nocopias

sábado, 26 de diciembre de 2015

ARCÁNGEL GABRIEL , Omnipresencia-24-12-2015




ARCÁNGEL GABRIEL , Omnipresencia

Amados, Tengamos una charla sobre la cualidad del amor conocida como omnipresencia.

Lo divino está presente en todas partes en el universo creado y es el creador de todas las cosas visibles e invisibles.
Esta presencia divina es todo lo que es; vida perfecta, inteligencia y sustancia, conocimiento y poder.
Lo divino es la plenitud del ser, espíritu puro, inmutable y siempre provisor, todo conocimiento y toda sabiduría.
Lo divino no está limitado por el espacio o el tiempo y puede estar en innumerables lugares y participar de muchas situaciones diferentes al mismo tiempo.
Lo divino está siempre presente, ya que da poder, capacidad y posibilidad de que todos los seres continúan existiendo a través de su omnipresencia que todo lo abarca.
Esta omnipresencia sostiene toda la vida y llena el mundo material y espiritual, terrestre, celestial, y universal.
Esta omnipresencia es fuente divina eterna, sin límites y auto sustentable.
Es interminable, ilimitada e indivisible.  Las cualidades eternas de lo divino son el amor y la sabiduría, la alegría y la paz, la plenitud y la perfección.
Toda la vida es vida divina omnipresente, siempre perfecta en acción y no depende de la forma o visibilidad para su continuidad.
La humanidad es la expresión manifiesta de lo divino, y es siempre una parte de esta vida perfecta, inteligencia y sustancia.
Siempre están en presencia de la energía infinita y eterna de la que todas las cosas se manifiestan. 
A medida que cada persona se despierta y se ilumina con la verdad de su unidad con lo divino, comienzan a disfrutar de una verdadera percepción de la conciencia que mora dentro de toda la creación.
Lo divino está presente en los pensamientos más íntimos de uno y conoce los sentimientos del corazón de una persona.
El mayor anhelo que toda alma aspira es conocer este espíritu que mora en nosotros como la vida eterna, todo el amor que abarca, la salud y la abundancia espiritual infinita.
Ellos entienden que todos y todo está lleno de esta conciencia omnipresente y que nada ni nadie está separado de ella.
Ellos vienen a saber que la realidad del universo es amor infinito y la vida.
Ellos aprenden a conectarse a ella, confian en ella, se apoyan en ella y amorosamente se afirman y la reconocen como su compañera constante por la vida.
Este compañera omnipresente significa más para ellos cada día y ellos confían en la sabiduría que impregna su conciencia en cada decisión que toman.
Se esfuerzan por darse cuenta por sí mismos de la verdad de la omnipresencia subyacente en todas las facetas de su vida cotidiana.
Todos comparten el carácter común de la omnipresencia de la fuente divina, sin embargo, cada individuo tiene el control total de su propia experiencia, ya que se basa en la forma en que responden a los acontecimientos del mundo que les rodea.
Esta omnipresencia permanente es la semilla, la chispa de lo divino en su interior, un don y gracia de lo divino para toda la vida, infinito y accesible para todos.
Como uno desarrolle su crecimiento en la vida mediante la adición de una dimensión espiritual a ella, buscan el mundo interior de la vida y su interrelación con el mundo exterior.
Ganan más conciencia de sí mismos y la iluminación y esto lleva su experiencia de toda la vida a un nivel superior.
Alcanzan un intenso grado de vitalidad, una percepción más aguda, una conciencia más viva.
Ellos han puesto sus huellas firmemente en el camino de la liberación de su alma de las dimensiones inferiores de conciencia.
Hay una elevación de su conciencia de ser uno mismo centrado en un mundo centrado en lo divino.
Hay un enorme desarrollo de su vida intuitiva a mayores niveles de entendimiento y comprensión.
Estos poderes exaltados de percepción les permiten recibir los mensajes con un mayor grado de realidad.
La omnipresencia de toda la vida se convierte en la práctica de la presencia de lo divino dentro de sí.
El yo se ha vuelto más purificado a través de sus esfuerzos para lograr la iluminación, pero aún se percibe a sí mismo como una entidad separada, aparte de la fuente divina.
Uno contempla y observa lo que significa la omnipresencia en lugar de fusionarse con ella.
Ellos disfrutan de la claridad de la visión que se agudiza y añade significado a la realidad de todas las cosas naturales.
Mientras se limpian las puertas de su percepción, todo parece infinito.
Ellos están tomando su vida a un nivel superior de existencia y se sienten más vibrantes y felices.
Es responsabilidad de cada individuo comprender que lo que le sucede a otro afecta la experiencia común de todos.
Las decisiones y acciones de Uno pueden potenciar y fortalecer los corazones, mentes y almas de toda la humanidad y contribuir a la luz y al amor en el mundo entero.
En su crecimiento del alma y expansión donde están aprendiendo la importancia de la auto responsabilidad y el conocimiento de uno mismo.
La autorrealización es un conocimiento en todas las partes del cuerpo, la mente, el corazón y el alma de que uno está en sintonía con la omnipresencia de lo divino.
Ellos están ahora en el umbral del mundo del ser y el mundo del devenir.
A pesar de que todavía pueden experimentar una vacilación en su conciencia en el mundo de la dualidad, a veces, su alma experimenta una conciencia gozosa de la presencia divina en su interior.
Este sentido de la presencia de la conciencia trascendental se convierte en su centro de interés.
Esta percepción y orientación omnipresente domina e ilumina su vida diaria.
Sus deberes terrenales y vida exterior siguen cumpliéndose con firmeza y éxito mientras están en sintonía en contemplación de su conexión con la omnipresencia divina que habita en su corazón.
Esta comprensión de la realidad aumentada ilumina el resto de sus vidas.
Aumenta su capacidad para tratar adecuadamente con la existencia mundana normal.
Con su mente fija en un foco de interés más alto, no se distraen y llevan a cabo de manera más eficiente el trabajo que se les da por hacer.
Ellos experimentan con frecuencia una conciencia real y dominante de la luz radiante que los toca con la trascendencia mística, ya que todos los días transforman su conciencia a través de su adaptación e integración hacia su interior.
Que su creciente trascendencia de su ser cumpla con su disfrute de las riquezas del universo mientras aspiran a la verdadera unión con lo divino.
YO SOY el Arcángel Gabriel

2009-2015 Marlene Swetlishoff / Tsu-tana (Soo-tam-ah) Guardiana de las Sinfonías de Gracia
Traduce Andélei



                                                                                                         


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada