pero es una pregunta irrelevante sabe; porque cuando, vamos a continuar utilizando la alegoría que ya funciona para ustedes - ese cielo explota, deja para atrás la cáscara que es algo completamente natural y espontáneo, porque cuanto más caminan en dirección a la habilitación para la ascensión, más su cuerpo energético asume preponderancia en relación a la sombra de este cuerpo energético que es la matriz orgánica. Esto ustedes mismos pueden vivir y tal vez lo están viviendo: ya que la percepción del cuerpo energético es cada vez más importante, de modo que van desligándose de la ascendencia que la materia orgánica tiene sobre su conciencia. Entonces esto es la muerte de la muerte.

Así que el hecho de llevar el cuerpo o esta matriz orgánica o no es una cuestión de servicio y está en función de sus habilidades.

Participante: Pasa algo interesante, por ejemplo, yo soy una persona gorda, pesada y, a veces, en determinados momentos - esto tiene mucho que ver con nuestro sistema de creencias - a veces cuando estoy haciendo una meditación o cuando estoy de alguna manera muy contenta, muy feliz, siento una enorme ligereza, parece que mi cuerpo no es tan pesado, que es leve, incluso cuando ando en la calle, al caminar. Y cuando estoy muy feliz tengo esa sensación de ligereza de mi cuerpo, a pesar de que estoy pesadísima, a veces hasta para levantarme tengo dificultad. Por lo tanto, esta explicación que dio pude juntarla a esto que siento a menudo en relación con mi propio cuerpo.

Sí. En manera general, tenga en cuenta el proceso de progresión, vamos a ponerlo de esta manera, se trata de sostener una tasa vibratoria más elevada cada vez por más tiempo, que aquella con la que está acostumbrada. Por supuesto, las condiciones de este planeta hacen de esto un reto. Las almas que están aquí consideraran este reto como un gran atractivo y no como un obstáculo.

En este punto la experiencia de ustedes es algo muy diferente de la nuestra cuando vivimos ese mismo momento. Porque la interacción con el aspecto más sutil de esta densidad no era oculto a nosotros. Cualquiera interactuaba con los niveles más sutiles de esta densidad.

Participante: ¿Por el hecho de elevarse vibratoriamente se comienza a tener acceso a estos otros niveles sutiles?

Sí, es necesario que todo se revele. Cuando usted enciende una llama todo lo que está al alcance de esa luz de acuerdo con la intensidad de la llama debe curvarse a la acción de la luz. No hay forma de que una parte permanezca oculta y la otra iluminada. Todo se aclara hasta donde llega la intensidad de la llama. Por eso la progresión no es algo nivelado. No podemos decir que todos están en el mismo punto, o todos entre comillas, llegan, porque esto es una alegoría y una incoherencia, un error lingüístico, porque no se llega a ninguna parte, se está en esos lugares.

Pero respetando las limitaciones de su lengua, cada uno llega en la cuarta densidad hasta un punto según en el que cada uno esté. No hay una limitación arbitraria sobre la conciencia individual que impone fronteras, que limiten su capacidad de expansión, es por eso que todo momento es de ascensión, si usted está en ese momento.

De modo que esto hace del término ascensión colectiva, cuando se aplica a la humanidad, un término incorrecto que crea muchos malentendidos, porque no hay ascensión colectiva, hay ascensión individual y hay un momento de ascensión planetaria, pero ésta no implica una ascensión colectiva. Por eso siempre se dice: que todo está en sus manos, no hay nada afuera que pueda hacer esto por ustedes, como tampoco hay nada que espera que lo hagan.

De modo que el impulso necesario sólo es percibido por usted si se alinea con lo que es el deseo más íntimo de usted mismo, ánima. No hay ni siquiera un ánima a no ser usted esperando que haga algo, el ánima está aquí, sólo tiene que mirar en el interior y hacer la pregunta:
¿cuál es mi deseo más íntimo? El deseo que vibra en mí como una expresión de mi originalidad. ¿Cuál es su deseo original en este momento?

Y como en todas esas discusiones esquizofrénicas, el Espíritu, el alma, la Conciencia Una es puesta fuera, requiere en un determinado momento acercarlo todo a la percepción interna. Como después de utilizar la balsa para cruzar el río, usted tiene que salir de ella y dejarla en el río, si no se convierte en un loco que lleva una balsa a cuesta como Buda, bien lo ejemplificó en su alegoría y ser el blanco de las burlas.
¿Quién no va a reír? No por malicia, en cierto sentido todo el universo es una gran broma, por eso quien está en el camino de la integración vive riendo.

Participante: Hubo situaciones que antes no me hacían reír, incluso llegaban a irritarme y ahora me hacen reír! Y me río, cada vez me río más de cosas que hasta el año pasado, por ejemplo, me tomaba muy en serio, me irritaban, ahora río.

De modo que el impulso necesario solo es percibido si se alinean con el deseo más íntimo de ustedes mismos, ánimas. No hay un ánima fuera de ustedes esperando que hagan alguna cosa, el ánima está aquí, solo deben mirar hacia adentro y hacer la pregunta:
¿Cuál es mi deseo más íntimo? ¿Cuál es el deseo que vibra en mi como expresión de mi originalidad? ¿Cuál es su deseo original en este momento?

Y así cada vez más. Porque este estado de levedad y alegría es muy elevado vibratoriamente comparado con las normas a las que están acostumbrados. Por tanto, deben desarrollar resiliencia psicológica y orgánica para sostener tal estado por largo tiempo sin que el cuerpo colapse.
¿Cuántas personas en su mundo desencarnan debido a la intensa alegría?

Participante: Incluso tenemos una expresión que es; murió de risa.

Participante: Nunca oí hablar de eso.

Participante: ¿Morir de risa?

Participante: Morir de risa sí, pero nunca escuché que alguien literalmente muriera de risa.

Participante: Pero la gente usa esta expresión simplemente porque oyeron que personas murieron de risa.

Participante: No, pero literalmente desencarnar por..

Sí. Si usted tiene un corazón frágil, y recibe una gran noticia, su sistema nervioso comienza a emitir un exceso de serotonina y a emitir muchos signos de excitación y adrenalina, esto causa un paro cardíaco. Por eso personas frágiles de corazón- y esto es de su cultura,
¿verdad? - se aconseja que no reciban noticias ni muy buenas o muy malas de forma brusca. Y por eso, en fin, que ustedes no se revelan para sí en forma inmediata e instantánea.

Participante: Moriríamos de felicidad!

Participante: ¿Pero esto es malo?

No hay nada malo en la vida. Pero imagine que está construyendo un castillo de arena, algo tan frágil, y de repente alguien le dice una broma muy divertida y sin querer, se le cae todo el castillo.
¿Es algo malo? No, no es algo malo, pero fue una gran pérdida de tiempo. Es necesario empezar a construir el castillo de nuevo.

Participante: ¿El paso de la cuarta a la quinta densidad es muy diferente?

No hay paralelo.

Participante: ¿En este momento existe vida de quinta densidad en Júpiter?

No. Sexta.

Participante: ¿Y en Saturno, existe esta relación? ¿Saturno tiene vida en densidad más elevada?

Pero no a causa de la distancia del sol, esa distancia como ustedes perciben. Por otras razones; si fuera así Plutón tendría vida en sabe dios que densidad, lo cual no es el caso. Saturno tiene vida desde la séptima a la octava densidad.

Participante: ¿Y cómo funciona ese proceso, aquí no vemos la segunda densidad, por ejemplo, en estos planetas gaseosos, la segunda, la tercera, ellas están presentes para aquellos que viven y perciben ese campo de vida?

Esto es muy relativo. Porque las densidades pueden alternarse en activación y potencialidad con respecto al campo de vida. La segunda densidad está presente allí, pero si existen complejos anímicos gozando de ese campo de experiencia, eso está de acuerdo con el grado de evolución de cada planeta. O puede existir vida de segunda densidad que cumple con los estándares orgánicos muy diferentes de aquellos conocidos por ustedes.

Participante: Eso no es nada parecido con lo que vemos aquí.

Sí, existe vida de segunda densidad que no funciona con base carbonada, vida de segunda densidad cuyos cuerpos son campos electromagnéticos. Esto depende del arquetipo de cada planeta.

Además, hay que entender que - de lo que podemos deducir, por lo menos - en la quinta densidad misma diferenciar los planetas, es algo que sólo usamos en contacto con humanidades de densidades más bajas porque nos sirve como referencia. En la quinta densidad esa referencia para nosotros no sirve, ya no consideramos este tipo de diferencia. En la sexta densidad menos aun. La conciencia no tiene límite planetario de todas maneras.

En la quinta densidad básicamente vivimos en el espacio, nuestra interacción con planetas es una interacción, mucho más de co-creación. La séptima densidad es el portal de absorción, las conciencias en esta densidad, por lo menos en la primera parte de la séptima, están extremadamente envueltas en esto - bueno, comprendan la pobreza de palabras y apliquen la percepción de la pobreza al discurso, por favor –en el aprendizaje de esta absorción. Y cuando son absorbidas, no medimos el tiempo para esta absorción, porque ella está completamente fundida en la conciencia logóica.

Así que, en algún momento la octava densidad surge para estas entidades y ahí, no sabemos exactamente lo que es eso, aunque somos capaces de comunicar para nosotros mismos un conjunto de significados.

Participante: Y en los seres que están en la séptima densidad, ya no hay peregrinos. Peregrinos son solo hasta la sexta densidad, creo que desde la séptima ya no peregrinan.

No. Hay una enseñanza metafísica aquí en el planeta que pertenece a la línea de instrucción llamada budismo tibetano. Y una figura llamada... Una forma de categorizar la conciencia ascendida que llaman Nirmânakâya, Sambhogakaya y Dharmakaya. La séptima densidad es el Dharmakaya.

Participante: ¿Usted ve o sabe algo acerca de que la octava densidad sería como correspondiente a la primera, pero en una octava superior, por qué es siempre siete?

Sí, pero entonces no hay comparación a realizar, porque es un universo diferente. Del mismo modo que no hay - no sabemos al menos por lo que exploramos y por la información que intercambiamos con humanidades de densidades más bajas o superior a la nuestra, o de nuestra propia densidad más avanzadas, en fin- no hay algo transmisible de la octava anterior, porque hay una octava anterior. No hay concepción posible para hacer al respecto. Hay conclusiones y enseñanzas, pero son muy misteriosas, completamente intraducibles incluso para el lenguaje más flexible que pueda desarrollarse en cualquier mundo de tercera densidad.

Participante: ¿Podría decir más o menos el porcentaje de personas que pasaron, digamos, de la tercera a la cuarta densidad en su planeta?

43%.

Participante: ¿Y fue en polaridad positiva?

Sí. Cincuenta y siete entidades lograron ascender en polaridad negativa.


Participante: ¿Y el planeta, como la Tierra, también cuando ascendió tenía campo para la cuarta densidad?

Sí, nosotros experimentamos la cuarta densidad en Júpiter, básicamente, debido a que esas fronteras se van disolviendo.

Participante: ¿Y aquello que usted habló anteriormente sobre el cubo, se podría poner en algún sentido en el sistema solar y de alguna manera ser un solo cuerpo?

Sí, pero el sistema solar es un solo cuerpo, es el cuerpo del Logos. Estas son nuestras inclinaciones debido a nuestro propio nivel. Pero no hemos visto mucho resultado al explorar esta dirección con ustedes. Es como hablar de matemática avanzada a alguien que está aprendiendo a sumar. Todo se resume en la Unidad, es lo más fácil, más simple y comprensible para cualquier persona, porque fácilmente se adapta a cualquier perspectiva

Participante: Aquí en la Tierra con certeza parece que sólo el 2% y algunos en polaridad negativa, después hay una probabilidad de 10% que aún están... Aún no se sabe si lograrán ascender a la cuarta dimensión. En comparación con sus 43%, felicitaciones! Realmente es fantástico.

Participante: ¿Pero ese porcentaje se refiere a los que van a seguir el ritmo del planeta?

No, almas que ascendieron.

Participante: Lo que digo es con respecto a la Tierra. Existe ese número de 2% en potencial y 10%, para el momento colectivo del planeta.

No, el momento del planeta es una cuestión orgánica. Estamos hablando de almas humanas.

Participante: Sí, entonces esto significa que en cualquier momento estas almas pueden ascender.

Pero están ascendiendo. De ese 2% una buena parte de ellas ya son consideradas almas de cuarta densidad.

Participante: ¿Pero no la mayoría?

Sí, es más del cincuenta por ciento de ese dos por ciento.


Transcripción hecha por colaboradores de la ELV. Mensaje canalizado por Selén -http://www.escolaluzviva.com.br/

Traducción: H. N.



Para recibir los mensajes en tu bandeja de correo suscríbete en    http://isialada.blogspot.com.es/         y   http://isisalada2.blogspot.com.es/




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada