nocopias

sábado, 19 de diciembre de 2015

¿Es verdad que se "cierran" los chakras?





¿Es verdad que se "cierran" los chakras?

A lo largo de mis investigaciones, prácticas y cursos acerca de los chakras, me he hallado con el término "chakra cerrado".

Algunos instructores, textos y participantes en talleres acotan que los chakras no pueden cerrarse, pues si eso ocurre la persona moriría.

Muchas personas prefieren hablar de "chakra bloqueado" en vez de "chakra cerrado", y para evitar polémicas tiendo a usar el término bloqueo; sin embargo, me he dado a la tarea de indagar acerca de la validez de un "chakra cerrado", incluyendo otros términos aplicables al estado de un vórtice energético durante una terapia para equilibrar los chakras, tratando de ir más allá del uso de sinónimos, en materia de lenguaje.


He aquí algunas ideas al respecto:


Chakra Cerrado/Abierto

Los chakras funcionan en los principales planos de manifestación, a saber: físico, etérico, emocional, mental y causal; donde metabolizan la energía de acuerdo a las características de cada plano.

Esto significa que la entrada y salida de energía en el plano físico y etérico está directamente relacionada con el funcionamiento de órganos, glándulas y la vitalidad del cuerpo. Por tanto, en el plano físico y en el etérico, si un chakra se cierra no hay flujo energético y ocurriría la muerte del cuerpo físico.

Mientras, en los niveles emocionales, mentales y causales no pasa igual, pues la metabolización energética tiene que ver en estos planos con las emociones que se sienten, los pensamientos que se sostienen y la conexión con el alma, respectivamente; en consecuencia, un chakra cerrado en estos niveles implica mal manejo de las emociones y pensamientos positivos, junto a la desconexión del elemento espiritual correspondiente a cada chakra.

De esta forma, por ejemplo, el chakra del plexo solar, que se relaciona con la autoestima y valoración personal, puede estar cerrado a nivel emocional, mental y causal, donde maneja elarquetipo del sirviente, con emociones y pensamientos de baja autoestima, auto-rechazo y desvalorización, una sensación oculta de verguenza y poco sentido de vida espiritual.

 Chakra Bloqueado

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos gira en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal.

Cuando el chakra gira en sentido contrario, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está bloqueado a las energías que llegan.

La mayoría de las personas tienen tres o cuatro chakras que giran en sentido contrario en un momento determinado. Como los chakras no sólo son metabolizadores de la energía, sino que también la detectan, sirven para proporcionarnos información sobre el mundo que nos rodea. Si bloqueamos algún chakra de esta forma, a nivel emocional, mental y espiritual, no dejamos que entre la información.

Por tanto, cuando nuestros chakras fluyen en levogiro, hacemos salir nuestra energía enviándola al mundo, detectamos la energía que hemos enviado y decimos que eso es el mundo. Es lo que en psicología se llama proyección.

La realidad imaginaria que proyectamos al mundo guarda relación con la "imagen" que nos hemos formado de aquél, mediante nuestras experiencias infantiles, a través de la mente del niño que fuimos.

Dado que cada chakra está relacionado con una función psicológica específica, lo que proyectamos con cada uno de ellos estará dentro del área de funcionamiento de dicho chakra y será muy personal, ya que la experiencia de cada persona es única.


Toda nuestra negatividad, como odio, nervios, envidia, orgullo, los apegos a las cosas materiales, etc., bloquean el funcionamiento normal del centro energético y a su vez por esta razón se bloquea también el buen funcionamiento de todo nuestro organismo, por lo que surgen las enfermedades que conocemos tanto a nivel físico, como psíquico.

También se bloquea un chakra cuando por acumulación de energía densa (debido a pensamientos y emociones negativas, principalmente) se forma "moco aural", un equivalente al sucio que se acumula en el cuerpo físico cuando no hay suficiente limpieza.

El moco aural forma una capa pegajosa en los chakras que impide su movimiento y puede llegar a petrificarse causando fuertes bloqueos.

Cuando esto ocurre, el chakra - a la vista clarividente- luce como si estuviera cerrado, porque la amplitud de su su vórtice disminuye hasta niveles que lo muestran como tal. No obstante, aunque con menor capacidad de acción, el chakra sigue abierto en el plano físico y etérico, pero el flujo energético es anómalo.

A nivel físico y etérico un chakra puede estar bloqueado de las dos formas anteriores, bien porque está girando en sentido contrario a las agujas del reloj o porque disminuye su movimiento por acumulación de sucio.

Siguiendo el ejemplo anterior, con el chakra del plexo solar, un bloqueo causado por acumulación de moco aural sí generaría enfermedad en el plano físico, al disminur la capacidad del vórtice de metabolizar energía vital y energetizar a los órganos del cuerpo físico vinculados.


Chakra Dañado

Producto de sostener emociones y pensamientos negativos, o  también en caso de que el aura esté contaminada con larvas, virus, bacterias, entidades y elementales energéticos (por envíos de otros, contacto con ambientes o personas, o por autogeneración), se producen en el campo aurico desgarros, huecos y fisuras que dejan abierta la entrada a energías negativas y a enfermedades.

Estos desgarros, huecos y fisuras afectan a los chakras haciendo que giren en sentido contrario, disminuyan su movimiento y luzcan deformados.

En estos casos nos hallamos ante un chakra dañado. En niveles etéricos y físicos un vórtice dañado no permite el libre fluir energético y, por ende, es causa de desvitalización y enfermedad.

Incluso, problemas de adicción, alimentación y hábitos, así como genéticos y climatológicos pueden ser causa de estos daños, al no permitir al organismo contar con el insumo necesario para metabolizar energía en el campo etérico y físico.

En planos emocionales y mentales, un chakra dañado permite la entrada de noxas emocionales y mentales externas, al tiempo que proyecta tóxicos psicoemocionales y psicoespirituales. 





Chakra Activo o Inactivo 

Cuando un chakra se desarrolla a través de nuestro trabajo espiritual con él, pasa de un estado de latencia a un estado de actividad, que será más o menos grande según lo que lo hayamos desarrollado.

Cada chakra tiene varias cualidades espirituales, que residen en nosotros en inactividad, y aunque nunca se haya manifestado su potencialidad , no pueden dejar de funcionar en el momento que intentemos activarlos con nuestra intención, atención y ejercicios para despertarlos.

Un chakra activo es un centro energético que ha desplegado una nueva octava de consciencia, y se eleva a un nivel mucho más espiritual. El despertar de estos chakras abre horizontes distintos en la comprensión y en la visión de la realidad, a la vez que permite al humano comprender el mundo espiritual.

La enseñanza y proeza de Jesús y el estado de iluminación que alcanzó Sakyamuni (Buda) fueron producto de la activación de sus chakras en niveles espirituales. Asimismo, los estados de avanzada consciencia de muchos maestros, guías y gurús obedecen a esta activación.

Antiguas civilizaciones, entre ellas la hindú, así como logias esotéricas, han desarrollado ejercicios y prácticas ocultas para tal activación, que si son ejecutados sin estar física, emocional y mentalmente preparados, pueden ser contraproducentes y hasta generar enfermedad.

De lo anterior se deriva el temor de algunas personas que, por la confusión, señalan que no es bueno hacer alguna terapia para "abrir o desbloquear un chakra". Si nos referimos a "abrirlo" en el sentido de ayudar a que metabolicen las emociones y pensamientos positivos que le corresponden, está bien. Lo mismo ocurre si se trata de alguna terapia o ejercicios para desbloquearlos, limpiarlos, armonizarlos y repararlos, en caso de que estén sucios, girando en sentido contrario al las agujas del reloj o tienen daños.

El riesgo se halla en los ejercicios para "activarlos" cuando las personas no están preparadas para ello. La activación de chakras ocurre de forma natural en el camino evolutivo que sigue a todo despertar, tanto individual como colectivo. Por eso, muchos chakras inactivos -además de los 7 principales- están actualmente en proceso de activación.

por Glenda González.
Artículo e imágenes protegidos por derechos de autor.  
 PROHIBIDO USO COMERCIAL. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada