nocopias

miércoles, 23 de diciembre de 2015

SOLSTICIO + LUNA LLENA EN LA NOCHE DE NAVIDAD: RENACIENDO EL CRISTO EN CADA UNO. 22-12-2015





SOLSTICIO + LUNA LLENA EN LA NOCHE DE NAVIDAD: RENACIENDO EL CRISTO EN CADA UNO. 




El pasaje por el Solsticio nos da la oportunidad de expandirnos y reconocer nuestra nueva (y YA manifestándose) identidad. YA estamos viviendo lo nuevo aunque cada cual, lo vivirá acorde a su conciencia y evolución. (por lo cual el momento "YA" de cada uno, podrá ser hoy, 22, o dentro de 3 meses..). 

Lo escrito aquí no responde a un tiempo lineal, y será el "presente" de cada uno, cuando cada uno se alinee a la vibración con la cual está siendo escrito este post.

Es un fin de año especial, ya que a la energía del solsticio se suma la luna llena en la noche de Navidad, potenciando el retorno de la conciencia cristica, la energía dorada. Renaciendo el cristo (el sol) en cada uno. 

Esta luna llena activará más el despertar de conciencia, especialmente en la masa durmiente. El 2015 ha sido el anclaje definitivo de la era de acuario y el comienzo del despertar en masa y la luz de la luna llena de Navidad, manifiesta, da forma a ese nuevo estado.

Por ser un salto cuántico tan bisagra, es que estuvimos preparando nuestros cuerpos durante semanas, purificándolo, descansándolo, para que ahora, podamos recibir las descargas energéticas de una manera más amorosa y compasiva. Y esto lo noto en las sesiones. 

Los mensajes que transmito, directos al alma, ya son recibidos con mejor disposición. Cuando sólo semanas atrás, la resistencia en aceptar la verdad aún se percibía, hoy, llegan almas dispuestas a aceptarla y anclarse en su luz. Y es un GRAN paso para aquellos que se definían desde su mente. 

El ego comienza a comprender, con pesar y resignación pero también activando mayor sabiduría, que el tiempo de vivir separados está concluyendo y el mejor camino es bajar la mirada al corazón y "caer" a sus brazos abiertos, para experimentar la reunión.

Ya no somos quienes alguna vez fuimos, ni somos nuestra infancia, ni quienes fuimos en alguna vida "pasada". Los cambios en nuestra personalidad humana sorprenden, porque sentimos la fusión de nuestro ser divino que nos impulsa a crear, atrevernos y a manifestar lo que hasta ayer era impensable.

Cada uno va soltando sus caretas, aceptando y entrando a una nueva conciencia. De mayor expansión, sanando la separación, activando dones, atreviéndose a superar limitaciones. Renacemos en luz dorada. En la misma luz crística que Jesús trajo y sembró para que la humanidad la disfrutara.

¿Qué terminó en tu vida, qué etapa se cerró? Lo que quedó atrás YA NO VUELVE MÁS.

Intensos días de INTEGRACIÓNTRANSFORMACIÓN y RENACER. Ajustándonos para SER desde una vuelta más elevada en el espiral..




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada